El blog de Antonio Piñero

Sobre la perícopa de la adúltera (2)

06.04.16 | 00:37. Archivado en Biblia/Evangelios,

Hoy escribe Fernando Bermejo

Los verbos katagrápho y grápho se usan respectivamente en Jn 8,6 y Jn 8,8 para describir la actividad de escritura de Jesús en el marco de la perícopa de la adúltera. Jesús escribe en el suelo mientras espera las reacciones de quienes pretendían lapidar a la mujer.

Estos dos verbos se usan juntos en varios pasajes de la Septuaginta, pero el único en que aparece en el mismo orden sintáctico que en la perícopa evangélica –con el verbo compuesto primero y el verbo simple en segundo lugar– es Ex 32,15, un texto que dice así en la traducción Reina-Valera:
"Y volvió Moisés y descendió del monte, trayendo en su mano las dos tablas del testimonio, las tablas escritas por ambos lados; de uno y otro lado estaban escritas".

Este pasaje transmite la idea de que Dios es el autor del Decálogo, y expresa la autoría en forma de diferenciación entre Dios como el autor de la Ley y Moisés como su portador. Poco antes, en Ex 31,18 LXX se había afirmado que las primeras tablas de piedra estaban “escritas con el dedo de Dios”.

Ex 32,16 sigue identificando el papel de Dios como autor de las primeras tablas con lenguaje explícito similar: “Y las tablas eran obra de Dios, y la escritura era escritura de Dios, grabada sobre las tablas”. Según estos pasajes, por tanto, no fue Moisés quien escribió el Decálogo, sino el propio Dios.

Cuando el narrador de la perícopa neotestamentaria describe la respuesta de Jesús al desafío de los escribas y fariseos en Jn 8,5 (“Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices?”), lo hace con vocabulario y sintaxis que toma prestados de un pasaje de los LXX que describe a Dios, no a Moisés, como el autor de la Ley y así como autoridad última.

Para el narrador, el hecho de que Jesús no condene a la mujer pillada cometiendo un pecado contemplado en el Decálogo deriva de la misma autoridad que había compuesto originalmente el Decálogo. Las conexiones léxicas entre Jn 8,6.8 y el relato del Decálogo añaden ulterior peso a las sugerencias, efectuadas por algunos estudiosos, de un trasfondo mosaico, basado en el hecho de que Jesús usa su dedo en Jn 8,6 (al igual que lo hace Dios según Ex 31,18 / Dt 9,10).

La inserción de la “perícopa de la adúltera” en Jn 7,53 – 8,11 indica que el interpolador leyó también Jn 7,15-52 como un relato en el que el estatuto de Jesús como sujeto instruido estaba en cuestión. El interpolador quiso intervenir en ese debate insertando una perícopa mediante la que se pretende no solo que Jesús era tan instruido como el más educado de sus interlocutores, sino también que este constituye la autoridad por excelencia en lo relativo a la Torá, y que sobrepasa incluso la del propio Moisés.

Saludos cordiales de Fernando Bermejo


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Xabier 07.04.16 | 20:56

    Hay un tema que no se ha tocado. ¿Es posible que esa perícopa perteneciera originalmente al Evangelio de Lucas? Si no me equivoco, en algún manuscrito antiguo aparece esa perícopa.

  • Comentario por Josefina hila fino 06.04.16 | 17:41

    David Mo:

    Muchas gracias por la aclaración.

    Ello querría decir que los Evangelios son palabra de Jesús, salvo Jn 8:6.8 que es cosa de Juan Evangelista.

    Hasta ahora yo creía que para un historiador confesional (tipo Dr. Bermejo) "Jesús era un insurgente anti-sistema" (fin de la cita) y que el "mensaje de salvación evangélico" era cosa de Marcos, posteriormente plagiado -a su manera- por Mateo, por Lucas y por Juan.

    Los fariseos que aparecen en los Evangelios son siempre los fariseos rabínicos de Jamnia (secta nacida en el año 70 con la destrucción del Segundo Templo), dirigidos por Johanan-ben-Zakkai (hasta el año 80) y por Gamaliel II (a partir de dicho año), periodo en el que se redactan los evangelios (80-109). Jesús jamás se tropezó con un fariseo rabínico; se tropezaba con saduceos, herodianos y romanos.

    En fin, todos los días se "desaprende" algo en este blog.

  • Comentario por Josefina hila fino 06.04.16 | 17:40

    David Mo:

    Muchas gracias por la aclaración.

    Ello querría decir que los Evangelios son palabra de Jesús, salvo Jn 8:6.8 que es cosa de Juan Evangelista.

    Hasta ahora yo creía que para un historiador confesional (tipo Dr. Bermejo) "Jesús era un insurgente anti-sistema" (fin de la cita) y que el "mensaje de salvación evangélico" era cosa de Marcos, posteriormente plagiado -a su manera- por Mateo, por Lucas y por Juan.

    Los fariseos que aparecen en los Evangelios son siempre los fariseos rabínicos de Jamnia (secta nacida en el año 70 con la destrucción del Segundo Templo), dirigidos por Johanan-ben-Zakkai (hasta el año 80) y por Gamaliel II (a partir de dicho año), periodo en el que se redactan los evangelios (80-109). Jesús jamás se tropezó con un fariseo rabínico; se tropezaba con saduceos, herodianos y romanos.

    En fin, todos los días se "desaprende" algo en este blog.

  • Comentario por David Mo 06.04.16 | 16:22

    Doña Josefina:
    "Uno de los textos más memorables del Nuevo Testamento es ese pasaje, transmitido en el evangelio de Juan (7,53 – 8,11) aunque originalmente no perteneció a él". "...los verdaderos profesionales de la escritura en el judaísmo del Segundo Templo, aparezcan junto a los fariseos en la misma perícopa en que se retrata a Jesús escribiendo (y de hecho no aparecen en ningún otro lugar en el Cuarto Evangelio)". (F. Bermejo: "Sobre la llamada "perícopa de la adúltera" (I)").
    Espero que estas líneas le ayuden a encontrarse. Hay una interpolación sobre el texto original del Evangelio de Juan. Eso dice el Sr. Bermejo y creo que lo dice por razones como la que he copiado arriba.
    El pasaje es verdaderamente memorable por su ruptura directa con la Ley y por su implausibilidad. (Los escribas y fariseos parecen tontos una vez más).

  • Comentario por Josefina hila fino 06.04.16 | 14:42

    Algo me he perdido: Juan Evangelista es el autor de la pericopa. ¿Qué dice el Dr. Bermejo: que Juan interpola a alguien más o bien que se inspira en Exodo?

  • Comentario por galetel 06.04.16 | 10:34

    Jeremías 31,
    33 Sino que ésta será la alianza que yo pacte con la Casa de Israel, después de aquellos días —oráculo de Yahvé—: pondré mi Ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.

  • Comentario por galetel 06.04.16 | 09:28

    Ezequiel 36,
    26 Os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros un espíritu nuevo, quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne.
    27 Infundiré mi espíritu en vosotros y haré que os conduzcáis según mis preceptos y observéis y practiquéis mis normas.

  • Comentario por galetel 06.04.16 | 09:11

    El “interpolador” transmite su mensaje de misericordia justificante en términos de la autoridad divina de Jesús superior a la de Moisés.

    Desde nuestro punto de vista actual, Dios “escribió” su Ley moral en la conciencia humana como justicia justiciera; pero el mismo Dios, encarnado en Jesús, reescribe su Ley en la conciencia: la de la justicia justificante que tiene en cuenta el Mal completo, físico y moral, que condiciona toda condición humana, “empezando por los más viejos”.

    Gracias, Sr. Bermejo, por aclararnos este maravilloso pasaje sobre cómo comprendieron los cristianos al Jesús histórico.

  • Comentario por readhead 06.04.16 | 00:50

    Por lo demás, es totalmente imposible que la adúltera se hubiera salvado, para eso está la interpretación rabínica.

Domingo, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930