El blog de Antonio Piñero

Sobre el proceso de divinización de Jesús el galileo

13.01.16 | 09:18. Archivado en , CRISTIANISMO

Hoy escribe Fernando Bermejo

El judaísmo es habitualmente comprendido, a nivel popular, como un monoteísmo estricto a lo largo de toda su historia (el lector recordará al respecto el desvelamiento de los errores y disparates del libro Necesario pero imposible de Javier Gomá Lanzón, efectuado en una serie previa de este blog algunos meses ha). En esta comprensión del judaísmo antiguo, los procesos de deificación que se producen en el contexto de esta religión permanecen, comprensiblemente, ininteligibles.

El caso más conspicuo es el del predicador galileo Jesús hijo de José, que en algunas corrientes de la secta judía de los nazoreos, más tarde evolucionada hasta convertirse en la religión autónoma del cristianismo, llegó a ser venerado en términos exaltados, hasta la divinización.

Ese proceso de inflación del personaje ha sido explicado de diversos modos en la historia de la investigación, produciendo diversas hipótesis en función de los principales contextos que se han tenido en cuenta (tradiciones judías, religiones grecorromanas).

Recientemente, y con el retraso que casi inexplicablemente caracteriza a ciertas publicaciones españolas, ha visto la luz un artículo del que suscribe que proporciona un panorama de la investigación en el último siglo (desde la obra de Wilhelm Bousset, Kyrios Christos, hasta la actualidad), identificando y examinando las principales explicaciones de la génesis del proceso de divinización de Jesus en los contextos judío y grecorromano. El artículo será accesible en mi página de academia.edu en los próximos días.

Posdata: El artículo ha sido descargado. Aquí va el enlace:

https://uned.academia.edu/FernandoBermejoRubio

Saludos cordiales de Fernando Bermejo


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Luis Enrique Antolín 18.01.16 | 04:15

    .....sin ambages y reconocida en público la condición no meramente humana que le acarreará la dicha imputación y, al cabo, la muerte. Desde luego ello supone en los Sinópticos, junto con otros pasajes pero en este caso acentuado al plantearlo en modo y momento por demás difícil y conflictivo,la concepción de un Jesús no meramente humano, ya previamente a su Resurrección-Exaltación.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 18.01.16 | 03:57

    No resulta fácil ciertamente encajar en términos de un lenguje conceptual teológico la cuestión de la divinidad de Jesús, ni en el siglo I ni en el XXI, pero sí parece que la afirmación plena de esta divinidad en el Ev de Jn,el prólogo,afirmaciones como "El Padre y yo somos una sola cosa","Quién me ha visto a mí, havisto al Padre", etc.,constituiría en efecto un desarrollo, un proceso, pero desarrollo o proceso de algo que, como dice Galetel, ya estaba en ciernes previamente.

    Sin duda, en el Himno de Filipenses, en toda la exposición de Pablo( creo que Cristo es presentado en ella bastante más que como un intermediario), y ,en fin, vuelvo a traer a colación el tema de la inconcebible, desde un punto de vista estrictamente lógico, presentación en los Sinópticos del Mesías en cuanto imputado de blasfemia por la autoridad del Templo, situáda narrativamente en un momento clave en el que, tras guadar silencio ante las acusaciones, Jesús se habría arrogado, sin.....

  • Comentario por galetel 16.01.16 | 13:39

    Es natural y lógico que la teología cristiana fuese entendiendo y desarrollando todo esto paulatinamente, con aproximaciones sucesivas, tentativas y complementarias, de diferentes autores, con diferentes enfoques e hincapiés. Pero en el HF, que es más antiguo que esas teologías, estaba todo, los dos pasos, ya expresados en ciernes.

  • Comentario por galetel 16.01.16 | 13:24

    Para que en Jesús se diese eso: “ser amante como un hijo, humillándose hasta el extremo para obtener del Padre un cambio en la condición humana”, era imprescindible que hubiese dado efectivamente el primer paso. Un ser humano cualquiera, por bueno que fuese, no habría podido realizar todo eso si no representaba plenamente la voluntad del Padre, como Hijo, por Amor al Padre y con este a todos loa seres humanos de todos los tiempos y lugares. Por eso dice el Himno: “Por lo cual” y “para gloria de Dios Padre”. Pero eso no quiere decir que Jesús no fuese, además, verdaderamente humano y modelo de verdadera humanidad.

  • Comentario por galetel 16.01.16 | 12:44

    (no por estar subordinado como un sumiso, sino por ser amante como un hijo) humillándose hasta el extremo para obtener del Padre un cambio en la condición humana creada (de Adán) a una nueva condición gloriosa redimida (de nuevo Adán). Pero este es el segundo paso que siguió al primero, no es lo mismo. No hay un solo paso, sino dos pasos consecutivos y correlativos; está claro en el Himno, a mi entender (y lo dice Hurtado). En mi opinión, Pablo habla habitualmente del segundo paso porque le interesa predicar la resurrección/exaltación de Jesús, pero, en otras –menos- ocasiones, también habla del primer paso o lo da a entender.

  • Comentario por galetel 16.01.16 | 12:43

    Unos niegan que, siendo verdadero Dios, haya podido hacerse verdadero hombre. Afirman que el Jesús histórico seguía siendo de condición divina en alguna medida durante su vida, pues tenía poderes extraordinarios que mostraban capacidades de omnisciencia y omnipotencia. Su humanidad, según ellos, era solo aparente (docetismo) para realizar el plan divino. Otros –tal vez como reacción a aquellos, y tal vez porque piensan que así Jesús no tendría “mérito” para ser modelo de humanismo cabal- niegan que haya sido verdadero Dios antes de ser concebido como verdadero hombre. O sea, digámoslo así, que los “A” niegan la (B), y los “B” niegan la (A).

    Pero si uno adhiere a todo lo que dice el HF, uno no puede pensar como un “A” ni un “B”. Tiene que afirmar ese primer paso efectivo de vaciamiento, de que habla claramente el HF. Otra cosa es que, según el Himno también, haya un segundo “paso”, en el que Jesús, siendo ya un hombre verdadero, quiso ser “obediente” (no por estar subordina...

  • Comentario por galetel 16.01.16 | 12:39

    Estimado Xabier:
    En mi modesta opinión, tomarse “en serio” el vaciamiento (la kénosis) de que habla el HF consiste en admitir que hubo un cambio efectivo entre dos situaciones de Jesús, según el HF:

    (A) Una situación previa en que era “de la forma de Dios”, “de igualdad con Dios” (entendido aquí “Dios” como “el Trascendente” el YHWH del judaísmo). Su condición primera NO era pues la humana, “creada a imagen de Dios” según el Génesis.

    (B) Una situación posterior en que había despojado voluntariamente de su condición anterior para asumir la condición humana, la de todos los hombres. Ahora sí, pudo ser un “creado a imagen de Dios”, es decir, una criatura consciente, un hombre verdadero, capaz de ser concebido, de nacer, de crecer, de aprender, de padecer, de dudar, de equivocarse, de creer, y de morir.

    Pero hubo –y hay- quienes no han podido entender ni aceptar esto. Dos posiciones que niegan la efectividad de ese cambio. Unos niegan que, sien...

  • Comentario por Xabier 16.01.16 | 11:59

    Estimado Galetel:

    Estoy de acuerdo contigo en casi todo.

    En el Evangelio de Juan es evidente que se considera a Jesús encarnación de Dios pero, en el caso de Pablo, tomando en conjunto todas sus cartas y no solo el himno de Filipenses, no acabo de verlo. Sí veo que Pablo considera a Jesús "hijo de Dios" y mediador, que es un paso en su divinización, pero no acabo de ver que lo considere encarnación de Dios.

    A favor de esa hipótesis está una interpretación plausible (pero no la única plausible) del himno de Filipenses, pero otros apartados parece que van en dirección contraria, como el comienzo de la Carta a los Romanos, que parece adopcionista.

    Y, por si acaso, aclaro que yo no escribo acerca de si creo o no en la divinidad de Jesús, sino que intento escribir como historiador sobre qué pensaban tales o cuáles cristianos sobre esta cuestión.

  • Comentario por galetel 16.01.16 | 10:18

    Estimado Xabier:
    Claro que hay que distinguir entre Dios y Jesús, cuando por "Dios" se significa "Dios trascendente". Y sobre todo cuando se habla de Jesús en su ministerio terrestre. Nadie, que yo sepa, afirma que Jesús era Dios trascendente, sino la encarnación de Dios, Dios encarnado, que para eso se había "vaciado". Pero había preexistido, afirma el Himno, antes de vaciarse y hacerse hombre: un hombre verdadero, como todos los hombres. Hay humanistas jesuánicos que no son proclives a aceptar esto, porque según ellos querría decir que Jesús no era un hombre verdadero como todos. No se toman en serio el "vaciamiento". Distinto, según ellos, sería el caso de textos evangélicos posteriores escritos en ambientes fuertemente influidos por el paganismo. Pero el Himno es claramente judío, escrito en un ambiente judío en que el influjo pagano era muy escaso o nulo. Los humanistas jesuánicos están equivocados, a mi juicio; Hurtado tiene razón, por motivos filológicos e históricos.

  • Comentario por Xabier 16.01.16 | 09:26

    Algunas cosas.

    Me sorprende que se acuse de miopía filológica a Bermejo y Casey por dos motivos: porque Bermejo se limita a exponer el estatus quaestionis, sin pronunciarse y, porque Casey es un reputadísimo arameísta. Decir que tiene miopía filológica es como decir que Hawkins tiene miopía física, lo que no quiere decir que no se pueda discrepar legítimamente con él (Hurtado y muchos otros lo hacen), pero sin faltar al respeto.

    El tema de la divinización de Jesús es muy peliagudo. A mí Casey no me convence solo por su análisis del himno de Filipenses, sino por el contexto de las cartas de Pablo, que suele hablar de Jesús como un mediador entre Dios y los seres humanos, distinguiendo claramente Dios y Jesús.

    Otra cosa. La interpretación de Casey del HF es compartida por el equipo de la última edición de la Biblia de Jerusalén y por el jesuita González Faus, poco sospechosos de negar la divinidad de Jesús.

  • Comentario por AntonoL 16.01.16 | 00:23

    Respecto a Xabier, que sigue a Casey en ver en el evangelio de Juan la supuesta divinización de Jesús, Flusser menciona "Si ni hubise habido semejantes himnos cristológicos [Filipenses, hebreos, etc. los que ya señale en el post de abajo], dudaría de si hubo verdaderamente un modelo más antiguo que hubiera sido convertido por Juan el Evangelista en el prólogo de su evangelio"(Flusser, 1995, p. 37, El cristianismo una religión Judía).

    Es decir no es teologia o especulación juanica únicamente,sino hay un antecedente histórico del cual se basa.La cuestión supera estas líneas, pues una sencilla contrarreplica es que Jesús no se proclamo Dios, sino que fue especulación posterior etc. lo anterior tiene también sus complicaciones, obviamente históricas tanto a favor como en contra, pero nadie puede dudar que Caligula se proclamara verdadero dios en la tierra, y sin embargo, nadie realmente lo creyese.

  • Comentario por AntonoL 16.01.16 | 00:02

    Por cierto el comentario de Antolín es agudo, respecto a la blasfemía. Muy interesante. Galatel, tambien formula lo mismo que yo pregunto. No me parece "coincidencia espuria".

  • Comentario por AntonoL 15.01.16 | 23:48

    El caso de Marcel y su antropología del gesto no es fortuita, Mary Douglas y su libro sobre el Levitico es un estudio con una visión y resultados sorprendentes, pero me sorprende más que los historiadores y filólogos -no todos, pero si la mayoria- le den la espalda a investigaciones como las señaladas, de un corte antropológico, que son en muchos casos más redituable.

    Lo que expone Bermejo, son conjeturas, pero no contesta lo realmente importante, Pedro y los 10 o 11 influyeron en el proceso de "divinización", lo impulsaron o se opusieron.

  • Comentario por AntonoL 15.01.16 | 23:40

    tanto Bermejo como Casey tienen una especia de miopía filológica, perpetran el texto, error de muchos exegetas. El erudito Judío David Flusser, ya había señalado, que hay existian firmes formulaciones poético ritmicas anteriores o himnos anteriores a los escritos neotestamentales, y antes de él el hoy olvidado y excluido de los estudios históricos cristianos -me sorprende sería una beta de investigación- Marcel JOUSSE, y su antropología del Gesto ya había demostrado lo que Flusser y muchos otros ahora mencionan, por ejemplo el himno de Filipenses, pero Filipenses pare cosa excepcional, y no es así hay himnos de díficil datación como Jn 1, 1-14; Col 1, 15-20; 1° DE Timoteo 3, 16, Hbr 1y 3, Un ejemplo de Himno terdio es el de Efe 19, 2-3.

  • Comentario por galetel 14.01.16 | 19:54

    Xabier:
    Como sabes, a mí me convencen más, mucho más, las razones filológicas de Hurtado (ampliamente explicadas en el capítulo 4 de su libro y que he citado en otras ocasiones), la frase de Piñero, y lo que dice Bermejo: "En una determinada –y ampliamente aceptada– interpretación del texto, la expresión «ser igual a Dios» (τὸ εἶναι ἴσα Θεῷ) es considerada como expresión de la preexistencia del Cristo; tal igualdad es comprendida como posesión, aunque una posesión a la que Jesús renuncia voluntariamente." Y también lo que te dije acerca de que Jesús, según los evangelios, no era Dios trascendente sino encarnado, porque se había despojado de su "forma de Dios" para hacerse verdaderamente humano. Me parece mucho más convincente que eso que me comentas de Casey. Pero, claro, eres libre de creer lo que te parezca. Gracias. Saludo cordial.

  • Comentario por Xabier 14.01.16 | 18:31

    Ya he leído el artículo del Dr. Bermejo y tengo que decir que es excelente.

    Respondiendo a Galetel, Maurice Casey da dos motivos para decir por qué el autor del himno prepaulino de Filipenses dice forma en vez de imagen:

    - Muchos judíos pensaban que el hombre no perdió la imagen de Dios después de la caída de Adán (1 Cor. 11:7)

    - "Forma" es más adecuado para realizar el contraste con Jesús tomando la forma de esclavo.

    También compara Casey que el ser igual a Dios "isa theo" con el "seréis como dioses" del Génesis, lo cual supone un alto estatus pero no una completa deidad.

  • Comentario por sofía 14.01.16 | 16:27

    Muy interesante todo.

  • Comentario por galetel 14.01.16 | 09:56

    en algunas de las mismas fuentes cristianas son un buen testimonio de que un proceso que implicó la deificación de un sujeto humano –máxime en un contexto monoteísta– debe de haber procedido de manera tentativa y dado lugar a posiciones divergentes.

  • Comentario por galetel 14.01.16 | 09:55

    (G) No hay ninguna contradicción entre admitir que en algún caso este proceso pudo cuajar con relativa rapidez –así parece probarlo v. gr. Fil 2, 6-11– y el reconocimiento de que –a tenor del variado panorama que presentan las fuentes, de las numerosas disp.utas ulteriores y de las resistencias que en ellas se transparentan– en otros requirió de un proceso gradual. Una historia unificada no solo no hace justicia a la realidad histórica y literaria, sino que da por buena la fiabilidad del relato teológico monolítico y de corte heresiológico excogitado y propagado por las formas exitosas de cristianismo.
    Todo parece indicar que el proceso de divinización de Jesús no consistió en un desarrollo unitario y lineal a partir sea de una fecha temprana sea de una tardía, sino que se produjo con ritmos diferentes en diferentes lugares, en función de diversos factores, y a menudo probablemente con comprensibles oscilaciones. Los vaivenes y tensiones que se detectan en algunas de ...

  • Comentario por galetel 14.01.16 | 09:51

    diversos segmentos de las culturas circundantes, tanto la judía como la grecorromana. De hecho, esto contribuye a hacer comprensible el éxito de la proclamación cristiana: es porque la historia relatada fue vertida en moldes inteligibles para la mayoría de los habitantes del Imperio por lo que halló una aceptación que, de lo contrario, sería difícilmente explicable. Por lo demás, la utilización de modelos diferentes (ser humano asunto al cielo o divinidad descendida: modelos, respectivamente, de apoteosis y de teofanía, o de exaltación y preexistencia) adquiere más sentido cuando tomamos en serio las intensas necesidades existenciales y emocionales de aquellos individuos cuyas creencias se reflejan en los textos.

  • Comentario por galetel 14.01.16 | 09:48

    4) comida en comunidad celebrada como un banquete sagrado donde el Jesús resucitado preside como «Señor» de la asamblea; 5) praxis de «confesar» a Jesús de forma ritual; 6) profecía cristiana entendida como oráculos de Jesús resucitado y del Espíritu Santo, comprendido también como el Espíritu de Jesús.

    (E) En su opinión, los nazarenos tuvieron potentes experiencias de revelación poco después de la ejecución de su maestro, las cuales les otorgaron la certeza de que Dios había concedido a Jesús un honor y una gloria en el cielo sin parangón. Mientras que el tratamiento efectuado por Bousset permitía comparar el fenómeno cristiano con otras formas de piedad, ahora se insiste en la presunta excepcionalidad de este.

    (F) No se puede reducir la cuestión del origen de la divinización de Jesús solo a un modelo proveniente de mitos paganos o solo a uno dependiente de la tradición judía, pues los nazarenos parecen haber utilizado modelos procedentes de diversos segmento...

  • Comentario por galetel 14.01.16 | 09:47

    en la que el carácter divino de una segunda figura está integrado en Dios y a su servicio, de tal modo que esa segunda figura no amenaza la preeminencia de Dios, en la medida en que el poder y estatus de que goza son resultado de la determinación del propio Dios y se despliegan para mayor gloria de este. La consideración de Jesús como figura elevada se remontaría a la comunidad primitiva en Judea –es decir, mucho antes de que alguien pensara en llevar el evangelio a la diáspora– y representaría una espectacular «mutación» del monoteísmo judío, pero no una desviación de él.

    (D) Hurtado ha enfatizado seis prácticas concretas que dan forma a una pauta devocional que describe como extraordinaria y novedosa: 1) himnos sobre Jesús cantados como parte del culto cristiano; 2) oración a Dios «por medio de» y «en nombre de» Jesús, e incluso oración directa a Jesús mismo; 3) invocación del nombre de Jesús, sobre todo en el bautismo, sanaciones y exorcismos; 4) comid...

  • Comentario por galetel 14.01.16 | 09:45

    una composición pre-paulina tradicional, con lo cual su antigüedad se incrementa. En una determinada –y ampliamente aceptada– interpretación del texto, la expresión «ser igual a Dios» (τὸ εἶναι ἴσα Θεῷ) es considerada como expresión de la preexistencia del Cristo; tal igualdad es comprendida como posesión, aunque una posesión a la que Jesús renuncia voluntariamente. Además, Fil 2, 9-11 alude a Is 45, 22-23 –una declaración rigurosamente monoteísta–, de tal modo que se da a entender que ahora no es ya Dios Padre, sino el Jesús exaltado, ante el que «toda rodilla se inclinará y toda lengua confesará»; esto significa que el honor y la gloria que en la tradición judía se consideraban debidos al Dios Altísimo se tributan ahora (también) al propio Jesús.

    (C) Así se pudo llegar a lo que Hurtado llama «binitarismo cristiano». Este «monoteísmo binitario» designaría una comprensión de la divinidad en la que e...

  • Comentario por galetel 14.01.16 | 09:44

    Sería demasiado largo poner aquí incluso mi extracto-resumen del excelente artículo del Prof. Bermejo. Pero podré algunos párrafos que, a mi juicio, son especialmente interesantes. Ahí van:

    (A) Una de las debilidades del enfoque de Bousset puede mostrarse en el tratamiento de la expresión aramea Maranatha (cuya traducción más plausible es «Señor nuestro, ven»), que se conserva en transliteración griega en 1 Cor 16, 22. La pervivencia de la expresión sugiere que también judíos cristianos, no solo gentiles, participaron en el culto a Cristo; y un contexto judío suscita la cuestión de si «Señor» podría referirse primariamente al rey o al Dios de Israel. Esto llevó a críticos de Bousset a postular que el título Kyrios fue adscrito a Jesús en la más temprana comunidad cristiana de Judea.

    (B) Un caso paradigmático es la perícopa de Fil 2, 6-11, pues no solo se halla en una epístola indudablemente paulina, sino que además es considerada mayoritariamente una composici...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 14.01.16 | 04:58

    .....es indisociable de su fundamento judío, sin duda, pero respecto a él, y digamos que despegando de él, introduce un "novum", un nuevo régimen que si deudor del judaísmo, ya no permite su reinserción en él, tal al fin y al cabo vino a suceder finalmente como no podía ser de otro modo. Cabe aducir que ello es fruto de unadesvirtuación y/o falsificación del Jesús originario y genuino por parte del mundo helenístico-pagano, sí,cabe aducirlo, también cabe aducir la consecuencia lógica de que la cruz instigada por el Templo no aconteció,no podía ser de otro modo, en vano......¡Ah, ya!, para Bermejo et alii esto se trata de un cuento chino.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 14.01.16 | 04:36

    .....digamos la justeza de ella en tanto que en efecto el propio Jesús en un momento clave y frente a la máxima autoridad religiosa se arrogara la citada condición divina. Desde luego, un análisis en términos meramente literarios de cómo está elaborada la narración de los Sinópticos apunta sin duda en este sentido.

    Entre los posibles "esquemas intelectuales previos" respecto a esta arrogación de condición divina cabría aducir el binitarismo, últimamente traído a colación en determinados ámbitos exegéticos. Sin entrar por ahora en mayores análisis ,señalar no más lo lo impreciso y "cogido por los pelos" de semejante esquema, no en vano sostenido por exégetas judíos como Boyarin que pretenden "recuperar" a un Jesús normalizado y des-singularizado dentro de la cultura religiosa judía, algo similar a lo que, si bien en base a otros aspectos, pretende, por ejemplo, Mario Sabán.

    El cristianismo, nacido a partir de Jesús, es indisociable de su fundamento judío,....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 14.01.16 | 04:00

    En Jn no se describe la comparecencia de Jesús ante las autoridades del Templo, bien que dicha imputación aparece recurrentemente a lo largo de este Ev. Centrándonos en los Sinópticos, esta comparecencia sí se recoge, con el tremendo colofón finalde la acusación de blasfemia por parte nada menos que del Sumo Sacerdote.

    He aducido mil veces,y una más lo repito, que nada, absolutamente ningún dicho o episodio, hay en todo el texto evangélico a lo que pueda aplicarséle con mayor propiedad el principio hermenéutico de dificultad. Algo así rompe todos los esquemas y resulta imposible de integrar en "esquemas intelectuales previos", o posteriores (insólita manera, en verdad,de "vender" a un Mesías).

    Blasfemia constituye, ciertamente, para la concepción religiosa judía el arrogarse un humano condición divina. La pregunta es la de si el que los Sinópticos se atrevan a conceder papel tan determinante a dicha imputación no estará señalando o denotando digamos....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 14.01.16 | 03:30

    Un valor añadido de los textos paulinos lo representa el que constituyen los primeros escritos cristianos de que tengamos noticia, relativamente cercanos a los hechos (Pablo se relaciona con quienes convivieron con el Nazareno) y además el que constituyen un testimonio directo e inmediato en primea persona, no mediados por la narración posterior de un tercero.

    En sus cartas Pablo no duda en dejar constancia de sus a veces ásperos enfrentamientos con los judeocristianos, de lo que no queda la más mínima huella es de que tales enfrentamientos tuvieran como base discrepancia ninguna en lo que atañe, diríamos para resumir, a una concepción del Cristo como la que se plasma en el Himno de Filpenses, concepción,por cierto, que guarda grandes concomitancias con la del Ev de Juan.

    Mencionaría un tema del que he hablado otras veces y al que considero no se le concede la importancia que tiene, el de la imputación de blasfemia (para Bermejo un cuento chino, claro).

  • Comentario por galetel 14.01.16 | 00:18

    Un argumento curioso de Bermejo en contra de Hurtado, es este:

    "Es asimismo discutible que las experiencias extáticas de los cristianos tengan la capacidad explicativa que se pretende, dado que las percepciones que se tienen en las experiencias religiosas han de ser interpretadas mediante su integración en esquemas conceptuales previos –y lo que Hurtado niega es que existan precedentes reales en el judaísmo para tales esquemas conceptuales–. Estas objeciones, entre otras, permiten abrigar sospechas respecto a que la exaltación de Jesús constituya una verdadera «mutación», y de hecho no resulta claro que el análisis de este autor resulte, en última instancia, suficientemente explicativo."

    Me parece una petición de principio para NO admitir una singularidad conceptual -discontinua "dentro de la continuidad"- en la experiencia real de revelación de la resurrección y exaltación de Jesús. ¿En qué se basa? ¿En el axioma/dogma ACM?

  • Comentario por galetel 13.01.16 | 23:41

    Desde luego, lo más intrigante e importante es averiguar si los conocedores cercanos de Jesús, incluso los más íntimos, compartieron la fe en que Jesús era el "Cristo de la fe" descrito en MT->HF, y por qué y cómo. No importa tanto que hubiese otros que lo creyeran o no, y por qué y cómo, paralelamente o posteriormente a aquellos.

  • Comentario por galetel 13.01.16 | 23:25

    He leído el artículo, y me parece muy interesante. Tengo hecho un resumen que ya comentaré. Sobre Hurtado, dice lo que estimo adecuado. Y añade otras cosas obvias, como que hubo diversas maneras de abordar el tema y diversas influencias en su desarrollo. Pero estimo que NO responde a mis preguntas acerca de los principales discípulos y familiares de Jesús, cuya fe argumenté y por cuya causa pregunté. Bermejo, en su artículo, ni siquiera se plantea esto. Sin embargo, a mi juicio, es lo más importante y está respaldado por los datos que he dado. Seguiremos cuestionando, entonces, a quien sea, a ver si obtenemos respuesta.

  • Comentario por Manuel 13.01.16 | 21:17

    https://www.academia.edu/20218458/_La_génesis_del_proceso_de_divinización_de_Jesús_el_Galileo_ensayo_de_status_quaestionis_ARYS_12_2014_293-320

  • Comentario por Manuel 13.01.16 | 21:16

    Ya ha publicado el profesor el artículo. Sí, galetel, responde (a mi modo de ver) y sí considera en lugar muy relevante a Hurtado, etc. Y me parece un trabajo muy equilibrado y bien hecho.
    Enlace: https://www.academia.edu/20218458/_La_génesis_del_proceso_de_divinizació_de_Jesús_el_Galileo_ensayo_de_status_quaestionis_ARYS_12_2014_293-320

  • Comentario por galetel 13.01.16 | 15:33

    Estimado Xabier:
    Me parece muy interesante que Casey haya "explicado por qué el himno dice forma en vez de imagen". Me gustaría saber más sobre eso. Lo contrastaría con lo que han afirmado Hurtado y Piñero. Quizá está demás repetirlo, pero pondré lo de Piñero: “No es lo mismo en griego ser in eikôn, una “imagen” de Dios, que “existir en forma de” (griego en morphéi theoû hypárchein) de Dios, que apunta hacia la unidad de forma y sustancia.”

    Por otra parte, en mi opinión está claro que ni Jesús ni los evangelistas han sostenido que Jesús era Dios trascendente, sino Dios encarnado ("el Hijo de Dios"), vaciado de sus atributos divinos ("forma de Dios") para ser un hombre verdadero, como dice el Himno.

  • Comentario por Xabier 13.01.16 | 15:20

    Estimado Galetel:

    Casey viene a sostener que se hace una analogía con Adán (lo cual es coherente con lo que dice Pablo de que Jesús viene a ser un nuevo Adán) y explica por qué el himno dice forma en vez de imagen.

    Sobre la divinización de Jesús, yo llegué a una conclusión similar a la de Casey (que Jesús fue divinizado en el Evangelio de Juan, no antes) leyendo sin intermediarios el NT. En concreto, influyó mucho en mí el famoso pasaje del joven rico que llama a Jesús "maestro bueno" y Jesús le responde que solo es bueno Dios. En mi opinión, ese pasaje da a entender que Jesús no se consideraba Dios y que los autores de los evangelios sinópticos no lo consideraban Dios, aunque sí "hijo de Dios".

  • Comentario por galetel 13.01.16 | 15:16

    ¿Responderá Bermejo a estas preguntas que planteo? ¿O irá por otros derroteros menos importantes?

  • Comentario por galetel 13.01.16 | 15:08

    Entonces, si los más íntimos conocedores del "Jesús histórico" aprobaron plausiblemente esas ideas acerca de Jesús, que lo concebían como "el Cristo de la fe", ¿cómo habían llegado a creerlas?

    Y si no, ¿por qué no rechazaron cualquier acuerdo con Pablo?
    (El desacuerdo posterior fue sobre el modo de incorporación de los gentiles, no sobre eso).

  • Comentario por galetel 13.01.16 | 14:50

    Podemos suponer muy plausiblemente, que Pablo suscribió y predicó lo que expresa el himno prepaulino de Filipenses acerca de Jesús, y que Pablo expuso esta predicación a los líderes judeocristianos de Jerusalén, que eran Santiago-el-principal-hermano, Pedro-Cefas y Juan, los principales discípulos de Jesús. Pablo lo cuenta en su carta a los cristianos gálatas: "les expuse a los notables en privado el Evangelio que proclamo entre los gentiles, para ver si corría o había corrido en vano". Y cuenta que " reconociendo la gracia que me había sido concedida, Santiago, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos tendieron la mano en señal de comunión a mí y a Bernabé, para que nosotros fuéramos a los gentiles y ellos a los circuncisos." ¿Cómo pudo haber este acuerdo sobre algo si la idea de ellos sobre Jesús hubiese sido radicalmente diferente a la del HF que suscribía Pablo? O, si no hubo tal acuerdo, ¿por qué se arriesgó Pablo a ser desmentido sobre ello?

  • Comentario por Elías 13.01.16 | 12:52

    interesante el enlace galetel , yo me quedo con las conclusiones del prof: "Por último, Hurtado sostiene que estrictamente hablando no hay propiamente divinización..... Jesús era el emisario exclusivo de Dios en quien se reflejaba de forma singul ar la gloria del Dios uno y para quien Dios Padre exigía entonces una veneración total como para un Dios” (pp. 55-56). Estas expresiones son típicas entre los investigadores creyentes y voluntariamente ambiguas....si a esta presunta elección de la cristología johánica, que defiende en verdad que Jesús existe desde toda la eternidad, Hurtado une artificialmente la cristología de Mateo 1-2 y de Lucas 1-2, para quienes Jesús no es preexistente, sino que comienza a ser hijo de Dios en el momento de su concepción por obra misteriosa del Espíritu divino. La teología cristiana acostumbra a mezclar las dos concepciones, aunque entre sí son incompatibles.
    Y los comentarios de David Mo para el post

  • Comentario por galetel 13.01.16 | 11:42

    Estimado Xabier:
    ¿Podrías decirme sucintamente cuál es la "interpretación del himno prepaulino de Filipenses" que hace Casey?

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Domingo, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930