El blog de Antonio Piñero

600- El Reino/reinado de Dios según Jesús. Una síntesis (III; 599)

09.11.15 | 08:34. Archivado en Jesús histórico,

Escribe Antonio Piñero

En esta entrega abordamos el siguiente punto: “Duración del Reino de Dios sobre la tierra”

Este Reino de Dios, o reino mesiánico sobre la tierra, durará un cierto número de años o centurias, o milenios, sin precisar. Su descripción y duración no aparece estrictamente en los Evangelios, pero sí en el Apocalipsis. Suponemos que es lícito complementar la información de los escritos evangélicos con la obra canónica, sagrada, de un autor judeocristiano, afín –se supone- al espíritu de un Jesús judío. Este libro enseña que el reino del mesías en la tierra durará mil años, el denominado “quiliasmo” (del griego chiliasmós, derivado de chília, “mil”) o “milenio”:

Dichoso y santo el que participa en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene poder sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo y reinarán con él mil años (Apocalipsis 20,6-8).


Otro escrito judío del siglo I, al que recurriremos varias veces, el Apocalipsis siríaco de Baruc, piensa igualmente en un reino terreno del mesías, en Israel, pero su duración es indeterminada. Pero algún otro, como el Libro IV de Esdras (7,28-30), señala que el reino mesiánico durará 400 años:

Pues se revelará mi Hijo [..] con todos los suyos, y alegrará durante cuatrocientos años a los que hayan quedado. Y sucederá que, tras estos años, morirá mi hijo, el ungido, y todos los que tienen aliento de hombre, y el mundo volverá al silencio de antes, siete días, como en los primeros comienzos de manera que nada quede.

Obsérvese cómo el mesías es un ser humano al fin y al cabo, y cómo le toca morir al final del reino mesiánico. Su vida, sin embargo, dura míticamente cuatro centurias.

Distinción entre una primera y segunda parte del Reino de Dios

Este Reino de Dios no es, sin embargo, el absoluto y definitivo; es sólo la primera parte o primera fase. Así se deduce del mismo texto del Apocalipsis que acabamos de leer, puesto que el visionario habla también de una “segunda muerte” (20,6) que tendrá lugar después del milenio y -como veremos ahora mismo- esta idea se deduce también del pensamiento de Jesús, tal como se recoge en algunas escenas de los Evangelios, ciertamente de no fácil interpretación tal como han sido transmitidas.

Después del Reino mesiánico terrenal vendrá un momento al que Jesús llama –al menos en la traducción al griego de sus palabras- “el eón o siglo futuro”, o el “mundo de la resurrección (definitiva)”. Hay al respecto un texto clave del Nazareno, recogido en la perícopa que cuenta la discusión de éste con los saduceos a propósito de la realidad de la resurrección:

Se le acercan unos saduceos, esos que niegan que haya resurrección, y le preguntaban: “Maestro, Moisés nos dejó escrito que si muere el hermano de alguno y deja mujer y no deja hijos, que su hermano tome a la mujer para dar descendencia a su hermano. Eran siete hermanos: el primero tomó mujer, pero murió sin dejar descendencia; también el segundo la tomó y murió sin dejar descendencia; y el tercero lo mismo. Ninguno de los siete dejó descendencia. Después de todos, murió también la mujer. En la resurrección, cuando resuciten, ¿de cuál de ellos será mujer? Porque los siete la tuvieron por mujer. Jesús les contestó: “¿No estáis en un error precisamente por esto, por no entender las Escrituras ni el poder de Dios? Pues cuando resuciten de entre los muertos, ni ellos tomarán mujer ni ellas marido, sino que serán como ángeles en los cielos. Y acerca de que los muertos resucitan, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en lo de la zarza, cómo Dios le dijo: Yo soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? No es un Dios de muertos, sino de vivos. Estáis en un gran error (Mc 12,18-27).

Según Jesús, cuando se consuma el tiempo del Reino de Dios en la tierra y venga este “mundo de la resurrección”, el matrimonio dejará de existir. Este dato nos da la pista de que debe estar hablando de una realidad distinta de la que acabamos de describir, pues en el Reino que hemos mencionado –recordemos: un Reino también de características materiales- tendría que existir el matrimonio, salvo que -en contra de todas las ideas judías del momento, pero con un parecer similar al autor del Apocalipsis sirio de Baruc- se piense que Jesús defendía que los que tuvieran la suerte de acceder a ese reino no habrían de envejecer en cuatrocientos o mil años.

Ahora bien, en el eón futuro en el que piensa Jesús, no tendrá ningún lugar el matrimonio; el mundo definitivo excluye el ejercicio del sexo. El evangelista Lucas afirma que Jesús se expresó concretamente así:

Los que alcancen a ser dignos de tener parte en el otro mundo y en la resurrección de entre los muertos, ni ellos tomarán mujer, ni ellas marido, ni pueden ya morir, porque son como ángeles, y son hijos de Dios, siendo hijos de la resurrección (Lc 20,34-36).

Creo que este pasaje lucano y el del Evangelio de Marcos citado antes no se refieren al estado del Reino de Dios en esta tierra del que hemos hablado hasta este momento –su primera fase-, sino a un segundo mundo futuro, al paraíso, el “mundo de la resurrección”, que tendrá lugar en el cielo, en un estado ultramundano después de la conclusión del tiempo del reino mesiánico de Dios aquí abajo en la tierra.

Ésta nos parece una conclusión necesaria: si se tomara el final de los pasajes de Lucas/Marcos que acabamos de citar como una referencia al Reino de Dios en esta tierra (que hemos denominado “primera parte, o fase, del Reino de Dios”), serían de muy difícil interpretación, pues no encajarían en absoluto con lo que sabemos por los Evangelios mismos de las concepciones de Jesús de un inmediato mundo futuro con abundantes bienes materiales que hemos apuntado en breves rasgos un poco más arriba.

El tema de la existencia o no del matrimonio en el “mundo futuro” nos ofrece –según creo- una de las pistas para distinguir entre los dos mundos futuros. En el primero habrá muy probablemente institución del matrimonio o una vida en pareja al menos; en el segundo, el del paraíso, ciertamente no. Por lo tanto, los pasajes de Marcos y Lucas que acabamos de citar deben referirse al ulterior reino divino, el segundo y definitivo, que tenemos que denominar el cielo o el paraíso.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com

::::::::::::::::::::::

Aviso para residentes en MADRID y alrededores

El próximo miércoles día 11 de noviembre 2015, a las 20.00 horas

en la Gran Logia de España, c/ Juan Ramón Jiménez 6, bajo, de Madrid, presentaré mi libro:

"Guía para entender a Pablo. Una interpretación del pensamiento paulino". Consecuencias de una nueva interpretación de Pablo, de Editorial Trotta.

Os invito cordialmente a los que podáis y os interese el tema
La entrada es libre, hasta completar el aforo


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por galetel 12.11.15 | 02:51

    Lo que más interesa saber acerca de cómo fue realmente Jesús, no es lo que dijo e hizo en ciertos momentos de su vida, sino lo que llegó a ser al final de ella. Lo primero se conoce por tradiciones -orales y escritas- que se transmitieron y recogieron décadas después; lo segundo se conoce por los testimonios de sus conocidos más íntimos, que se recogieron y desarrollaron bastante pronto por los discípulos de estos. Para mí, no hay duda sobre lo que es más importante y más fiable si hubiese alguna discrepancia, y no lo digo como creyente sino pensando en cómo tuvo que ser Jesús, el Jesús histórico, hacia el final de su vida, según sus íntimos. Claro que el Himno habla de cosas de fe, pero tiene un núcleo, que yo cité, sobre lo que hizo en su vida histórica, según comprendieron sus conocidos después de su experiencia pascual y transmitieron oralmente a los autores del Himno.
    Pero tienes razón: no te entiendo; dejémoslo así. Hasta otra.

  • Comentario por sofía 12.11.15 | 01:08

    Y está claro que digo" lo que debe creer un cristiano", en el sentido lógico-deductivo del verbo deber, no en el de obligación.

  • Comentario por sofía 12.11.15 | 01:01

    Creo que no me entiendes, Galetel. Yo no estoy discutiendo lo que debe creer un cristiano, porque eso lo haría en otros lugares, no aquí. Y seguramente estaría de acuerdo con la mayor parte de las cosas que dices. Pero es que ese no es el tema. Yo estoy tratando de lo que dice un personaje llamado Jesús que no es lo que otros le quieren endosar caprichosamente, sino lo que realmente dijo e hizo.
    Claro que no hay unanimidad entre los historiadores, y claro que las coincidencias entre todos ellos se reducen a unos cuantos puntos. Pero eso no significa que algo no sea cierto sólo porque no estén seguros al cien por cien todos ellos.
    Yo no digo q sea superfluo el HF para la composición de los evangelios, he dicho que los evangelios contienen tradiciones orales más antiguas que el HF, con un valor en sí mismas. Y esas tradiciones orales son esenciales para saber lo que dijo e hizo Jesús. El HF será esencial para saber lo q creían los primeros cristianos, q tb es Hª.

  • Comentario por galetel 11.11.15 | 23:23

    Lo que dice el HF no es redundante ni superfluo respecto de lo que dicen los evangelios. Al contrario. Porque el Himno es anterior y les sirvió a los evangelistas de base e inspiración para sus composiciones de las tradiciones antiguas prepascuales que se remontan a Jesús, y para sus desarrollos teológicos. Si hubiera alguna duda respecto de cómo deben entenderse estas y estos, es más que recomendable acudir a su raíz en el HF, garantía de fidelidad a la fe cristiana original.

  • Comentario por galetel 11.11.15 | 22:53

    Lo que ha revelado el "Espíritu de la Verdad" enviado por Jesucristo pospascualmente a los primeros cristianos, es más de lo que sabía Jesús en situación prepascual acerca de su identidad y su misión. Tengámoslo en cuenta.

  • Comentario por galetel 11.11.15 | 22:40

    En mi opinión, la fe cristiana, por mucho que se base en los evangelios, si no es absolutamente coherente con el HF COMPLETO, no es auténticamente cristiana. Si es totalmente coherente con el HF, entonces sí, puede desarrollar esa fe de acuerdo a las palabras de Jesús según los evangelios, como se ha hecho, y dirá tal vez mucho más de lo que dice el Himno; pero nunca puede decir menos, ni otra cosa, si es que de verdad es fe cristiana.

  • Comentario por galetel 11.11.15 | 22:20

    El "esquema del HF" es -ni más ni menos- que la profesión cristiana del "Cristo de la fe", por parte de los que primero fueron llamados "cristianos", a la que todo cristiano, de ahora como de entonces, debe adherir para ser tal; y así lo hacían antes de que se escribieran los evangelios.

  • Comentario por galetel 11.11.15 | 22:14

    Las "aproximaciones objetivas a los evangelios" son muy variadas y en permanente discusión. Yo estoy bastante de acuerdo, me parece, con las que tú aceptas, Sofía, sin embargo no las considero tan obvias. (Sería interesante echar una ojeada a Meier, aunque sé que a ti no te importa lo que él diga respecto de la historicidad de muchos pasajes de los evangelios, o a J. Jeremias, o a muchos otros famosos exegetas). Por eso, un elemento tan decisivo como el HF, previo a los evangelios y más razonablemente judeocristiano que ellos, lo estimo como dato fundamental. Y creo que así debieran estimarlo todos los que no lo tienen tan en cuenta; por eso insisto en ello y seguiré insistiendo. No es hipertrofiarlo, en absoluto.

  • Comentario por sofía 11.11.15 | 21:59

    Es decir, por lo visto pretendes echar por tierra la evidencia de que en los evangelios hay tradiciones orales recogidas incluso ya en vida de Jesús, que en ellos están recogidas sus ideas y que tienen entidad en sí mismas.
    Parece que niegas que sea posible la actitud que John Meier propone de hacer una aproximación objetiva a los evangelios, independientemente de cual sea tu actitud ideológica concreta personal.
    Por otro lado me parece valioso como dato histórico, con o sin fe, que señales la realidad de un cristianismo postpascual previo a Pablo que es el del HF. Pero no que lo hipertrofies diciendo que la interpretación de las parábolas depende del HF, porque no es cierto. Los evangelios reunen los datos que se tienen desde antes de escribirse el HF, aunque se reúnan a causa de esa fe.

  • Comentario por sofía 11.11.15 | 21:39

    No estoy de acuerdo con este enfoque tuyo, Galetel, como he dicho otras veces. Contradice ese otro párrafo tuyo que cité en otras ocasiones sobre no partir de esquemas previos.
    Por supuesto que los evangelios no contradicen el HF, pero con HF o sin HF, los evangelios dicen lo que dicen, y no depende del HF que Piñero reconozca lo que es evidente según los evangelios en el post siguiente. Afortunadamente, porque si dependiera de partir del esquema de HF jamás habría llegado Piñero a esa conclusión.
    Claro que hay gente que retuerce una frase y la descontextualiza sacándola de contexto para hacerla decir lo contrario. Pero como comprenderás lo que más al fresco les trae es el HF, que como referencia no les resulta válida.
    La cuestión es que cuando uno es honesto con los datos que se tienen, piense lo que piense del HF, llega a conclusiones correctas en muchos puntos, como es el caso que comentas. Y no comprendo tu insistencia un tanto bultmanniana.

  • Comentario por galetel 11.11.15 | 20:11

    se apoyan en distintas frases y pasajes de los evangelios). Si hay dudas para decidir al respecto, conviene acudir al HF (que es anterior a los evangelios; no a los textos prepascuales que contienen, pero sí a su redacción pospascual e inclusión en el cuerpo de cada evangelio, por lo que hay discusión respecto de la autenticidad de varios). Sin embargo, en el HF está claro:
    “8 se humilló a sí mismo
    haciéndose obediente hasta la muerte,
    y una muerte de cruz.
    9 Por lo cual Dios lo exaltó a lo más alto…”
    Los evangelistas conocían y suscribían el HF; no iban a querer contradecirlo.

  • Comentario por galetel 11.11.15 | 20:09

    Por ejemplo, algunos -quitando aquí y poniendo acá- deducen de los evangelios que Jesús NO se propuso voluntariamente tener que arriesgarse a morir para cumplir su misión profética, cuando decidió a subir a Jerusalén para esa su última Pascua. Dicen que, dado que era un tipo de mesías davídico, lo hizo pensando sólo en triunfar aquí en esta vida, no a costa de ella.

    Pero era de toda lógica que lo más probable, si increpaba públicamente a las autoridades, estas lo condenaran a muerte, como sucedió en efecto. Y hasta el último momento, antes de que lo detuvieran, cuando todavía podía huir, Jesús no huyó ni se defendió, para “cumplir las Escrituras”, obedeciendo así a lo que él estimaba la voluntad de su Padre-Dios, y confiando en que, si moría en el intento, sería resucitado por Él para celebrar en el Reino (como acaba de reconocer Piñero en otro post).

    Entonces, ¿cuál es la interpretación correcta según los evangelios (porque unos y otros se apoyan en distinta...

  • Comentario por sofía 11.11.15 | 15:45

    Además por lo que dice Fernando P no cabe la menor duda de que él, a diferencia de Manuel, sí se refiere a Jesús y a sus enseñanzas sobre el reino.
    Manuel, sólo o acompañado, lo mismo da, prefiere referirse a un constructo ficticio prescindiendo de lo que dice el propio Jesús para adjudicarle lo que ellos creen que tendría que decir para encajar en sus esquemas. Así que describen el constructo y luego dicen: este es Jesús el hombre real.
    Poco importa que en el siglo I en Judea tales o cuales personas tuvieran tales o cuales expectativas. Las que tenía Jesús no se pueden deducir más que de sus propias palabras recogidas por sus seguidores.
    No tiene sentido que le pretendan adjudicar las ideas de otros, cuando tenemos acceso a las suyas propias. Judías sí, pero selectivas, profundizando, relativizando, profetizando algo nuevo, la buena nueva.
    Y sus palabras sorprenden, molestan, subvierten.
    Lo suyo es la novedad de Jr 31, 33. Los signos liberadores de Isaía...

  • Comentario por galetel 11.11.15 | 10:40

    Hay que partir del hecho de que los datos pospascuales prepaulinos se refieren a judíos palestinos, no a siros helénicos. El "marana tha" y el Himno de Filipenses son judíos, en términos judíos. Y en el acuerdo de Gálatas los protagonistas son los principales conocedores íntimos de Jesús, sus discípulos Pedro y Juan, y su hermano Santiago. Estos datos NO son producto de una "reconstrucción religiosa operada en Siria y el mundo helenístico en general no aplicable a Jesús". Todo lo que dicen el MT y el HF es aplicable a Jesús, sin duda alguna. Y hay que ajustar lo que se deduzca de otras fuentes para que no contradiga estos datos de partida.

  • Comentario por Manuel 11.11.15 | 08:24

    ni mucho menos. Puede hallarla en el resumen general que nos hacen los principales profesores que se ponen a ello (relea la síntesis de F. Bermejo, por ejemplo, apoyada por el propio profesor). Lo que no encontrará -entre quienes se metan a hablar de estas previsiones o suposiciones derivadas de un estudio desapasionado de las predicciones profetizadas- es la negación de ese ideal.

    No hace falta que aclare que al hablar de Jesús me refiero al personaje histórico, al que Vdes. llaman "prepascual". Al hombre galileo que nace entre los años 4 y 8 AEC, sin preexistir; que aspira a reinar, no a morir por la salvación de la humanidad; que es nacionalista, religioso, maestro de corte fariseo, sanador; que muere ejecutado por los romanos, etc.
    Cuanto Vdes. llaman prepascual se refiere al Jesús histórico.
    Cuando Vdes. llaman postpascual se refiere a la reconstrucción religiosa operada en Siria y el mundo helenístico en general.
    Esto último no es aplicable a Jesús....

  • Comentario por Manuel 11.11.15 | 08:17

    FernandoP:
    No he sostenido que Jesús tuviera una idea particular del Reino que fuera distinto de la del ideal profético y mesiánico, en general (que incluye a Jesús y a Juan Bautista).
    Todo lo contrario: he explicitado que se sumó a esa idea aportando (como Juan y otros precursores y sucesores mesiánicos) la inminencia de su instauración (y del cumplimiento del pacto de Yahvé, de la promesa transmitida por los profetas, etc.) y ascenso al trono.
    Y son los profetas en general, no Jesús en particular, los que explicitan suficientemente (aunque sea a base de rasgos: profecías de destrucción y asolamiento de otros reinos, enemigos caídos a los pies de los nuevos gobernadores, países prósperos convertidos en desiertos, y gente rica en esclava, amén de diferencias de trato y consideración entre judíos y enemigos de Yahvé) el carácter teocrático y totalitario de dicho régimen, no obstante presentado como único y maravilloso para los connacionales.
    Y esta idea no es mía...

  • Comentario por galetel 10.11.15 | 23:50

    Gracias, FernandoP. Me ha respondido en parte. "En su reino Abraham ha resucitado y es un espíritu que se sienta a la mesa en un banquete. La metáfisica apocalíptica brilla por su ausencia." ¿Hay que deducir que, según Jesús, no sólo Abraham y su parentela, sino también todas las víctimas de toda la historia, se sentarán a la mesa del Banquete en su Reino? Claro que Jesús, en situación prepascual, no era omnisciente, pero podía atisbarlo. ¿Cree Vd. que lo atisbó? No importa que no lo expresara en términos de "metafísica apocalíptica", eso es lo de menos. Quizá quiso decirlo con esa frase de "la Nueva Alianza en mi sangre que se derrama por todos". De todos modos, era imposible expresarlo en términos de esta realidad habitual. Por eso necesitó de un desarrollo pospascual, por parte de sus discípulos pero inspirado por él, mediante su Espíritu. Lo importante, creo yo, es que todas las víctimas del pasado, como él, CON él, puedan alcanzar la rehabilitación definitiva y eterna.

  • Comentario por FERNANDOP 10.11.15 | 23:24

    y evidentemente tampoco hay ni rastro de ese reino "jomeinista" que presenta Manuel sacándose continuamente conejos de la chistera : no, no hay ni una palabra que salga de la boca de Jesús en la que de forma remota se atisbe indicio alguno de preocupación por su "reinado" futuro.

  • Comentario por FERNANDOP 10.11.15 | 23:12

    Galetel: aunque tarde le contesto gustoso a su apremiante pregunta. De la lectura del evangelio se deduce que, si, CLARAMENTE parece que el Jesús histórico cree en la resurección de los muertos y en el reino de los cielos. También parece que no está muy preocupado por eones, y demas historias apocalípticas. En su reino Abraham ha resucitado y es un espíritu que se sienta a la mesa en un banquete.La metáfisica apocalíptica brilla por su ausencia. Cristo parece carecer de la abigarrada teología del viejo poeta de Samos, que tantos ríos de tinta ha hecho correr en la Santa Madre Iglesia, incluidos los epígonos Galetel y Piñero. Probablemente muchos sabios que en su sabiduría elucubran sobre metafísicas celestiales podrán pensar que nazareno carecía de la formación que si tenían los discipúlos postpascuales. En cambio otros de sus seguidores lo vemos como un rasgo mas de su extraordinaria sabiduría.

  • Comentario por sofía 10.11.15 | 23:00

    Comprendo. Sí, parece que los textos del NT van en esa dirección.

  • Comentario por galetel 10.11.15 | 21:09

    Pienso que hay que entender que "los enemigos de Cristo" son los males morales (pecados, crímenes, poderes injustos) y los males físicos (la Muerte). Y el "sometimiento", puesto que se predica del Hijo respecto del Padre, es por la vía del Amor (Agape, Ruah). Esto es el Reino en plenitud. "Dios todo en todos" significa la asunción de la Naturaleza entera en Dios.

  • Comentario por galetel 10.11.15 | 20:03

    (1 Corintios 15, 23-28):
    Todos revivirán en Cristo. Pero cada cual en su rango:
    Cristo como primicia [Pascua]; luego los de Cristo en su venida [Parusía].

    Entonces llegará el fin, cuando entregue a Dios Padre el Reino, después de haber destruido todo principado, dominación y potestad. Cristo debe reinar hasta que Dios ponga a todos sus enemigos bajo sus pies; y el último enemigo en ser destruido será la Muerte [Progresión asintótica].

    Es verdad que ha sometido todas las cosas bajo sus pies, pero cuando dice ‘todo está sometido’, es evidente que está excluyendo a Aquel que ha sometido a él todas las cosas. Cuando todo le haya sido sometido, entonces también el Hijo se someterá a Aquel que ha sometido a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.

  • Comentario por galetel 10.11.15 | 19:44

    El germen es lo prepascual, el brote es lo pospascual, el culmen es lo posparusíaco.
    Entre el germen y el brote, la Pascua.
    Entre el brote y el culmen, la Parusía.
    Las tres fases son materiales y espirituales, pero de espiritualidad creciente, progresiva.
    Las tres fases son israelitas y universales, pero de universalidad creciente, progresiva.
    El final de la última fase es "Dios todo en todo", a lo que la fase anterior tiende asintóticamente.

    (Es sólo mi opinión, por supuesto.)

  • Comentario por sofía 10.11.15 | 18:14

    Aunque creo que entiendo lo que quieres decir en tu último comentario, que no se separan las fases en material y espiritual ni en israelita y universal, sino que todo eso se da junto en el culmen.
    Pero aunque supongo que algo de todo eso se da desde ya mismo en el germen, el brote, camino de la plenitud, en algún momento habrá un corte que diferencie la plenitud de lo que la precede. Pero serían dos fases, entonces, creo yo.
    No entiendo de donde salen tus tres fases.

  • Comentario por sofía 10.11.15 | 18:05

    Es muy posible. El caso es que yo no pretendo entender exactamente en qué consiste una "materia espiritual" y por tanto no puedo opinar sobre eso. No creo sin embargo que sean términos contradictorios, pues lo que sea la materia y el espíritu no está claramente establecido. Desde luego, yo no separo materia y espíritu en una falsa dicotomía, pero no sé en qué modo se puede tranformar la materia en "espiritual" ni si hay fases ni cuantas. Es por eso que no opino.

  • Comentario por galetel 10.11.15 | 17:49

    Yo lo veo más o menos así:

    "muchos de oriente y occidente" => universal, material (gentiles de este mundo)
    "se pondrán a la mesa" => material (banquetear)
    "con Abrahán, Isaac y Jacob" => israelita, espiritual (patriarcas resucitados)

    No me cuadra en ninguna de las dos fases de Piñero. Pienso que ocurren en el Culmen, material y espiritual, israelita y universal, a la vez.

  • Comentario por galetel 10.11.15 | 17:38

    No perdamos de vista que estamos hablando del concepto de Reino de Dios que probablemente tenía Jesús, prepascualmente, se entiende. Insisto: en el concepto de Jesús, según Mateo 8, 10-11:

    “Os aseguro que en Israel no he encontrado en nadie una fe tan grande. Y os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se pondrán a la mesa con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los Cielos”

    ¿esta situación que él describía así, pensaba que ocurriría en qué fase, la material o la espiritual, la israelita o la universal?

  • Comentario por sofía 10.11.15 | 16:30

    Comprendo que hay una diferencia, en que hay dos fases en vez de tres. En cuanto a lo de material y espiritual, las tres, en todo caso no se puede referir al mismo tipo de materia, o de organización de la materia que conocemos ahora mismo. Es en ese sentido que se oponen material y espiritual, pienso yo, cuando Pablo habla de un "cuerpo espiritual". En todo caso, yo en ese tipo de especulaciones no entro, puesto que no puedo hablar de lo que no conozco.
    Pero sí digo que está claro que en los textos se habla de otra realidad en la que se superan las limitaciones que tiene la materia en esta.

  • Comentario por galetel 10.11.15 | 15:41

    Las fases, en mi concepto, son “germen, brote y culmen”, materiales y espirituales las tres, no como las que dice Piñero. (He copiado aquí esta frase de un comentario mío anterior, en otro post de este blog, hace tiempo.)

  • Comentario por galetel 10.11.15 | 15:22

    No, Sofía. Yo tampoco veo relación. En el pasaje de Mc, que según la mayoría de los exegetas se remonta probablemente a Jesús, este apabulla a las saduceos con su argumentación basada en un pasaje del Éxodo, que los saduceos tenían que aceptar, respecto de que Dios ha resucitado a los patriarcas cuando se define como su Dios. Porque -y esto era incontrarrestable para los saduceos- no es un Dios de muertos sino de vivos.
    Me parece que Markitos no lo entiende así, sino pensando que Jesús -Marcos en realidad- recrimina a los saduceos por preocuparse de ese tipo de cosas en vez de las importantes de "aquí y ahora". No veo razón para hacer esta interpretación de este pasaje. Pero no quise meterme en ello, sino con la otra cita, más clara aun. Muchas veces -pienso- es mejor callar que ponerse a replicar a todo.

  • Comentario por sofía 10.11.15 | 15:00

    Volviendo a los comentarios sobre el tema del post:
    No sé por qué markitos asegura que ese pasaje de Mc no puede ser de Jesús. Veo que en el post, Piñero lo admite sin más problemas.
    Y tampoco veo su relación con Gálatas. Aunque al parecer Galetel sí la ve.
    A mí me parece que tiene razón el profesor Piñero respecto a que hay dos fases en el Reino.

  • Comentario por sofía 10.11.15 | 14:48

    Si quería explicar algo haberlo explicado allí en vez de insultarme allí y después traer el tema aquí en su afán de ataque personal.
    Ahora no viene al caso lo que pretenda aclarar si no lo aclaró entonces. Si quería decir otra cosa, haberla dicho, los demás entendemos lo que vemos.
    Y ahí está su comentario y el mío. Y los borrados están a buen recaudo con fecha y hora, para que se vea bien quien es el que ataca a quien y cómo este señor acusa a los demás de lo que él hace. Por mucho guante blanco que se ponga a veces para tirar las piedras escondiendo la mano, y más descaradamente cuando cae en el insulto zafio, repartiendo carnets de troll
    Hasta el próximo incidente que provoque él con su escasísima capacidad de aceptar críticas, sus mentiras y sus calumnias.

  • Comentario por sofía 10.11.15 | 14:41

    Resumiendo respecto al tema que este "señor" ha traído al post y sus calumnias:
    Ya me dirán si yo cito a Manuel 07.11.15 | 09:04 que intenta defender así su idea de un mesías violento:

    "Seamos serios....Varias personas dejaron a sus familias para marchar a Jerusalén a instaurar el Reino, por el camino disputaban sobre puestos de honor en el futuro Gobierno, habían creído en la Buena Nueva ("el Reino de Dios ya está aquí") a pies juntillas; ni por asomo que irían mal armados a un arresto cantado que formaba parte del plan de Dios y del propio Jesús (que les habría engañado) y que tendrían que salir huyendo."

    Si no tengo motivos para decirle que no cuente las cosas a medias, que está omitiendo la respuesta que dio Jesús a los discípulos que aspiraban a puestos de poder. ¿la omite o no la omite? ¿está dando una imagen falsa y engañosa o no?
    Y tiene el cinismo de decir que citándole con comillas la mentira es doble.
    Y llevar sus mentiras y calumn...

  • Comentario por Manuel 10.11.15 | 14:37

    Jugando a confundir de nuevo...
    No, a veces algún comentario incluye un argumento que se mezcla con la eterna personalización (descalificación personal, injuria anti-personal, insulto, calumnia, suposiciones sobre intenciones, falacias tipo hombre de paja, etc.). A


    Si todo fuera limpio, con algún malentendido llamativo que se corrigiera en plan constructivo o crítico pero más o menos educado (B), en lugar de copiar y pegar decenas de comentarios ajenos que ya fueron respondidos, asegurando lo contrario de la verdad (C), se quedaría en simple tergiversación por error involuntario (B).
    No. Nadie confunde A, con B ni C.
    Hasta el próximo incidente

  • Comentario por sofía 10.11.15 | 14:17

    No creo que importe un bledo lo que pretenda explicar ahora, el comentario está claro. Mi crítica era adecuada y no contenía ningún tipo de insulto. Y con tenia este individuo q haberme insultado ni allí, ni mucho menos aquí. Acompañándolo de todo tipo de acusaciones demostrable mente falsas.
    Bien, no es culpa míattener que defenderme de un calumniador.

  • Comentario por sofía 10.11.15 | 14:02

    Quiero decir que tiene razón J. Cosas del móvil. Como comprenderá suponiendo que se haya explicado mal en otro post, lo lógico es que explique lo que le parezca en ese post, en vez de dedicarse a insultarme primero allá y buscar excusas para seguir mintiendo aquí Este señor considera ataque personal una apreciación crítica de sus comentarios, pero no considera ataque personal insultar sin ton ni son y calumniar a quien no le ha insultado. Y repite los mismos insultos y mentirss en todos los posts.
    Esta sólo es la última muestra. Dicen que quien calla otorga, por tanto me veo obligada a demostrar que calumnia. Aunque él piensa: calumnia q algo queda.

  • Comentario por Manuel 10.11.15 | 14:00

    Totalmente de acuerdo, J.
    Pero sólo una vez en la Hª de los posts de los últimos 4 años ha existido uno en la dirección opuesta a la habitual

  • Comentario por sofía 10.11.15 | 13:49

    Tiene usted toda la razón marinos, pero este señor tiene la costumbre de interrumpir los posts insultandome y calumniando. Y esa es la razón por la que me he visto obligada a aclararlo. Aunque el sigue en las mismas mintiendo y calumniando bochornosa mente.

  • Comentario por galetel 10.11.15 | 13:10

    Las dos cosas, Markitos, las dos. Pero centrarnos en lo que Dios ha hecho es lo primero, para saber lo que debemos hacer en consecuencia, y que no será en vano. La cita completa es:
    Gálatas 3,
    27 Los que os habéis bautizado en Cristo os habéis revestido de Cristo,
    28 de modo que ya no hay judío ni griego, ni esclavo ni libre, ni hombre ni mujer,
    ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

  • Comentario por Manuel 10.11.15 | 12:49

    sostenía mi interlocutor confesional) la tesis alternativa de un plan B que incluiría un engaño consciente (lo que nadie defiende) en lugar de un error de cálculo (o de creencia en el papel que Dios le había reservado), como considero plausible.
    2º. No. No estaba presentando a Jesús como un mesías "guerrero" (salvo que todos sin excepción lo sean), ni como un mesías pacifista que podamos diferenciar de otros cuyo discurso incluía una filosofía moral-nacionalista que llegara a apoyar algún maestro fariseo, profeta o sumo sacerdote.
    Un sargento violento sería no alguien que cumpla su oficio, sino un señor gratuitamente abusador de la fuerza, sádico hacia sus soldados o inferiores. Un mesías aspira a ser rey, enfrentándose a quiénes se opongan a su destino. (Adjunté frases.)
    3º. Lo del grano de mostaza y demás lo esclarecía en privado a los suyos, como consta en Marcos. Con todos, nadie entendió otra cosa que el Reino Judío predicado por los profetas. Y este es el argume...

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Domingo, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930