El blog de Antonio Piñero

¿Era el Reino de Dios una realidad espiritual presente?, según G. Andrade (VI) (593)

07.08.15 | 08:11. Archivado en Jesús histórico

Escribe Antonio Piñero

Según Gabriel Andrade en su libro mencionado en las postales anteriores («Jesucristo, ¡vaya timo!», título que no corresponde a su contenido serio y razonador), la mayoría de los apologetas cristianos sostiene que el concepto reino de Dios no se refiere a una realidad material que está por venir en un futuro inmediato, sino a una realidad espiritual que ya dentro de cada uno de los hombres que lo aceptan. Por tanto –y en contra de tantos textos evangélicos que así lo dan a entender--- el reino de Dios no es un gobierno teocrático de Dios por medio de sus representantes humanos con el mesías a la cabeza, en la tierra de Israel, precedido por grandes catástrofes cósmicas, sino más bien “una forma de vivir, un cambio de vida en los corazones humanos” (p. 152).

Sostiene Andrade que hay sectas fundamentalistas cristianas que defienden que el reino de Dios es una realidad material y futura, según la mayoría de los textos de los evangelios sinópticos, pero que la mayoría de las confesiones, incluida la católica suelen presentar más bien el reino de Dios bajo esta interpretación espiritual. El fundamento de esta exégesis es Lucas 17,20-21:

“Habiéndole preguntado los fariseos cuándo llegaría el Reino de Dios, les respondió: «El Reino de Dios viene sin dejarse sentir. Y no dirán: “Vedlo aquí o allá”, porque el Reino de Dios ya está entre vosotros»”.


Y sostiene Andrade: “Hay serias dudas de que este pasaje sea auténtico, porque contradice al resto de los textos de los Evangelios sobre un reino de Dios material y futuro. El texto aducido está solo en Lucas, y Marcos --el evangelio más antiguo y una de las fuentes de Lucas-- no tiene ningún texto que defienda que el reino de Dios es una realidad ya presente”. Y añade: “Lo más probable es que frente el obvio problema que se presentaba ante el anuncio no cumplido de Jesús, el autor del Evangelio de Lucas buscara solucionarlo modificando la naturaleza del mensaje apocalíptico” (p. 153).

En el fondo esta argumentación es correcta, pero me gustaría precisarla, ya que he escrito sobre el tema en este Blog con cierta extensión (Blogs 446- 01 a 446-12). Ciertamente, el que un “logion” (dicho) de Jesús carezca de múltiple atestiguación es un serio contratiempo para que pueda ser considerado procedente del Jesús histórico, salvo pruebas muy fuertes en contrario. Segundo: es posible que un dicho presentado por un evangelista, en concreto de los tres primeros, puede tener un cierto fondo de autenticidad y estar modificado por el evangelista mismo o por un profeta cristiano para acomodarlo a los momentos presentes de la comunidad destinataria. Tercero: también es posible que un texto sospechoso de inautenticidad, bien estudiado en su contexto y bien entendido, presente menores dificultades que las que parece tener.

Creo que este es el caso del texto de Lucas que ahora discutimos. Lo primero que debe hacer el intérprete es considerar el contexto completo del dicho. He aquí el texto íntegro en el que se inserta esta dicho de Jesús tan discutido:

“Habiéndole preguntado los fariseos cuándo llegaría el Reino de Dios, les respondió: «El Reino de Dios viene sin dejarse sentir (griego metà paratéseos). 21 Y no dirán: “Vedlo aquí o allá”, porque el Reino de Dios ya está entre vosotros.» 22 Dijo a sus discípulos: «Días vendrán en que desearéis ver uno solo de los días del Hijo del hombre, y no lo veréis. 23 Y os dirán: “Vedlo aquí, vedlo allá.” No vayáis, ni corráis detrás. 24 Porque, como relámpago fulgurante que brilla de un extremo a otro del cielo, así será el Hijo del hombre en su Día. 25 Pero, antes, le es preciso padecer mucho y ser reprobado por esta generación. 26 «Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre. 27 Comían, bebían, tomaban mujer o marido, hasta el día en que entró Noé en el arca; vino el diluvio y los hizo perecer a todos. 28 Lo mismo, como sucedió en los días de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, construían; 29 pero el día que salió Lot de Sodoma, Dios hizo llover fuego y azufre del cielo y los hizo perecer a todos. 30 Lo mismo sucederá el Día en que el Hijo del hombre se manifieste. 31 «Aquel Día, el que esté en el terrado y tenga sus enseres en casa, no baje a recogerlos; y de igual modo, el que esté en el campo, no se vuelva atrás. 32 Acordaos de la mujer de Lot. 33 Quien intente guardar su vida, la perderá; y quien la pierda, la conservará. 34 Yo os lo digo: aquella noche estarán dos en un mismo lecho: uno será tomado y el otro dejado; 35 habrá dos mujeres moliendo juntas: una será tomada y la otra dejada.» 36 Y le dijeron: «¿Dónde, Señor?» Él les respondió: «Donde esté el cuerpo, allí también se reunirán los buitres»”.

Obsérvese:

• Jesús se dirige a los fariseos, presentados en el evangelio como sus enemigos, y como no creyentes en el mensaje del reino de Dios de Jesús.

• El pasaje está lleno de tiempos verbales en futuro (¡ocho indicaciones de futuro!):

- Días vendrán
- Vedlo aquí, vedlo allá.” No vayáis, ni corráis detrás: oración eventual de futuro
- La venida será rapidísima y perceptible como la luz fulgurante de un relámpago
- Así será el Hijo del hombre en su Día (dos veces)
- Lo mismo sucederá el Día en que el Hijo del hombre se manifieste
- «Aquel Día, el que esté en el terrado….»
- Yo os lo digo: aquella noche estarán dos en un mismo lecho
- Habrá dos mujeres moliendo juntas…

¿Hay alguien que pueda atreverse con sinceridad a afirmar que Jesús está en esta perícopa sosteniendo que el reino de Dios está ya presente? ¿Hay alguien que pueda sostener que este texto dice que el reino de Dios se manifestará simplemente como una apertura de corazón que hace cambiar la mentalidad de modo que se acepte el mensaje de Jesús?

Si Jesús se dirige a los fariseos, ¿es razonable que él diga que sus enemigos ya tienen el reino de Dios presente? Y ha de ser necesariamente en sus corazones, porque por fuera, en la vida ordinaria, la presencia del reino de Dios no se notaba absolutamente nada. Se trataría, por tanto de que el reino de Dios es algo totalmente espiritual. Pero ¡parece imposible que Jesús lo dijera pensando en los fariseos! Por tanto hay que buscar otra interpretación, y que sea razonable, a ese dicho de Jesús.

Lo modernos comentaristas sostienen que el sintagma “está dentro de vosotros” (griego entòs hymôn) significa “está en vuestro entorno” / “está a vuestra disposición”. Opino que por medio de esta interpretación, si se demuestra razonable, ha de venir la solución, puesto que no podemos aceptar que Lucas se haya inventado el dicho sin más para solucionar el problema del retraso de la parusía.

A este propósito me parece oportuno traer a colación lo que escribe François Bovon en su Comentario al Evangelio de Lucas en el vol. III, (Ediciones Sígueme, Salamanca 2004), cap. 7º., 206ss:

«Los vv. 20-21 se parecen a un apotegma (denominado también chría, con el término griego); por un lado, la pregunta atribuida a los adversarios de Jesús respecto al momento de la venida del reino de Dios; por otro, la réplica decisiva que se articula en tres etapas, dos negativas y una positiva. La parte positiva de la respuesta (“Pues he aquí que el reino de Dios está en un espacio que es el vuestro”, v. 21b) justifica la doble parte negativa (“El reino de Dios no viene de modo observable; y no se dirá: Vedlo, está aquí o allá”: vv. 20b-21a). De hecho existe una tensión entre la pregunta de los fariseos y la respuesta de Jesús en cuanto que aquella se refiere al momento, y la respuesta, a la naturaleza de esta venida […] Tal como hizo con los sermones de envío (9, 3-5 y 10, 2-12), Lucas mantiene separados los discursos apocalípticos que toma de Marcos o de la Fuente de los logia. Lucas guarda el discurso de Mc 13 para la víspera de la pasión (21,5-33), pero sitúa aquí el de Q, es decir, al final del relato del viaje».

Comentario nuestro: este análisis demuestra que Lucas ha realizado una buena tarea redaccional en este texto. Prosigue Bovon desmenuzando esta labor redaccional:

«De hecho, al proponer este ramillete de dichos de Jesús, Lucas no se contenta con copiar la Fuente de los logia, sino que la reelabora de diversas maneras:

• Cita, no sin adaptarla, una frase probablemente de su material propio, que coloca al principio de la composición (vv. 20b-21, sobre el reino de Dios); integra un pasaje del apocalipsis de Marcos (v. 31//Mc 13, 15-16, sobre el que no debe descender del tejado);

• Desplaza a este lugar una sentencia de la Fuente de los logia (v. 33//Mt 10, 39, sobre la pérdida de la vida propia) que considera como un útil comentario del difícil logion que acaba de mencionar (v. 31);

• Redacta él mismo ciertas frases que sirven de introducción (v. 22, sobre el deseo de un día del Hijo del hombre) o de complemento teológico (v. 25, sobre la necesidad de la pasión) y ético (v. 32, sobre la mujer de Lot); y finalmente

• Reelabora todo lo que le proporciona la Fuente de los logia para adaptarlo a la orientación y a la tonalidad de su obra».

Y finalmente, Bovon, propone la traducción/interpretación –que ya ha avanzado de hecho-- del sintagma más difícil:

«Si la formulación de la pregunta de los fariseos (v. 20a) es lucana, la respuesta de Jesús deber remontar al material propio; Lucas, en efecto, no utiliza el vocabulario de la paratéresis (la observación, aquí traducido “sin dejarse sentir”); el autor del material propio aprecia el vocabulario de las gentes cultivadas; las palabras “No se dirá: Vedlo, está aquí o allá” parecen ser no tanto una imitación del v. 23 como un préstamo de una tradición paralela a Q (ésta, según Lc 17, 23, se refiere indudablemente al Hijo del hombre, pero esa tradición se interesa aquí por el reino de Dios).

»Por tanto, el sentido de esta segunda proposición de Jesús no es evidente: o bien, nadie podrá decir que está aquí o allá, pues el reino de Dios no ofrece ningún signo previo; o bien, no hay que decir que está aquí o allá, pues ha llegado ya (de manera imperceptible).

»Viene entonces la frase decisiva: “Pues he aquí que el reino de Dios está en un espacio que es el vuestro”. La traducción de esta sentencia es incierta, pero ello se debe menos a la intención del autor, a quien le gustan los enigmas, que a nuestra incapacidad para traducir el entós (“dentro de”)con certeza.

»Tres traducciones diferentes se han propuesto para esta preposición impropia: “en el interior de”, “entre”, y “a disposición de”. El sentido más corriente es “en el interior de”. Podría convenir bien a este pasaje, puesto que el texto opone el exterior al interior, lo visible a lo imperceptible. Éste ha sido el sentido preferido durante siglos por una exégesis sensible al carácter interior y espiritual de la fe cristiana.

»Pero se puede objetar a esta traducción que sería muy curioso que Lucas afirmara la presencia del reino de Dios ¡en el interior del corazón de los fariseos! Por el contrario, a favor de esta traducción se puede señalar la formulación de esta frase en el Evangelio de Tomás 3, que juega con el exterior y el interior. Cuando “entós” se construye con un sustantivo o con un pronombre en genitivo del plural que designa a personas, resulta ambiguo: “en el interior de vosotros” como suma de individualidades (es decir, en “el interior de cada uno de vosotros”) o en “el interior de vosotros” en tanto que grupo (así pues, “en medio de vosotros”, “entre vosotros”). »Además, esta última traducción es la preferida por numerosos exegetas recientes y por diversas traducciones de la Biblia; y seduce a teólogos y cristianos que vinculan el reino de Dios con la presencia de Cristo en la Iglesia.

»Además se puede objetar también a esta traducción que pasa por alto numerosos pasajes lucanos que insisten en el carácter apocalíptico del reino de Dios, y que olvida el empleo regular en Lucas-Hechos de otra expresión, griego en méso (literalmente “en medio de”)seguida de genitivo, que expresa “en medio de” o “entre”. Se ha propuesto una tercera traducción que haría justicia al interés lucano por la ética, la conversión y la decisión: “a vuestra disposición”, “en vuestras manos”, “en vuestro ámbito o dominio”. Así, leemos en un papiro más o menos contemporáneo de Lucas que una mujer tenía bajo llave una reserva de vino entòs autés, “a su disposición”, “en su presencia”, “en su casa”. Se puede objetar a esta traducción que prefiere un uso marginal de entós y que propone una teoría de la disponibilidad del reino de Dios mal atestiguada en la obra de Lucas.

»Es muy difícil formarse una opinión al respecto. Personalmente prefiero el sentido de presente (no de futuro inmediato) del verbo estín(“está”). Pienso además que entós no es sinónimo absoluto de la preposición griega “en”, que significa lo mismo en castellano. Este vocablo significa concretamente “en el espacio de”.

»Finalmente, me gustaría unir la afirmación de Jesús a la teología veterotestamentaria de la presencia de Dios entre su pueblo. Dt 30, 11-14 declara que el mandamiento divino no está oculto ni en el cielo ni al otro lado del mar. Según Ex 17, 7, los israelitas culpables dudaron de la presencia de Dios entre ellos en Masá y Meribá. En Ex 34, 9 Moisés pide a Dios que le ayude con su presencia entre un pueblo de dura cerviz. Según Sofonías (3, 14-20), la hija de Sión puede alegrarse, pues el “rey de Israel, el Señor, está en medio de ella” (v. 15b; cf. v. 17).

»Parece, pues, que Lc 17, 21 desea apartar la atención de cálculos apocalípticos, expresión de dudas y de desconfianza, para orientarlos hacia una presencia divina en medio de su pueblo, presencia que exige la fe para ser real. No es cuestión exclusivamente de interioridad, incluso aunque la presencia de Dios exterior al creyente, asociada a la persona de Cristo y opuesta al pueblo de Israel cuando se insurrecciona, implique una disposición interior de corazón.

»Se puede poner a Lc 17, 21 en relación con Rom 10, 5-13, donde se dice que la palabra de Dios, la presencia de Cristo y la justicia de la fe no están lejos de nosotros, sino en nuestros labios y corazones. La venida del reino de Dios hasta nosotros se ha producido en Jesús (cf. 11, 20), y se cumple también hoy día en la predicación apostólica (cf. 10, 9). Así pues, el reino de Dios no es sólo una categoría apocalíptica (cf. Hch 28, 31). Éste y su venida deben distinguirse del Hijo del hombre y de su venida escatológica, de la que hablarán los vv. 22-37. Las dos realidades están vinculadas, ciertamente, pero existe una tensión entre ellas, entre el envío del Hijo y su parusía última, entre la discreta presencia del Reino desde ahora y su poderosa manifestación al fin de los tiempos.

Y concluye:

»Lucas 17, 21 afirma la presencia para permitir mejor a los versículos siguientes articular el porvenir».

Una cita larga, pero muy interesante para observar la cantidad de piruetas que tiene que hacer Bovon para intentar retener algo del significado “el reino de Dios está dentro de vosotros”. Pienso que entender este versículo de una manera puramente espiritual e interior va en contra de todo lo que ha enseñado Jesús sobre el reino de Dios en otros lugares y va totalmente en contra con el contexto en el que Lucas inserta esta frase ¡a los fariseos!

Y añadiríamos por nuestra parte: hacer del Reino una entidad meramente espiritual y en nada material va en contra del pensamiento del Jesús histórico. De hecho el presente estin (está) puede ser sin problemas un praesens pro futuro (presente por un futuro), tal como lo es, ciertamente, el érchetai («viene» = «vendrá») de la pregunta de los fariseos que da lugar a la respuesta de Jesús. Y el sentido futuro es perfectamente congruente con la escena compuesta por Lucas: los fariseos preguntan: ¿Cuándo viene [= vendrá] el reino de Dios? Jesús responde precisando a sus discípulos: No os preocupéis de los que os anuncian esta venida: «Está aquí o allá»; será tan visible como la de un relámpago que brilla cerca, la percibiréis sin más. Y a los discípulos se aplica lo mismo que a los fariseos «el reino de Dios estará en medio de/entre vosotros, a vuestra disposición».

Síntesis: No es posible aislar la sentencia de Lucas de su contexto y afirmar nada menos que entendía que el reino de Dios era puramente espiritual y solo en el interior de los corazones. En una exégesis que tiene en cuenta el contexto y el de otros textos que indican claramente que el Reino no ha venido y que ese advenimiento es futuro. Lucas trae también en 11,2 la famosa petición del Padrenuestro ¡Venga a nosotros tu Reino!

Ya hablaremos n otro momento de otros textos (por ejemplo, parábolas) que se refieren al inicio del reino de Dios o mejor a los prolegómenos, pero que no dicen que “está ya aquí”.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por sofía 21.08.15 | 18:26

    De acuerdo;
    Mientras que manuel sea un pedazo de trol incapaz de hacer un debate educado y constructivo más vale que lo deje. Que se vaya a reeducarse y luego vuelva.

  • Comentario por Manuel 21.08.15 | 18:09

    Creí haber dejado claras mis condiciones para debatir: troles no.
    Debate de conceptos, nada de ataques personales ni manipulaciones que sólo pretenden la descalificación personal.
    Debate educado y constructivo.
    Troles no.
    Fin, salvo cambio de tono y pase a debate formal

  • Comentario por sofía 21.08.15 | 18:08

    se mira al espejo y eso es lo que ve: un troll -luego ya se sabe que su idiosincrasia es acusar a los demás de lo que hace él mismo.

  • Comentario por sofía 21.08.15 | 18:07

    El trol sigue queriendo hacer pasar por tortilla de patatas sus papas con chocos.

    Y echa tinta de calamar en todas las explicaciones de la gradualidad del cambio del concepto de Dios. Por otra parte tiene una visión estereotipada de lo que es el judaísmo olvidando la pluralidad del siglo I.
    El caso es que prescinde del siervo sufriente y el hijo del hombre como pasos intermedios que llevan a la sabiduría de Dios. La palabra de Dios actuando en la creación es tema judío muy antiguo. Y además nadie pretende que los judíos estén aislados del resto de la cultura de la humanidad.
    Pero el caso es obviar lo que se dice sobre el absurdo de inventarse una comunidad con unas características que tiene un solo documento cuando no hay el menor indicio de eso y va contra toda lógica.
    Lo mismo da que se explique lo del siervo sufriente y el hijo de Daniel -no le vale para sus esquemas, pues prescinde y se limita a insultar, el muy trol (término q parece gustarle, se mir...

  • Comentario por Manuel 21.08.15 | 17:51

    Siglo I (mesías judío de origen galileo y seguidores) llamando desde Palestina a protognósticos sirios del siglo I que, habiendo sacado las conclusiones oportunas de la síntesis alejandrina de Filón, esperan a la Palabra encarnada como manifestación de Dios que merece ser Persona divina y aun Hijo divino de Dios y hasta Dios Salvador que muere y resucita... Aunque ahora vuelven los lejanos seguidores judíos (no gnósticos) de un mesías galileo al que crucifican por serlo, al cual se supone que sus propios seguidores reinterpretan, sin venir a cuento, como el cumplimiento de una supuesta profecía no mesiánica de un profeta del siglo VI AEC que conocemos como Deuteroisaías y escribe desde el exilio babilónico considerando que el Mesías no es otro que Ciro II el Grande...
    Lo cual hace que en el siglo II se comprenda mejor a Pablo en la línea de Filón y en la de sus perseguidores judíos mesianistas de pura cepa... Esto sí que es una síntesis... Enhorabuena a la trol.

  • Comentario por sofía 21.08.15 | 17:47

    La unión de distintos documentos en un solo relato llamado evangelio se produce muchísimo más tarde, y hasta ese momento coexisten los distintos recuerdos de Jesús y los comparten ampliamente las distintas comunidades, con sus variantes.
    Las parábolas de Jesús son lógicamente patrimonio de todos los discípulos, las empezaron a recoger ya en vida, cuando predicaba. Las repetían según su tradición cultural oral, mucho antes de ponerlas por escrito. Y si siguieron valorándolas es porque creían en el mesianismo de Jesús a pesar de las apariencias porque no había fracasado en la cruz sino que había resucitado.
    Manuel va en contra de todos los datos y se aferra a las fantasías de algún autor que otro mezclando todo.
    En echar tinta de calamar es todo un experto -no es que le esté llamando cefalópodo, pero echar tinta a ver si confunde, claro que la echa. No se cansa.
    Pero siempre habrá quien le comente la jugada.

  • Comentario por sofía 21.08.15 | 17:41

    Y por otro lado en Hechos.
    La gran Iglesia lo mismo reúne cartas de Pablo q de Santiago o incluso otras poniendo en guardia contra la malinterpretación de Pablo. Hasta el Apocalipsis tiene un sitio allí.
    Así que no, la Iglesia no es exclusivamente paulina sino que engloba una tradición mucho más amplia.
    En cuanto a lo del documento Q es gracioso cómo se aferra a la fantasía mackiana de que existió una comunidad con un solo documento que fueron los únicos que lo tenían.
    Los hechos demuestran por el contrario que el conjunto de enseñanzas al que nos referimos como Q era ampliamente conocido en todo tipo de comunidades, pues todos los que seguían creyendo en Jesús como Mesías lógicamente conservaban sus enseñanzas, tal como las relataba -además de otros documentos separados sobre otros temas -por ejemplo, un relato de la pasión, pero además hay otras colecciones de dichos.
    La unión de diversos documentos en uno se produce mucho más tarde, pero las palabras d...

  • Comentario por sofía 21.08.15 | 17:35

    Y resulta que él tiene sus esquemas fijos y echa tinta de calamar a ver si distrae de lo principal
    NO, no se pueden eludir los datos que tenemos porque no le cuadren. No puede prescindir de lo que dice una carta como Gálatas que finalmente ha tenido que reconocer que es auténtica, porque aunque Pablo diera su versión del encuentro, de lo que no cabe duda es de que hubo un encuentro con Santiago y Pedro.
    Y manuel recurre a que si pedro es un bandido que habla griego, y no el auténtico, pero no, que no lo ha dicho pero que sí, pero que no. A ver quien lo dijo si no -no sabe como librarse de los datos que le molestan.
    Y sabemos que Pablo se llevaba muy mal con los que llamó judaizantes -por supuesto no incluye en estos a Pedro ni a Bernabé, aunque le molestara que no dieran la cara ante los judaizantes -y tampoco hay indicios de que fuera judaizante Santiago, aunque fuera de tendencia+conservadora y tuvieran diferencias. La índole de las diferencias está clara en Ga.

  • Comentario por sofía 21.08.15 | 17:25

    Es decir, inmediatamente tras la crucifixión los discípulos de Jesús le consideran resucitado y le atribuyen la figura del siervo sufriente de Isaías y la del hijo del hombre de Daniel, figura de un Mesías divino, pues participa de la divinidad y va a realizar la misión divina de traer el reino a su plenitud. Estos judíos con ideas plenamente judías, comienzan a dar culto a Dios por medio de Jesús, comienzan a darse cuenta de que no pueden pensar el concepto Dios, prescindiendo de Jesús, desarrollan la idea de Jesús como sabiduría divina encarnada. IDEAS TODAS JUDÍAS QUE DAN ORIGEN AL CRISTANISMO.
    Una cosa es que no hubieran desarrollado aún una teología trinitaria y otra que al dar culto a Dios por medio de Jesús y considerarlo partícipe de la divinidad estuvieran rompiendo el monoteísmo -eso no es cierto. El cristianismo es siempre monoteísta -las herejías no monoteístas q surgen las rechazan.
    Dios es transcendente inmanente y encarnado, pero es 1.

  • Comentario por sofía 21.08.15 | 17:12

    Insiste en demostrar su ignorancia repitiendo su cantinela de que el medio hombre medio dios no es una idca judía -NI CRISTIANA, se lo tendré que poner con mayúsculas a manuel para ver si así lo ve. Aunque él finge no leer cuando le apetece como finge contestar a otra persona refiriéndose no a lo que ha dicho la otra persona sino a lo que malentiende que he dicho yo.
    Pues está claro, y puse una cita de Piñero en su día, que no existiría ni el judeocristianismo ni ningún tipo de cristianismo sin la fe en la resurrección. Llamamos cristianos a los que creían que Jesús no había fracasado como mesías, y eso incluye a todas las comunidades de seguidores de Jesús. Dentro de su pluralidad creían que Jesús era el mesías y que su experiencia se explicaba desde la figura del siervo sufriente de Isaías y la figura del hijo del hombre de Daniel. Ningún cristiano nunca ha dicho que Jesús fuera UN dios, ni que fuera medios dios medio hombre, sino q participa de la divinidad.

  • Comentario por sofía 21.08.15 | 17:04

    Observen como el gran manipulador manipula. Se empeña en mezclar lo que ha dicho otro comentarista con lo que digo yo, aunque sabe perfectamente que no tiene nada que ver para lanzar su rebuscada respuesta dirigiéndola a donde no corresponde.
    Bueno, yo tampoco le contesto a Manuel, pero digo que lo que dice es una media verdad y una falsa afirmación en la otra mitad.
    Pues naturalmente que la idea del mesías sufriente es de los cristianos, si por cristianos entiende los seguidores de Jesús como Mesías. Pero desde luego que la idea de mesías sufriente es requisito necesario para considerar a Jesús el Mesías a pesar de su crucifixión. La aplicación del pasaje de Isaías del siervo sufriente a Jesús era necesaria para seguir considerándole mesías, y esa es la interpretación que hacen sus discípulos apoyados en la fe en la resurrección.
    También es muy posible q Jesús q parece asumir una conciencia mesiánica muy al final, tuviera en cuenta esa imagen al vérselas venir.

  • Comentario por Manuel 21.08.15 | 11:54

    Saludos, galetel:
    Acabo de leer su última respuesta...
    O sea que Vd. ve un problema a resolver (en un ramal del camino) y considera que es de otros. Se le explicita que admite decenas de soluciones y se le presentan problemas mucho mayores y más difíciles de resolver, apoyados no sólo en reflexiones particulares sino expuestos por profesores bien acreditados, y considera que todo ello no vale nada al lado de una declaración que todo induce a pensar que es falsa o exagerada.

    A lo que parece, Vd. decide de qué se habla y de qué no, qué constituye relevante y qué no (aunque lo parezca mucho mayor y haya sido denunciado como tal), qué constituye una respuesta apropiada y qué no resulta serlo, o no es válida. Y al final de qué no se habla...
    Pues bien. Hasta otra, amigo galetel.
    a veo

  • Comentario por Manuel 21.08.15 | 11:45

    antes del 75 EC. Pero está clarísimo que teníamos tortilla completa desde el primer momento, que todos los cocineros del día 1 a las 12 h sabían que esas patatas y ese huevo formaban parte de la misma tortilla que se cenaría ese día en otra ciudad por tal grupo de profesores de tal colegio regido por el Sr X, oriundo de tal localidad.
    Pues no. Lo que llama la atención es justo todo lo contrario. Si los seguidores de Jesús, después de verlo capturado y condenado a morir crucificado, hubieran vuelto a aparecer, lo sabríamos por un Relato pre-marcano previo al año 60, que debería haberse unido en algún lugar judío o galileo (no sirio, dominado por otro credo o asociado a otras creencias de un grupo pro-romano, etc.) con las máximas de Jesús (Q, Tomás, etc.). Y difícilmente en éstas se colarían nombres como Juan el Bautista, Herodes Antipas o Santiago el Justo, sin colarse la crucifixión ni la resurrección como parte esencial de un relato necesariamente incompleto sin ellas.

  • Comentario por Manuel 21.08.15 | 11:33

    final... la conservación de sus palabras está ligada a su creencia en que no fracasó... Que se reunieran todos los documentos mucho más tarde en un género nuevo: el evangelio, implica precisamente que ya los tenían por separado.
    Son dos cosas que van juntas la fe en la resurrección y la conservación de sus enseñanzas...

    Pues el enigma es lo contrario: tenemos una tortilla de patatas que nos permite conocer las patatas cortadas y dónde y quiénes las cortaron; tenemos por otro lado el huevo batido, por otra gente y en otro lugar; yendo por otras estancias y durante demasiado tiempo sin unirse a las patatas para que una decena de estudiosos no echen el falta un primer indicio de unión no tardía (en la tortilla muy bien pergeñada por Marcos, de la cual se supusieron antecedentes orales de los que no hay ningún rastro: ni para Q, ni para el relato de la pasión).
    Cuando alguien busca patatas con rastro de huevo o huevo con algo de patata, no lo encuentra antes del 7...

  • Comentario por galetel 21.08.15 | 11:26

    Lo siento, Manuel. Gracias por dirigirse nuevamente a mí, pero, como le he dicho, pienso que mientras Vd. insista en sostener que no hubo ese acuerdo que narra Ga 2, 9, nosotros dos no tenemos nada más que hablar sobre este tema. Saludos.

  • Comentario por Manuel 21.08.15 | 11:25

    ajeno -por completo- al movimiento de Jesús y sus seguidores. (Este tipo de "reinterpretaciones" justificadoras a postetiori saltándose cualquier verosimilitud histórica, nos permitiría decir que Franco dio su golpe de Estado para que Felipe VI reinara al frente de una democracia parlamentaria.)
    Ese medio dios medio hombre no es judío, no cabe en la mentalidad de los galileos rurales ni del maestro fariseo nacionalista-judío que los lideraba. Ni se les pasó por la cabeza semejante constructo, ni lo habrían considerado otra cosa que un disparate blasfemo. Trátese de imaginarse qué le podría pasar al que dijera algo semejante ante aquel movimiento...
    Lo que cree "el cristianismo" lo sabemos, pero hablamos de Jesús y de sus seguidores. Y de Pablo. El cristianismo ortodoxo que se genera mediado el siglo II cree lo que hoy sabemos y contra quiénes hoy sabemos.
    La conservación de sus palabras (podría ser) coherente con la fe en la resurrección tras la muerte y su triunfo fi...

  • Comentario por Manuel 21.08.15 | 11:16

    galetel:
    Si ha entendido que Pablo partió de cero y creó un culto completamente original es que no ha entendido nada de lo que he dicho. Ni de lo que sabemos sobradamente; ni de lo que sabemos que no sabemos, que ignoramos. Vd. se centra en dos frases que ni siquiera suponen la existencia de otra cosa que una divinidad paulina cuya Venida esperan, equivocándose del todo (lo que no parece ser óbice para considerar que Pablo tuvo un acierto genial).
    No me soluciona ningún enigma. Y le he planteado muchos. Sabemos que Jesús no fue deificado por sus seguidores galileos ni jerosolimitanos, y que éstos consideraron a Pablo un traidor blasfemo.
    Si ha entendido lo mismo que Sofía... le diría lo siguiente:
    El mesías-siervo sufriente es una reinterpretación tardía y cristiana, no algo propio de Jesús ni de sus seguidores.
    La divinidad de la Sabiduría de Dios encarnada es protognosticismo, síntesis de Filón, neoplatonismo helenístico-judío alejandrino. Un concepto aj...

  • Comentario por galetel 20.08.15 | 17:34

    Lo que está claro es que no se puede atribuir a Pablo y los paulinos que, sólo en base a visiones fantasiosas, imbuídos de conceptos greco-romanos y contagiados de cultos mistéricos paganos, hayan inventado -prácticamente de cero- la fe cristiana para aplicarla a ese rabí galileo rotundamente fracasado. No tiene lógica, es anacrónico y se opone a los datos más plausibles.

  • Comentario por galetel 20.08.15 | 17:12

    El hecho de que unos judíos del siglo I se hayan situado en ese "segundo grupo" no es fácilmente explicable para unos analistas con mentalidad actual; sin embargo, hay algunos intentos que pueden tenerse en cuenta, por parte de reputados analistas, como Hurtado y Piñero, por ejemplo. De todos modos, se pueda explicar o no por qué creyeron y en qué creyeron esos judíos en términos de la mentalidad actual, el hecho está ahí. Y su conclusión se expresa en el Himno de Filipenses (2, 6-11), como preludio temprano de desarrollos teológicos posteriores.

  • Comentario por sofía 20.08.15 | 16:00

    Y no comprendo tampoco la absurda suposición de que tendrían que haber escrito documentos tipo "evangelio" que reúnen otros documentos, antes de haber escrito los demás documentos.
    Vienen a decir que los que escriben Q no incluyen la pasión, y parece que no se quieren enterar de que Q es la colección de relatos y enseñanzas recogidos de boca de Jesús durante su predicación y lógicamente en esa colección no se incluye lo que no corresponde con lo que es. Del mismo modo, los libritos que relataban la pasión no incluirían parábolas contadas por Jesús cuando predicaba por Galilea.
    Que se reunieran todos los documentos mucho más tarde en un género nuevo: el evangelio, implica precisamente que ya los tenían por separado.

  • Comentario por sofía 20.08.15 | 15:46

    Y cuando digo que los seguidores de Jesús recogieron sus parábolas y enseñanzas durante su predicación, ya en vida, me refiero en primer lugar a tradiciones orales que más tarde se pondrían por escrito y se traducirían etc. Y no hay ningún motivo para pensar que estas tradiciones no formaban parte de todas las comunidades de seguidores de Jesús, porque la conservación de sus palabras está ligada a su creencia en que no fracasó, sino que ha sido reivindicado como mesías sufriente-hijo de Daniel y volverá con gloria y majestad a hacer realidad lo que anteriormente había predicado.
    Son dos cosas que van juntas la fe en la resurrección y la conservación de sus enseñanzas.
    Lo que es pura especulación es la pretensión de dividir a los discípulos entre los que tenían un tal documento Q y sólo eso, y los que tenían otros documentos y no tenían Q. Eso es pura especulación sin base y sin sentido, no resulta lógico.

  • Comentario por sofía 20.08.15 | 15:37

    En cuanto a las enseñanzas de Jesús las recogieron sus discípulos, los que le seguían, más o menos íntimos, lo suficiente como para escuchar sus parábolas y demás enseñanzas. Y de eso se trata de una colección de enseñanzas, por tanto presente en todas las comunidades de seguidores de Jesús. Al menos tenemos tres ejemplos claros en Mateo Lucas y Tomás que nos dan idea de que estas palabras de Jesús recogidas durante su vida las conservaron en todas las comunidades de seguidores que siguieron creyendo en él como Mesías a pesar de su muerte, puesto que había resucitado e iba a volver a traer a su plenitud el reino de Dios.
    La conservación de sus palabras es coherente con la fe en la resurrección tras la muerte y su triunfo final. Son los que creen en él los que las conservan. Sólo más tarde se intentan reunir los diversos documentos y tradiciones en un nuevo género: el evangelio.
    Es un documento generalizado q todos tienen -y además tienen otros con otros temas.

  • Comentario por sofía 20.08.15 | 15:26

    No hace falta repaso. Está muy claro que se trata de un proceso desde el mesías siervo sufriente - hijo del hombre participante de la divinidad, a la sabiduría de Dios encarnada, y en ese sentido preexistente; en ningún momento consideran que Jesús sea UN dios distinto del único Dios, sino que Dios ya no es comprensible sin incluir a Jesús como palabra revelada de Dios a los hombres, sabiduría de Dios, revelación de Dios a los hombres, imagen humana del único Dios, salvación de Dios, único mediador entre Dios y los hombres por ser verdaderamente Dios y verdaderamente hombre -no un dios diferente de Dios mitad dios y mitad hombre.
    No se trata de q se crea o se entienda esto, sino de q se sepa q eso es lo q cree el cristianismo: q Dios se hace humano en Jesús, no q haya dos dioses un dios padre y otro dios hijo o un dios padre y un semidios hijo, sino q Dios es un misterio transcendente, inmanente y encarnado al q se llama Padre, Hijo, Espíritu por aproximación.

  • Comentario por Manuel 20.08.15 | 11:43

    sirias forma parte de una cosmogonía que no se le pasaría por la cabeza a Jesús, ni a familiar alguno suyo, ni a Juan el Bautista ni a sus seguidores en vida. La Eucaristía y escatología paulinas, así como la salvación expiatoria a través de su entrega (y muerte, y resurrección o renacimiento) de un dios o semidiós, forma parte de otro mundo, ajeno al de Jesús y sus seguidores.
    Para distinguir entre un o el hijo de(l) Hombre, (un) hijo de Dios y (el) Hijo de Dios, repásese la Guía del Nuevo Testamento del profesor A. Piñero. Sólo la última acepción es deificadora, y propia del mundo helenístico, protognóstico-mistérico o "pagano".
    Porque conviene que distingamos, en lugar de hablar con vaguedades, entre un mesías (netamente humano y judío) cuya resurrección y retorno triunfal se esperan y un ente cuasi divino preexistente a su nacimiento cuya Venida espiritualmente salvadora se anuncia. Y entre "participar de lo divino" y ser Dios; y un suceso y una experiencia mental o mís...

  • Comentario por Manuel 20.08.15 | 11:26

    Se supone que los íntimos de Jesús fueron aquellos que recogieron sus palabras. Son mayoría clara los especialistas que deducen la existencia de Q (que consideran bastante confirmada tras la aparición de Tomás) y que validan sus estratos redaccionales, así como las restantes deducciones de su estudio filológico (comunidad, evangelio, lugar y años de composición, naturaleza y expectativas del grupo).
    Lo que no quiere decir que se crea que se conoce toda su extensión, ni se excluya una mayor concordancia con Marcos, ni quepa deducir que Q deba incluir lo que, siendo el elemento crucial de otra tradición, ni siquiera insinúa (ni parece conocer).
    En cuanto a los hermanos (en plural) y madre de Jesús, seguidores directos y otros familiares, no sólo es que sería absurdo que lo creyeran Dios o semidiós y/o un hombre espiritual preexistente a su nacimiento (corporal, humano) en varios milenios. Es que todo esto, así como la visión mitológico-salvífica de las iglesias cristiano-si...

  • Comentario por galetel 20.08.15 | 09:28

    Los perniciosos conflictos entre los del segundo grupo, por haber quienes no sacan bien las consecuencias, ha causado y causa que muchos quieran situarse entre los del primer grupo.

  • Comentario por galetel 20.08.15 | 09:20

    con fe y colaborando según las enseñanzas éticas de Jesús. El Reino/reinado de Dios es pues futuro en Culmen y se lo espera de la Parusía de Jesús, pero también presente en Germen, en ciernes por participación y colaboración de los auténticos seguidores de Jesús.

    ¿Hay algún dato histórico que ayude a decidir entre ambas tendencias? –Sí. El hecho plausible de que los más íntimos conocedores de Jesús no estuvieron entre los del primer grupo, sino entre los del segundo. Aunque pudo haber, sin duda, seguidores de Jesús que se situaron en el primer grupo –en el siglo I y en los siglos siguientes hasta hoy-, los principales discípulos y familiares de Jesús –al menos Pedro y Santiago- se situaron en el segundo grupo, junto a Pablo y los paulinos, con toda probabilidad, salvo diferencias de orden práctico al sacar las consecuencias.

  • Comentario por galetel 20.08.15 | 09:19

    Se perfilan dos tendencias entre los admiradores de Jesús.
    Unos, al estilo de la supuesta “comunidad Q”, siguen a Jesús por sus enseñanzas éticas con repercusiones político-sociales. No creen en su profecía escatológica-apocalíptica, ni en su resurrección, ni en el significado redentor sobrenatural de su muerte. Esperan poder instaurar el Reino/reinado de Dios que Jesús propugnaba para Israel, en este mundo, en algún futuro histórico, para conseguir una sociedad humana perfecta.

    Otros, al estilo de las Iglesias cristianas, pensamos que es imposible construir una sociedad humana perfecta para disfrute de todos los seres humanos de todos los tiempos –incluso del pasado- sin la acción sobre-natural de un Dios-Artífice-Último-de-la-realidad. Dios habría actuado en Jesús más allá de sus enseñanzas éticas, con su resurrección redentora que venció -en ciernes todavía- al Mal tanto físico como moral, y otorgó la salvación eterna, en esperanza, a quien quiera recibirla con f...

  • Comentario por J.P. 19.08.15 | 17:44

    "La existencia de la Comunidad Q, como la de la Comunidad Tomasina, puede más bien CONVERTIRSE EN UN MITO MODERNO: una narración contada, sin base en la historia real, [creada para] dar apoyo a una manera particular de construir la realidad contemporánea.

    Finalmente, "el cristianismo exegético" que Crossan necesita tanto como el perpetrador de las narraciones de la pasión y de la resurrección, y mucho más, es simplemente otra ficción."

    Y comienza a discutir sobre la epístola de Bernabé, etc.

    En fin, que si algo está claro sobre Q, es que nada está claro y que lo que hay es un exceso interpretativo por quienes postulan el mito moderno (Wiright) de la comunidad Q.

    Y a esto se puede estar jugando todo el tiempo que queramos.



  • Comentario por J.P. 19.08.15 | 17:39


    "Tuviéselos o no -y, de nuevo, no hay acuerdo en ello, excepto en GRUPO MUY LIMITADO DE ESTUDIOSOS, LA MAYOR PARTE DEDICADOS A LA RECONSTRUCCIÓN DE Q COMO PARTE DE UNA PARTICULAR MANERA DE RE-PENSAR EL CRISTIANISMO PRIMITIVO [mis mayúsculas, de nuevo]- no hay ninguna razón en particular por la que debamos suponer que este documento representa las creencias y el estilo de vida de un grupo sustancial dentro del cristianismo primitivo. Lo que sabemos de otros grupos que contaban y recontaban narraciones sobre Jesús -la Iglesia del s. II, por ejemplo, y todavía más la Iglesia bajo Constantino- no nos motiva a pensar con ningún grado de precisión que este grupo hubiese modelado su forma de vida de acuerdo con sus narraciones sobre Jesús."

  • Comentario por J.P. 19.08.15 | 17:29

    Y tanto que es de lógica. N.T. Wright en Jesus and the Victory ofGod, Fortress Press, p. 64 (mi traducción):

    "Tercero, Crossan es debiredamente provocador en insistir que Q no es solo una fuente sino un evangelio, y que podemos postular la praxis de un grupo de cristianos a través suyo. Ya respondí a esta propuesta. INCLUSO SI HUBIESE EXISTIDO TAL FUENTE, INCLUSO COMO UN DOCUMENTO SENCILLO [mis mayúsculas], como Q, al cual tuviésemos acceso a través del material en el que Mt y Lc se solapan -y hoy en día muchos académicos dudan sobre esto mismo- no tenemos evidencia de si [Q] contenía mucho más, que Mt o Lc, o ambos, omitiesen, o que incluso pudiese SOLAPAR CON MARCOS [mis mayúsculas, de nuevo]. Siendo así, su extensión es literalemnte desconocida. Podría perfectamente haber contenido un relato de la pasión y/o de la resurrección. "

    CONTINÚA...

  • Comentario por sofía 19.08.15 | 01:09

    La descripción mitológica que hace Manuel sobre un dios hijo de mortal blablablá no se corresponde ni con lo que creía Santiago ni con lo que creía Pablo ni con lo que haya creído nunca la doctrina de la gran iglesia en ningún momento. Manuel no se entera de que por mucho que marcion malentienda a Pablo, pablo a marción lo hubiera mandado al cuerno porque no tenía nada que ver con él.
    Así que efectivamente nadie creía las tontadas que dice Manuel que no podían creer y ningún judío creía -tampoco Pablo - que Jesús era "un" dios. Lo que creían es que era divino, que es distinto. Y el paso pudo ser más o menos gradual hasta llegar a la noción de sabiduría divina preexistente, pero lo que es seguro es que desde muy pronto daban culto a Dios a través de Jesús, al que consideraban el hijo del hombre de Daniel asociado a la divinidad que tenía que venir a cumplir la misión divina de llevar el reino a su plenitud. Se han puesto citas sobre esto q ahora no voy a repetir.

  • Comentario por sofía 19.08.15 | 00:57

    Mack, con C de eso.

  • Comentario por sofía 19.08.15 | 00:52

    Manuel, evidentemente miente una vez más: "Sofía: no hablo con Vd." dice :D -así es él en todo. No hay ni un 0,00000001% de verdad en nada de lo que expele. Y es comprobable, cuando quiera puedo repetir sus comentarios para q se lea.
    Por lo demás, a mí sí que me da igual que valore así o asao mis comentarios sobre los comentarios del post, porque voy a seguir comentandolo igual, por mucho que le disguste a Manuel la verdad.
    Manuel haría mejor limitándose a darse a sí mismo los consejos que reparte a los demás, pero allá él y sus incongruencias.
    Me parece perfecto que se aferre con fe ciega a la hipótesis fantasiosa de Mark puesto que ideológicamente parece necesitarlo. Naturalmente hay otras hipótesis, menos fantasiosas y menos del gusto de manuel, pero prácticamente igual de innecesarias.
    Por lo demás no sabe no contesta a lo expuesto por JP sobre el asunto Q, que al margen de que cite a autoridades, tiene todo el peso y la verdad de la lógica.

  • Comentario por galetel 18.08.15 | 23:42

    Si los conocedores íntimos de Jesús, que habían sido totalmente defraudados por la Crucifixión, estuvieron poco después dispuestos a proclamarlo resucitado y exaltado en calidad de Señor a la diestra de Dios Padre para consumar la redención de Israel y el mundo, como queda probado históricamente por su acuerdo con Pablo narrado en Ga 2, 9, entonces TUVIERON que haber experimentado ALGO extraordinario que los hizo cambiar así, no a cambiar de religión sino a profundizar su judaísmo, y no a “protognósticos” sino a judíos cristianos que creen en la preexistencia y la encarnación de Jesús-Uno-con-Dios, abajado para la salvación del mundo.

  • Comentario por galetel 18.08.15 | 22:06

    no hay caso en que sigamos hablando.

  • Comentario por galetel 18.08.15 | 22:04

    Manuel:
    Sus "argumentos" en referencia a la supuesta divinidad de mi hermana, y a los Adanes primero y segundo del pasado histórico paulino, son de antología. No comments.

    Por otra parte, su punto tan reiterado es que Pablo fue perseguido por blasfemo (dando Vd. a entender que porque Pablo sostenía la divinidad de Jesús) y en cambio Santiago, no (o sea que Santiago no creía en la divinidad de Jesús); esto es una deformación flagrante de los motivos reales, y sobre ello hemos tratado ampliamente en otros posts de este blog. A los judíos celosos de la Ley no les importaba la creencia en la divinidad de Jesús, siempre que no se sacaran las consecuencias de ello en relación a la Ley en contra de sus intereses.

    Pero como Vd. se obstina todavía en negar Ga 2, 9, o insiste en que la proclamación de la divinidad-resurrección-exaltación de Jesús no estaba incluido en ese acuerdo, que el acuerdo, de haberlo, fue sólo sobre otra cosa (¿qué?), no hay caso en que sig...

  • Comentario por Manuel 18.08.15 | 21:36

    He leído sus dos últimos comentarios, galetel...
    Distingamos: un santo no es un Dios, no preexiste a su nacimiento, etc. De modo que Elías, Abrahán, Jesús, Josué, Eliseo, Noé y varios personajes más fueron realmente santificados, pero no creo que divinizados.
    Los judíos nacionalistas y ortodoxos del siglo I no creen en dioses, ni en semidioses hijos de Dios y una mujer. Esos dioses son otros de otra latitud. Tampoco los héroes pasan a ser más dioses, aunque puedan ser santos. Hijos de Dios en un sentido no divinizador en modo alguno.
    Tenemos ejemplos visibles: santa Teresa, San Francisco no preexistieron a su nacimiento, ni dejaron de ser hijos de sus padres y hermanos y primos de sus correspondientes familiares. Y así habría sido aunque hubieran resucitado. (Ya le he aconsejado que se asome por la web.)
    El resto del mundo helenístico sí que tiene (como los protognósticos) dioses salvadores, o semidioses (aun hijos de dios y mujer) que pueden morir y resucitar p...

  • Comentario por Manuel 18.08.15 | 21:28

    En cuanto al origen del hombre, Pablo entiende que es el 6º día de la creación (acaecida unos 4000 años AEC), de modo que aunque Dios sea eternamente preexistente, Cristo habría sido creado justo tras el 1er Adán (unos 4000 años del nacimiento de Jesús), se supone que no de Adán sino aparte. Este ente preparado para el fin de los tiempos, sufre un sacrificio vicario a manos de los arcontes de este mundo, siendo su cadáver colgado de un madero cual cordero pascual. Pablo lo sabe, se comunica con él, anuncia su resurrección y promueve sacrificios y ofrendas asegurando que ha resucitado y descenderá para salir al encuentro de sus creyentes...
    Como sabe, a mí me interesa Jesús, que tiene bien poco que ver -más bien nada- con cualquiera de estas cosas.


    Sofía: no hablo con Vd. No hay 1% de parecido con algo cierto en cuanto expele. Por lo demás, me da igual que valore así o asao mis respuestas a quienfuere. Haría mejor limitándose a las suyas cuando acaezcan.

  • Comentario por Manuel 18.08.15 | 21:24

    origen a la 1ª Guerra, entonces ese Santiago pudo ser un hermano de Jesús, pero cuesta hallarle cualquier relación con el protognosticismo traidor, salvador-mistérico y, en fin, blasfemo y deificador de un hombre al que se espera, de Pablo.
    Piensa y piensa y no logra entender que si a Vd. se le muere y resucita una hermana que se creyó iluminada por las musas, automáticamente Vd. piensa que su hermana es Dios, o que preexistió a su nacimiento, o que hay que elevarle una Iglesia, o que hemos de esperar que vuelva a venir para salvarnos (ya que esa resurrección después de todo no era sino una convicción o experiencia mística con basamento en las Escrituras y en un retiro espiritual se queda en mística), tal como los vecinos esperan de sus dioses... Es de locos, realmente...

    No fue creado desde la eternidad ni antes que el 1º (el orden es 1º el 1º, 2º el 2º, lógicamente). Relea, pues lo explicita muy bien y añade que el último siempre será espiritual y perfecto.

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Martes, 17 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031