El blog de Antonio Piñero

La infancia de Jesús (IV). Situación actual de la investigación. Crítica de los datos sobre la fecha del nacimiento de Jesús (652)

02.08.16 | 10:40. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

Seguimos con la crítica a los evangelios de la infancia. Nos situamos ahora en la discusión de los datos evangélicos sobre la fecha de Jesús. Y ofrezco en primer lugar las primeras impresiones de conjunto del lector pausado que se enfrenta a estos textos.

La primera impresión es que los datos de los evangelios canónicos acerca de la fecha de nacimiento de Jesús son contradictorios, erróneos y vagos. Pero no debemos extrañarnos. No es en absoluto raro que no tengamos datos exactos de la fecha de nacimiento de personajes importantes de la historia antigua. Ocurre con Jesús lo mismo que con muchos otros, incluidos, por ejemplo, Pitágoras. Algunos de los personajes importantes lo fueron justamente después de su muerte. Y pasaron muchos años antes de que se les ocurriera escribir una “biografía” del personaje, siguiendo los cánones de la época, a saber, no podían faltar los datos de su nacimiento e infancia, que normalmente habrían sido tan prodigiosas como lo fueron su vida y muerte.

En el caso de Jesús el interés por a biografía de Jesús, al estilo completo (incluida infancia) no se suscita sino al menos 40 o 50 años después de su muerte. Ni siquiera el primer “biógrafo”, Marcos, tuvo interés en esos datos o bien cayó en la cuenta de que no sabía nada y los obvió oportunamente. No fue así con las biografías posteriores a Marcos, la de Mateo y Lucas, que sí muestran la necesidad de corregir ese defecto de la biografía marcana y de añadir por tanto un apartado sobre el nacimiento e infancia del héroe. Pero cuando se ponen a ello (si es que fueron los autores primitivos, como veremos, los que sintieron esa necesidad), cayeron en la cuenta de que no sabían nada seguro. No tuvieron más remedio entonces que echar mano de tradiciones que se habían ido formando ya dentro del seno de su comunidad o grupo al que pertenecían, o bien de su entorno más próximo. Pero esas tradiciones se habían formado separadamente por lo que no concordaban entre sí.

Tenemos la impresión de que tales traducciones (capítulos 1 y 2 de Mateo y Lucas) se compusieron por una mano que no fue la de los autores originales de esos evangelios, es decir, desde el capítulo 3 hasta el final. Y la razón es que los personajes que intervienen en la “biografía” de Jesús, y este mismo, desde el capítulo 3 de ambos evangelios ignoran totalmente aquello que había ocurrido al principio por muy importante que hubiera sido.

Así, por ejemplo, la afirmación de que Jerusalén entera se asustó por el nacimiento del rey de los judíos, y de que muchos se enteraron de que el Mesías había nacido en Belén (Herodes, los sumos sacerdotes, escribas, las gentes de Belén misma) no concuerda con los relatos evangélicos del ministerio público de Jesús. Sabemos ya que sus hermanos, y su madre, según Marcos 3,21, piensan que Jesús está loco, fuera de sí, por sus pretensiones mesiánicas. Igualmente la gente de Nazaret se asombra de que Jesús albergue las mismas pretensiones según Marcos 6,2-3: Cuando llegó el sábado se puso a enseñar en la sinagoga. La multitud, al oírle, quedaba maravillada, y decía:

“¿De dónde le viene esto? y ¿qué sabiduría es ésta que le ha sido dada? ¿Y esos milagros hechos por sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ¿Y no están sus hermanas aquí entre nosotros?” Y se escandalizaban a causa de él”.

Es más: sabemos ya que la gente de Jerusalén, según el evangelio de Juan 7,40-42, no sabe que Jesús ha nacido en Belén. Según los evangelios sinópticos (Mateo-Mc-Lc: por ejemplo, Lc 9,7-9 y paralelos), el tetrarca de Galilea Herodes Antipas, hijo de Herodes el Grande, a pesar de las medidas que se supone que su padre tomó contra Jesús, se queda perplejo ante éste y parece no haber sabido antes nada sobre Jesús” (“El nacimiento del Mesías”, Editorial Cristiandad, Madrid 1982, 188-189)

Por tanto, no es hipótesis descabellada pensar que no fueron escritos ni por Mateo ni Lucas, sino que fueron añadidos por alguien (¿discípulo?; ¿alguno de la comunidad misma a la que pertenecían los evangelistas?) distinto del autor del evangelio a partir del capítulo 3. Y ¿cuándo? No podemos saberlo.

Vayamos ahora a los pocos datos de Mateo acerca de la fecha del nacimiento de Jesús, que escribió probablemente antes que Lucas.

En 2,1 comienza así el evangelio: “Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes”. Pero ¿de qué Herodes se trata? He aquí una vaguedad imprecisa, porque la tradición sinóptica denomina también Herodes a Antipas. Así Mc 6,14. “Se enteró el rey Herodes, pues su nombre, el de Jesús, se había hecho célebre”. El lector tiene que esperar hasta Mt 2,22, “Pero al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes…”, para saber que se trata de “El Grande”. Lucas en 3,19 precisa “Herodes, el tetrarca”

Respecto a la fecha de nacimiento, precisa también Mt 2,1 que un gran acontecimiento astronómico precisó el momento y lo hizo conocer hasta en la lejana Persia: “Unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén”. En la Antigüedad era normal que los fenómenos celestes se hicieran eco del nacimiento o la muerte de los hombres ilustres (basta pensar solo en el caso de Julio César). Entonces, se podrían hace cálculos astronómicos acerca de la misteriosa estrella de Belén… como se hicieron desde el siglo XIX en un intento de racionalizar de algún modo los datos legendarios de los evangelios (el caso más llamativo es el del racionalista Heinrich Eberhard Gottlob PAULUS, que fue catedrático de teología en diversas ciudades alemanas desde 1793 hasta 1851 y que en su Vida de Jesús intentó explicar los milagros de éste por causas meramente naturales).

Pero soy del todo escéptico a este propósito pues nos hallamos ante una leyenda imposible: ¿quién puede creer en una estrella que salió por Oriente, apareció sobre Jerusalén, que giró al sur hacia Belén, donde se detuvo sobre una casa?

Los intentos de racionalización de este hecho, para precisar la fecha del nacimiento de Jesús han llevado, como he escrito en “La vida oculta de Jesús a la luz de los evangelios canónicos y apócrifos” (Editorial Libros del Olivo, Madrid, a tres explicaciones posibles dentro del ámbito de la ciencia: la aparición por los días finales de Herodes de una supernova, de un cometa o bien de una conjunción de astros que brillaron especialmente en el firmamento.

« Una supernova es una estrella gigantesca, mucho mayor que el sol, que hace millones de años explotó al final de su existencia y produjo una luz inmensa que, tras miles de años de viaje, vemos nosotros en nuestros días. Ésta fue la explicación de la estrella de Belén del famoso astrónomo Kepler en el siglo XVII. Pero la teoría tiene el inconveniente de que no hay registro alguno en la Antigüedad que indique fenómeno semejante, por lo que no puede probarse.

»La segunda fue la aparición de un cometa. Es cosa sabida que los cometas son o bien restos de algún planeta o astro, o bien una conjunto de gases y polvo que brillan por la luz del sol al acercarse a la tierra, o ambas cosas. En concreto del famoso cometa Halley, que es visible en la tierra cada setenta y siete años, hay registros en Europa, China y Japón desde el año 240 a.C. Según los registros chinos, que se conservan hasta hoy día, el cometa Halley fue visible en la tierra el 12/11 a.C., por tanto durante el reinado de Herodes y relativamente al final de su vida. Hay muchos astrónomos que opinan que este acontecimiento, que perduraba en la memoria de las gentes, fue aprovechado por los cristianos para aplicarlo al nacimiento del Salvador. El mismo Brown opina es posible que la aparición del cometa Halley en el año 12 a.C. y la venida de embajadores extranjeros dos años más tarde a la corte del rey Herodes para felicitarle por la conclusión del gran puerto artificial de Cesarea Marítima y la remodelación de la ciudad fueron combinados por los cristianos anteriores a Mateo en la historia de la estrella y de los magos. Mateo no hizo más recoger y dar forma a una leyenda popular cristiana.

»Otros investigadores piensan, finalmente, que el acontecimiento bien pudo ser una conjunción de las órbitas de Júpiter y Saturno, que sucede cada treinta años, junto con la de Marte. La unión de las tres acaece cada 257 años. Este fenómeno se menciona en textos astronómicos tan antiguos como textos cuneiformes sumerio-acadios, del segundo milenio a.C. Se han hecho cálculos y se supone que tal conjunción se dio precisamente en el 7 a.C. y que ésta pudo ser la “estrella” de los magos. Una tesis dirigida por mí en la Universidad Complutense hace años defiende ardorosamente esta posibilidad; sostiene su autor que el fenómeno fue recordado y aplicado a Jesús por la comunidad que está detrás del Evangelio de Mateo.

»Realmente me siento muy escéptico respecto a todas estas teorías y en mi opinión creo que para inventar una historia tan inverosímil como la de una estrella que aparece y desaparece, que guía a unos personajes exóticos y que se posa encima de una casa, basta con la imaginación popular con el trasfondo general de que el cielo anuncia con signos los nacimientos de hombres ilustres sin tener que recurrir a ningún fenómeno objetivo. La imaginación es muy poderosa y los evangelios, que pretenden ser obras históricas, son ante todo literatura de propaganda, de buena fe desde luego, de una fe por lo que son aptas para recoger leyendas que les sirvan para su propósito» (pp. 84-85).

Seguiremos analizando los datos que ofrece el Evangelio de Lucas sobre la fecha del nacimiento de Jesús.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por sofía 06.08.16 | 19:03

    De acuerdo con Kira.
    También de acuerdo, en otro orden de cosas, con Galetel.
    En cuanto a Elías, ya está con su sempiterno típico discurso habitual, aburriéndose a sí mismo y buscando salidas falsas en la descalificación de otros.
    Para qué repetirle las cosas si aparte de no enterarse ni quererse enterar es obsesivo de piñón fijo con la compulsión continua de ir de enfant terrible. Genio y figura, como demuestra con su último comentario. Puff.
    A continuación hará alguna observación sobre su obsesión primaria, que hoy ha intentado reprimirla, pero no va a poder evitarlo. Al tiempo. :)

  • Comentario por Elías 05.08.16 | 12:16

    Ese Pneuma ,Ruah o Espiritu Santa por muy femenina que sea.(no quiero entrar en las implicaciones LGTB del tema), tiene que aportar necesariamente el factor Y masculino de la cuestión..(actuando de igual manera que un dios mitoógico masculino en una virgen...)

  • Comentario por Elías 05.08.16 | 12:01

    Puff galetel aquí nos vuelve a largar su sempiterno discurso habitual (nada nuevo , yo diría a 2 veces por blog..) pleno de ambigüedades y que suena a mantra que Vd. repite a modo de autohipnosis. Otras veces está Vd. más acertado aportando algo nuevo. (este sermón aburre incluso a los de su parroquia, por conocidísimo y a los demás por falta de concreción que no convence ni interesa..).Pero es mi opinión...

  • Comentario por galetel 05.08.16 | 10:31

    pero triunfante al Fin y manifestada con gloria al mundo entero para salvarlo.

    “Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo, sin imputar las transgresiones.”

    Seguramente unas consideraciones como estas guiaron a los evangelistas al escribir sus Relatos de la Infancia. La concepción de Jesús iniciaba una nueva Creación, modificando las leyes naturales para realizar, al cabo de una vida “vaciada de sí mismo”, la Inmaculada Concepción gloriosa de Dios, en todo su esplendor, manifestada al mundo entero.

    “[Cristo Jesús], siendo de la forma de Dios, no se aferró, para aprovecharse, a esto de ser igual a Dios, sino que, en cambio, se vació de sí mismo, tomando la forma de un esclavo, asumiendo la semejanza humana.”

    “¡Marana tha! (¡Señor nuestro, ven!)”.

  • Comentario por galetel 05.08.16 | 10:29

    la colaboración voluntaria de las consciencias.

    Al final, la obra de su Espíritu Santa realizaría su Inmaculada Concepción causando una gran renovación en su Creación para que fuesen posibles las resurrecciones de las víctimas. Serían renovadas las leyes naturales, transformadas para vencer al Mal y a la Muerte definitivamente.

    Dios tuvo que implicarse asumiendo Él mismo la condición de las consciencias-víctimas en una consciencia-víctima concreta. Su Aspecto-Hijo se “encarnó” en un hombre concreto, Jesús, “vaciándose” de su condición divina para asumir verdaderamente la condición humana, por amor solidario.

    “Él es Imagen de Dios invisible, Primogénito de toda la Creación.”

    Claro que nada habría conseguido si no hubiese iniciado una Nueva Creación con su Cristo: secreta y privadamente al comienzo, vaciada de toda apariencia ostentosa en medio, humillada hasta el extremo y hecha aparentemente una víctima más derrotada por el Mal, pero ...

  • Comentario por galetel 05.08.16 | 10:22

    Los primeros cristianos habían llegado a comprender, a partir de la Experiencia Pascual, que Dios había emprendido la Creación movido por una Concepción Inmaculada: la Idea de un mundo plenamente feliz, que implicaba a su Cristo, su presencia por efusión amorosa.

    “Dios nos eligió en Cristo, antes de la creación del mundo, para ser santos e inmaculados en su presencia, en el amor.”

    Para eso hizo Dios las leyes de la Naturaleza y las sustenta continuamente, de modo que puedan producirse consciencias libres mediante un proceso cósmico evolutivo autónomo. Sin autonomía natural no podría producirse verdadera libertad.

    Pero Dios sabía desde el Principio que eso tendría un coste tremendo, puesto que la autonomía y la libertad pueden causar también el Mal, además del Bien. Debía conducir el Proceso mediante su Espíritu Santa respetando la autonomía y la libertad, pero redimiéndolo a la vez del Mal, rescatando a las víctimas con la colaboración voluntaria...

  • Comentario por Kira 04.08.16 | 19:18

    Los casos de partenogénesis en la Naturaleza no pueden catalogarse cómo fenómenos extraños en las especies en las que aparecen ya que en todas ellas tienen su explicación biológica. Otra cosa es en mamíferos, en los cuales esta forma de reproducción es inviable de forma natural (...por el momento). Incluso con la carga genética de dos óvulos sólo se consiguen embriones alterando genicamente a uno de ellos.
    Por otra parte, la dotación cromosomica (en cuanto a crom.sexuales)de María es XX y no se me ocurre de donde puede surgir el crom.Y de Jesús.
    Yo sólo veo dos alternativas :o milagro (como "partenogénesis especial por mediación divina) o constructo teológico.

  • Comentario por Elías 04.08.16 | 14:36

    La tradición escueta sobre indicios de si María comento a sus allegados algo de un embarazo extraordinario, .. no se puede mantener (aunque especular es gratis).Con esos mimbres podríamos llegar a la conclusión de que María Magdalena se dedicaba a la prostitución porque aunque en los evangelios nada dice ello, se lo habría confesado a sus amigas íntimas y de ahí la tradición ya muy temprana que ha llegado hasta nosotros...

  • Comentario por galetel 04.08.16 | 14:28

    "el cambio de la actitud de los testigos..." (que podría tener explicaciones de toda índole) le sirve para certificar históricamente el hecho de la Revelación ...esto científicamente.-históricamente hablando no se puede sostener".

    Sí que se puede sostener, considerando quiénes eran esos testigos y sus circunstancias, y de qué partieron y a qué llegaron. Lea el libro de Hurtado (How on Earth Did Jesus Become a God?), por favor.
    Pero no insistiré porque no es el tema del post.

  • Comentario por Elías 04.08.16 | 13:46

    Yo puedo creerme o no el hecho de la Revelación... pero hacerlo porque unos testigos hace muchos siglos cambiaron de actitud,...no lo veo (aunque comprendo que ayude si uno toma una postura, pero no sería valido como elemento científico-histórico,)

  • Comentario por Elías 04.08.16 | 13:43

    Estoy parcialmente de acuerdo con su postura (no estoy seguro si la Iglesia católica oficial, pensará lo mismo..)Pero para mi manifiesta varias incongruencias:
    1-los relatos son teológicos ,no históricos y por tanto no hay que pensar en una virginidad de significado biológico, pero teniendo en cuenta esto -con sus cautelas -por qué se apunta a lo de Clopas y hermanos-hermanas no de sangre, lo que es mas rebuscado.(aquí es cuando se hace trampas en el solitario..).Aunque no sólo por esto pues seguir el hilo lleva a más disonancias...
    2-Con todas las cautelas que expresa para lo anterior en cambio :· el cambio de la actitud de los testigos..." (que podría tener explicaciones de toda índole) le sirve para certificar históricamente el hecho de la Revelación ...esto científicamente.-históricamente hablando no se puede sostener.(y no digo que no haya podido ser así pero el sentido común que expresa en otros argumentos aquí no lo sigue.

  • Comentario por galetel 04.08.16 | 13:02

    Gracias a ti, Sofía.
    O sea que pienso que un cristiano auténtico debe creer en la Encarnación en el sentido del HF, y en ese mismo sentido en los Relatos de Mt y Lc. Pero no necesariamente debe creer en el hecho histórico de la “concepción virginal de Jesús” tal como se cuenta en dichos Relatos. Pienso que no es indispensable, para ser cristiano, creer en la virginidad de María como un hecho biológico, sino teológico. Incluso si se es cristiano-católico, como yo pretendo ser, la creencia en la virginidad de María no tiene por qué tener un significado biológico, al pie de la letra de esos relatos. Son relatos teológicos, no históricos, eso hay que tenerlo claro. Sin embargo, por motivos de análisis histórico, es posible pensar que hubo un hecho histórico referido a una experiencia personal de María, y me parece que se PUEDE creer en ello. Aunque no tiene nada que ver con acatar el dogma, ni tampoco tiene que ver con ello lo de mi explicación de los “hermanos y hermanas” de Jesús.

  • Comentario por sofía 04.08.16 | 12:48

    Perfectamente explicado, Galetel. Gracias.

  • Comentario por galetel 04.08.16 | 12:18

    Estimo que toda persona que sea fiel al cristianismo auténtico de los primeros llamados “cristianos”, debe asumir por entero el MT->HF, con la Encarnación incluida. Esto lo estimo esencial, y yo lo afirmo con fe, como cristiano que apuesta decididamente por ello (debido a mi razón con co-razón y a mi anhelo de justicia). Esta fe remite, claro, a la Experiencia Pascual de los discípulos y los familiares de Jesús, y sus conversos, que llegaron a concebir a Jesús como el Señor que vino y viene en representación plena del único Dios del mundo entero. El hecho histórico de revelación ocurrido en la Experiencia Pascual, comprobable históricamente por el cambio radical de actitud de sus testigos, lo admito y lo proclamo sin duda alguna. Y de ahí puedo suscribir la idea cristológica de la “concepción virginal” con su significado profundo, no biológico, sin problema. Pero no me cierro a la posibilidad de que haya habido otro hecho histórico, experimentado por María, que lo apoye.

  • Comentario por Elías 04.08.16 | 10:47

    Mmmm creo que el apartado b es realmente el conflictivo... es difícil de proponer una hipótesis viable... Incluso en caso de partenogénesis extraordinaria habría que explicar la aparición del cromosoma Y en la criatura ... del que por razones obvias su madre carece (buff un síndrome de Klinelfelter.(XXY. lo haría mas complejo aún...)

  • Comentario por Elías 04.08.16 | 10:23

    Acabo de leer su último post galetel y se agradece su cautela,,que discupe, no apreciamos cuando argumenta en otros temas.

  • Comentario por Elías 04.08.16 | 10:12

    Pues sigo sin entenderles.. podría tratarse de:
    a-un hecho milagroso. De los de toda la vida... aquí nada que objetar .. se cree en ellos o no.
    b-Se trata de un "hecho milagroso que tenga una explicación que no esté" totalmente" fuera de las normas de la Naturaleza (aparte del oxímoron milagro-explicación) el totalmente chirria demasiado y habría que proponer una solución ..ya sea partenogénesis especial u otras...
    c-Se trata de una idea cristológica teológica ... de acuerdo pero entonces ha habido concurso de varón y Jesus es humano con dos progenitores (lo más normal en mamíferos..) y no hace falta inventarse historias para justificar la virginidad física y lo de sus hermanos y hermanas de sangre será lo mas plausible (esto también para el apartado b aún en caso extraordinario de partenogénesis u otras... el alumbramiento hace desechar la virginidad postparto y sin esto lo de sus hermanos- primos tampoco es necesario.)

  • Comentario por galetel 04.08.16 | 09:50

    No sé la respuesta; la pido.

    En todo caso, creo que es la plasmación, de una manera diferente, del mismo esquema ya admitido por los cristianos desde ca. 50, expresado en el HF: “siendo de la forma de Dios, no quiso aferrarse a ser igual a Dios para provecho propio, sino que se VACIÓ para asumir la forma de un esclavo haciéndose verdaderamente humano”. Tenemos que enfatizar que la condición divina de Jesús era PREVIA a su concepción humana, y que, por su vaciamiento, asumió VERDADERAMENTE la condición humana, en el seno de María.

    Que sea esta una idea teológica sin base histórica salvo la Experiencia Pascual, o tenga además una base histórica en un hecho real experimentado por María, no lo sé ni me pronuncio aquí.

  • Comentario por galetel 04.08.16 | 09:48

    debiéramos traducir: “la Espíritu Santa”.

    Sin embargo, el origen de la idea, en toda su profundidad teológica, no ha podido ser bien aclarado por dichos exegetas. Cabe entonces plantearse que la tradición anterior que recogieron los evangelistas se remonte a un hecho efectivo experimentado por María y comunicado, poco a poco, a partir de ella. Yo no afirmo sin más que esta posibilidad sea cierta, pero la expongo.

    A mi juicio, si se rechaza al axioma/dogma de que “lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible”, se puede uno plantear que cuando María se quedó embarazada de Jesús, no hubiese tenido todavía relaciones sexuales con José ni con ningún otro hombre. ¿Significa aceptar un milagro que vulnera las leyes naturales de esta realidad que conocemos? ¿Puede explicarse según las leyes naturales conocidas, por ejemplo como partenogénesis? ¿Corresponde a unas leyes naturales renovadas, de una realidad distinta ya en ciernes? No sé la respuesta; la pido...

  • Comentario por galetel 04.08.16 | 09:47

    sus evangelios, aunque independientemente uno del otro, cada uno a su modo.

    Ese hecho histórico de la “concepción virginal” podría haber ocurrido o no. Naturalmente, es mucho más de “sentido común” pensar que no, y eso está de acuerdo con mi decidida inclinación a rechazar los “milagros contra la naturaleza”. Resulta más lógico creer que esa idea nació por influjo de las ideas helenistas, y/o de las ideas cristianas que se habían establecido a partir de la experiencia pascual de la exaltación de Jesús, como el HF (en ambiente judío) y el HC (en ambiente helenista).

    Pero hay que tener en cuenta que la idea que expresan los Relatos es totalmente distinta de la de una “concepción por acción sexual masculina de un dios en una mujer virgen”. Reputados exegetas lo han señalado. El “Espíritu Santo” no es el aspecto masculino de un dios, sino la Exhalación (la Ruah, lo Pneuma) del Dios único judío-universal, que lo representa en femenino; debiéramos traducir: “la Esp...

  • Comentario por galetel 04.08.16 | 09:45

    iniciada por Jesús, la iniciativa de Dios en ello y la libre acogida y cooperación por asentimiento de María.

    Lo cual sería compatible con una concepción humana normal, de acuerdo con las leyes biológicas que conocemos, es decir, con un padre biológico humano que probablemente tuvo que ser José. Entonces los Relatos, en este aspecto como en todo el resto de lo que narran, se apartarían de la estricta verdad histórica para transmitir la verdad cristológica de la encarnación de Dios-Hijo en Jesús.

    Pero hay otro enfoque que surge al considerar la posibilidad de que esa idea nuclear de la “concepción virginal” se refiera a un hecho histórico experimentado realmente por María, conservado y transmitido como tradición familiar íntima y secreta, conocido por pocos, que después de la Experiencia Pascual haya pasado al conocimiento de muchos, llegando a conformar una tradición que pudo ser admitida por los evangelistas Mt y Lc, o por quienes completaron sus evangelios,...

  • Comentario por galetel 04.08.16 | 09:43

    Sofía:
    Este es un tema complejo. Como sabes, yo soy reacio a aceptar la posibilidad de un “milagro”, es decir, de un hecho causado directamente por Dios que vulnere las leyes naturales que Él mismo sustenta.

    Rechazo decididamente la existencia de milagros en ese sentido, porque serían contrarios al modo de actuar de Dios, del Dios que se manifestó en Jesús. Si Dios hiciera efectivamente milagros que atropellen la autonomía de la naturaleza o la libertad humana, sería cuestionable por qué lo hace en unas ocasiones y no en otras, sobre todo pensando en la crucifixión de Jesús y en tantas otras “crucifixiones” que Él no ha querido impedir de ese modo intervencionista.

    Por eso, siempre me he inclinado por creer que la “concepción virginal” es una idea teológica, cristológica, que emplearon los evangelistas como núcleo de sus relatos de la Infancia, cada uno a su modo. Sería una idea que afirma la novedad esencial de la condición humana iniciada por Jesús, l...

  • Comentario por sofía 04.08.16 | 02:35

    Galetel, yo creo que como tú mismo reconoces e incluso remites a Ratzinger, no hace falta en realidad ningún milagro. No se trata de la literalidad biológica, sino de las connotaciones del significado de la palabra virginidad remitiendo a la voluntad divina y la libertad de aceptación de María, sin que importe nada la cuestión biológica que no cambiaría para nada el significado del relato.
    Aunque es cierto que JP tiene razón en que la partenogénesis es mucho más variada de lo que suponemos y en la naturaleza se dan toda clase de fenómenos extraños, como no hacía ninguna falta ningún "milagro" no creo que lo hubiera. Sí entiendo que no disfrazas nada de nada, sino que supongo que para ti como para mí el concepto de "milagro" no es incompatible con que el hecho milagroso tenga una explicación que no esté totamente fuera de las normas de la naturaleza, aunque no sea "normal" ¿No?

  • Comentario por Elías 03.08.16 | 13:55

    Creo que me sobreestima no soy nadie para combatir nada... yo respeto sus creencias pero no estoy dispuesto a admitirlas cuando las disfraza Vd. de otra cosa. Por supuesto aplaudo su optimismo y sus buenos deseos pero su axioma ACAB seguramente le impedirá ver esto.

  • Comentario por Elias 03.08.16 | 13:41

    Y galetel esa realidad "normal"que empezó a renovarse en la concepción de Jesús , la justifica Vd. como un caso extraordinario de partenogénesis(sin concurso de varón - todavia más si se piensa que la progenitora es hembra),o como un hecho milagroso (esta postura la podría comprender)

  • Comentario por galetel 03.08.16 | 13:35

    Es cierto que a los frívolos sin co-razón ni anhelo de justicia lo único que les vale es el axioma/dogma ACM. Mientras haya -a su juicio- alguna posibilidad de negar esto que he dicho y combatirlo, lo harán. Allá ellos con su pesimismo; yo apuesto por el optimismo mientras vea que hay alguna plausibilidad para hacerlo.

  • Comentario por Elías 03.08.16 | 12:13

    Lo de la idea nuclear de la concepción virginal , a mi modo de ver podría tener muchas explicaciones : desde llegar a un mismo argumento para "legendarizar" a un personaje (no sonaría raro en ambientes helenos) a que una idea prefabricada llegara a dos comunidades distintas , O que tuvieran ciertas noticias de como lo planteaban otras comunidades aun sin conocer los textos de estas....

  • Comentario por Elías 03.08.16 | 11:58

    Menos mal que admite que es una reconstrucción-ficción (por eso todos los sesgos no son iguales. Vd. necesita de estas ayudas para que case su rompecabezas..)Por otro lado admite lo del constructo literario (es decir legendario) en estos textos pero los utiliza como base para justificar sus propias reconstrucciones como históricas.(esto es hacer trampas en el solitario)Y sí sabemos de su co-razon y sus anhelos pero a muchos esto no nos vale.
    Tiene razón JP en lo de la partenogénesis pero en general ell producto, llamado partenote, no podrá llevar cromosomas específicamente masculinos porque las células masculinas están generalmente reducidas para la única función de fecundar, mientras que las femeninas son característicamente totipotentes.Un mamífero creado por partenogénesis tendría el doble de dosis de genes de impronta materna, y carecería de la paterna, dando lugar a anormalidades en el desarrollo.(tomado de wiki , reconozco que no soy experto en el tema)

  • Comentario por galetel 03.08.16 | 10:05

    Por supuesto, la frase de María no aparece explícita en los evangelios, es solo una “reconstrucción” mía. Pero está implícita en las frases siguientes:

    [Mt:] “El origen de Jesucristo fue de la siguiente manera. Su madre, María, estaba desposada con José; pero, antes de empezar a estar juntos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo.”

    [Lc:] “El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en tu seno y a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande, le llamarán Hijo del Altísimo y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.» María respondió al ángel: «¿Cómo será esto posible, si no conozco varón?» El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso, el que va a nacer será santo y le llamarán Hijo de Dios.»”

  • Comentario por galetel 03.08.16 | 09:40

    Para redimir a todas las víctimas del proceso creativo, incluso a todas las del pasado, incluso a Jesús, fue necesaria la solidaridad de Dios mismo “vaciado”: hecho “esclavo”: víctima del Mal, en un ser humano concreto: Jesús (Dios-salva, Dios-con-nosotros). No bastaba con la adopción de un profeta por justo que fuese, no era suficiente con la Base construida por los seguidores del Profeta. “Si Dios no construye la casa, en vano se afanan sus constructores” (salmo 127).

  • Comentario por galetel 03.08.16 | 09:38

    Esa frase de María-la-de-José, que expresa un hecho de tradición íntima secreta, que sería convertida en desarrollo cristológico por Mt y Lc, está en la línea de las frases más impresionantes de la tradición cristiana desde poco tiempo después de la muerte de Jesús, en el ámbito judío de sus discípulos y sus familiares, y los conversos de estos:

    “¡Marana tha! (¡Señor nuestro, ven!)”

    “[Cristo Jesús], siendo de la forma de Dios, no se aferró, para aprovecharse, a esto de ser igual a Dios, sino que, en cambio, se vació de sí mismo, tomando la forma de un esclavo, asumiendo la semejanza humana.”

    “Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo, sin imputar las transgresiones.”

    “Él es Imagen de Dios invisible, Primogénito de toda la creación.”

    “Dios nos eligió en Cristo, antes de la creación del mundo, para ser santos e inmaculados en su presencia, en el amor.”

    Para redimir a todas las víctimas del proceso cr...

  • Comentario por J.P. 02.08.16 | 23:34

    Elías: depende de la carga cromosómica de la especie en cuestión: ZW ó XY. La partenogénesis, genéricamente hablando, también puede engendrar descendencia masculina.

  • Comentario por galetel 02.08.16 | 19:08

    ¿No hay en el fondo un esquema similar al del HF?

  • Comentario por galetel 02.08.16 | 18:55

    Si, desechando el axioma/dogma ACM, se admite que pudo haber sido así, entonces se admite que los relatos de la Infancia se han basado en un hecho histórico real, aunque todo lo demás sea constructo literario para desarrollar ese hecho y transmitirlo con objetivo cristológico, en relación al AT y a la situación de Israel y el mundo en esa y en todas las épocas.

    Si no se admite ese hecho en su base, hay que explicar cómo dos relatos que fueron construidos de manera completamente independiente, a juzgar por sus claras discrepancias, pudieron coincidir tanto en su idea nuclear de la “concepción virginal” de Jesús.

    ¿La realidad "normal" ya empezó a renovarse en la concepción de Jesús, para manifestarse plenamente renovada en su resurrección, mediando entre ambos eventos el período intermedio en el que Jesús fue un hombre verdadero que padeció hasta la cruz por amor, porque se "vació"?

  • Comentario por Elias 02.08.16 | 18:31

    Por ultimo
    Vd no cree en milagros en esta exostencia salvo la percepcion porlos discipulos del profeta resucitado...o eso tenia entendido.

  • Comentario por Elias 02.08.16 | 17:53

    Si sucediera hoy dia sus intimas se estarian preguntando Cual sera la carga genetica de la criatura....La partenogenesis que no creo sea viable en humanos solo produce individuos de sexo femenino..

  • Comentario por Elias 02.08.16 | 17:37

    Hombre galetel con mis respetosl eso es novela ficcion.( Vd. cre que serian intimas .. uuff mucho suponer y que entendieran eso de la concepcion sin concurso de varon?... se caerian muertas no creo que entrara en sus esquemas..
    .Si Jose murio pronto a Jesus le llamarian Jesus ben Clopas no?


  • Comentario por galetel 02.08.16 | 17:22

    La tradición familiar íntima y secreta pudo consistir en una sola frase confidenciada más tarde por María-la-de-José a sus íntimas (¿María-la-de-Clopás? ¿María-Magdalena?): “Cuando me quedé embarazada de Jesús, todavía no había tenido relaciones con José ni con nadie; y pensé que este futuro hijo mío sería el mesías que esperábamos, en cumplimiento de las promesas davídicas”.

  • Comentario por Elias 02.08.16 | 13:56

    Yo pienso lo contrario..muchos o algunos ya se dieron cuenta de esas contradicciones desde los prinipios del cristianismo y cuando tuvieron acceso a ambos textos (p.ej como casar ambas genealogias davidicas..etc) y muchos casi la mayoria,seguramente se creyeron estas historias a pie juntillas y asi hasta nuestros dias..(un porcentaje altisimo de cristianos/catolicos todavia lo hacen)
    Las tradiciones escuetas mantenidas en secreto. para mi..tienen visos de ser menos creibles que unas historias legendarias creadas ad hoc..recurriendo al ATy quizas ciertas dosis de helenismo mitologico..

  • Comentario por galetel 02.08.16 | 12:22

    No creo que los lectores de los evangelios de Mt y Lc se hayan puesto a pensar en las contradicciones o discordancias entre esos dos primeros capítulos y los capítulos posteriores. Seguramente conocían bien el estilo usual de las biografías de la época y no consideraron históricas esas introducciones en el sentido de la historiografía moderna actual, sino en relación a las profecías pasadas del AT y en contraste a las realidades opresoras del imperio romano, para transmitir verdades teológicas profundas acerca de Jesús.

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Miércoles, 19 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930