El blog de Antonio Piñero

La infancia de Jesús (V). Crítica de los datos sobre la fecha de su nacimiento (653)

03.08.16 | 11:21. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Seguimos analizando, como prometí, los datos que ofrece el Evangelio de Lucas sobre la fecha del nacimiento de Jesús.

• Isabel, pariente (no es “prima”; el texto griego dice syggenís = literalmente, “que tiene el mismo génos”, “estirpe” = “pariente”) concibe en tiempos de Herodes el Grande: Lc 1,5 y 23-24:

• Lc 1,5: Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote, llamado Zacarías, del grupo de Abías, casado con una mujer descendiente de Aarón, que se llamaba Isabel;

Lc 1,23-24: “Sucedió que cuando se cumplieron los días de su servicio, se fue a su casa. Días después, concibió su mujer Isabel; y se mantuvo oculta durante cinco meses”.

• María concibe seis meses después de su pariente por tanto también en tiempos de Herodes: Lc 1,26.36:

• "Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret",

• "Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril",

• En el momento del parto de María el gobernador de Siria es Paulo Sulpicio Quirinio (Cirenio /Quirino 51 a.C. – 21 d.C.) Quirinio fue nombrado legado de Siria en el 6 d.C. Por indicación de Augusto ordenó el censo de Judea, tras la deposición de Arquelao, hijo de Herodes el Grande en el mismo año 6 (destituido por incompetencia, arbitrariedad en el gobierno y crueldad innecesaria). Ejerció su cargo hasta el 12 d.C. Como Judea acababa de ser nombrada provincia (senatorial) del Imperio, era absolutamente necesario censar a la población para imponer los impuestos correspondientes.

Lucas en 2,1-2 habla de este censo para fechar el nacimiento de Jesús:

"Sucedió que por aquellos días salió un edicto de César Augusto ordenando que se empadronase todo el mundo. 2 Este primer empadronamiento tuvo lugar siendo gobernador de Siria Cirino”
.
Otro intento lucano de procurar una fecha, aunque aproximada, al nacimiento de Jesús es situar el momento del inicio del ministerio público de Juan Bautista (el mentor de Jesús) y suponer, con los Sinópticos, que la vida pública de este último comienza propiamente cuando Juan Bautista es encerrado en la prisión de Maqueronte y luego ajusticiado por Herodes Antipas (Mc 6,14-29. Pero Jn 3,22-24 contradice expresamente este punto de vista:

“Después de esto, se fue Jesús con sus discípulos al país de Judea; y allí se estaba con ellos y bautizaba. Juan también estaba bautizando en Ainón, cerca de Salim, porque había allí mucha agua, y la gente acudía y se bautizaba. Pues todavía Juan no había sido metido en la cárcel”.

Según Lucas, Juan Bautista comienza a predicar en “el año décimo quinto de Tiberio César (que comienza a reinar en el 19 agosto del 14 = Jesús tenía 29 años aproximadamente):

3,1-2; “En el año quince del imperio de Tiberio César, siendo Poncio Pilato procurador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea; Filipo, su hermano, tetrarca de Iturea y de Traconítida, y Lisanias tetrarca de Abilene; 2 en el pontificado de Anás y Caifás, fue dirigida la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto”.

Al historiador se plantea aquí la duda de si lo narrado por Lucas es un recuerdo verdadero de la comunidad de Lucas, o es más bien una “historia teológica”. La razón de la duda es una consideración literaria-histórica acerca de los “treinta años” como cifra de inicio de una actividad importante: a) José, el patriarca, tiene 30 años cuando es nombrado superintendente de Egipto por el Faraón (Gn 41,46); David tiene aproximadamente 30 años cuando es proclamado rey (2 Sm 5,4). Los levitas deben tener entre 30 y 50 años para ejecutar su oficio en el Templo (Nm 4,3.23).

Por tanto, bíblicamente, la frase “tenía como unos 30 años” podría ser una manera literario-bíblica de decir que Jesús estaba en la edad de hacer un oficio de consagrado Dios.

Esta sospecha se refuerza si consideramos el texto de Jn 8,56-57:

“Vuestro padre Abrahán se regocijó pensando en ver mi Día; lo vio y se alegró.» Entonces los judíos le dijeron: «¿Aún no tienes cincuenta años y has visto a Abrahán?». Jesús les respondió: «En verdad, en verdad os digo: antes de que Abraham existiera, Yo Soy”. = Jesús tiene menos de cincuenta años, por tanto, cuarenta, al comienzo de su vida pública.

En síntesis: tenemos datos poco encajables entre sí: alrededor de 30 / 50 años… tendría Jesús al comienzo de su vida pública. Pero son demasiados años de diferencia. A esto se añade la turbación que supone para el historiador que la duración misma de la vida pública de Jesús es también insegura: tres años de vida pública = Evangelio de Juan = en ella tienen cabida tres fiestas de Pascua / un año solo: Sinópticos: durante el ministerio de Jesús solo hubo una Pascua. Y finalmente, para enmarañar el asunto aún más recordemos que los dos evangelistas sitúan el nacimiento de Jesús antes de la muerte de Herodes el Grande, en el año 4 a.C.

La deducción espontánea de un historiador ante la confusión que producen estos datos es la de pensar que la tradición evangélica sobre la fecha del nacimiento de Jesús es totalmente insegura. En realidad, sospechamos que no Lucas y Mateo no sabían a qué atenerse. Cada uno de los dos evangelistas que se preocupan por determinar, aunque fuera globalmente, esta fecha (a Marcos y Juan ni siquiera les interesa) completa lo que no sabe por medio de una tradición, que no encaja con la del otro evangelista.

Parecería seguro al menos, a partir de los datos de Lucas / Mateo que Jesús nació en tiempos de Herodes. Pero aquí nos enfrentamos a la inseguridad de que este dato se halla en medio de unas narraciones de los dos evangelistas que son totalmente legendarias. Además, confrontados estos datos ya inseguros con los consabidos problemas en torno al censo de Qurinio estamos en un callejón sin salida.

Seguimos mañana explicitando los problemas que la crítica encuentra para coordinar los datos cronológicos sobre el censo de Quirinio ofrecidos por Flavio Josefo y por Lucas.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por galetel 03.08.16 | 12:28

    En esa época y circunstancias, probablemente nadie sabía la fecha exacta del nacimiento de Jesús. Ni el propio Jesús, ni sus familiares, ni sus discípulos, y mucho menos los evangelistas décadas después.

Lunes, 19 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930