El blog de Antonio Piñero

La muerte de Jesús. Breve examen crítico

25.03.16 | 08:05. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

No tienen base alguna en los textos que nos ha legado la Antigüedad hipótesis fantasiosas sobre la no muerte de Jesús: que le dieron láudano o cualquier otro producto…, que de hecho no murió…, que fue bajado inconsciente sólo de la cruz…, que escapó de la tumba –¡todos estaban de acuerdo para fingir su muerte!- y luego que huyó a la India o al Nepal…, etc., teorías todas que me parecen innecesarias y absolutamente descabelladas. Son además, teoría recientes basadas sobre el cliché del manuscrito descubierto en cierto momento (en el siglo XIX… ¡unos 1.800 años después del acontecimiento!) que contiene revelaciones sensacionales. En mi opinión sólo puede formular estas hipótesis quien desconozca la atmósfera y el ambiente del siglo I en Judea y cómo se las gastaban los romanos con aquellos que les suponían el menor impedimento. Como he dicho en ocasiones, los romanos sabían matar estupendamente. Y más cuando estaba en juego la estabilidad del Imperio. Naturalmente, el que un individuo se presentara en Jerusalén con pretensiones mesiánicas, es decir, regias, no era cosa banal y había que dar un escarmiento. Tales teorías son impensables, pues, en aquellas circunstancias.

Pero, como ocurre otras veces, esto no significa que todo lo que los evangelistas afirman sobre la muerte de Jesús pase el filtro de los criterios para probar la historicidad. Así, por ejemplo, es muy inseguro afirmar cuáles fueron las palabras que Jesús dijo al morir, si es que dijo alguna. Parece cierto la mención de un grito del Nazareno antes de expirar, grito que debe entenderse quizá literalmente. El criterio de dificultad nos lleva a pensar que no había motivos para que lo hubieran inventado los cristianos, ya que el grito final podría malentenderse como de desesperación. Las razones en contra de algunos estudiosos no son convincentes. Por ejemplo, que el grito es un invento literario de los evangelistas a partir del Sal 22, 2, ya que contradice el tenor de Jn 16, 32-33 que afirma que el Padre no deja a Jesús nunca solo.

Pero, ¿pronunció Jesús algunas palabras, además del grito? El que éstas pertenezcan al Sal 22, 2: “¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?”, tiene un matiz sospechoso (= traídas para “probar” la veracidad de un salmo ya considerado profético), pero tiene más fuerza aún el argumento contra su historicidad el que el Evangelio de Juan no recoja palabra alguna de Jesús al morir y Lucas presente otras: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” = Sal 31, 6 que Lucas pone también en boca del mártir Esteban (Hch 7, 59-60).

De todos modos las palabras del Sal 22, 2 (Marcos / Mateo), sean históricas o no, encajan muy bien con una imagen del Jesús de la historia que esperaba la pronta venida del Reino de Dios, pero que se podía sentir traicionado y fracasado al no llegar éste en realidad durante su vida, y que pudo experimentar en algún momento el desgarro del abandono, al menos aparente, de Dios.

Igualmente es dudosa la noticia de Mc 15, 36 + Jn 19, 28-29 de la sed de Jesús (¡como cumplimiento de la Escritura!, expresamente afirmado por EvJn en 19, 28) y la oferta de vinagre. El hecho es plausible en sí, pero imposible de garantizar como histórico por los criterios usuales.

En conjunto, pues, sobre este tema: es muy posible que sólo se pueda defender como estrictamente histórico Mc 15, 37: “Y Jesús, lanzando un gran grito, expiró”. El resto parece relleno o dramatización de Marcos -o su fuente- o de los otros evangelistas, pues la influencia formativa de la Escritura parece estar presente por doquier (Sal 22, 2.16 + Sal 69, 22 + el motivo de Elías: Mc 15, 2.35).

La confesión del centurión (Mc 15, 39) que proclama a Jesús “hijo de Dios” corresponde a la teología cristiana postpascual, por lo que tampoco parece histórico.

En el cristianismo antiguo casi nada es como parece. Todo debe ser examinado… pero “sine ira et studio”.

He tomado estas notas, con pequeñas añadiduras del libro colectivo, editado por mí, "La verdadera historia de la Pasión", EDAF, Madrid, 2010.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por GIORDANO BRUNO 28.03.16 | 20:08

    ¡¡¡¡Que manera de complicar las cosas!!!. Claro que muchos, de ello viven. Y por cierto muy, muy bien. ¿Por qué no siguen el dicho de Jesús :"Dad gratis, lo que gratis habéis recibido".¿Tiene eso cabida en lo que hoy se llama la Multinacional Iglesia católica?. No por asomo. Pero hay maneras de pasar de matute, por el embustero Saulo el converso, que jamás vio ni oyó al Jesús de su tiempo, pero al que como un gran trilero lo convierte en Cristo, y así en una de sus iglesias se empiezan a llamar "cristianos", y además sacerdote y no sólo sino más aún Sumo Sacerdote.
    en la visión o audición de Damasco. Porque hay que tener en cuenta que Sus Cartas, le llevan por lo menos DIEZ AÑOS, al más antíguo de los evangelios, el de Marcos.Y más aún: El Espíritu Santo, le guía y le dice por donde debe o no ir, según los Hechos, por eludir peligros. ¿Es esto creíble?. Y además presume que no ha recibido "su evangelio de ningún hombre". Oh¡¡¡especial para él!!, no como los demás en vivo.¡¡Puaff!...

  • Comentario por galetel 25.03.16 | 12:14

    “Mirad que llega la hora (y ha llegado ya) en que os dispersaréis cada uno por vuestro lado y me dejaréis solo. Pero no estoy solo, porque el Padre está conmigo.
    Os he dicho estas cosas para que tengáis paz en mí. En el mundo tendréis tribulación. Pero ¡ánimo!: yo he vencido al mundo.” (Juan 16, 32-33).

  • Comentario por galetel 25.03.16 | 12:13

    “Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí; llorad más bien por vosotras y por vuestros hijos.
    … Porque si en el leño verde hacen esto, en el seco ¿qué se hará?”

    No será un dicho histórico sino teológico, pero dice la verdad. No nos confundamos, no obstante: no quiere decir que lo haga el Padre, ni que sea culpa de los “leños”, ni del verde ni de los secos. La culpa es del Mal, físico y moral, que hay en el mundo. Lo vemos por doquier a nuestro alrededor, y quizá lloramos. Dios no lo quiso, de ningún modo, al contrario; pero debió admitirlo en el mundo, provisionalmente, por la autonomía de la naturaleza, para obtener consciencias libres con las que realizar el Bien, con grave riesgo. El Mal existe y se ejecuta en contra de la voluntad del Padre. Somos víctimas del Mal, condicionados y oprimidos por él, no por deseo del Padre. Dios no estaba “arriba” ni “afuera”; estaba en Jesús reconciliando al mundo consigo, sin tener en cuenta las transgresiones (2 Corintios 5, 19).<...

  • Comentario por galetel 25.03.16 | 08:38

    Desde el punto de vista histórico, totalmente de acuerdo. El punto de vista teológico, sin embargo, cala más hondo, en la interioridad de Jesús y de los cristianos. Es de agradecer que se ayude a distinguirlos, pero hay que saber apreciarlos, a ambos, sin confundirlos. Hay un "pantógrafo de Dios", que tiene dos articulaciones: sólo la pequeña es histórica; la GRANDE es supra-histórica, pero cabe en los co-razones.

Domingo, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930