El blog de Antonio Piñero

El Reino/Reinado de Dios según Jesús. Una síntesis (IV; 601)

11.11.15 | 10:02. Archivado en Pablo de Tarso,

Escribe Antonio Piñero

Establecidos los prenotandos, que hemos señalado en las postales anteriores, vamos a intentar dibujar ordenada y sintéticamente lo que podría ser la imagen del doble mundo futuro según Jesús. Su concepción sería la siguiente:

1. Primera fase o primer reino futuro

Éste será el Reino de Dios sobre la tierra, el reino mesiánico. Será una suerte de etapa “milenarista”, en la cual los justos gozarán en esta tierra de una constitución social y religiosa perfecta y feliz, con inmensa abundancia de bienes… etc., como hemos ya indicado.

En este primer mundo futuro existirá quizá la institución del matrimonio o la vida de hombres y mujeres, emparejados o no –como estuvieran antes-, que han sido justos y han ingresado en el Reino. Pero tarde o temprano esta situación tendrá su fin natural. El conjunto será algo así como lo que dibuja el Apocalipsis cuando habla del “reinado de los mil años” de los fieles al Cordero/Jesús, el mesías celeste. Citamos el texto completo:

Luego vi unos tronos, y se sentaron en ellos, y se les dio el poder de juzgar; vi también las almas de los que fueron decapitados por el testimonio de Jesús y la Palabra de Dios, y a todos los que no adoraron a la Bestia ni a su imagen, y no aceptaron la marca en su frente o en su mano; revivieron y reinaron con Cristo mil años. Los demás muertos no revivieron hasta que se acabaron los mil años. Es la primera resurrección. Dichoso y santo el que participa en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene poder sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo y reinarán con él mil años. Cuando se terminen los mil años, será Satanás soltado de su prisión (Ap 20,4-6).

Obsérvese que en este reino resucitan ciertos difuntos, los justos, para participar en él. En el reino mesiánico, aun en esta tierra, hay una primera resurrección…, según la opinión al menos de una línea del judaísmo y del pensamiento del cristianismo primitivo. Quizás Jesús se refiera a esta primera resurrección cuando en la Última Cena, de despedida , afirma, tras tomar en su mano una copa de vino: “Tomad esto y repartidlo entre vosotros. Porque os digo que a partir de este momento no beberé del producto de la vid hasta que llegue el Reino de Dios” (Lc 22,17). Jesús era muy consciente de que su vida corría peligro por su oposición a las autoridades judías, e indirectamente a las romanas, por sus concepciones sobre el Reino de Dios. Pensaba muy probablemente que si moría –como un profeta que era-, volvería a resucitar por obra de Dios para tomar parte en el inminente reino divino. Un comentarista señero y clásico del Apocalipsis, R. H. Charles, señala:

Los primeros comentaristas del Apocalipsis como Justino Mártir, Tertuliano, Ireneo de Lyón, Hipólito de Roma y Victorino de Petau interpretan con toda justeza estas palabras en un sentido absolutamente literal. Es un reino de Cristo realmente existente, sobre la tierra junto con los mártires glorificados. Por el contrario, el método espiritualizante de Alejandría puso punto final a esta exégesis fidedigna del Apocalipsis .

Un ejemplo excelente de cómo se concebía esta vida material, dichosa y feliz en ese mundo previo al definitivo se halla en la llamada “Historia de los recabitas”, un documento judío de los siglos III o IV d.C., conservado en griego y en otras lenguas antiguas, que contiene ideas que debían circular mucho antes, justo por la época del nacimiento del cristianismo . El texto nos dice en la ficción cuál es la suerte futura de los justos en un Reino de Dios sobre la tierra. Comienza así:

Había una vez cierto hombre admirable y virtuoso que habitó durante cuarenta años en el desierto, durante los cuales no comió pan (comida en general) ni bebió vino ni vio el rostro de mortal alguno. Su nombre era Zósimo y pedía a Dios con insistencia día y noche que le mostrara el lugar al que había trasladado a los bienaventurados, los hijos de Jonadab, a los que se había llevado de esta vida mortal en tiempos de Jeremías, el profeta ,y rogaba que Dios le indicara dónde vivían.

Zósimo recibe la revelación divina que le instruye acerca de cómo unos fieles israelitas, descendientes de Recab, son perseguidos por el rey Joacaz (609 a.C.) a causa de haberse mantenido fieles a la alianza con Dios y a sus preceptos. Por ello son arrojados a una prisión, pero los ángeles de Dios los rescatan y los transportan a las “Islas de los bienaventurados”, donde viven una vida casi eterna y feliz. Aunque sus habitantes son de hecho todavía mortales (11,2), viven un pregusto en la tierra de lo que luego será la vida bienaventurada en el cielo. Esta vida dichosa en la Isla consiste -desde luego- en abundantes plegarias y alabanzas a Dios, pero también en una existencia apacible en una naturaleza prodigiosa, entre maravillosos árboles de espléndidos frutos, de los que subsisten aquellos justos sin ningún esfuerzo. La tierra producía de por sí suficiente alimento, y no eran necesarios el laboreo, ni la ganadería. Tampoco era preciso el oro o la plata, ni era menester trabajar el hierro. Lucía en aquella isla una luz perpetua, no había noche ni tiempo lluvioso o malo. Todo era apacible, ventu¬roso y pacífico. Uno de los bienaventurados dice a Zósimo:

Dios ha dado la orden y esta tierra produce para nosotros árboles amenos y espléndidos, llenos de abundantes y maravillosos frutos. A los pies de estos árboles (hay fuentes) de las que fluye un agua dulce y deliciosa. Nos alimentamos de estos frutos y bebemos de esta agua. En nuestras tierras hay viñas, cereales, madera, hierro, casas y grandes edificios, oro y plata. El tiempo en nosotros no tiene tormentas ni lluvia, tampoco nieve o hielo. El sol no brilla amenazante sobre nosotros, porque una nube –que lo rodea como un baluarte- lo impide. Nuestra tierra está llena de una luz maravillosa, de modo que no hay en ella noche ni obscuridad. Nuestro rostro brilla y vivimos rodeados de luz (11,3-5).

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com

:::::::::::::::::::

AVISO PARA RESIDENTES EN MADRID Y ALREDEDORES

Hoy miércoles día 11 de noviembre 2015, a las 20.00 horas

en la Gran Logia de España, c/ Juan Ramón Jiménez 6, bajo, de Madrid, presentaré mi libro:

"Guía para entender a Pablo. Una interpretación del pensamiento paulino". Consecuencias de una nueva interpretación de Pablo, de Editorial Trotta. Madrid 2001, que tiene como lema una hipérbole: “Si se hubiere entendido bien a Pablo de Tarso, no se habría producido el Holocausto”.

Os invito cordialmente a los que podáis y os interese el tema
La entrada es libre, hasta completar el aforo.

Saludos,
Antonio Piñero

NOTA IMPORTANTE:

La hipérbole debe entenderse del modo siguiente: Pablo muere pronto. También pronto comienza a formarse un corpus de sus cartas. Estas se editan y se pierden algunas. Muy pronto los discípulos de Pablo escriben cartas, como Colosenses, Efesios, tratando de precisar el pensamiento de Pablo. Este ha utilizado de modo impreciso el concepto de Ley y en apariencia tiene textos inconciliables sobre el valor de la Ley. A la vez tampoco es claro sobre la naturaleza del Mesías.

Simultáneamente se añaden glosas al corpus paulino. Las más nefastas son 1 Tesalonicenses 2,14-16 y 1 Corintios 14,34-35. Y si se hubiera interpretado, desde muy pronto, como lema para entender lo que Pablo comprende por “la Ley” y su aplicación a los tres grupos a los que se dirige directa o indirectamente en sus cartas, judíos, judeocristianos y paganocristianos, a la luz de 1 Corintios 7,17-20, jamás se habría escrito el grito del pueblo en el Evangelio de Mateo 27,25 (judíos como pueblo deicida; cuando la verdad histórica no fue así) y el sesgo del Evangelio de Juan (con su descripción tan negativa, contumaz y persistente de los “judíos” como adversarios estúpidos y malvados de Jesús), no habría habido a partir del siglo IV pogromos tan intensos antijudíos por parte de los cristianos y jamás se habría llegado al sesgo antijudío de un Martín Lutero, y todo lo que vino después.

Por tanto, entender el lema “Si se hubiere entendido bien a Pablo de Tarso, no se habría producido el Holocausto” solo como referido al nazismo y no a toda la historia cristiana desde la muerte de Pablo, me parece poco correcto y casi diría que falto de perspectiva global.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por sofía 13.11.15 | 21:58

    No creo que se viera como una amenaza, en principio, el hecho de que entrara un hombre subido en un burro aclamado por un puñado de seguidores. No gritan "Roman go home" sino cuestiones raritas "judías" y todo en plan pacífico dentro de un clima festivo. Sin explicaciones posteriores no hay modo de que le consideren una "amenaza" al sistema.
    No, imposible no es.

  • Comentario por David Mo 13.11.15 | 12:52

    El pasaje de la entrada en Jerusalén es inverosímil al máximo.

    Si ocurrió como se narra en los evangelios, los romanos hubieran acudido a degüello, como hicieron con otros autoproclamados mesías o similares.
    Si no ocurrió como allí se narra, es una interpolación que, dados los elementos mitológicos, remite más bien a una agenda teológica: cumplir las profecías.

    Hay que tener en cuenta que durante las fiestas de Pascua los romanos estaban especialmente alerta. Era fecha propicia para alborotos, como el que narran los evangelios. Pero todo esto tiene poco que ver con los "judíos", salvo que los evangelistas se empeñan en meterlos por en medio como sea. Sus razones tenían, de las que ya he hablado.

  • Comentario por David Mo 13.11.15 | 12:40

    NO me escandalizo de la mención a interpolaciones, que las hay y muchas, al parecer. Me "escandalizo" del uso partidario del concepto de las interpolaciones, que sólo parecen ser tales cuando afectan a nuestras creencias.
    Es divertido. No me "escandaliza" nada en este tema.

  • Comentario por galetel 13.11.15 | 10:29

    Pues mientras Vd. no me lo explique mejor, por mucho que le releo con la mejor disposición,

    “Entiendo que un cristiano que predica en Roma presente una imagen de la pasión que, respetando lo esencial, trate de exculpar a sus compatriotas. Entiendo también la razón de que alguien lo haga en el siglo XX, muy distinta a la anterior: el intento de presentar la imagen de un Jesús cómodo y aun amigo del poder establecido, del establisment. La misma razón que impulsa a pasar de puntillas por sus palabras (para centrarse en teologías posteriores a su muerte y resurección) es la que vuelve la vista al hecho indiscutible e indubitable de que a Jesús lo matan los romanos acusándolo de ser el rey de los judíos.”

    no puedo sino sacar la conclusión que puse.

  • Comentario por FERNANDOP 13.11.15 | 07:26

    No, no es así en absoluto Galetel, ha releído muy mal.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 13.11.15 | 05:24

    ...que no puedo pronunciarme acerca de lo acertado o no de semejante interpretación, si bien ha de reconocerse que en el texto joánico será en Samaría donde, en el episodio del diálogo de Jesús con la samaritana, éste se declarará explícitamente el Cristo, el Mesías esperado y asimismo se dice fué como tal acogido y aceptado por muchos de la ciudad de la mujer que en ella fué digamos evangelista.

    Una aclaración para Sofía, cuyo comentario no ví la pasada tarde. Simplemente en mi comentario de la anterior madrugada he querido dejar constancia de lo evidente, que a diferencia de Pablo, por ejemplo, a Jesús no le conocemos a través de su propio testimonio sino del de otros, ahora bien, a la vez que he intentado resumir en modo escueto y esencializado lo que en el NT se nos ha presentado como su mensaje , he dado por sentado que esta presentación se corresponde plausiblemente con lo que tal mensaje efectivamente fué.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 13.11.15 | 05:01

    A través de Internet me he puesto en contacto con alguna asociación o instituto judíos, el tema del judaísmo me interesa muy particularmente, y así, entre otras cosas,recibo con periodicidad breves comentarios de un tal Dr. Eli Lizorkin-Eyzenberg, que espresentado como letrado israelí de literatura cristiana y judía y co-fundador del Seminario de Relaciones Judeo-Cristiano de Jerusalén.

    Hasta hace pocos meses tales comentarios versaban sobre el Ev. de Jn. Sin extenderme y a título de curiosidad y de raer a colación algo que no sé si será cierto o no pero que al menos tiene su interés como aportación, diré que en tales comentarios se concedía un papel central a Samaría, vinculando-enraizando el Ev. de Jn. a este espacio característico de la religiosidad judaica; de ahí segun el Dr. Eli la consideración y agrupación de los judíos, entendidos como los habitantes de Judea, en tanto que grupo o bloque englobado unitariamente.

    Ya he señalado que no puedo pronunciarm...

  • Comentario por galetel 13.11.15 | 01:35

    ¡Ah! Releyéndolo, me parece que ya lo entiendo. Vd. supone que los evangelistas –en especial Marcos, que habría escrito en Roma para los romanos- “pasan de puntillas” por lo que pueda ofender a los romanos, e incluso tergiversan, y dejan incólume sólo lo que se refiere a la predicación ética en general, que sin embargo era profundamente crítica de todo poder opresor. ¿Es así?

    Bueno, ya hemos hablado profusamente de estos asuntos en otros posts. No vale la pena repetirlo aquí.

  • Comentario por galetel 13.11.15 | 01:01

    Vd., FernandoP, parece que sigue con entusiasmo a los evangelios en algunos aspectos (éticos, p. ej.) pero no en otros. ¿Cuál es su criterio para seleccionar así?

  • Comentario por galetel 13.11.15 | 00:52

    Por otra parte, según los datos que tenemos y también por los estudios que nos han sido ofrecidos en este blog, los cristianos no fueron perseguidos por los romanos inmediatamente después de la muerte de Jesús, sino hasta que entraron en abierto conflicto con los judíos sinagogales, quienes azuzaron a los romanos contra ellos.

  • Comentario por galetel 13.11.15 | 00:43

    FernandoP:
    No estoy de acuerdo con Vd. Galilea no estaba gobernada por los romanos, sino por los herodianos. La predicación de Jesús ocurrió en las zonas rurales galilea, sin presencia de romanos. El discurso de Jesús no era conocido por los romanos, ni comprensible para ellos; era en términos teológicos judíos. Cíteme frases de Jesús, según los evangelios, que hubiesen sido consideradas gravemente subversivas por las autoridades romanas si las hubieran conocido y sin haberles sido convenientemente "traducidas" por las autoridades judías.

  • Comentario por FERNANDOP 13.11.15 | 00:38

    Entiendo que un cristiano que predica en Roma presente una imagen de la pasión que, respetando lo esencial, trate de exculpar a sus compatriotas. Entiendo también la razón de que alguien lo haga en el siglo XX, muy distinta a la anterior: el intento de presentar la imagen de un Jesus comodo y aun amigo del poder establecido, del establisment. La misma razón que impulsa a pasar de puntillas por sus palabras (para centrarse en teologías posteriores a su muerte y resurección) es la que vuelve a la vista al hecho indiscutible e indubitable de que a Jesus lo matan los romanos acusándolo de ser el rey de los judios. Con todo el respeto que me merece esa es mi modesta opinión.

  • Comentario por FERNANDOP 13.11.15 | 00:31

    Le expreso gustoso mis datos. Los romanos conquistaban los territorios ocupados a sangre y fuego, siempre que fuera necesario. Sus conquistas se realizaban entre limpiezas étnicas y masacres que harían palidecer a las guerras mas sangrientas actuales. Les debemos mucho y somos hijos de su cultura, pero eran otros tiempos. Poncio Pilato era considerado cruel por los propios romanos. Encima estaban en territorio comanche, rodeados de fanáticos y temiendo la revuelta en cualquier momento. Para mas inri (nunca mejor dicho) los propios socios (de poco fiar, pero socios) apoyan la detencion. El discurso de Jesús es tan subversivo a ojos de un romano que, aun edulcorado, supuso durante siglos crueles persecuciones.

  • Comentario por galetel 12.11.15 | 23:55

    Aclaraciones:
    Al escribir "últimas intervenciones suyas" quise decir "de ella".

    La llamada "entrada triunfal" y la llamada "purificación del Templo" alarmaron a las autoridades judías, según los evangelios, no a las romanas. Si se hubiesen alarmado las romanas, lo habrían detenido de inmediato, pero, a juzgar por los evangelios, no fue así. Y los que posteriormente lo detuvieron, con sigilo y nocturnidad, lo llevaron primero a las autoridades judías. Lo de la "cohorte y el tribuno" es sólo un desarrollo teológico del cuarto evangelista, que si fuese histórico aparecería mencionado por los sinópticos. Ya hemos hablado mucho de esto en otros posts de este blog. Y ya ve, Piñero dice aquí -implícitamente- que no pudo ser así como Vd. propone.

  • Comentario por galetel 12.11.15 | 23:34

    pretender ser el mesías davídico significaba pretender ser “el rey de los judíos”. Los datos que tenemos lo afirman. ¿Tiene Vd. otros datos? ¿Cuáles?

    PD: Me alegra estar de acuerdo con Sofía en estas últimas intervenciones suyas, salvo en que la denuncia haya sido anterior a la detención, pero son más importantes la coincidencias que ella aduce en otros respectos.

  • Comentario por galetel 12.11.15 | 23:31

    FernandoP:
    El que primero dijo aquí “indirectamente” fue Piñero, no yo. Claro que yo estoy de acuerdo con él en esto. Jesús había desempeñado su ministerio en Galilea, donde no había administración romana directa, sino herodiana. Y, por los datos que tenemos de las únicas fuentes disponibles, que son los evangelios, la denuncia partió de las autoridades judías y fue posterior a la detención de Jesús, no anterior. ¿En qué se basa, pues, su pequeña dramatización? Otro orden de los acontecimientos es sólo una posibilidad alternativa, pero sin fundamento, o sea, menos plausible.

    La predicación de Jesús había sido trivial, inofensiva e incomprensible desde el punto de vista romano, quienes no entendían de teología judía (hasta Piñero lo reconoce). El tipo de predicación de Jesús era la que se muestra en los evangelios; no hay datos para suponer que fue distinta. Las autoridades judías que lo entregaron tuvieron que “traducirle” a Pilato que pretender ser el mesías davídic...

  • Comentario por sofía 12.11.15 | 23:09

    Perdón, FernandoP, veo que había dicho: previa denuncia e investigación.
    Pues eso, primero ha habido una denuncia directa y por eso va a parar a manos de los romanos "indirectamente" en ese sentido.

  • Comentario por sofía 12.11.15 | 23:06

    Indirectamente. Entre otras cosas porque parte de los sacerdotes la idea de entregar a quien les joroba con su forma de entender las relaciones con Dios y dice que han convertido el templo en una cueva de ladrones.
    ¿O piensa acaso FernandoP que la idea de que sus ideas son "molestas" parte de los romanos y son ellos los q van a pedir ayuda a los sacerdotes?

    También estoy de acuerdo en que "A partir del MT y de ahí el HF, nació el cristianismo, que se expresaría en adelante en teologías, iglesias y evangelios. Esto tiene que afirmarlo un historiador, sea o no creyente."
    El cristianismo es la corriente mayoritaria fiel a estos orígenes, lo que pueda surgir como desviación hacia un lado u otro, no es cristianismo incluso aunque aún no se haya declarado un canon, porque el canon surge de la necesidad de confirmar lo que son, frente a las desviaciones, no de la necesidad de empezar a ser algo nuevo. El marcionismo, el docetismo...etc no son fieles al origen.

  • Comentario por FERNANDOP 12.11.15 | 22:58

    David Mo

    Usted que duda de la existencia misma de Jesús ahora se escandaliza de que alguien hable de interpolación... muy coherente hombre.

    Por otro lado comparto el texto de Piñero y a la vez las observaciones de Sofía.

  • Comentario por FERNANDOP 12.11.15 | 22:53

    Galetel"¿Indirectamente a las romanas...?"

    - Centurion (previa denuncia e investigación): "Con su venia, prefecto, hay un tipo que va revolviendo al pueblo predicando algo parecido al Reino de Dios. El populacho le sigue, tiene influencias en círculos peligrosos, anda soliviantando a la gente contra las autoridades....
    -Detengan de inmediato a ese revoltoso y ejecutenlo cuanto antes
    - Parece que no tienen apenas armas. Una intervención militar podría encender la llama de la insurrección. Los sacerdotes dicen que saben como cazarlo con discrección
    -Bien, pero ponganlo de inmediato bajo la jurisdicción de Roma. No me fío de esa gente.

    ¿directo o indirecto?




  • Comentario por sofía 12.11.15 | 22:47

    Yo no estoy en desacuerdo con los comentarios de Antolín y Galetel respecto a que sin la cruz y la resurrección no habría cristianismo, y que es una cuestión histórica que el cristianismo surge de la fe de sus discípulos en la resurrección y sus experiencias pascuales. Lo que afirmo es que, precisamente por eso, lo que dijo Jesús es de máxima importancia para ellos y conservan y transmiten lo más fielmente que pueden las enseñanzas de Jesús, que son fundamentales para un cristiano.
    Despedida cordial.

  • Comentario por sofía 12.11.15 | 18:22

    Parece que a David Mo no le ha gustado lo de que le consideren ponderado :)
    El caso es que hoy día no conozco a ningún cristiano antijudío y literalista al que dorarle la supuesta píldora amarga.
    La gente normalita suele darse cuenta de que Jesús, su madre, sus discípulos....eran judíos y es de lo más lógico pensar que los textos de Juan se refieren a otros judíos muy concretos, según la narración. Al fin y al cabo también dice Juan "la salvación viene de los judíos". Eso sin exégesis de ninguna clase, aunque no sepan que el evangelio de Juan fue escrito en etapas sucesivas con la consiguiente variación de contexto -que es fácil saberlo si tienen algún interés en los evangelios y leen las notas explicativas o asisten a talleres bíblicos parroquiales o le preguntan a cualquiera ligeramente mejor informado que ellos.

  • Comentario por David Mo 12.11.15 | 16:22

    Lo que deben hacer los cristianos que no compartan el antijudaismo de sus correligionarios es denunciarlo sin cortapisas, empezando por algunos (demasiados) lamentables pasajes evangélicos en los que se arroja la culpa de la muerte de Jesús sobre "los judíos". "Caiga sobre nosotros y nuestra descendencia", etc. Ya saben. Para los que se crean que los evangelios son obra de inspiración divina letra a letra tiene que ser una píldora amarga, pero para los que reconocen manos diversas en los textos evangélicos basta con que digan que es una interpolación. Es un recurso muy socorrido, que se lleva mucho entre exégetas e historiadores confesionales. Da lustre y pátina de experto en la materia.

  • Comentario por galetel 12.11.15 | 14:56

    Me parece claro que las tradiciones prepascuales podían conducir al TF y a las conclusiones sobre el 'Jesús histórico' que comenté a las 10:14, pero NO al HF.

    A partir del MT y de ahí el HF, nació el cristianismo, que se expresaría en adelante en teologías, iglesias y evangelios. Esto tiene que afirmarlo un historiador, sea o no creyente.

  • Comentario por galetel 12.11.15 | 14:31

    Gracias a ti, Antolín. Un afectuoso saludo.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 12.11.15 | 13:31

    Gracias,Galetel. Los comentarios sí podrían corresponder a cualquiera de las postales de esta serie, como en un principio apenas he participado en ella y es ahora cuando parece que termina, y a modo también por mi parte de una suerte de síntesis, el momento en que los he publicado; de hecho,ayer tarde formulé comentario acerca de Pablo( mi,digámoslo irónicamente, "especialidad") en relación a la nota final añadida a esta postal, lo cierto es que me confundí y creí se trataba de un añaido a la anterior,no fué hasta lavuelta a casa por la noche cuando caí en la cuenta de mi equivocación. Un saludo,Galetel.

  • Comentario por sofía 12.11.15 | 13:20

    Muy ponderado el comentario de David Mo.
    De acuerdo con Antolin y Galetel, excepto en un punto: creo que el hecho de que creyeran en la reivindicación y exaltación de Jesús es un factor determinante para y se conserven sus enseñanzas todo lo fielmente q se podían conservar en una cultura de transmisión oral.

  • Comentario por David Mo 12.11.15 | 12:09

    El antisemitismo, en general, es un fenómeno social que obedece a causas diferentes en diversos periodos. Recientemente estaba trabajando un poco las consecuencias de la peste en el siglo XIV, una de las cuales, cómo no, fue la de las matanzas de judíos. Estas matanzas se llevaron a cabo con la oposición expresa del papa (Clemente VI en Avignon) y la incitación del clero bajo, la Inquisición y algunas autoridades a nivel episcopal. Es de suponer, entonces, que no tenía un exclusivo matiz religioso, o que fueron provocadas por un cristianismo con oposición de otro.
    Digamos que el antisemitismo es el clásico caso del chivo expiatorio que fue azuzado por diversos factores, entre otros por el anijudaísmo religioso.

  • Comentario por David Mo 12.11.15 | 11:51

    El antijudaísmo cristiano de los primeros siglos tiene como causas fundamentales la obvia confrontación en el seno de las sinagogas (o donde fuera) con el judaísmo tradicional y la necesidad de presentarse ante las autoridades romanas como otra cosa que los levantiscos judíos.
    No creo que tenga que ver mucho con el antisemitismo moderno, aunque sí que es cierto que en las iglesias del siglo XX subsistía mucho antisemitismo, que fue utilizado por los partidos fascistas, tanto en Alemania, como en Rumanía, Croacia, etc. E incluso en España, como se puede comprobar viendo los libros de texto, especialmente en la primera fase del nacional-catolicismo.
    Lo que tiene narices es que la pandilla de neopaganos y descreídos nazis tuvieran tanta sintonía con una simbología de cariz religioso. Llega hasta discursos de Hitler en los que se atribuye una misión divina: la de exterminar judíos, claro.
    Lo que dijera Pablo, la verdad, no creo que influyera directamente.

  • Comentario por galetel 12.11.15 | 10:14

    De las opiniones de Piñero, hay que deducir:

    (1) Lo que pretendía y predicaba Jesús NO era instaurar un reino/reinado davídico combatiendo con armas -humanas y angélicas- a los romanos, sino el reino de Dios en Israel promoviendo la práctica correcta de la Torá según sus criterios carismáticos.

    (2) El reino de Dios que esperaba Jesús -al final de su vida, al menos- tenía que ocurrir en una realidad NUEVA en la que fuesen posibles unas resurrecciones inmediatas -por lo menos la de él mismo- para celebrar banqueteando y viviendo "como ángeles".

    (3) Las autoridades JUDÍAS fueron las que lo apresaron y lo entregaron a la autoridad romana con la acusación de oponerse a esta; pues Jesús no se oponía a la autoridad romana de manera directa y evidente, sino a las judías.

    Insisto en que se deduce claramente de lo que ha opinado aquí el Prof. Piñero.

  • Comentario por galetel 12.11.15 | 07:47

    Buenos comentarios, Antolín. ¿No corresponden a un post anterior?

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 12.11.15 | 05:58

    ....ello supone que se ha introducido un factor nuevo en escena, que genera no propiamente una ruptura con lo anterior pero sí una nueva dimensión y perspectiva respecto a ésto anterior, siempre con Dios en el transfondo de todo (hablo, por supuesto, en términos de visión o discurso de fe).

    Recurriendo de nuevo a Pablo, 1Cor 15, donde se expresa la diferencia entre lo sembrado y lo cosechado,refiriéndose a la resurrección, cabría decir por analogía que el Reino proclamado por el Jesús histórico comportaría, no podría ser de otra manera, rasgos propios de la mentalidad de un judío de la época, y en este sentido repesentaría lo sembrado, la semilla, cuanto a la par y en tanto que este Reino no halla cumplimiento inmediato y efectivo sino que concluye en muerte en cruz como "maldito de la Ley"( dato de significación clave), la Resurrección operada por Dios en respuesta a tal muerte constituiría lo "cosechado" ya en dimensión y perspectiva nuevos.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 12.11.15 | 05:15

    ....en reconciliación y encuentro, ya Dios en transparencia y verdad instalado en la realidad humana, ya en ella instaurado Su Reino/reinado. No se impondría de modo dictatorial o depótico sino que requeriría de la respuesta-responsabilidad humana, expresado ello en el lenguaje, en bastantes ocasiones ciertamente duro, de un "afuera" de llanto y rechinar de dientes para quién no respondiera a la llamada y al ofrecimiento de Dios.

    ¿Cuál sería su modo exacto y concreto de acontecer?. No es fácil dilucidarlo, ni siquiera un cristiano actual puede al cabo dar razón exacta; en tiempos de Jesús, y Jesús mismo, seguramente tampoco. Dios brillaría en y sobre la realidad, un cristiano actual, con Pablo, dirá :Dios será Todo en todo.

    Lo que no puede dejar de tenerse en cuenta es que para un cristiano postpascual se ha producido en relación al Reino que previamente proclamara Jesús un hecho clave, la cruz de la que ha derivado la Resurrección-Exaltación, ello supone....

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 12.11.15 | 04:33

    De Pablo queda testimonio directo, ello permite intentar elucidar su pensamiento. De Jesús queda el testimonio de otros, lo que otros dijeron sobre él, un testimonio, pues, mediado y mediatizado por diferentes variables, de manera que sólo indirectamente podremos elucidar y hablano en sentido estricto lo que en realidad fue y pensó. Que esto no se entienda como una desvalorización del testimonio neotestamentario (redundancia, testamento significa testimonio) ni como una declaración de la imposibilidad de hacerse una idea cabal de quién fuera y qué pensara el Nazareno.

    Hacerse una idea cabal, sí, exacta y precisa al cien por cien, no. Se dice que las Bienaventuranzas, en particular tal las expresa Mt, constituirían el "programa" del Reino, parece plausible pensar que Jesús lo entendía como comunión en amor de seres humanos libres de los padecimientos físicos y liberados del pecado contra los demás y contra sí mismos, consigo mismos y con Dios en reconciliación...

  • Comentario por sofía 11.11.15 | 21:21

    JP ha expresado mucho mejor que yo lo mismo que yo había sugerido antes. Totalmente de acuerdo.

    Pero también de acuerdo con el último comentario de Galetel. Me parece interesante que Piñero haga esas dos observaciones sobre Jesús en este párrafo:
    "Jesús era muy consciente de que su vida corría peligro por su oposición a las autoridades judías, e indirectamente a las romanas, por sus concepciones sobre el Reino de Dios. Pensaba muy probablemente que si moría –como un profeta que era-, volvería a resucitar por obra de Dios para tomar parte en el inminente reino divino."

  • Comentario por J.P. 11.11.15 | 21:12

    Pues lo siento, pero ya hablé que, en todo caso, el antijudaísmo de raíz cristiana puede considerarse como parte del clima, de ahí que acusar de falta de perspectiva global es injusto. Pero tampoco cabe extrapolar algo tan específico como la Shoa a siglos atrás ya que lo decisivo de esa atrocidad es algo muy diferente y que rebasa por completo lo sucedido durante siglos.

    Por lo tanto, no, no veo justo, de ninguna de las maneras, atribuir a ese antijudaísmo el germen primigenio de algo que, cuando estalló, fue detonado por otros considerandos que sí ruvieron más peso. Ni el pangermanismo exacerbado hitleriano, ni los protocolos de los sabios de Sion, ni la identificación de los judíos con todos los males de Alemania tienen raíz religiosa.

    Que se lo digan, repito, a los TJs, homosexuales, gitanos, comunistas, eslavos, discapacitados mentales, etc. que conocieron las "delicia" nazis.


  • Comentario por galetel 11.11.15 | 20:34

    Es muy interesante opinar sobre lo del Holocausto, lo comprendo. Pero pienso que es más interesante aun lo que dice aquí Piñero acerca de las ideas de Jesús. Dice que:

    (1) la predicación de Jesús acerca del Reino se oponía sobre todo a las autoridades judías, y sólo indirectamente a las romanas.

    (2) Jesús creía firmemente que si moría en el intento -como era más que probable- Dios lo resucitaría para celebrar en su Reino inminente.

    Me parecen afirmaciones muy importantes, sobre todo viniendo de Piñero; con las que estoy totalmente de acuerdo.

  • Comentario por sofía 11.11.15 | 19:43

    En realidad, tras todas las persecuciones q ha habido de minorías no se esconde otra cosa que la sospecha ante lo diferente la necesidad de chivos expiatorios y una serie de malas inclinaciones, desde la envidia a la frustración pasando por la avaricia.

  • Comentario por sofía 11.11.15 | 18:46

    Sí, la verdad es que no veo que una correcta interpretación de Pablo pudiera haber impedido que el paganisimo Hitler hubiera perseguido ni a judíos ni a gitanos ni a comunistas ni la ex terminación de enfermos mentales ni la invasión de Polonia. Pero bueno. ..

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 11.11.15 | 18:31

    Alega el profesor 1Cor, 7,17-20. ¿C,omo es posible alegar ésto?. Dice Pablo de la innecesariedad de rehacer el prepucio si la llamada de Dios se ha dado siendo circunciso cuanto e la innecesariedad de lacircuncisión si aquellase ha dado siendo incircunciso pues que, versículo 19," La circuncisión es nada y nada la incircuncisión...".

    La circuncisión para un judío, aun hoy día, es signo de pertenencia a la Ley y a la Alianza, cifrada en ella, y cabe decir la circuncisión misma se constituye en metonimia de la Ley, numerosos son los pasajes paulinos que así lo indican.No en vano, los judeocristianos presentan la obligación de circuncidarse de los gentiles adeptos a Cristo como uno de sus principales frentes de batalla. Si el judío Pablo llega a aseverar que la circuncisión es NADA, en pura lógica de comprensión lectora ello equivale a declarar SIN AMBAGES que el régimen de la Ley YA ha perdido su vigencia a todos los efectos y PARA TODOS, gentiles y judíos.

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Jueves, 19 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031