El blog de Antonio Piñero

La infancia de Jesús. Revisión crítica (VII): Teología mesiánica de Lucas 1-2 (655)

10.08.16 | 12:04. Archivado en Jesús histórico, Biblia/Evangelios,

Escribe Antonio Piñero

Antes de tratar el tema “Los padres de Jesús” voy a detenerme breves instantes en un aspecto del Evangelio de Lucas que creo interesante.

Entre los dos capítulos primeros de Lucas se encuentran unos himnos con una imagen del Reino de Dios y del mesías que no corresponde en absoluto bien a la que luego se formará el cristianismo común, guiado de la mano de Pablo y de los evangelistas. Quisiera pues un momento –antes en parafrasear unos textos de los dos capítulos de Lucas, de los himnos pronunciados por María, Zacarías, el padre de Juan Bautista y el profeta del Templo, Simeón. Simplemente parafrasearé los pasajes que me interesan que hablan o suponen una cristología (o una mesianología) que no encaja en absoluto con el resto del Evangelio de Lucas, ni tampoco con el de Mateo.

Para el contraste de las ideas en torno a la naturaleza del agente mesiánico y del reino de Dios que va a instaurar con la ayuda de Dios, hay que suponer que la mesianología específicamente cristiana parte de un Cristo absolutamente pacífico, ajeno a los problemas políticos de Israel, que nada tiene que ver con la violencia y menos con la armada, un mesías dulce y manso de corazón y ante todo que cumple un programa eterno divino que conlleva su entrega a los paganos, su pasión y sufrimientos y su muerte en cruz absolutamente injusta. Todos los cargos contra él son pura mentira. Fue entregado a la muerte por los judíos por “envidia” (sic) y crucificado injustamente. Es el siervo de Yahvé que sufre, muere y… resucita.

Los textos sobre los que reflexionar son tres. Voy por orden:

1. Magnificat 1,49-54

49 Porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, Santo es su nombre 50 y su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen. 51 Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los que son soberbios en su propio corazón. 52 Derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los humildes. 53 A los hambrientos colmó de bienes y despidió a los ricos sin nada. 54 Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia 55–como había anunciado a nuestros padres– en favor de Abrahán y de su linaje por los siglos».

Comento:

• “ Porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, Santo es su nombre”
(El ambiente creado por estas dos denominaciones de Dios resuena poderosamente a las eulogías o bendiciones a la divinidad con vocablos de la Biblia hebrea, sobre todo de los Salmos 44 y 71)
• “Y su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen”.
(Es decir, no a los justos en general del mundo entero, sino a los israelitas fieles a la alianza; igualmente el tono y el vocabulario es el de los Salmos. N-A28 señala al margen: Salmos 103; 100; 89; 54; 58; 72; 78).
• “Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los que son soberbios en su propio corazón. Derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los humildes”.
(Textos de Salmos 117; 89; 40; 51; Un 10,35 y Pr 3,34: los soberbios y potentados son los reyes de las naciones extranjeras que caerán al filo de la espada flamígera de las legiones de ángeles de Yahvé Sebaot, o de las huestes celestiales. Teología de la batalla final antes del Juicio e instauración del reino de Dios).

• “A los hambrientos colmó de bienes y despidió a los ricos sin nada”.
(Inversión de valores en el Reino que recoge Jesús en las bienaventuranzas. El Reino en la tierra de Israel es ante todo y como base una prosperidad material imponente, que acompaña a los bienes espirituales; el símbolo del Reino es el banquete en Jesús).
54 Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia 55–como había anunciado a nuestros padres– en favor de Abrahán y de su linaje por los siglos».
(Es el pueblo elegido, Israel, y no las naciones los favorecidos por la Promesa y la Alianza; los padres /patriarcas son de Israel y no de las gentes. El Reino será eterno. Los gentiles son simplemente un apéndice).

2. Cántico de Zacarías 1,67-79

67 Zacarías, su padre, quedó lleno de Espíritu Santo, y profetizó diciendo: 68 «Bendito el Señor Dios de Israel porque ha visitado y redimido a su pueblo. 69 y nos ha suscitado una fuerza salvadora en la casa de David, su siervo, 70 como había prometido desde tiempos antiguos, por boca de sus santos profetas, 71 que nos salvaría de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odiaban 72 haciendo misericordia a nuestros padres y recordando su santa alianza 73 y el juramento que juró a Abrahán nuestro padre, de concedernos 74 que, libres de manos enemigas, podamos servirle sin temor 75 en santidad y justicia delante de él todos nuestros días. 76 Y tú, niño, serás llamado profeta del Altísimo, pues irás delante del Señor para preparar sus caminos 77 y dar a su pueblo conocimiento de salvación por el perdón de sus pecados, 78 por las entrañas de misericordia de nuestro Dios, que harán que nos visite una Luz de la altura, 79 a fin de iluminar a los que habitan en tinieblas y sombras de muerte y guiar nuestros pasos por el camino de la paz».

Comento brevemente:

• “Ha visitado y redimido a su pueblo”
(Una vez más la visita y la redención es a Israel. La referencia principal a Ex 4,31 y Rut 1,6).

• “Fuerza salvadora en la casa de David”
(Era creencia firme en general entre el pueblo desde la profecía de Natán a David (2 Sam 7,12-14; otras referencias: Sal 18,3, etc. de un reino eterno de Israel “nacido de sus lomos”).

• “Que nos salvaría de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odiaban”
(en tiempos de Israel los enemigos y odiadores son los romanos, que serán aniquilados por Yahvé: Qumrán, Rollo de la Guerra; Apocalipsis de Juan).

• “Misericordia a nuestros padres… santa alianza… juramento a Abrahán nuestro padre, … libres de manos enemigas, … podamos servirle sin temor en santidad y justicia”.
(La base son textos de Gn 26,3; J3 11,5; Sal 97,10; Miq 4,10)… la misma proyección mental de un Israel restaurado que seré el epicentro del mundo y al que todas las naciones servirán después de que Israel las haya conducido a temer, al menos, y a adorar en lo fundamental a Yahvé como Dios único:

• “A fin de iluminar a los que habitan en tinieblas y sombras de muerte: Israel como la luz de las naciones”
(Base de Is 42,7 y sobre todo 49,6: pura teología de la restauración de Israel que está en la ase del pensamiento de Jesús).

3. Cántico de Simeón 2,27-31:

27 Movido por el Espíritu, vino al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre él, 28 le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: 29 «Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz; 30 porque han visto mis ojos tu salvación, 31 la que has preparado a la vista de todos los pueblos, 32 luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel».
Aquí parafrasearemos solo el final:
• “Porque han visto mis ojos tu salvación, 31 la que has preparado a la vista de todos los pueblos, 32 luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel”.
(La salvación es ante todo de Israel, ante la vista (asombrada y temerosa) de todos los pueblos. Al final la gloria será de Israel).

Comento:

Creo que se percibe en estos capítulos una mesianología profundamente judía, cuyo centro, el mesías y el reino de Dios son probablemente los que se puede reconstruir de Jesús de Nazaret, el Jesús de la historia, pro de ningún modo del Jesús del conjunto de los evangelistas, basado en la interpretación paulina, cuyo dibujo es el que expusijos al principio, un mesías ante todo manso y humilde de corazón, absolutamente allejado de la política de su tiempo.

La mano o manos que agregaron estos dos capítulos al evangelio de Luca no tuvieron en cuenta que el mesías del resto del Evangelio se parece muy poco al que subyace a estos textos de los capítulos 1 y 2. Este es un mesías netamente judío, restringidamente judío y desde luego para nada el mesías sufriente y pacífico, el predicador universalista que se nos presenta luego…, y que a partir de la imagen global de los evangelios pasa a la doctrina general de la Iglesia, a las homilías y a los sermones.

¿De dónde han sido tomados estos himnos? En realidad no lo sabemos. Pero como giran en torno a la figura de Juan Bautista, la hipótesis más o menos general es que han sido tomados de composiciones baptistas, es decir, compuestas entre seguidores del Bautista que estaban convencidos de que él había sido el mesías y que disputaban por ello con los cristianos.

¿Y en qué ciudad del mundo antiguo? Tampoco lo sabemos, pero como creemos que el Evangelio de Lucas pudo componerse en Éfeso y como hay contactos serios entre este Evangelio y el de Juan, e incluso con el Apocalipsis, se sospecha que en Éfeso había también una comunidad judeocristiana que no mantenía malas relaciones con los paganocristianos y que podían compartir material común. Y sospechamos que, a la vez, podía haber allí algún grupo de judíos baptistas, quienes utilizaban estos textos. En la Antigüedad, aunque había cierta noción de “derechos de autor” no era como en nuestros días y no era raro reutilizar el material de fuentes ajenas. Es una mera hipótesis. Sobre Éfeso y como ciudad productora de escritos cristianos, véase las obras de Gonzalo Fontana (El Evangelio de Juan. La construcción de un texto complejo: orígenes históricos y proceso compositivo, Universidad de Zaragoza, Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2014.; y Los orígenes del cristianismo de Asia Menor (A. 70–135): Textos e historia. Collecció Instrumenta 49. Barcelona: Prensas de la Universidad de Barcelona, 2015. de ), que ha sido comentada en este Blog.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por galetel 13.08.16 | 09:03

    Pero no se puede pensar que la disposición de los familiares de Jesús haya sido en su día la que se entiende ahora de la lectura pospascual de esos himnos, porque sería inexplicable que después lo hubiesen rechazado por “fuera de sí”. Su disposición en ese entonces correspondió a la descrita por la lectura prepascual, sin duda.

  • Comentario por galetel 13.08.16 | 01:19

    Los familiares y los discípulos de Jesús tuvieron que cambiar radicalmente sus ideas después de su Experiencia Pascual. Su concepción anterior había sido que Jesús era un mesías davídico para Israel en exclusiva, lo que quiso expresar Lc atribuyéndoles esos himnos; pero después de su Experiencia tuvieron claro que Jesús era otro tipo de Mesías, el Redentor del mundo entero, representado este simbólica y vocacionalmente por Israel. Entonces esos himnos pasaron a ser entendidos de otra manera, para expresar otros conceptos enteramente acordes con la imagen global de los evangelios transmitida por la Iglesia. Se convirtieron en paradigmas de himnos cristianos, al ser leídos de modo pospascual.

  • Comentario por galetel 12.08.16 | 11:02

    el Dios bíblico quería positivamente que se generara tal veneración cultual al mesías. »

    Pero el Prof. Piñero ha dicho otras cosas después que me parecen contradictorias con estas. Me tiene bastante desconcertado. Por eso me gustaría saber tu opinión, Gonzalo. Gracias. Comprenderé que no puedas contestarme, si no lo haces; pero me gustaría.

    [Comentario por Gonzalo:]
    “Muy brevemente, a Galetel:
    Jesús "resucitó" porque entra dentro del universo de expectativas del mesianismo del s. I que los mesías resuciten. P. ej. Juan Bautista o el mesías que reconstruye Yardeni.”

    Gracias, Gonzalo. Pero pienso que los discípulos y familiares de Jesús estaban completamente decepcionados, por el tipo de muerte de Jesús, de que él fuese el mesías que ellos habían esperado. No tendrían ya esa expectativa mesiánica después de la muerte infligida a Jesús por los romanos a instigación de las autoridades judías.

  • Comentario por galetel 12.08.16 | 11:01

    de las cartas de Pablo debe deducirse que esta veneración a Jesús fue muy temprana; estaba viva ya en las dos primeras décadas tras la muerte del Maestro; los conversos gentiles eran ciertamente pocos en esos momentos como para haber influido notablemente; los judíos convertidos al mesías no estarían muy dispuestos a imitar un proceso pagano de deificación. (…)
    También estoy de acuerdo en que no basta con que se produjera una creencia puramente teológica entre los primeros seguidores para dar nacimiento a un verdadero culto, porque en el judaísmo no ocurrió así. (…) la explicación de la génesis de tal culto radica en la constatación de dos hechos históricos comprobables. Primero: los seguidores de Jesús tuvieron notables experiencias revelatorias después de la muerte del Maestro: las apariciones del Resucitado. (…) Segundo hecho: los primeros cristianos llegaron al convencimiento, por diversas señales celestiales (Hurtado tampoco las precisa en este libro), de que el Dios bíblic...

  • Comentario por galetel 12.08.16 | 11:00

    Ahora bien, ¿por qué hubo ese cambio sorprendente, que se advierte entre la lectura prepascual y la pospascual? ¿Qué pasó en medio? –La Experiencia Pascual, obviamente. Pero ¿de qué fue esa Experiencia? ¿De una derrota atroz y vergonzosa, como ellos habían temido, o de un triunfo extraordinario absolutamente asombroso?
    Buena pregunta para Piñero, que él, en parte, ya contestó en otro post:

    [Piñero:] « ¿Cómo fue posible que un ser humano, el “rabino” Jesús de Nazaret, fuera estimado por sus seguidores, muy poco tiempo después de su muerte, no un simple hombre sino un ser divino? (…) se debe obtener necesariamente la deducción de que el culto a Cristo no fue un proceso evolutivo, que hubo de llevar décadas, sino que explotó como un volcán repentino inmediatamente después de la muerte y resurrección de Jesús. Y en segundo lugar: en esas primeras décadas casi todos los seguidores de Jesús eran judíos. (…) Estoy de acuerdo con Hurtado en la idea de que de las cartas de Pa...

  • Comentario por galetel 12.08.16 | 09:23

    Pero estoy convencido de que el evangelista pretendía describir una diposición prepascual de los familiares y convecinos de Jesús niño, que, aunque legítima desde un criterio humano (pues eran, efectivamente, unos humildes oprimidos y explotados), se quedaba muy corta según el criterio divino de Jesús (parábolas de misericordia). Por lo cual, cuando Jesús comenzó su predicación, pensaron que no era SU mesías, y lo estimaron “fuera de sí”. Pero más tarde, pospascualmente, cambiarían radicalmente de opinión, de la manera que puede entenderse reinterpretando esos himnos ya con visión cristiana.

  • Comentario por galetel 12.08.16 | 09:00

    Sí, Sofía, estoy de acuerdo en que esos himnos admiten una reinterpretación pospascual, por la que pueden entenderse como cristianos. Eso pretendía yo explicar con estas palabras: "Gracias a la comprensión de la vida de Jesús a la luz de la Experiencia Pascual, los cristianos llegaron a entender “Israel” en el sentido inclusivista-pluralista, es decir, abarcando a toda la humanidad de todos los tiempos desde la fe en el Dios único israelita-universal, según las antiguas profecías judías y mostrado en Jesús."

  • Comentario por sofía 12.08.16 | 04:31

    Pues, a juzgar por lo último que dices, no estoy de acuerdo contigo, en cuanto a las supuestas contradicciones, Galetel. El mesías de los paréntesis "explicativos" de Piñero sí es contradictorio, pero el mesías de estos himnos no resulta contradictorio en absoluto con el resto del evangelio, porque se parte del judaísmo, del pueblo de Dios, de Abraham, pero se deja claro que es "luz de los gentiles". Y por algo acaba llamándose la Iglesia cristiana el nuevo Israel. Es la conciencia de que la profundización del judaísmo es la esencia del cristianismo.
    Esos himnos son cristianos cien por cien, por muy judíos que sean. Y están en línea con todo el evangelio, con la buena noticia completa. El magnificat y el himno de Zacarías son una maravilla de himnos CRISTIANOS. Avisa que Dios no está con los poderosos sino con los humildes, que no está con los explotadores sino con los explotados. Asi q hay q cambiar el chip de soberbia, codicia, poder... para entrar en el Reino.

  • Comentario por galetel 11.08.16 | 23:23

    Tiene razón Piñero en concluir que, leídos al pie de la letra, el mesías davídico –“baptista”- cantado por esos himnos no se parece al que después predica las parábolas y demás dichos y hechos narrados en los evangelios. El de estos himnos “baptistas” es “un mesías netamente judío, restringidamente judío y desde luego para nada el mesías sufriente y pacífico, el predicador universalista que se nos presenta luego…, y que a partir de la imagen global de los evangelios pasa a la doctrina general de la Iglesia, a las homilías y a los sermones.” Cierto. Pero se equivoca el Profesor al suponer que el Jesús de la historia, el auténtico, era el de esos himnos baptistas sectarios y no el posterior de las parábolas universalistas y demás dichos y hechos (especialmente el de la “muerte en cruz”). El problema es que muchos sedicentes cristianos, de entonces y de ahora, son en realidad baptistas en el fondo, no cristianos.

  • Comentario por galetel 11.08.16 | 22:11

    Hay una diferencia esencial entre pretender que Dios es un justiciero-para-salvarnos-de-los-otros, y pretender que Dios es justificante-para-salvarnos-con-los-otros. Entre pensar que “Dios es nuestro” y pensar que “Dios es de todos”; entre creer que “ellos son los malos y nosotros los buenos” y creer que “todos somos malos y buenos en alguna medida que solo Dios juzga, para justificar, no para condenar ni premiar”. El Dios de Israel es el Dios del mundo entero, no solo el de Israel; porque Israel, el auténtico, es para el mundo entero, por gracia de Dios.

  • Comentario por Elías 11.08.16 | 21:28

    Yo creo que lo relevante del post no es tanto manifestar las discrepancias de estos himnos (que también)...con el resto del texto de Lucas, sino el esfuerzo que hicieron distintas comunidades entorno a la figura de Jesús por acoger miembros de otras comunidades afines, como los de esa comunidad Joánica (de Juan Bautista) de Efeso y que para hacerlo aceptaron incluir estos himnos procedentes supuestamente de su propio culto. Esta hipótesis ls desarrolla el prof. Fontana en su libro , así como otras cesiones e inclusiones de textos procedentes de comunidades judeocristianas en el corpus textual de algunas comunidades paulinas..
    A parte de tener en cuenta la perspectiva completa de los Evangelios está bien indagar como están hechas sus suturas , con aportes de distintas manos y corrientes de ideas de diversas comunidades no siempre tan lineales o incluso contradictorias.

  • Comentario por galetel 11.08.16 | 11:30

    Gracias a la comprensión de la vida de Jesús a la luz de la Experiencia Pascual, los cristianos llegaron a entender “Israel” en el sentido inclusivista-pluralista, es decir, abarcando a toda la humanidad de todos los tiempos desde la fe en el Dios único israelita-universal, según las antiguas profecías judías y mostrado en Jesús. El exclusivismo restrictivo e impositivo quedaba desechado. No obstante, los cristianos no hemos alcanzado todavía el inclusivismo-pluralista debido, lejos de ello, pues la cristiandad ha seguido siendo exclusivista-impositiva en gran medida, lamentablemente. A ver si algún día logramos entender por fin lo que hay que entender, y lo ponemos en práctica.

  • Comentario por Xabier 11.08.16 | 10:56

    Con todos los respetos, no acabo de ver la contradicción de esos himnos con el resto del Evangelio. En los tres sinópticos hay un dicho de Jesús muy "antisistema" diciendo que los gobernantes oprimen a sus pueblos y, Lucas 21, Jesús habla de "vuestra liberación"

    Por otra parte, no me parece que los himnos de Lc. 1 sean "belicistas".

    Además, en la secuela del Evangelio, Pablo dice que está encadenado "por la esperanza de Israel".

  • Comentario por Sofía 10.08.16 | 20:26

    Muy coherentes los comentarios de Galetel. Y me temo que si alguien ve contradicción es porque no ve la perspectiva del evangelio completa. No se trata de que compartan la perspectiva cristiana sino de que la entiendan tal como es aunque sea desde el desacuerdo.

  • Comentario por readhead 10.08.16 | 18:29

    Señor Piñero, la principal característica del Mesías judío es que no tendría ningún poder especial, sino que Dios guiaría su mano y sus decisiones. Y muerto, enterrado. Sería un "elegido".

  • Comentario por Aitor 10.08.16 | 17:39

    Ya. Pero el problema es que Lucas no es un historiador propiamente dichoso -o como nosotros lo vemos en el siglo XXI -, sino un apologista cristiano que escribía en griego a finales del siglo primero de nuestra era.

  • Comentario por galetel 10.08.16 | 15:26

    “El evangelio de Lucas se escribió a partir del año 80. Es absurdo creer que esos himnos son, no sé, anteriores a su propia redacción y que, además, contradicen a su propia idea narrada.”

    No, no es absurdo. Es justamente lo que debe hacer un buen historiador. Ponerse “en la situación”, “en el punto de vista” de sus personajes según va contando sus peripecias. Recurriendo a antiguos himnos, apropiados para describir las expectativas de ese tiempo pasado que está narrando. Para pasar después a describir las acciones posteriores, que por un lado parecieron contradecir esas expectativas, pero por otro lado las cumplieron de una manera muchísimo más alta y profunda. Los familiares de Jesús acabaron entendiéndolo, según los evangelistas. Piñero no. El mesianismo de Jesús, como el “reino de Dios” que predicó, fueron actitudes y concepciones dinámicas, no estáticas. Cambie Ud. de mentalidad, para entenderlo.

  • Comentario por Aitor 10.08.16 | 13:13

    Piñero no entiende y tú sí, no? Permita que me ría ante tal impertinencia egocéntrica. Yo creo que te crees en la posesión de la verdad. Pero sólo digmatizas con la figura de un judío para judíos, luego reinterpretado por los paulinos para su propio interés. El evangelio de Lucas se escribió a partir del año 80. Es absurdo creer que esos himnos son, no sé, anteriores a su propia redacción y que, además, contradicen a su propia idea narrada. Pero vamos, sólo usted entiende claro. Lo que no sé es como pierde el tiempo leyendo a Piñero y no se va a un foro de César Vidal, que está mucho más cerca de su ideología.

  • Comentario por galetel 10.08.16 | 12:53

    del Dios único de toda la humanidad de todos los tiempos. Sin embargo, no estuvo “absolutamente alejado de la política de su tiempo”, puesto que se dedicó a auxiliar a sus víctimas, a denunciar e increpar a los victimarios, y murió por eso a manos del poder pagano opresor por instigación de las autoridades judías colaboracionistas y no-colaboracionistas, cumpliendo la verdadera misión liberadora de Israel y todos los pueblos “hasta los confines de la tierra” según las profecías. Este Dios sí que es “manso y humilde de corazón”, y no un “fuera de sí”. Piñero no entiende.

  • Comentario por galetel 10.08.16 | 12:42

    No hay ninguna contradicción. Lucas (o quien fuese el que añadió los dos primeros capítulos), describe las expectativas de los judíos del entorno de Jesús niño. Se trata del "resto fiel de Israel" al que pertenecían los familiares, convecinos y conocidos de los parientes de Jesús. Suponemos que eran judíos que esperaban un mesías de tipo davídico, que habría nacido entre ellos para cumplir las promesas mesiánicas. Pero, más tarde, cuando Jesús comenzó su misión, se sintieron defraudados en sus expectativas, lo estimaron "fuera de sí" y pretendieron disuadirlo de su ministerio, porque su predicación y su actuación no correspondía a lo que ellos esperaban de su mesías.
    Jesús, en efecto, cumplía una misión de otro tipo, que ellos no podían ni imaginar prepascualmente; aunque pospascualmente llegaron a entenderla y abrazarla con fervor. Había que entender esos cánticos de una manera mucho más amplia. Jesús había sido el mesías manso y humilde, el verdadero representante del Dios úni...

Miércoles, 21 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930