El blog de Antonio Piñero

Jesús de Nazaret y “El mal y la conciencia moral”. Jesús de Nazaret y la violencia (III) (627)

30.04.16 | 08:08. Archivado en Jesús histórico,

Jesús de Nazaret y “El mal y la conciencia moral”. Jesús de Nazaret y la violencia (III) (627)

Escribe Antonio Piñero

Seguimos comentando el libro de R. Armengol, en la parte que afecta a su opinión sobre Jesús de Nazaret.

Escribe Armengol:

La ideología teológica y moral de las iglesias cristianas contiene al menos tres capas, tres ideologías superpuestas no siempre acordes entre sí. Primero, la ideología originaria de Jesús, segundo, la del Apóstol Pablo, que en parte se opone a la de Jesús y en tercer lugar la ideología creada, al menos desde el Concilio de Nicea en 325, por el magisterio de las iglesias cristianas a lo largo de su historia. Agustín de Hipona, Tomás de Aquino y otros teólogos contribuyeron a edificar una ideología religiosa eclesial que contradice la primigenia de Jesús. Esta ideología eclesial superpuesta a las dos anteriores permite y alienta el poder temporal de la iglesia y justificó la violencia.

Se hace evidente que una doctrina violenta no es la de Jesús y que la doctrina eclesial, especialmente en los siglos XVI y XVII, en alguna medida guiada por Santo Tomás, adquirió la primacía, derrotó y suplantó la ideología originaria. ¿No fue Jesús quien acorde en gran parte con la teología judía que nunca reprobó en su totalidad recomendaba el perdón y el auxilio al enemigo y al que andaba errado?


Comentario:

Me centro en que Jesús “no tiene una doctrina violenta”. La primera idea a comentar es A) Jesús y la violencia; y la segunda B) Jesús y el amor a los enemigos

A) Jesús y la violencia

Atención, traté este tema hace poco, en “Compartir” de 7 de abril de 2016. Por ello ahora resumo lo más brevemente posible: elimino algunas cosas y añado otras. Indico de nuevo que quien esté interesado puede encontrar el texto completo en mi ensayo “Jesús y la política de su tiempo” (Apéndice a la novela de E. Ruiz Barrachina, “El Discípulo”, de Ediciones B, Barcelona 2010, pp. 217-311). Y buena parte de lo que digo aquí lo recojo naturalmente en mi libro, que va por la tercera edición “Ciudadano Jesús” (véase www.ciudadanojesus.com).

1. Me parece totalmente cierto que Jesús no condena expresamente nunca la violencia (al menos moral). Jesús, además, no es solo predicador de la bondadosa misericordia de Dios, sino también el anunciador de la condena inmisericorde de la divinidad, que castiga a los peores males si no se le hace caso. Siempre se habla del amor predicado por Jesús, siempre se le presenta como “manso y humilde de corazón” (Mt 11,29 y 21,5) y se olvida sistemática o unilateralmente que tiene Jesús otras facetas muy duras. Recordemos:

- La predicación de Jesús del Reino de Dios implica violencia política, porque debe subvertir el status quo social y político existente - Según Lc 24,21 ( "Nosotros esperábamos que sería él el que iba a liberar a Israel"), los discípulos tenían una idea clara de Jesús como mesías también político y “guerrero”, en el sentido de Gedeón, es decir, con la total ayuda divina, de modo que la lucha final contra los invasores de la tierra de Israel, tierra de Dios y solo de Dios sería llevada a cabo por los ángeles y no por los hombres . Pero lo que importa es la concepción de fondo: los judíos galileos del siglo I jamás podían considerar una liberación de Israel que no implicara sedición del Imperio y alguna clase de guerra. Me explico: La predicación de Jesús del reino de Dios en la tierra de Israel, con sus típicas características de bienes materiales y espirituales que la divinidad habría de conceder en esos tiempos, supone un cambio tal de la situación política y social que no podría conseguirse sin una acción armada con la ayuda de la divinidad. En cualquier caso, los romanos tenían que ser expulsados de la tierra de Israel, propiedad sólo divina, lo que naturalmente no ocurriría sin violencia.

- Las furiosísimas diatribas contra los fariseos. Los ejemplos más famosos están el Evangelio de Mateo que quizás exagera las tintas para mostrar al Maestro como un decidido adversario de los fariseos siendo así que probablemente era uno de ellos, la menos sui generis. Véase Mt 23,13-29 y Lc 6,24ss y 11,42ss. Tales fariseos no aceptan sus prédicas contra el reino de Dios

- Las gravísimas amenazas contra las ciudades que no han oído su mensaje: condenadas en el inminente Juicio Final (Mt 11,21 y Lc 10,13).

- La amenaza general de sentencia condenatoria al fuego eterno a quien, igualmente, no se disponen debidamente por la penitencia que él proclama a aceptar la venida del reino de Dios y a disponerse a entrar en él (Mc 9,43; Mt 18,8; Lc 12,5);

- Jesús rodeado de discípulos que no eran precisamente un modelo de benignidad (“Envió Jesús mensajeros delante de sí, que fueron y entraron en un pueblo de samaritanos para prepararle posada; pero no lo recibieron porque tenía intención de ir a Jerusalén. Al verlo sus discípulos Santiago y Juan, dijeron: «Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo y los consuma?»” (Lc 9,52-54).). El nombre arameo de Pedro, Simón Barjonah, ha sido interpretado por diversos investigadores como “Simón, el forajido”, es decir, el celota. Igualmente el sobrenombre de dos de los discípulos predilectos de Jesús, Santiago el Mayor y Juan, como “Boanerges” o “hijos del trueno” (Mc 3,17), alude sin duda a un espíritu celota, más bien agresivo

- Jesús jamás condenó la violencia de los celotas o sus principios. En las dos fuentes más antiguas de la tradición sinóptica (el relato de Marcos y el conjunto de dichos atribuidos a Jesús conocido como Fuente Q) no aparece ninguna condena explícita de la violencia. Este argumento ha sido minimizado subrayando que se trata de un puro argumentum ex silentio, es decir, la simple falta de una condena expresa no prueba nada. Pero este silencio de Jesús sobre los celotas y su recurso a la violencia adquiere todo su sentido si se lo compara con la condena dura y sin restricciones de saduceos y fariseos, e incluso con el implícito rechazo por parte de Jesús de los partidarios de Herodes Antipas Mc 3,6; 7,1-8; 8,15; 12,18-27). Por otro lado, esta ausencia se hace también muy destacada si se piensa que el espíritu de los celotas desempeñó una función muy notable en la vida espiritual de la época de Jesús, de la que no podía estar ajeno. Por tanto, es posible ver en este silencio el signo de que el Nazareno había mantenido con estos patriotas algunos lazos…, que –según los evangelistas- no era conveniente divulgar.

- Jesús tenía entre sus discípulos un celota al menos, Simón el “cananeo” (Mc 3,18; Mt 10,4; Lc 6,15; Hch 1,13), como discípulo íntimo. Es muy improbable que lo hubiera elegido sin comulgar con su ideología. El apelativo “cananeo” significa “celote” (arameo qanna’), no un “individuo que procede de la ciudad de Caná” como se ha pretendido. Según Brandon, el evangelista Marcos, al emplear el vocablo griego kananaios y no zelotés, intenta conscientemente despistar a sus lectores y ocultar que Jesús había escogido para formar parte del selecto grupo de los Doce a un admirador público de la doctrina celota. Lucas, por su parte, o es menos precavido o no le concede tanta importancia porque las circunstancias de sus lectores son otras: en 6,15 escribe claramente “Simón, el celota” (griego zelotés).

Seguiremos comentando el aspecto de Jesús como “sedicioso contra el Imperio”, aunque este aspecto no suponga que Jesús pueda ser calificado estrictamente –en mi opinión– como un “galileo armado” con todas las evocaciones que este sintagma comporta a quien lo lee o escucha.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por JP. 02.05.16 | 09:37

    Pues mejor que no me pase de lo que fuma la Fina, porque más que flipar produce pesadillas e indigencia intelectual.

  • Comentario por FERNANDOP 01.05.16 | 22:37

    Con que desparpajo se tira a la piscina....sin agua

  • Comentario por FERNANDOP 01.05.16 | 22:36

    Josefina ¿tiene usted algún dato que sustente sus alocadas elucubraciones?¿ de donde se saca usted que las bienaventuranzas son de Shamai?¿ y su hipotesis de Marcos?. No se Marcos, usted es un fabulador de primera.

  • Comentario por Josefina hila fino 01.05.16 | 19:47

    Las buenaventuranzas fueron pronunciadas por Shammai, líder de la escuela farisea que se oponía a Hillel; por cierto, corresponde a Hillel el mandato : "ama al prójimo como a ti mismo"; tanto Hillel como Shammai eran anteriores a Jesus (a la sazón un insurgente celota son relieve alguno).Es el cultisimo Marcos quien conoce las doctrinas de Hillel y de Shammai y se ñas atribuye a Jesus. Por qué motivo? Porque Marcos sabe que el destino natural de Jesus es el infierno y cree Marcos que si funda una nueva religión en la que todos recen a Dios Padre por Jesus, quizás Dios Padre termine por apiadarse de Jesus y no lo condene al fuego eterno. No hay más.

  • Comentario por pepeman 01.05.16 | 12:31

    "Jesús tenía entre sus discípulos un celota al menos, Simón el “cananeo” (Mc 3,18; Mt 10,4; Lc 6,15; Hch 1,13), como discípulo íntimo. Es muy improbable que lo hubiera elegido sin comulgar con su ideología." (Antonio Piñero).
    ¡Pero qué argumento más débil! Ya contestado, ¿también entonces comulgaba con la ideología de los publicanos?, pero además es que si le apelaban Simón el "cananeo" es por ser eso un rango DISTINTIVO y por tanto no generalizable al grupo de seguidores y por ende al Maestro.
    Lo dicho, flipante la deriva de Piñero. Es como si lo hubiesen abducido.

  • Comentario por pepeman 01.05.16 | 12:11

    De acuerdo en todo, FERNANDO P. Flipante lo de Piñero. O explica eso o su credibilidad y hasta honestidad
    intelectual queda en suspenso para mi.

  • Comentario por FERNANDOP 01.05.16 | 11:17

    De acuerdo completamente con Sofía

    A bote pronto, no busco, así que puede que no escriba literalmente: bienaventurados los que trabajan por la paz porque serán llamados hijos de Dios, Bienaventurados los mansos porque ellos heredaran la tierra, guarda la espada, porque quien con espada mata a espada morirá, quien esté libre de pecado que tire la primera piedra, si te abofetean una mejilla pon la otra y si te roban la capa dales el manto.

    ¿quién me explica todo esto? como es posible que se hable de los indicios de un mensaje violento de Jesús y nadie trate de explilcar que demonios significa todo esto !!!QUÉ CON SEGURIDAD PRONUNCIO EL NAZARENO!!! Flipante.

  • Comentario por FERNANDOP 01.05.16 | 11:14

    A bote pronto, no busco, así que puede que no escriba literalmente: bienaventurados los que trabajan por la paz porque serán llamados hijos de Dios, Bienaventurados los mansos porque ellos heredaran la tierra, guarda la espada, porque quien con espada mata a espada morirá, quien esté libre de pecado que tire la primera piedra, si te abofetean una mejilla pon la otra y si te roban la capa dales el manto.

    ¿quién me explica todo esto? como es posible que se hable de los indicios de un mensaje violento de Jesús y nadie trate de explilcar que demonios significa todo esto !!!QUÉ CON SEGURIDAD PRONUNCIO EL NAZARENO!!! Flipante.

  • Comentario por Josefina hola fino 01.05.16 | 10:28

    Mc fue testigo de Jesus; aún más, el único testigo de Jesus: su violencia le produjo tal horror que llegó a pensar que la condena a peña de cruz era el mal menor para el y para la humanidad; se apresuró a escribir el Evangelio para evitar que otros cayeran en su mismo pecado. Hay dos personas superpuestas en el Evangelio: el Jesus violento y el Marcos fraternal. Hasta J.P. podría entender esto.

  • Comentario por galetel 01.05.16 | 10:24

    Sin embargo, el Sr. Piñero sabe, sin duda, que el Sr. Brandon fue un capellán militar empeñado en justificar que sus soldados utilizaran sus armas en nombre de Dios como buenos discípulos de Jesús.

  • Comentario por galetel 01.05.16 | 09:45

    Para dar la razón a Piñero, la frase de Jesús tendría que haber sido:

    “Vuelve tu espada a su sitio. ¿No sabes que voy a rogar a mi Padre, que pondrá al punto a mi disposición más de doce legiones de ángeles, para que se cumplan las Escrituras?”

    Pero la frase de Jesús, según Mt fue:

    «Vuelve tu espada a su sitio, porque todos los que empuñen espada perecerán a espada. ¿O piensas que no puedo yo rogar a mi Padre, que pondría al punto a mi disposición más de doce legiones de ángeles? Mas, ¿cómo se cumplirían entonces las Escrituras, que dicen que debe suceder así?»

    Claro que el recurso que le queda al sesgado Piñero es acusar de sesgado a Mt: La tradición recibida por el evangelista sería errónea, sería una tergiversación de las verdaderas palabras de Jesús, porque no se ajusta a la interpretación brandoniana. Sesgo inverso.

  • Comentario por JP. 01.05.16 | 08:52

    Ya, Safnat, y de la forma que le llegase el material a Mc, nos olvidamos: fabulación, pira fabulación y ya está.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 01.05.16 | 05:12

    ....y se recurre a ese mencionado despiece que al cabo supondrá el incurrir en inevitables simplificaciónes y, en suma y a la larga, en una mistificación más o menos consciente por cuanto se dará al olvidar la visión de conjunto una imagen necesariamente parcial,o sea,distorsionada,o sea,falsa.

    Para muestra basta el botón de esta postal....y el de otras muchas.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 01.05.16 | 05:03

    .....con análisis acertados y oportunos en variados aspectos pero a la vez con una incapacidad quizá de principio, a priori, para entrar de veras a fondo en el quid de lo religioso, lo que propicia el que( usaré una expresión que de cuando en cuando utilizo) a la hora de abordar la cuestión resulte tan frecuente el "tomar el rábano por las hojas".

    En el caso de lo queacostumbro a denominar "el hecho Cristo" sucede, y Piñero y no digamos Bermejo serían un claro ejemplo, que al analizarlo se lo desmenuce o despiece de tal modo que se olvide la globalidad, el llamémosle sistema que tal hecho en su complitud conforma. Por añadidura, y en lo relativo a éste,un hecho marcado esencialmente por el antes y el después de un giro crucial, el que suponen la cruz y la convicción en la Resurrección-Exaltación del Crucificado.

    Para en mentalidad positivista hacerlo asequible y moldearlo según su horma, se deja de lado más o menos deliberadamente tal globalidad y se recurre a...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 01.05.16 | 04:41

    Empezar diciendo que suscribo lo argumentado por Galetel y Sofía,sería pura redundancia el que insistiera en tales argumentos.En una reflexión un poco más general,hablaría de que aligual que se tiene oído para la música o no se tiene,se tiene "oído" para lo religioso o no se tiene.

    Sin duda,las personas religiosas lo tienen pero incluso el "oído" para lo religioso no llevaría de por sí a la crenncia,se trataría de una capacidad para entender los mecanismos de la psique y conciencia humana que dan razón y fundamento al hecho de algunas personas puedan pensar-sentir la relevancia,y la razón de ser,de lo religioso en el mundo y en la vida....Razón de ser,insisto,no fantasía como la creencia en las hadas o superstición como el temor y la defensa basados en conductas o esquemas arbitrarios frente a lo incognoscible.

    Muchas cosas valiosas nos ha aportado el pensamiento ilustrado,la Modernidad, pero en el caso de lo religioso se quedó en la superficie, con análisis....

  • Comentario por Safnat 01.05.16 | 02:27

    Si Mc no fue testigo con más razón. Cuando las imprecisiones son tantas como las dudas es arriesgado obtener deducciones elevadas. Hay que empezar por lo básico: sus autores, antes de ir a las divinidades y a las alturas.

  • Comentario por Pepeman 01.05.16 | 00:15

    "Jesús jamás condenó la violencia de los celotas o sus principios".(Profesor Piñero)

    Entonces Jesús le dijo: —Vuelve tu espada a su lugar, porque todos los que toman espada, a espada perecerán. (Mateo 26:52)

    Creo que al profesor Piñero, se le ve el plumero, valga el pareado.

  • Comentario por J.P. 30.04.16 | 19:55

    No, Mc no pudo recordar ningún discurso porque no fue testigo presencial de la vida de Jesús.

    Y, por otro lado, siempre pudo haber alguien que registrase algo. Tenemos dado por sentado de que todo cuanto se refiere a Jesús se transmitió durante años por vía oral exclusivamente (el juego del teléfono que tanto le.pone a Ehrman), pero no tuvo por qué ser así, primero, y la memorización de las.enseñanzas/discursos de un rabí por parte de sus discípulos (que, además, no tienen que haber sido pronunciados una única vez) se parece tanto al jueguecito del teléfono como un jumbo a una mosca.

  • Comentario por Safnat 30.04.16 | 19:53

    Es más fácil elaborarlo y enlazarlo tranquilamente con la mente y una pluma, añadiendo a cada una de esas “barbaridades” la coletilla de «ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga». ¿Qué infierno, fuego o gusano existen,... fuera de la mente del autor...?
    Las presunciones son solo consecuencias conjeturales que salen de un hecho conocido hacia otros desconocidos, pero son lícitas. Hacerlas desde lo desconocido induce a la falacia, como sería lo elaborado a partir del Concilio de Nicea, mencionado al inicio de este post.

  • Comentario por Safnat 30.04.16 | 19:48

    Con la “excusatio” de esa última frase, nada impide pensar, deducir o suponer que “también en todo el conjunto de Marcos”, es Marcos precisamente quien habla al escribir. Si los otros 3 han querido imitarle, haciendo variaciones (Documento Q) con pretensiones de superación mental evolutiva, literaria o social, es algo propio del ser humano. Conviene inferir lo posible de los hechos (ab actu ad posse valet illatio).
    Los lazos en mayor o menor grado entre amor y violencia, vida y muerte, sabiduría e ignorancia, etc., forman parte de los recursos sencillos de cualquier escriba, como son las antítesis generalizadas o repartidas por todo un texto.
    Marcos 42 a 48: atarse una rueda de molino al cuello, arrojarse al mar, cortarse la mano, el pie, arrancarse un ojo,...
    ¿Es seguro que Marcos recordase al pie de la letra todo ese supuesto discurso de Jesús entre Mc 39 y 50, y otros...? Es razonablemente dudoso a pesar de parecer un juicio de intenciones. Es más fácil elaborarlo ...

  • Comentario por J.P. 30.04.16 | 18:22

    O el comentarista anterior está de coña o que me pase de lo que fuma para flipar igualmente.

  • Comentario por Josefina hola fino 30.04.16 | 13:18

    Jesus fue un insurgente violento y sanguinario; Marcos justo lo contrario; muchas veces se olvida que fue Marcos quien escribe el primer Evangelio; y lo escribe ante el horror que le produjo ver a Jesus y ante su lógico temor a que hubiera acabado sin enterrar y arrojado al fuego eterno del Infierno. Cuando leemos "mutilare antes que pecar" es Marcos quien habla (Mc 9:47), no Jesus.

  • Comentario por galetel 30.04.16 | 10:34

    "Sesgo inverso": ponerse de parte de los injustos violentos para atacar al justo manso que les increpó. Negar la violencia física terrible que causaron aquellos para afirmar la inexistente violencia física que habría causado este. Una falta de perspicacia inexcusable. Un desconocimiento intencionado de las profecías judías sobre el Justo de Israel.

  • Comentario por sofía 30.04.16 | 10:20

    Lc 9,55 "Pero Jesús se volvió a ellos y los reprendió."

    Completando datos

  • Comentario por galetel 30.04.16 | 10:18

    Si Jesús hubiese sido mínimamente violento con sus enemigos, habría sido con una justa violencia física adecuada a sus crímenes, no como hizo, con una blanda y suave violencia solo verbal para recriminarlos con la intención de incitarlos al arrepentimiento y la conversión. ¿Qué significaban si no sus parábolas de misericordia, por ejemplo la del “buen samaritano” y la del “fariseo y el publicano”, etc.? ¿Son apropiadas al discurso de un celota? Afrontó el riesgo de hacerlo con mansedumbre y humildad, es cierto.

  • Comentario por sofía 30.04.16 | 10:10

    Por último, llego al principio del post: el blogger -en este post no le voy a llamar profesor- es de los que confunden las advertencias duras de los profetas con supuesta violencia.
    Jesús no amenaza, Jesús advierte.
    No creo que cuando se le advierte a alguien que si cruza en rojo le atropellará un coche o que si toca la estufa se quemará o que va cuesta abajo y sin frenos, se esté siendo violento, para nada. Todo lo contrario. Si le diera igual y no dijera nada, entonces sí que tendría la "carencia de benignidad" que insinúa el blogger.


  • Comentario por sofía 30.04.16 | 10:01

    Me resulta llamativo el recurso al silencio cuando le conviene, mientras que en otras ocasiones las omisiones que resultan claramente deliberadas le parece que no son significativas.
    Está claro que Jesús condenó la violencia en general montones de veces, desde la violencia verbal de llamar "racca" al hermano a eso de que "el que a hierro mata a hierro muere". Aparte de predicar el amor incluso a los enemigos.
    Luego suelta el blogger lo de sus discípulos y el fuego sobre las ciudades, acusando a Jesús de falta de "benignidad" sin decir en cambio que Jesús les reprobó por esa actitud violenta. El "profesor" lo sabe perfectamente, pero lo omite -esta omisión sí que es significativa del nuevo sesgo y la falta de objetividad del blogger.
    Vuelve a decir lo de la violencia q implica un cambio como el q predica -vuelvo a decir q Ghandi quería la independencia de la India por medios no violentos y si un violento lo asesinó eso no convierte en violento a Ghandi.

  • Comentario por galetel 30.04.16 | 09:50

    Sofía:
    Tu comentario es muy acertado. Los sesgos del profesor son evidentes. No te cortes.

  • Comentario por galetel 30.04.16 | 09:46

    Para arriesgarse a lanzar todas esas justísimas y merecidas invectivas, advertencias e increpaciones como hizo Jesús, sin disponer de una defensa efectiva contra los poderosos, hay que ser muy manso y humilde de corazón, en realidad. Y así le fue… hasta que su Defensa le vino de otro modo.

  • Comentario por sofía 30.04.16 | 09:44

    No había visto los comentarios de Galetel, porque estaba escribiendo el mío - y luego dudando si enviarlo o no, porque me parece un poco duro lo que digo, pero "si amarga es la verdad, he de echarla de mi boca..."
    Si los hubiera visto me habría ahorrado el mío, pues quizás resulta innecesaria tanta sinceridad por mi parte.

  • Comentario por sofía 30.04.16 | 09:40

    Este artículo sesgado y plagado de inexactitudes no parece digno de haber salido de la pluma del profesor Piñero, que, antes, solía ser mucho más objetivo y exacto en sus apreciaciones.
    No le pega al profesor hacerse eco de rumores sin base en defensa de esa supuesta violencia q marca la tendencia de búsqueda de nuevos mercados.
    Me refiero a la tontada de Pedro como "el bandido". Desde cuando es argumento "algunos dicen": ¿quiénes y con qué base? O es que ahora se acepta cualquier cosa que resulte conveniente para el "programa" sin revisarla. Es francamente curioso que "el bandido violento" fuera dejado libre por los romanos que se limitaron a matar a Jesús sin más persecución de nadie. Me gustaría q el profesor retrocediera a los tiempos en q procuraba fundamentar lo q decía y sopesar las probabilidades q tenía esa hipótesis.
    Y si tenemos en cuenta q entre los discípulos había un "celote", resulta q también había un publicano: La selección de datos es sesgada.

  • Comentario por galetel 30.04.16 | 09:26

    Jesús tenía entre sus discípulos un publicano al menos, Leví/Mateo el “publicano” (Mc 2, 14; Mt 10, 3; Lc 5, 27), como discípulo íntimo. ¿Es muy improbable que lo hubiera elegido sin comulgar con su ideología?

    En fin…

  • Comentario por galetel 30.04.16 | 09:25

    [Piñero:] “Según Lc 24,21 ("Nosotros esperábamos que sería él el que iba a liberar a Israel"), los discípulos tenían una idea clara de Jesús como mesías también político y “guerrero”, en el sentido de Gedeón, es decir, con la total ayuda divina, de modo que la lucha final contra los invasores de la tierra de Israel, tierra de Dios y solo de Dios sería llevada a cabo por los ángeles y no por los hombres.”

    Pero Jesús los disuadió y los defraudó, en múltiples ocasiones. Cambiaron de opinión solo después de su experiencia pascual. Pero Piñero no ha cambiado aun de opinión, porque no cree en esa experiencia, ni le impresiona que Jesús haya actuado con esa insensata falta de lógica que le reprochara Pedro y que le llevó a la cruz.

    [Piñero:] “Jesús tenía entre sus discípulos un celota al menos, Simón el “cananeo” (Mc 3,18; Mt 10,4; Lc 6,15; Hch 1,13), como discípulo íntimo. Es muy improbable que lo hubiera elegido sin comulgar con su ideología.”

    Jesús te...

Martes, 25 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930