El blog de Antonio Piñero

¿Qué crédito merecen los relatos evangélicos de la pasión?

18.11.15 | 01:13. Archivado en Biblia/Evangelios,

Hoy escribe Fernando Bermejo

La historicidad de los evangelios –o, si se prefiere, el grado de fiabilidad que estos merecen– es una de esas cuestiones clave que, quizás precisamente en virtud de sus implicaciones potencialmente devastadoras, no acostumbran a ser respondidas de manera suficientemente clara.

Los autores confesionales acostumbran, sea a soslayar, sea a minimizar todo lo posible los problemas de fiabilidad de los evangelios con diversos procedimientos, y generalmente, tras un mero reconocimiento genérico pro forma de la existencia de tales problemas, en la práctica pasan a olvidarlos. Pero también a menudo los estudiosos laicos abordan de modo insatisfactorio esta cuestión, bien porque presuponen que el carácter hagiográfico de los evangelios hace superflua la demostración de su escasa fiabilidad, bien porque –más a menudo– se acomodan a las expectativas del lector medio, que en consonancia con la enseñanza eclesial tradicional tiende a asumir la básica verosimilitud de lo narrado.

El problema se plantea de forma particularmente acuciante en lo que respecta a los relatos de la pasión, que constituyen el punto neurálgico del kerigma cristiano hasta el punto de que, en la célebre frase de Martin Kähler, los evangelios pueden ser definidos como “relatos de la pasión precedidos de una extensa introducción”.

En diversos artículos, y de acuerdo con otros investigadores, he puesto de manifiesto de modo argumentado que, a pesar de su carácter de propaganda religiosa, existe un núcleo no solo verosímil sino históricamente probable en esos relatos, que consiste en que el galileo Jesús hijo de José (Jesús de Nazaret) fue ejecutado en Jerusalén por orden del prefecto romano Poncio Pilato hacia el año 30 e.c. con acusaciones de signo político –una posición antirromana–.

He argumentado asimismo que algunos otros detalles extraíbles de los relatos de la pasión tienen asimismo un altísimo grado de probabilidad: que hubo algún tipo de resistencia armada por parte del grupo de Jesús, que este fue ejecutado en una crucifixión colectiva –y que por tanto Jesús fue ejecutado con varias personas relacionadas ideológica y/u operativamente con él–, y que fue acusado (con fundamento) de enarbolar una pretensión regio-mesiánica.

Sin embargo, una vez admitido esto, poco más de tales relatos tiene visos de verosimilitud. Una gran proporción muy considerable de los contenidos de los relatos de la pasión oscila entre lo improbable y lo imposible. Esta proporción es mucho mayor de lo que la mayor parte de estudiosos están dispuestos a reconocer, tal como muestra un análisis mínimamente pausado. Las razones para ello han sido mostradas en solo algunas ocasiones por estudiosos particularmente críticos, aunque sus voces resultan apenas audibles en medio del ruido creado por las legiones de quienes repiten acríticamente las viejas cantilenas.

En un artículo que acaba de publicarse, he expuesto las razones principales no solo para desconfiar, sino para mantener positivamente que los relatos de la pasión son –dejando aparte el núcleo señalado– narraciones piadosas, apologéticas y polémicas, infestadas de incongruencias y cuya fiabilidad como fuentes históricas resulta muy limitada. Los lectores interesados pueden descargarlo gratuitamente en

https://uned.academia.edu/FernandoBermejoRubio

Resulta profundamente aleccionador que una gran cantidad de personas, incluso con una seria formación cultural, estén dispuestas a prestar amplio crédito a tales relatos hagiográficos como fuentes históricas. A ello ha contribuido no solo un eficaz y multisecular proceso de adoctrinamiento, sino también el hecho de que la dramática historia narrada en estos escritos –la de un ser ontológica y moralmente excepcional, víctima inocente de una conspiración por parte de una colectividad odiosa y desalmada– resulta vívida y profundamente cautivadora, a tal punto que para muchos oyentes y lectores a lo largo de los siglos ha poseído indudable verosimilitud, a pesar de sus abundantes e innegables incongruencias.

La necesidad de contar con relatos que doten de sentido a la difícil existencia humana, por inconsistentes que sean, parecen inhibir la capacidad crítica del sedicente homo sapiens hasta límites insospechados.

Saludos cordiales de Fernando Bermejo


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Y 22.11.15 | 20:58


    El embajador del Vaticano dijo que Cayetano Ripoll era un "fanático deísta" por no creer en los dogmas de la iglesia católica y así fue condenado a muerte en la horca en Valencia, entonces, claro, el "fanático" siempre es el otro, en este punto el sumo pontífice Anás el viejo y el romano pontífice León XII están de acuerdo, y los patricios romanos que mataron a palos a los seguidores de Tiberio Graco también pensarían que era un "fanático", y Osama bin Laden fundó Al-Qaeda para "luchar contra el terrorismo", y se desencadenó el caos y el terror en Irak en una "guerra contra el terror", un chiste completo si se tiene en cuenta que el sátrapa de Irak era enemigo mortal de Al-Qaeda, igual que el sátrapa de Siria

    ¿Alguien sabe por qué había que acabar con los dos sátrapas enemigos de al-Qaeda?
    ¿Eran los asesores de Bush II unos fanáticos, no sabían lo que hacían o lo sabían demasiado bien?

  • Comentario por Y 22.11.15 | 20:15

    "fanáticos" de esa época y esas tierras había un puñado

    un tipo de "fanático" -"oh fanático galileo" se lee en el Talmud- era el que pensaba que había que ahorcar de un árbol a todo el que se casara con una aramea, otros eran celosos de "las leyes viejas" (en sus varios significados, desde los fueros persas de la provincia de Yehud hasta cómo el Sumo debía lavarse el prepucio y cosas así) Saulo de Tarso, inquisidor general, era de ese tipo, hay un texto de Saulo el Pablo donde dicta una sentencia de hoguera, que es la pena máxima: horca, lapidación y hoguera; que yo sepa la hoguera sólo le tocó a un par de jóvencitas, y la lapidación también le tocaba mucho a ellas. A este rabí le seguían muchas mujeres. Veré qué dice doña María Moliner en "fanático", no uso RAE, vade retro. En fin, todo apunta a que el rabí galileo estaba cabreado al estilo profético de siglos atrás, como un Jeremías o sin ir más lejos como su maestro Juan el Bautista

  • Comentario por Y 22.11.15 | 19:39

    "¿Se podría considerar a Jesús un fanático?"

    "Jesús el nazareno" es un personaje literario que nace alrededor del año 40 a raíz de la muerte de un rabí galileo y otros sucesos. "Jesús el nazareno" está muy cabreado porque han crucificado a Jesús, un rabí galileo que poco tiempo antes de morir hizo voto de nazareo. Me parece muy difícil ir más allá de "Jesús el nazareno" para acceder al rabí galileo que tras su muerte y otros sucesos dio lugar a "la escuela/corriente de los nazarenos"

    Parece que primero el rabí galileo siguiendo la arcaica tradición arabohebrea se mueve por los márgenes de las zonas de control despótico y fiscal; pero llega un momento que se involucra y se mete en la boca del lobo y sube el tono de su discurso y corre la misma suerte que su maestro Juan el Bautista y la misma suerte que correrá Esteban el liberto, Jacobo el hijo del Trueno y Jacobo el Justo

  • Comentario por Manuel 22.11.15 | 18:14

    De acuerdo, JP., aunque sólo si la acusación de blasfemia hubiera conllevado pena y ejecución judías habría muerto como un maldito de la Ley.
    Un hijo vago y desobediente era condenado a morir como un maldito de la Ley.
    Y difícilmente se vería exaltado tras su ejecución.
    En cambio, Jesús no muere como un maldito de la Ley según los evangelios; sí, según Pablo que lo ve clavado a un madero (como maldito de la Ley), para escarnio, antes de operarse su Resurrección (con o sin paralelismos y rituales de vivencia partícipe, en clave ritual-mistérica o sacramental). Y, sin embargo, Pablo asegura que su Cordero Pascual resucita; que su Segundo Adán, creado junto al primero, descenderá desde los cielos.
    Que Pablo no dé una no debe hacernos olvidar lo que creía y predicaba, en clave cosmológica y para aquella misma generación.

  • Comentario por procestoc 22.11.15 | 17:17

    En primer lugar totalmente de acuerdo con sofía cuando dice "yo simplemente es que no veo en donde dice Jesús que haya que pagar el tributo al Cesar: creo que la contestación que ponen en boca de Jesús en los evangelios sugiere todo lo contrario."
    Tanto la contestación como los actos y el contexto indican el impago, pero de un modo evasivo para no caer en la trampa tendida por sus rivales.

    En segundo lugar y ya que se ha tratado el tema tangencialmente:

    ¿Se podría considerar a Jesús un fanático?

    Me adelanto a acotar la pregunta:
    fanatismo
    Del fr. fanatisme, y este de la raíz de fanatique 'fanático' e -isme.
    1. m. Apasionamiento y tenacidad desmedida en la defensa de creencias u opiniones, especialmente religiosas o políticas.
    Real Academia Española

  • Comentario por J.P. 22.11.15 | 14:03

    Manuel: no si esa acusación va acompañada de otra de blasfemia, que es lo que sostiene Luis Enrique. Pero, además, el pasaje de Dt habla, sin más, de aquel merecedor de la pena capital. Y hay unos cuantos pasajes que estipulan la.pena capital (hijo rebelde y contumaz; desobediente y desdeñoso de los sacerdotes; falso profeta; etc.) que alfuien podria ir acoplando sobre diferentes pasajes del NT.

  • Comentario por Y 22.11.15 | 12:15


    Pero el colmo de la desfachatez se lo lleva nuestro querido Fernando Bermejo

    En Fernando Bermejo podemos ver el colmo de los revisionistas: dar por buena la propaganda de los poderosos, y no sólo la propaganda, sino su forma de actuar: si hablas porque hablas (eres un agitador) si te amenazan y llevas guardaespaldas (entonces está claro, éso es resistencia armada) en fin 'hagas lo que hagas la cagas' y perdón por la grosera expresión pero es que ya estoy bastante harto de tantas tonterías, a mí me gustaría que Fernando Bermejo nos explicara qué cojones podían hacer Juan el Bautista, Jesús el nazareno, Esteban el liberto, Jacobo el hijo del Trueno y Jacobo el Justo para criticar a los poderosos sin despertar la ira de un Palacio un Templo o un Imperio

    ah, claro, llorar bajito no vaya a ser que la población (sometida) moleste al pueblo (de los señores) al escuchar sus lamentos

  • Comentario por Y 22.11.15 | 11:59


    ¿Qué requisitos hace falta reunir para que un Palacio, un Templo o un Imperio te crucifique, te lapide o te degolle?

    Aquí es donde mejor se ve que a tradicionalistas y revisionistas no les interesa esta historia a escala universal

    Los tradicionalistas pretenden convencernos que la muerte de Jesús tiene algo de especial y único ... para ellos; pero para alguien que no forme parte de su tribu o parroquia es imposible entender por qué la muerte violenta de un rabí galileo es distinta de la muerte violenta de Tiberio Graco, Cayetano Ripoll y Mariana Pineda por citar tres buenos ejemplo, y no digamos ya si comparamos julio del año 66 con julio del año 1936 en los dos extremos del Mediterráneo, la comparación entre la guerra de los judíos y la guerra de los españoles es fascinante, pues en un caso (julio del 66) la población atacó a los poderosos, y en el otro caso los poderosos desencadenaron el terror sobre la población

  • Comentario por Manuel 22.11.15 | 11:54

    FernandoP: Alude Vd. a un problema que existe con el mesías paulino. Un "maldito de la ley" muere apedreado (lapidado) o despeñado (lanzado desde un barranco), tras lo cual su cadáver ha de ser colgado de un madero y expuesto al público con carácter ejemplarizante hasta antes de que caiga la noche. No es un maldito de la Ley de Moisés, explicitada en el Deuteronomio (Dt 21,22-23), quien muera ejecutado según la ley romana por oponerse al dominio de esta potencia "infiel". Claro que tanto Pablo como hechos aluden a un madero, como refiriéndose a otro tipo de ejecución. Y lo mismo se recoge en Hechos (Gál 3,13; Hch 5,30 y 10,39).

    Suponer demasiado de un texto confuso o poco explícito podría significar soslayar conflictos que han sido detectados por no pocos especialistas

  • Comentario por Y 22.11.15 | 11:41

    Flavio Josefo y el libro de los Hechos son magníficas fuentes para el historiador que quiera comprender y entender estos textos de la literatura apocalíptica

    Flavio Josefo al final De la Destrucción (Guerra VII, 260) sentencia con claridad a modo de resumen: "loi dunatoi kakountes ... los poderosos maltrataban a la gente/mayoría/multitud, y la gente quería matar a los poderosos (...) y saquear los bienes de los ricos", nada extraño para el que conozca las típicas tensiones de las sociedades agrarias mediterráneas y más si cabe bajo el poder del imperio de los romanos que facilitó que los poderosos tuvieran aún más poder de abusar de la gente

    "este hombre no cesa de proferir palabras contra el lugar santo" (Hechos 6,13) Esteban el liberto fue lapidado, y Jacobo el Justo fue lapidado, y Juan el Bautista fue degollado, y Jacobo el hijo del Trueno fue degollado. El Palacio degollaba, el Templo lapidaba y el Imperio crucificaba

  • Comentario por Y 22.11.15 | 11:23

    Ni a los tradicionalistas ni a los revisionistas les interesa esta historia desde un punto de vista académico, unos y otros están centrados en la figura del rabí galileo, que no es el personaje principal de esta historia. Dado que los que se interesan por estos textos tienen la mirada atrapada por el foco de estos textos es casi imposible o muy difícil que alguna vez exista historia imperial sobre la historia que da origen a esta literatura apocalíptica. Criticar la narrativa tradicional, demoler hasta sus cimientos el hombre de paja de la narrativa tradicional -que es lo que hace el batallón de minadores-zapadores revisionistas- éso no es escribir historia

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 22.11.15 | 03:54

    ....de "vender" al Mesías, no caemos en cuenta de lo inconcebible de ello de puro acostumbrados que estamos a la narración. Varias veces lo he señalado, si se aplica el principio hermenéutico de dificultad, NI DE LEJOS hay episodio evangélico al que resulte tan adecuado y pertinente aplicarlo como a éste.

    Que de otro lado guarda coherencia con lo que sí podemos considerar estrictamente histórico, el acoso o persecución de los seguidores del Nazareno por parte del Templo, haber actuado como perseguidor de los cristianos declara de sí mismo el propio Pablo. Sin duda,claro contraste con la ausencia de constancia alguna de persecución por parte de Roma.

    No desde la fe sino desde la pura lógica formulo preguntas. Desde luego, los planteamientos de Bermejo y compañía, tan "racionales", "lógicos", tan "científicos", cuchilla de Ockham en ristre, pues no sé, como que siguen dejando estas preguntas en el aire....Será cosa de mi disonancia cognitiva de creyente.
    ...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 22.11.15 | 03:27

    .....¿acaso no resulta mucho más coherente y racional el considerar que de un gruposemejante hubieran surgido textos deun cariz muy, muy distinto?.

    Otra pregunta de pura lógica. Para la mentalidad religiosa judía no hubiera sido fácil aceptar de modo inmediato la derrota-muerte del Mesías pero tampoco hubiera tan difícil el "venderla" como signo definitivo, finalmente resuelto en victoria por mor de la resurrección, de la guerra (leif-motiv que recorre el AT) entablada contra Dios y Su Pueblo por los endiosados imperios,empezando por Egipto y cuya última encanación la constituiría Roma.

    Pero el caso esque los primeros escritos cristianos de que tenemos constancia e insisto,relativamente cercanos a los hechos, los paulinos inciden con especial enfásis en presentar al Cristo muerto como malditomnde la Ley, algo que los Sinópticos concretarán NADA MENOS que en forma de imputación de blasfemia por parte del Templo.Rara e insólita manera, pero que mucho, de "vender...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 22.11.15 | 03:00

    Pregunta de pura y simple lógica. Un pretendiente mesiánico antirromano, hasta el punto del recurso a las armas, es finalmente justiciado por Roma,incluso cabe pensar que con algunos seguidores suyos ajusticiados junto a él.Los seguidores remanentes afuirman que el tipo ha resucitado,locual es signo de un grado de obcecación y fanatismo más que considerable; en pura lógica habrá de suponerse que consecuentemente afirmarán que su amado líder volverá,ya invencible, en plan degüella-romanos al frente de sus legiones de ángeles, ¿qué otra proclama cabe esperar de ellos?.

    Aparte de lo inexplicable de que según parece y hablando en puro rigor histórico no sufrieran persecución por parte de Roma, otra cuestión adviene: ¿qué tipo de textos cabe esperar hubiera producido semejante grupo.¿ Tiene la más mínima coherencia suponer que surgieran en tiempo relativamente cercano a los hechos las cartas paulinas o en tiempo más lejano pero tampoco tanto los Evangelios?, ¿acaso....

  • Comentario por galetel 21.11.15 | 20:48

    Gracias a ti, Sofía. Yo preguntaría a quien corresponda: ¿hasta qué punto se sienten hoy todavía implicados los judíos con aquellas autoridades judías de la época de Jesús? ¿Sienten que es importante exonerarlas de culpa de la muerte de Jesús, o asumen que ellas no representaban, ni entonces ni hoy, al pueblo judío en general, como tan mal entendieron muchos con tan graves consecuencias?

  • Comentario por sofía 21.11.15 | 20:26

    De acuerdo con Juan José respecto a Meier, merece la pena, aunque me temo que al profesor Bermejo no, por razones obvias.
    Y muchas gracias a Galetel por su resumen y sus razonamientos sobre el contenido del artículo de Bermejo.

  • Comentario por sofía 21.11.15 | 20:23

    El comentario de FERNANDOP 20.11.15 | 16:14 tampoco ha sido contraargumentado.
    De acuerdo con la complementación de las | 10:31 y el primer párrafo de las 10:51, pero respecto al pago del tributo al cesar, aparte de todos los matices que aporte sobre distintos tipos de tributos etc, yo simplemente es que no veo en donde dice Jesús que haya que pagar el tributo al Cesar: creo que la contestación que ponen en boca de Jesús en los evangelios sugiere todo lo contrario.

  • Comentario por Xocupo 21.11.15 | 20:21

    A FERNANDOP: juzga Vd. demasiado deprisa. En el sentido hermenéutico (Gadamer o Bultmann) todo investigador tiene "prejuicios" e ideología (sensu lato) y Meier lo constata en la intr. a su opus magnum. Pero la ciencia se valida por la metodología y los resultados, por el contexto lógico de justificación, no por el contexto psicológico de descubrimiento (pre-juicios). Yo no desprecio lo diferente ni sostengo el etnocentrismo occidental. Al contrario, lo que defiendo es que en la polis democrática ha de ser posible la convivencia pluralista de todos los diferentes, fundada en valores laicos, no religiosos, como la sharía. Pero hay una antítesis entre las sociedades teocráticas fundadas en la voluntad de un Dios y las democráticas, fundadas en la voluntad del pueblo. El califa, como el papa, es vicario de Dios. Los integristas no se integran: su fe es la raíz última de su identidad. Y los moderados se hicieron razonables. Lo que necesitamos es más razón y más Ilustración, no más Islam.

  • Comentario por sofía 21.11.15 | 20:17

    Acabo de ver su comentario, JP. Me parece que el razonamiento es muy lógico y coherente. Lo mismo que su contestación a Xocupo.

  • Comentario por sofía 21.11.15 | 20:13

    Como todos constatamos nadie ha aludido a un tal Elías que ha irrumpido inexplicablemente hablando de su litio sus amigos y sus obsesiones personales.
    Esas supuestas alusiones inexistentes parecen formar parte de ese cuadro clínico que proyecta sobre los demás -y de las trolas que le caracterizan.

  • Comentario por Elías 21.11.15 | 17:36

    Me sumo a las felicitaciones al prof por su artículo.
    Y por alusiones al ahora educadísima Sofía (debe ser que le han llegado nuevos suministros de litio..) yo no creo que las personas que escriben en el blog y que comparten algún punto de vista con los mios sean amigos míos como espero -por su bien-de ellos- que los comentaristas más afines a los suyos no lo sean...

  • Comentario por J.P. 21.11.15 | 17:13

    Y ahora, Xocupo, si hablamos de un pretendiente mesiánico respaldado por un grupo antirromano armado, cuyos miembros y discípulos eran lestái (entendido no como bandidos sino como guerrilleros antirromanos (porque tampoco puede entenderse esa palabra de otra forma, como se nos ha repetido aquí hasta la saciedad, ya que sabemos q que seguramente estos daban caza a los esenios), nacionalistas y violentos), y que era uno de tantos lretendientes mesiánicos que surgieron en aquella época, todos con apoyo armado...

    ¿Qué debo entender, entonces?

  • Comentario por J.P. 21.11.15 | 16:52

    Xocupo: que sí, que muy bien, "que hubo algún tipo de resistencia armada por parte del grupo de Jesús, que este fue ejecutado en una crucifixión colectiva –y que por tanto Jesús fue ejecutado con varias personas relacionadas ideológica y/u OPERATIVAMENTE con él" o la hipótesis de un "Jesús sedicioso antirromano respaldado con un grupo armado" como hq llegado a escribir(me) D.Fernando aunque a la vez (me) negaba que hubiese explicitado qué tipo se sedicioso era Jesús.

    Pues sume usted.

  • Comentario por FERNANDOP 21.11.15 | 16:36

    XOcupo:
    Bien dijo el maestro “ de la abundancia del corazón habla la boca". Estudie usted lo que dijo Jesús (si sus prejuicios le permiten tal cosa)y estudie lo que escriben los islamistas. Y ni siquiera piense que todos los árabes piadosos son islamistas,hay filósofos,poetas,ascetas...y muchos a los que el fanatismo les repele. Habla usted desde la prepotencia del occidental que desprecia todo aquello que es diferente. No tan distinto de otros integrismos, si lo viera con cierta distancia.

  • Comentario por Xocupo 21.11.15 | 16:15

    A J.P.: Salvatis salvandis, algunos imanes de algunas mezquitas en Inglaterra, Francia et ubique son fervorosos predicadores y muy piadosos, que no necesitan empuñar las armas de los muyaidines pero fomentan y justifican la guerra santa contra los infieles y su hegemonía, contra su perversa forma de vida y contra los valores occidentales. Con legitimación teocrática: en nombre de Alá, que es grande. Pudiera haber uha fuerte analogía con un predicador galileo, que no necesitó empuñar armas, pero cuyo mensaje religioso implicaba resistencia política antirromana. Sin necesidad de ser celote ,coincidía con ellos en la necesidad de expulsar a los romanos, aunque algunos de los discípulos o crucificados fueran "leistaì" en el sentido de Josefo. Entre un Gandhi pacifista y un Thomas Müntzer puede haber una postura intermedia para el Mesías Jesús.

  • Comentario por J.P. 21.11.15 | 14:56

    Xocupo: si D.Fernando escribe que los lestái crucificados con Jesús eran discípulos suyos y que por lestái debemos entender "resistentes antirromanos armados" (vamos, lo que vendría a ser luego los zelotas); si se nos dice que Jesús estaba implicado en la lucha antirromana; que fue acusado de maiestas CON RAZÓN; que su grupo iba fuertemente armado; que el pasaje de las dos espadas, a la Brandon, indica que Jesús auiere armas porque la van a liar; y tiene todo el blog para ello... ¿qué nos está diciendo de Jesús, por más que se quiera negar por activa y por pasiva?

    Vamos, que no have falta un curso de exégesis avanzada.

  • Comentario por Xocupo 21.11.15 | 14:24

    Después de leer con atención el artículo de F. Bermejo en uned.academia.edu, quiero felicitarlo por su habitual rigor y lucidez al deconstruir las tesis dominantes del enfoque "emic". Compruebo además que sus análisis de las incongruencias concuerdan con la tesis de Kautsky, quien califica los relatos de la pasión como una singular historia llena de contradiciones ("eine ganz sonderbare Geschichte, voll von Widersprüchen"). En lo que he leído de Bermejo, no he encontrado que afirme de Jesús que fuese un bandolero celote, como sugieren algunos comentaristas. Con respecto a Meier, creo que ha tomado distancias repetidas veces, especialmente en la consideración que Meier hace de Jesús como un Unicum o un hápax, desde un enfoque "emic" y no simplemente "etic", como pretende.

  • Comentario por Y 21.11.15 | 13:37

    ¿Por qué?

    Por qué los barbudos y melenudos nazarenos eran verbalmente tan violentos

    joooder pues porque habían crucificado a su maestro. El rabí galileo no predicaba el "evangelio", éso es imposible, pues el evangelio era el mensaje/anuncio que dice: "arrepentíos", "ha llegado la hora", los cielos ya han elegido, y el elegido es un rabí crucificado, y pronto va a venir con poder "para cortaros el cuello (Marcos 12,9) lo "veréis venir" "con poder" "con gran fuerza y majestad" y os va a cortar el cuello. Así de crudo y sencillo era "el evangelio" (ca. 40-66) Y Herodes Agripa le ordenó a los melenudos nazarenos "que se cortaran el pelo" y degolló a Jacobo hijo del Trueno, y Anás el joven ordenó la lapidación de Jacobo el Justo

    imaginen ustedes que Fernando VII escucha que hay unos tipos diciendo que El Empecinado, María Pineda y Cayetano Ripoll son los elegidos por los cielos para venir con gran poder y majestad

  • Comentario por Y 21.11.15 | 13:10

    Pilato hace teatro

    Pilato hace teatro mientras se ríe por dentro y el autor del primer texto se lo oculta al lector pues su mensaje es -vosotros, saduceos, sois los romanos, y los cielos han elegido y nombrado a un rabí crucificado para ser el Masiá de los cielos que va a venir (Marcos 13,27 y 14,62) a cortaros el cuello, que es literalmente (Marcos 12,9) lo que dice el primer documento histórico de "la escuela/corriente de los nazarenos". El mensaje/anuncio de los melenudos nazarenos era tan crudo que Lucas el viejo se escandalizará: -"no ocurra eso"

    Herodes Agripa ordenó "que se cortaran el pelo" y degolló a uno de ellos, Yaakov, y Anás el joven ordenó la lapidación del otro Yaakov, porque el "evangelio" (ca. 40-66) era un mensaje crudo y sencillo

    Los nazarenos eran realmente pacíficos pero verbalmente violentos, y tal vez contribuyeron a calentar el ambiente que lleva a Menahem a cortarle el cuello al sumo sacerdote Anás el joven

  • Comentario por galetel 21.11.15 | 12:53

    Sus sucesores, décadas después, debieron tener más prudencia al escribir los evangelios, incluso mientras eran rechazados y perseguidos por las autoridades judías sinagogales.

    Tampoco permiten esas incongruencias construir una idea del ‘Jesús histórico’ que sea la de un violentista antirromano fracasado, sin más. La participación romana en la muerte de Jesús no pudo ser la que imaginan Bermejo &Cía, pues los acontecimientos habrían sido tan distintos que no hay base para sostenerlo, y habría quedado rastro de ellos, por ejemplo en Josefo. Además, esa imagen del ‘Jesús histórico’ habría hecho imposible cualquier acuerdo -sobre cualquier cosa- de sus conocidos con los creyentes en el ‘Jesús Cristo de la fe’, como el narrado verosímilmente en la carta de Pablo a los Gálatas.

  • Comentario por galetel 21.11.15 | 12:52

    Pienso que el objetivo del “sesgo inverso” es exculpar a las autoridades judías de esa época, para exculpar al pueblo judío en general. Y el objetivo del “sesgo simplista” es mostrar que el ‘Jesús histórico’ fue contradictorio con el ‘Cristo de la fe’.

    Y me parece que ninguno de esos objetivos los ha conseguido el Sr. Bermejo.

    Las incongruencias detectadas permiten exculpar al pueblo judío en general, de esa y todas las épocas, es cierto, y este es un “mea culpa” necesario de las Iglesias cristianas, que en gran parte al fin ya se ha hecho; pero no permiten concluir que las autoridades judías de esa época, al menos en su mayoría, no hayan instigado la muerte de Jesús, al contrario. Los judíos que siguieron y creyeron en el judío Jesús aun después de saberlo muerto, sostuvieron verosímilmente la responsabilidad de esas autoridades, permitiendo sin embargo que muchos fariseos, escribas y sacerdotes se incorporaran luego, arrepentidos, a su comunidad. Sus suceso...

  • Comentario por Y 21.11.15 | 12:46


    La parte más rocambolesca de esta tradición literaria es el Teatro de Pilato

    (1, Marcos) Pilato hace teatro mientras se ríe por dentro y el escriba/guionista del primer texto le oculta este detalle clave al lector para enfocar las cámaras en los varones principales (hay que tener en cuenta que toda esta tradición literaria comienza en el barrio alto de Jerusalem, no en unos pescadores de galilea)

    (2, Mateo) el autor de este texto es un sirojudío que escribe después de la guerra civil en Siria, y sólo hubo paz donde estaban los soldados romanos, y eso explica que le lavara las manos al cabrón de Pilato

    Y luego la cosa sigue enredándose más y más hasta culminar en el disparatado texto de Juan


  • Comentario por J.P. 21.11.15 | 11:20

    Hola, Sofia. Sobre la posibilidad de que hubiesen armas en el entorno de los discípulos de Jesús, concediendo que no hubiese intención teológica de los evangelistas en señalar que las hubo, no deja de ser una posibilidad. Ya he enlazado varias veces el trabajo de Pounds, su tesis doctoral sobre la "crucificibilidad" (¡buffff!) como criterio, en la que señala ydrmuestra recurriendo a fuentes legales que de existir armas no supone por si mismo prueba de alzamiento armado sino que estaba permitido para autodefensa, así como al pasaje de Josefo en el que nos enseña que los esenios usaban armas para defenderse en los viajes (contra los lestái; debe ser que cuando Josefo usa léstés también se refiere a bandidos; eso o que los bravos muchachotes jesusitas rebanapescuezos romanos le daban igual a la carne (Roma) que al pescado (esenios, esos malvados colaboracionistas) ).

    El Vaticano ha hablado ;)

  • Comentario por FERNANDOP 21.11.15 | 10:59

    Quizá los evangelistas no captaron la diferente perspectiva de Jesus con la suya, y dejaron el texto "tal cual".

    Hombres poderosos de Jerusalen se acercan a Jesus (que tenía fama, entre otras cosas de defensor de los ebionim) con el fin de buscar palabras que lo incriminen.... ya conocen sus palabras: paguen, paguen sus impuestos pues su dinero y sistema económico es Romano....
    Ahí queda algo en el aire : el vectigal, el diezmo sobre la tierra de Israel ¿es la tierra de Israel de Dios o de Roma?

  • Comentario por FERNANDOP 21.11.15 | 10:51

    No hay ningun motivo para pensar en un Jesus armado por mas que Bermejo se esfuerce. Es absolutamente inconsistente con el desarrollo posterior de los acontecimientos y con el mensaje que transmite el evangelio como salido de la boca de Jesus (si no es propio de Él que indique alguien de donde sale) Y es muy probable (simplemente leyendo lo que Jesus decía y conociendo el contexto político) la corresponsabilidad y participación de las élites judias en el apresamiento de Jesus.

    Por otro lado quiero volver a exponer mi teoría sobre el pago del tributo (que menciona Bermejo): existen dos clases de tributos en Roma: los que se pagan en pecunio (una serie de impuestos indirectos propios del tráfico y vida romana, sobre el comercio, los esclavos, las herencias...) y el que se paga como diezmo de la tierra, imposición de los vencedores a los pueblos vencidos, por el uso de lo que consideraban "tierra romana"

  • Comentario por FERNANDOP 21.11.15 | 10:31

    Pienso que la perspectiva de la pasión es, en el fondo y en el armazón, altamente consistente con lo que pudo pasar realmente. sin embargo hay que tener en cuenta 1.- que los evangelios no son relatos históricos 2.- como sucedía antes, sucede hoy y sucederá mañana, la perspectiva histórica del que los escribe. Y esta perspectiva ve los sucesos:

    a.- Desde la indubitable convicción de que Jesus es el mesías (¿ quiza la entrada en Jerusalen pudiera haber tenido un caracter menos "mesiánico"?, aunque entrara Jesús en una pacífica borrica y sus seguidores lo aclamaran

    b.- Desde la perspectiva romana, que hace prosélitos romanos (Marcos,Lucas) y que necesita imperiosamente no ser perseguido ferozmente por la religión que trata de exportar. (todo el perfil ""bondadoso"" de Pilato, que tortura a Jesús y lo asesina cruelmente "sin querer"

    c.- Desde la perspectiva de una guerra abierta con la comunidad judia (Mateo y Juan) : juicios a fariseos y "judios"

  • Comentario por sofía 21.11.15 | 10:13

    Bueno, tampoco son tantas, hoy por hoy, las personas con una seria formación cultural que comparten eso segundo párrafo "nucleico" de Bermejo -el adoctrinamiento y apologética y la venta del producto están aún abriéndose camino en el mercado.

  • Comentario por sofía 21.11.15 | 10:09

    Nada que objetar a la idea de que haya multitud de detalles en los relatos de la pasión que sean producto de una ampliación interpretativa teológica de los hechos.
    El núcleo histórico naturalmente se puede reducir muchísimo.
    El primer párrafo sobre el núcleo que es totalmente verosímil, sin la menos sombra de duda, me parece que es exacto.
    El segundo párrafo que considera altamente probable (sobre la resistencia armada del grupo etc), es wishful thinking por parte de Bermejo, pues no hay nada que lo avale y mucho que lo contradice. Resulta profundamente aleccionador que haya una serie de personas, incluso con una seria formación cultural, que estén dispuestas a prestar amplio crédito a tal relato imaginativo como hipótesis histórica. A ello contribuye un eficaz y secular propósito de adoctrinamiento y apologética, infestado de incongruencias y cuya fiabilidad como interpretación histórica resulta nula, contradiciendo todos los datos sobre personaje y grupo.

  • Comentario por Pedro 21.11.15 | 04:04

    Fernando, Gracias por tu excelente trabajo de deconstrucción de las escenas de la pasión. Te enviaré el que estoy realizando para el III congreso Latinoamericano de Religiosidad Popular en la Universidad de Valladolid. "Ritos y representaciones de la crucifixión y su adaptación histórica y ecocultural".

    http://www.religiosidadpopular-semanasanta.com/

  • Comentario por galetel 20.11.15 | 21:27

    Porque más tarde, en el momento histórico en que fueron escritos los evangelios, ocurría otro tanto: los judíos “sinagogales” rechazaban y perseguían a los cristianos, mientras muchos gentiles abrazaban con devoción el mensaje de Jesús.

    (Perdón por la longitud. Pero creo que puede ser de interés, así espero.)

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Lunes, 23 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031