El blog de Antonio Piñero

“Jesucristo ¡vaya timo!”, un libro de Gabriel Andrade (588) (II)

04.07.15 | 10:52. Archivado en Jesús histórico, , CRISTIANISMO

Jesucristo-vaya-timo-por-gabriel-andrade

Escribe Antonio Piñero

Escribía ayer que iba concluir hoy con la presentación del material del libro de Andrade y su valoración, pero he cambiado de opinión: en lengua española existen muy pocos, verdaderamente escasos, libros que traten las cuestiones en torno a Jesús con una mirada crítica, bien informada, en textos escritos respetuosamente, que no presten lugar alguno para adjetivos y adverbios descalificadores, y con un uso abundante de los argumentos e hipótesis plausibles. El libro presente es uno de ellos y mi cambio de opinión se debe a la idea de que es una pena que comprima en poco tiempo los argumentos de su autor, que considero interesantes y que deben exponerse y quizás en algún caso, muy pocos, criticarse. Y sobre todo me hace cambiar de opinión el hecho más que probable que la inmensa mayoría de la gente que duda, y que no se halla entre la previamente convencida, va a rechazar a priori el libro debido al título. Creerán que es un panfleto más al que no se le debe prestar caso.

Y es así, porque estoy convencido que es una mala política comenzar una argumentación para convencer al interlocutor con un insulto o con una expresión que éste considere altamente ofensiva. Diría que es casi imposible, pues el diálogo sobre un tema conflictivo, como es el de la figura y misión de Jesús ha de hacerse siempre con exquisita educación y cortesía, donde abunden solo los argumentos racionales. Por esta razón voy a dedicar más tiempo al comentario, porque aparte del título, es un libro que razona cortés y educadamente. Ya veremos cuánto tiempo podré dedicarle.

El siguiente capítulo del libro de Andrade, el tercero, trata de la “vida privada y los ‘años perdidos’” de Jesús. Critica con mucha razón el autor la leyenda construida en el siglo XIX por Nicolás Notovich acerca de que Jesús viajó al Tíbet y que, al romperse una pierna accidentalmente, se hospedó en el monasterio de Hemis, donde dejó una inmensa huella. La razón ofrecida por nuestro autor de la falsedad de esta tesis es clara: apoyándose en la investigación de un personaje, cuyo nombre no cita, demuestra que los monjes de Hemis no tenían la menor idea de un tal Issa (= Jesús) que hubiera estado allí jamás. Ni siquiera conocían al tal Issa. Todo había sido una fantasía de Notovich para vender libros.

Igualmente rechaza Andrade la curiosa idea de Mirzad Ghulam Ahmad, el fundador de la secta islámica Ahmadiyya, de que Jesús había estado en la India, en concreto en Cachemira, con un discípulo. Esta teoría fue popularizada posteriormente por Andreas Faber-Kaiser. Pero es rematadamente falsa, porque Ahmad tomó el material de una leyenda árabe antigua acerca de otros personajes, y la trastocó en viaje de Jesús a la India. pero lo hizo para dar fuerza al movimiento islámico por él fundado. Critica igualmente Andrade otras leyendas de relaciones de Jesús con el hinduismo que no merece la pena ni nombrar y que se basan en la paralelomanía de ideas comunes religiosas. Hemos repetido mil veces que los modos de relación del ser humano (como categorías mentales) con lo divino son muy limitados en su número, por lo que siempre habrá concomitancias entre las religiones, que son espontáneas y no necesitan de la teoría de que se han copiado unas a otras.

Otra buena crítica que se halla en el libro de nuestro autor Andrade es la idea, ampliamente aceptada por muchos, de que Jesús fue un esenio. Andrade lo refuta contundentemente porque, aunque haya muchas ideas semejantes, compartidas por Jesús y los esenios, el talante del Nazareno, en especial su contacto con todo el mundo, su misión a todo Israel más otras ideas hacen improbabilísimo que Jesús fuera un esenio. He escrito en otro lugar, y con ello está de acuerdo Andrade, que si Jesús se acercó alguna vez al asentamiento de Qumrán, fue inmediatamente expulsado. Todas las similitudes en la teología se trata de que el pensamiento fariseo, o casi fariseo, de Jesús es una rama del tronco polimorfo del judaísmo del siglo I. Y otra rama del mismo árbol era la esenia. ¡Seguro que tenían ideas comunes!

Del mismo modo, la hipótesis de José O’Callaghan, de que entre los manuscritos de Qumrán hay textos cristianos, está hoy totalmente refutada. El paralelo más cercano entre el texto denominado "7Q5" y Marcos 6,52-53 está totalmente fuera de combate es porque E. Puech, entre otros, ha demostrado filológicamente que se trata de un texto de la parte final (Epístola de Noé) del Libro I de Henoc, y M. Broshi ha demostrado también que las “huellas dactilares” del papiro, es decir, la disposición de las fibras de cada hoja, que es única, al igual que nuestras huellas, demuestra que la hoja de papiro en la que se escribió el citado fragmento del Libro de Noé y la de 7Q5 es la misma. Finalmente las pruebas con Carbono 14 de los manuscritos con los que B. Thiering o R. Eisenmann (Regla de la comunidad y los Himnos básicamente) intentaban demostrar sus tesis – a saber que Juan Bautista era el Maestro de justicia y Jesús el secerdote malvado, o bien que Jesús era Maestro de justicia y Pablo el sacerdote malvado-- son al menos del siglo I a.C., unos doscientos años del nacimiento titubeante del cristianismo.

Andrade critica la posible versión de un Jesús homosexual, derivada del Evangelio secreto de Marcos, con el célebre añadido de los carpocratianos –según la presunta carta de Clemente de Alejandría “descubierta” por Morton Smith” —a saber, que Jesús practicaba desnudo una suerte de rito nocturno de iniciación con un jovencito también desnudo-- es muy probablemente falsa, así como los dos fragmentos del presunto Evangelio secreto. Igualmente critica nuestro autor las igualmente presuntas bodas de Jesús y María Magdalena y su todavía más que presunta descendencia que dio lugar en último término a la dinastía carolingia. Como los argumentos de Andrade coinciden al cien por cien con los míos expuestos en la obra Jesús y las mujeres, no tengo que detenerme más.

En síntesis este capítulo 3 sobre la vida privada y los “años perdidos” de Jesús no tiene desperdicio. Es breve pero rotundo y sus argumentos casi no admiten ningún “pero”. La síntesis y exposición del libro que comentamos es estupenda.

Seguiremos.

Saludos cordiales de Antonio Piñero
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por galetel 08.07.15 | 23:16

    en Jesús resucitado, y tansmitieron a los evangelistas para que la contaran y transmitieran a su vez.

    Si nosotros pretendemos actualmente despojar a los evangelios de toda su inspiración cristiana, para reducirlos a la concepción habitual de un simple judío de la época que no hubiese conocido a Jesús, estamos listos: no seríamos ya cristianos, pero a algunos eso no les importa porque es justo lo que quieren.

  • Comentario por galetel 08.07.15 | 23:13

    A mi parecer, tiene toda la razón Sofía. No porque unos sesudos autores lo digan, vamos a contradecir lo que afirman los evangelios. Jesús enseñó que su idea del “Reino de Dios” NO era la que tenía el común de la gente, y que su mesianismo NO era lo que entendía la mayoría del “mesías”.

    Jesús dio abundantes pistas para que sus oyentes cambiaran de idea, pero no lo consiguió. Tanto sus enemigos como sus amigos siguieron achacándole un tipo de mesianismo que él se esforzaba en contrarrestar.

    Sus amigos no fueron capaces de entenderlo bien hasta después de su muerte/resurrección; entonces sí; y así valió la pena la predicación anterior, que se les iluminó ahora. Una concepción completa universal del mesianismo, la del Cristo verdadero, el Redentor,

    que incluye a figuras proféticas del judaísmo tales como el Justo de Sabiduría y Salmos, el Siervo de Isaías, el Cordero Pascual de Éxodo, etc., que descubrieron los primeros judeocristianos en Jesús re...

  • Comentario por sofía 08.07.15 | 22:33

    El reino que anuncian los evangelios es el que anuncian los evangelios -y desconcertaba bastante a los que le oían. No hay como leerse los evangelios y sus desconcertantes parábolas sobre el reino para saber lo que era el reino para Jesús.
    Aunque claro, manuel y cía prefieren inventarse otra cosa en vez de escuchar sus propias palabras (las parábolas lo son según dicen TODOS), así que en vez de leer los evangelios pretende que le leamos a sus autores recomendados que suelen ser basura pura y dura cuyo único mérito consiste en confirmar sus prejuicios.
    Así que lo lógico, nos leemos los evangelios y vemos lo que dice Jesús sobre el Reino y pasamos de ficción prejuiciosa y sus inventos.
    Y Pablo persiguió a los que consideraban a Jesús el Mesías y el hijo del hombre de Daniel, que resucitado iba a volver para traer la plenitud del Reino -eso creían según todos los datos existentes -nada que ver con el gnosticismo

  • Comentario por Manuel 08.07.15 | 20:57

    Le paso unos fragmentos de cierta obra:
    “Existía, como reconoce Gunkel, no sólo un Cristo precristiano, “una fe en la muerte y la resurrección de Cristo entre los medios judeo-sincretistas” (Gunkel, Zum religlonsgesch. Verstdndnis usw.), sino un Jesús precristiano, siendo Jesús y Cristo dos nombres diferentes que designan al Servidor de Dios, o “germen de David” anunciado por Isaías. Estos dos nombres podían ser yuxtapuestos cuando se quería designar simultáneamente, la dignidad mesiánica y la dignidad pontificia del Salvador. Jesús no era otra cosa más que el nombre general y popular del Salvador.”
    ---
    “Epifanio, en su Historia de las herejías (Panarion haer. 18: 29), comenta que existía más allá del Jordán una secta judía de Nazareanos, anterior a Cristo y que ignoraba a Cristo, es decir al Cristo hombre de los evangelios.”
    ---
    De hecho, el gnosticismo judío es precristiano.
    ---
    Pablo alude a grupos divergentes en lugares como Corinto, quiene...

  • Comentario por Manuel 08.07.15 | 20:52

    1) El tipo de mesianismo que aparece en los evangelios es el que todos los judíos entienden por tal, al igual que el Reino. ¿Alguien defiende la tesis de que Jesús en lugar de anunciar o prometer el Reino (prometido por Dios, según los profetas) se disponía a morir en plan deidad soteriológica? No hay el menor dato de ello y sí de todo lo contrario. Hay muchos ejemplos. Y uno era el de Zacarías. Las aclamaciones de Mt 21,9 van en ese sentido.
    El "otro" tipo de mesianismo es una hipótesis a demostrar de algún modo frente a la totalidad de los indicios. Al igual que la hipótesis de que Jesús fue a Jerusalén a morir o que esperara que su muerte fuera necesaria para redención de la humanidad, o que su madre y demás familiares se convirtieran de algún modo en "cristianos" helenistas.

    2) Pablo perseguía a divinizadores del Cristo (algo que ocurrió fuera de Israel), y luego se convirtió el predicador del Cristo.
    Le aconsejé la lectura esclarecedora de Drews. Le paso u...

  • Comentario por galetel 08.07.15 | 19:45

    Los evangelios dicen que Jesús predicaba el reino DE DIOS. Y cuando algunas veces presentan a Jesús aceptando el título de mesías-rey en nombre de Dios, lo hacen acompañándolo de la predicción de su derrota y muerte, o bien señalando su carácter esencialmente pacífico y humilde, negando por lo tanto para él un mesianismo de tipo davídico.

    Después de su muerte, Jesús fue reconocido como “el Señor que viene a la diestra de Dios” por judíos de habla aramea, antes que existiera ninguna “iglesia paulina” y al margen de cualquier “grupo protognóstico”. Es un dislate hablar de “cristianos que no conocían a Jesús”, puesto que los que recibieron el nombre de “cristianos” fueron precisamente aquellos que proclamaban a Jesús de Nazaret, en concreto, como el único Cristo auténtico.

  • Comentario por sofía 08.07.15 | 18:31

    Dos afirmaciones falsas las de manuel, que ahora son cuatro, por lo menos.
    En primer lugar, en vez de contestar a lo que dice Galetel dice otra cosa que no tiene nada que ver, aprovechando la numeración a ver si cuela.
    1) Lo que señala Galetel es que no se le puede adjudicar el TIPO de mesianismo que le quiere encajar manuel : ¿"el mesías que habría de regir su supremo destino imperial”? inconsistente con las citas del evangelio a las q hace referencia Galetel sobre OTRO tipo de mesianismo.
    Así que no sé a qué viene esa respuesta de manuel sobre que sí hay mesianismo en los textos.
    Pero además en la mayor parte de los textos del reino se manifiesta simplemente como un profeta del reino, sin más. Lo de Mi reino es bastante de última hora -pero en cualquier caso, como digo lo que se discute es el tipo de reino y el tipo de mesianismo.
    2)¿Qué tendrán q ver los protognósticos con el cristianismo prepaulino q persiguió Pablo q creyó en la resurrección de Jesús?

  • Comentario por Manuel 08.07.15 | 18:06

    En efecto, dos afirmaciones falsas.
    1) Hay rastro de mesianismo por todos lados. Se reconoce en varias perícopas que se habla del Reino, que aclara en privado a sus discípulos la parte de su mensaje (El Reino está cerca) que les ha quedado oscura en las parábolas menos claras, que que para Jesús es su reino ("Mi Reino"), que los discípulos pugnan por puestos esenciales y él les reprende, que no tolera nada bien a los que no están de su parte o no quieren que reine sobre ellos, que aquella entrada mesiánica tipo deutero-zacarías (pollino incluido) la organiza él mismo junto a los suyos, sin que éstos vayan por libre.

    2) ¿¿Sus familiares?? Hay rastros de Cristos, de espera, de Logos, de encarnaciones. Claro que hubo iglesias antes de Pablo. Esas iglesias protognósticas del Cristo ni siquiera tenían que identificar a la encarnación de Dios con algún hombre preexistentes. Podían predicarse otros cristos y había cristianos que no conocían a Jesús. Pablo no fue el primer f...

  • Comentario por galetel 07.07.15 | 23:12

    Dos afirmaciones falsas:

    1. “Jesús se consideró a sí mismo un hombre designado por Dios como el rey legítimo de los judíos, el mesías que habría de regir su supremo destino imperial”.

    Ni siquiera lo demuestran las aclamaciones que aceptó durante su “entrada triunfal” -pacífica según la profecía de Zacarías-, ni la “profesión de fe de Pedro”, que Jesús matizó, corrigiéndola severamente. Nada lo demuestra, en los evangelios bien leídos.

    2. “aunque nadie lo tomó por una deidad, sólo las iglesias paulinas dieron con la tecla”.

    El “maranatha” es el rastro de que sus discípulos y familiares lo creyeron, poco después de saberlo muerto, “el Señor que está junto a Dios y viene desde allí a redimir el mundo”. Bastante antes de que hubiese iglesias paulinas, por cierto.

    Pero no merece la pena repetir y repetir lo mismo a quien no lo quiere oir.

  • Comentario por Manuel 07.07.15 | 22:23

    No. No fue Pablo el que inició una creencia que, con Jesús o sin Jesús, estaba por doquier.
    Una creencia fue el mesianismo nacionalista-religioso. No la de Pablo, sino la de Jesús.
    Otra el gnosticismo y los cultos mistéricos que les son son más afines a Pablo, al que le sobra cualquier Jesús histórico.
    Y otra la conjunción de credos con final no gnóstico pero con el personanaje hombre-Dios encarnado tan caro a los 4 evangelios canónicos (sobre todo a los 3 primeros porque el 4º es casi la historia de un dios con alguna "contaminación" de historia común).
    Y ahora a la hipótesis, aunque Jesús se consideró a sí mismo un hombre designado por Dios como el rey legítimo de los judíos, el mesías que habría de regir su supremo destino imperial, y aunque nadie lo tomó por una deidad, sólo las iglesias paulinas dieron con la tecla (si bien fallando en cualquier otra predicción): Jesús fue Dios, aunque él no lo supiera, ni nadie más. Sólo iglesias helenizadas... ¿Especulati...

  • Comentario por galetel 07.07.15 | 21:50

    Resulta evidente que, para este autor como para otros, el interés está en sostener que Jesús NO fue el Cristo celestial. Porque no puede ser, y, además, es imposible. Porque “el personaje Jesús, centro de los evangelios no pudo ser Dios” (el dios de Aristóteles o el de otros filósofos, claro). Y que, entonces, “una institución que pide eso no es digna de nuestra confianza” (de nosotros, los racionales y sensatos). Un interés negativo, de disuadir a quienes hayan podido caer en el engaño.

    Sin embargo, de paso puede servir para disolver otros engaños fantasiosos, y esto es útil, sin duda. Aunque estos no los pida aquella institución, ni esos evangelios. Pues conviene atenerse a las fuentes serias, para negarlas.

  • Comentario por galetel 07.07.15 | 20:42

    Si no fuera por la firme creencia de sus seguidores en que Jesús es realmente el Cristo celestial (creencia que NO inició Pablo), el estudio del Jesús histórico no tendría casi ningún interés para nadie.

  • Comentario por sofía 07.07.15 | 20:02

    Como sospechaba, el libro es para los que comparten el dogma del cambiazo paulino. Todo un timo para quien busque alguna objetividad sobre el personaje del que tratan los evangelios -q desde luego no es pablo.

    Que le hagan el gasto los del jabón lagarto.

  • Comentario por Manuel 07.07.15 | 18:10

    Y tanto que hay "un salto" (ese es el "timo" del título: del personaje Jesús el Cristo, Pablo se olvida del único Jesús que existió (muy probablemente) para centrarse en su constructo celestial y en su particular esperanza redentora. En un ser celestial preexistente a cualquier nacimiento o encarnación terrena, cuyo descenso espera y asegura próximo, dentro de aquella misma generación, la promesa incluye resurrecciones y ascenso de creyentes cristiano al encuentro de aquel Cristo en el que cree (y con el que habla, místicamente) Pablo.
    El caso es que ese Cristo paulino forma parte del Jesucristo actual y que no es el Jesús histórico el que constituye un "timo" sino el personaje conjunto que nunca llega y de cuya realidad no tenemos otra constancia que el que constituyó una realidad mental (un invento) de algunas personas.

    Para explicar ese salto ayudan -creo yo- la lectura de ciertas obras de Drews y Fau, además de las reseñas de Maccoby que ofrece Puente Ojea.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 07.07.15 | 17:30

    ..... he tenido buen cuidado de centrarme en el contexto,deducible de las postales de Piñero y, para mí muy en particular, de la propia dirección de youtube que Piñero nos proporcionó.

    He ejercido mi capacidad razonadora y crítica(esa que según el topicazo de David Mo los cristianos tenemos cegada)y he deducido mis propias conclusiones.¿Acertadas?,bueno,en todo caso explicitadas con razones,no infudamentadas arbitrariamente.Ciego voluntario es quién no quiera verlo así sino como simple fruto de una ciega pasión.

    Respecto a Pablo,es tema del que he tratado reiterada,machaconamente.No es momento ahora de incidir de nuevo,simplemente sí,señalar que el "salto"por llamarlo así del Jesús histórico al Cristo celeste queda muy insuficientemente explicado,HABLANDO EN PURA LÓGICA Y RAZÓN,,desde una historiografía en línea de la de Piñero,obligada a usar a Pablo cual clave de bóveda y "chivo expiatorio" de su misma incapacidad para dar cuenta cabal de dicho "salto".

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 07.07.15 | 17:13

    Manuel,sí coincidimos en que títulos y publicaciones otorgan un voto de confianza,pero voto que debe ser refrendado,no estamos ante una patente de corso para afirmar ocurrencias que perfectamente pueden ser arbitrarias y carentes de base,o por entero reduccionistas del tema en cuestión y condicionadas por una perspectiva previamente adoptada a modo de "parti pris"(a mi entender Bermejo,p.ej.,no resultaría ajeno a esta apreciación).

    Respecto al título de una obra.Puede ser estrambótico,llamativo,pero no es éste el caso,el título de "vaya timo",queforma parte del título tal cual del libro,tengámoslo presente,ya indica suficientemente el contenido del libro,una demostración de cómo en efecto Jesucristo ¡vaya timo!.En este caso el título condensa y resume el contenido,si es que las palabras algo significan.

    Respecto a lo de leer el texto antes de opinar.Insisto,y valga también la aclaración para David Mo si se digna leer ésto,en que preferentemente y con claridad....

  • Comentario por sofía 07.07.15 | 16:24

    No hay peor sordo que el que no quiere oir aprovechando que el Guadalhorce no pasa por Ayamonte.

  • Comentario por Manuel 07.07.15 | 14:16

    En cuanto a lo de "Pablo, ¡vaya timador!", no me atribuya la idea.
    Para mí Jesús se queda en Jesús, sin añadidos confesionales. Un hombre que vivió en momento histórico, fue religioso y nacionalista judío, profeta escatológico, maestro de la ley, sanador galileo, que en algún momento se convence de ser El Mesías y se pone a predicar el Reino Judío prometido por Dios a los profetas, se considera elegido por Dios y se arroga derechos al trono y marcha con seguidores que esperan gozar de las promesas bíblicas de Dios. Y es prendido y ejecutado en Jerusalén.
    Lo de Pablo tiene poco que ver con Jesús: lo suyo es un ser divino, el Cristo, preexistente, que muere y resucita para nuestra (la de todos sus creyentes, o la Humanidad) Salvación eterna (nada que ver con Jesús).
    La encarnación del Dios no es un tema nacionalista-judío, sino judeo-helenístico: gnóstico o/y mistérico.
    Jesucristo es un constructo de (entre) ambos, sólo en ese sentido un timo, sin que Pablo se sie...

  • Comentario por Manuel 07.07.15 | 14:08

    Antolín:
    Coincidimos, creo, en que ser profesor universitario y especialista en un tema debería (y suele) ser motivo de confianza en que la información que se da es buena. Ocasionalmente, empero, un pluri-titulado se sale de madre y desbarra hasta el punto que un aficionado que haya leído varias decenas de libros sobre ese tema consideraría "mejorable".
    ¿Coincidimos también en que puede ser desafortunado un título sin que por ello la obra merme un ápice? Por ejemplo, pueden serlo varios de Marvin Harris, Stephen Jay Gould o Juan Luis Arsuaga (Vacas, cerdos, guerras y brujas; Brontosaurus y la nalga del ministro; El collar del Neandertal...), pero de eso a condenar su obra...
    El título de un especialista lo elige él; como es él quien decide ir a tal o cual programa (le recuerdo que el profesor Piñero ha aparecido en varios de dudosa fama, incluido 4º Milenio, sin que ello le reste mérito alguno ni lo "contamine").
    Y ¿coincidimos en que debe leerse una obra antes ...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 07.07.15 | 13:42

    ....de su programa de radio,"Ágora",y su popularidad mediática.He indicado igualmente que el "vaya timo",emplazado en la portada del libro junto al nombre de Jesucristo y en igualdad tipográfica con él representa por parte del autor asumir y ya previamente hacer constar la tesis del libro,su contenido,aparte moderacines,buena educación,etc.,que Piñero reseña para dorar la píldora de tan "afortunado" epígrafe.

    Por otra parte,y en cuanto a lo difundido por Piñero del contenido del libro,nada hace pensar en que no se trate sino de un mero manual recopilatorio de la línea historiográfica que el mismo Piñero representa.Bien,David,le invito,incluso le solicito,lea usted el libro y rebata con argumentos tan objetivos como los suyos, los míos,no dictados más que por la pasión que me ciega e incapacita para pensar.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 07.07.15 | 13:24

    David Mo,no le ciegue su escéptica pasión y lea y entienda con proiedad los comentarios,que en cuanto al contenido del libro sólo se han limitado a lo reseñado por Piñero yencuanto a mí a la impresión recibida tras escuchar la entrevista dela que el mismo Piñero nos proporcionó información.Con tales datos he podido sacar unas determinadas conclusiones,acertadas o no pero en cualquier caso ni infundadas ni dictadas por la pasional ceguera que usted,de tan objetiva visión,atribuye a los pasionales y ciegos(como según su particular cristal no podía ser menos,claro)religiosos.

    He hablado de Armentia y del espíritu de la colección,he señalado que Andrade no parece tener,nada indica lo contrario,una cualificación académica específica como experto en cristianismo,he indicado su presumible, a tenor de los datos de que dispongo, condición de divulgador "todo terreno"(igual escribe sobre el posmodernismo que sobre Jesucristo)en consonancia con y aprovechamiento de su....

  • Comentario por sofía 07.07.15 | 08:37

    No me ha parecido que nadie haya hablado mal del libro, yo he hablado mal de la editorial, de la colección y de lo que expresa el título, de la provocación publicitaria y de que no le doy un euro a todo eso.
    Del contenido del libro no he hablado para nada, pero lógicamente no creo que sea mejor que editorial, autor, colección, título. El caso es que aunque estuviera en esa colección, editorial, etc por equivocación y fuera un libro que no se corresponde con nada de lo que parece indentificarse, de todos modos, no le doy un euro a esa editorial, colección etc. ni al autor que lo situara por despiste en ese contexto mostrando una notable falta de sentido de la realidad, en ese caso -que no será el caso, pero si lo fuera.

  • Comentario por David Mo 07.07.15 | 08:01

    ¿Pero cómo se puede hablar tanto y tan mal de un libro que no se ha leído? Si alguien en quién confío me recomienda un libro a pesar de que el título es desafortunado, y lo que me dice me resulta interesante, yo lo leeré o no, pero no me podré a despotricar contra él. Es que la pasión les ciega, caramba.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 07.07.15 | 02:33

    ....basta leer a Pablo para comprobarlo,incomprensible me resulta el que Piñero pueda hacer tal falsa lectura.

    Ser anti-superchería no es motivo de reproche,yo también lo soy,cuando califico así la postura de Armentia no estoy sino poniéndome retóricamente en su lugar,un lugar que no sería ya meramente el de la anti-superchería sino el de un dogmatismo racionalista que no hce sino estrechar al máximo los límites de la razón y al fin derivar en pura cerrazón mental.Armentia sería paradigma de ello.

    Candoroso de verdad me resulta su argumento de que la superchería denunciada no se refiere a la existencia histórica de Jesús que el libro no niega sino a los escritos de Pablo.O sea,que de hecho debiera titularse "Pablo,¡vaya timador".Pues vaya...Claro que hay a quienes nuestra razón y espíritu crítico no nos convencen de que lo fuera doctorados académicos con cuantas publicaciones se quiera,Piñero,Bermejo,ni divulgadores más o menos "enteraos",Andrade.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 07.07.15 | 02:04

    Manuel,jamás he usado yo,me confunde con alguna otra persona que sí lo ha hecho,el argumento declas titulaciones de Gomá;lo que sí recuerdo es que usted ha citado la palabra o bien "expertos",creo,acaso fuera "estudiosos",para legitimar las opiniones y posturas de Bermejo frente a Gomá y frente a los que cuestionamos a Bermejo.

    Respeto,y mucho se lo aseguro,el conocimiento y la cultura,al igual que respeto las titulaciones académicas pero éstas,como usted bien dice,no eximen "per se" de decir tonterías..Hay un latinajo,que no me viene a la memoria y que reza algo así como que a quién Naturaleza no da(inteligencia),Salamanca no procura.

    Ni yo mismo,ni Bermejo ni Piñero estamos exentos de decir tonterías y/o supercherías.Hace no mucho traje a colación la frase de que "la verdad es la verdad la diga Agamenón o su porquero"respecto a la por entero errónea tesis de Piñero respecto a Pablo de que la Ley seguiría vigente tras Cristo para los judíos,basta leer a Pablo...

  • Comentario por sofía 06.07.15 | 20:17

    El nacionalismo -español- será un timo para quien lo sea, yo tengo mis propio sentimiento de identidad y no veo por qué voy a renunciar a él.
    En cuanto a lo que se considere desde el jabón lagarto una superchería, me parece superchluo.

  • Comentario por Manuel 06.07.15 | 19:13

    "se trata de una colección militante impulsada por el militante antisuperchería y demás Armentia". No veo el problema de ser militante científico, anti-superchería, anti-fanatismo, anti-intolerancia, anti-nazi, anti-estalinista, etc. Esperaba que no fuera ese el problema.
    Como el profesor deja bien claro, la superchería no es la existencia histórica de Jesús sino la del Cristo que se le conjuga en los evangelios y que forma el tema central de los escritos de Pablo.

    Tiene razón en lo de las titulaciones del Sr. Gomá, pero ese era su argumento (aunque lo creyera mío). Para mí está muy claro que los títulos no bastan para creer a ciegas a alguien; que no eximen "per se" de que diga tonterías o cosas infundadas (hay doctores en psiquiatría que creen en los "niños índigo" como niños sabios cuya aura es característica y cuyos padres más bien deben obedecerlos que dirigir su educación).

    Títulos de la colección hay muchos: El nacionalismo, ¡vaya timo! ¿Dudamos...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 06.07.15 | 16:29

    Acertada decisión,Sofía.Hablo,sí,desde mi no haber probado ninguno de los condimentos del menú pero la "intiución"de mi estómago me avisa de que probablemente son bastante indigestos o,cuando menos,sin valor nutritivo alguno.

    Piñero,nobleza,amiguismo y favores intercambiables obligan,se empeña en resolver en apetecible su poco apetitoso aspecto.Por mi parte,y para prevenir arcadas,confiaré en la "intuición"de mi estómago.

  • Comentario por sofía 06.07.15 | 14:40

    Pero además desde que en esta editorial "Printed in Spain”, ha sido sustituido por "Printed in the European Union" eliminando el concepto España de su "pensamiento crítico", mi pensamiento crítico ha decidido que prefiere comprar productos españoles por lo que las peras de Lérida siguen en mi dieta, de momento, y la editorial ha dejado de estar en mi dieta definitivamente.
    Pero es que ellos ya han elegido su clientela exclusiva, entre los convencidos de su propia cuerda. Con alguno de aquí pueden hacer su agosto -conmigo que no cuenten.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 06.07.15 | 14:36

    ....pero que no va más allá de lo divulgativo.

    Clara la vocación divulgativa de Andrade,claro su interés,cultural y pecuniario,de lanzar al mercado,al socaire de su popularidad mediática,libros divulgativos que lo mismo versan sobre el posmodernismo que sobre Jesucristo,cuestiones sobre las que no le niego ciertas nociones,pero no más que a lo que diríamos nivel de manual.Ya de la primera recensión de Piñero había sacado esa impresión("nihil novum sub sole"dije en mi comentario) y por cierto que de la entrevista realizada a Piñero no se deduce precisamente un alto grado de conocimiento del cristianismo.

    Respecto al ¡vaya timo!.Con absoluta claridad se trata de una colección militante impulsada por el militante antisuperchería y demás Armentia.Cuanto en ella se publica parte de este axioma,PRE-JUICIO Y PRE-ASUNCIÓN.Cuanto en ella se publica queda de antemano siTuado en el terreno de la superchEría,el timo.No reconocer ésto es NEGAR LA EVIDENCIA.

  • Comentario por sofía 06.07.15 | 14:12

    No, aunque lo diga por duplicado, no es así. El título de la colección denota su enfoque y su actitud. Es un nombre el de la colección que pretende hacer caja a costa de la provocación y por fortuna hay personas que somos alérgicas a la manipulación y más a la manipulación publicitaria.
    Además de encontrar sospechosas las relaciones simbióticas.
    Y más aún el jabón lagarto.


  • Comentario por Luis Enrique Antolín 06.07.15 | 14:09

    Manuel,bien,dejemos de lado lo de la "paralelomanía"que no deja de ser secundario,aunque si la memoria no me falla,sí recuerdo que usted al referirse a Jesús ha incidido,y con un cierto enfásis,en los dichos paralelos.

    Vayamos por partes.Usted ha hablado de estudiosos y expertos y por ahí va mi pregunta,por Andrade como experto en términos académicos en cristianismo;que es profesor universitario,pues sí,y por seguir con la alusión a Gomá,tan presente en el blog y al que Bermejo reprocha constantemente su falta de cualificación para tratar de cristianismo,Gomá a quién no le faltan precisamente títulaciones ni publicaciones,lo que planteo sencillamente es la cualificación académica específica de Andrade para hacerlo.

    Apuesto sin miedo a perder que ninguna.Me resultó muy clarificador conocer a través de la dirección proporcionada por Piñero las recensiones del programa radiofónico Ágora colgadas en youtube,un programa cultural quizá estimable pero que no va más.....

  • Comentario por J.P. 06.07.15 | 13:26


    Tan fundamentados como pieda ser Sanders o Vermes, Piñero o incluso Winter y no necesitaron ponerle la coletilla del timo.


  • Comentario por Manuel 06.07.15 | 09:03

    Volviendo a lo mismo, la colección tiene un título común que ha de figurar en sus obras, aunque en algunas parezca poco respetuoso o desafortunado, cosa que denuncia el profesor. Ahora bien, ello no significa -como parece entender algún comentarista- que el autor cambie sus juicios por prejuicios; ni que haya decidido de antemano dónde ha de ir a parar, con independencia de los datos y razonamientos. Sus conclusiones son sus juicios, bien fundamentados y, al parecer (según leo al profesor Antonio Piñero), con menos grietas, riesgos hipotéticos (especulaciones gratuitas) o falsedades manifiestas que otros muchos autores no peor considerados. Al fin y al cabo, lo que importa es un buen resumen que enseñe al lego lo que se sabe sobre algo. ¿No es así?
    Si la selección de autores está bien hecha y también la de contenidos y su fundamentación teorética, poco más podemos pedir. Podemos optar no leer una obra pero lo de denostarla sin leerla sólo por su título me parece excesivo.

  • Comentario por Manuel 06.07.15 | 09:03

    Volviendo a lo mismo, la colección tiene un título común que ha de figurar en sus obras, aunque en algunas parezca poco respetuoso o desafortunado, cosa que denuncia el profesor. Ahora bien, ello no significa -como parece entender algún comentarista- que el autor cambie sus juicios por prejuicios; ni que haya decidido de antemano dónde ha de ir a parar, con independencia de los datos y razonamientos. Sus conclusiones son sus juicios, bien fundamentados y, al parecer (según leo al profesor Antonio Piñero), con menos grietas, riesgos hipotéticos (especulaciones gratuitas) o falsedades manifiestas que otros muchos autores no peor considerados. Al fin y al cabo, lo que importa es un buen resumen que enseñe al lego lo que se sabe sobre algo. ¿No es así?
    Si la selección de autores está bien hecha y también la de contenidos y su fundamentación teorética, poco más podemos pedir. Podemos optar no leer una obra pero lo de denostarla sin leerla sólo por su título me parece excesivo.

  • Comentario por Manuel 06.07.15 | 08:54

    Antolín: creo que se confunde en lo de atribuirme "paralelomanía" entre Jesús y otras deidades. Si alguna vez la hubo en cierto modo (Religiones comparadas, Loisy), pronto se quedó en los paralelismos -relativos- hoy admitidos por la generalidad de los especialistas (después de todo, las religiones comparadas dieron su aporte): hay ramales, paralelismo entre cultos, misterios, rituales y creencias. Digamos que la creencia en el dios que muere y resucita para salvarnos está en la base del Cristo (prepaulino y no siempre identificado con Jesús). Claro que esto no atañe a Jesús sino al Cristo y al Logos encarnado que esperaban. Cada cosa en su lugar el gnosticismo y misterismo clásico en el suyo.
    Sobre el autor, que es profesor de Universidad (no lo dude), le diré que tiene también lo es de otros títulos de la misma colección: "El posmodernismo, ¡vaya timo!"; "La inmortalidad, ¡vaya timo!" y "Las razas humanas, ¡vaya timo!"
    No me atribuya el exigir titulaciones... Exijamos fun...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 05.07.15 | 18:33

    Una acotación más que se me había pasado por alto consignar.A tenor de la entrevista ,y de tantos otros escritos,pareciera que Pablo se saca de la chistera(por usar expresión de Piñero que yo mismo también he utilizado a veces)lo del Cristo celestial.Pues bien,si algo resulta evidente de toda evidencia es que la concepción del Cristo resucitado-exaltado es previa a Pablo y éste no hace sino recibirla,,el maranhatá en que insiste Galetel,independientemente de que le aplique una nueva lectura respecto a sus correligionarios judeocristianos.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 05.07.15 | 18:02

    ....no visiones impositivas desde su mismo misterio y contundencia.Comparar las cartas paulinas con un libro,este sí visionario tal a su propio género literario ya previamente establecido en el ámbito judío corresponde,el libro del Apocalipsis.

    Vamos,que ¡caray con el visionario,y a veces también diagnosticado de epiléptico,Saulo-Pablo de Tarso!.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 05.07.15 | 17:55

    ....dentro de lo que llamaríamos vivencia mística.

    Estamos en el quinto centenario de otra visionaria,Teresa de Jesús,pero si uno la lee,pues ¡caray con la visionaria!,a veces calificada ,segun no podía ser menos por el "pecado" de ser mujer, de histérica.¡Caray con la histérica y su capacidad de razonar y argumentar,a más de su genio propiamente literario!.

    Un genio es.Piñero mismo dixit,Pablo,y considero que su genialidad consiste,entre otras cosas,en su capacidad de ver,de intelegir,lo ue otros no fueron capaces de ver,derivando las consecuencias implícitas en el hecho Jesús y su cruz que otros no alcanzaron a entender.¿Es esto inventar?,sí,en el sentido originario de inventio,no el de crear de la nada sino el de descubrir.

    Pablo será todo lo visionario que se quiera(y no es inocente el presentarlo preferentemente como tal)pero razona y argumenta,y ciertamente con coherencia y muy bien,sus razones se podrán admitir o no pero SON RAZONES,no vis...

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 05.07.15 | 17:37

    .....y vaya esto para quienes tanta importncia dan al status académico de expertos y estudiosos,verbigracia Manuel aunque sin duda no solamente él,una pregunta,¿cuál es el status académico de Andrade en cuanto a experto en cristianismo?.Enlazo así,vaya por dónde,con las iracundas y al borde e un ataque de nervios postales de Bermejo respecto a Gomá.

    Respecto al contenido de la entrevista,muchos son losaspectos que podrían comentarse,pero para no extenderme inapropiadamente en exceso,me limitaré a uno que ya en otras ocasiones he resaltado y que considero de gran importancia.

    Cierto que en Pablo se da esa faceta visionaria,en particular respecto a ese extraño suceso ini¡cial conocido tradicionalmente,y de modo no del todo exacto,como su "conversión".Aspectos como el del "viaje"al tercer cielo" u otras "revelaciones",algo que el propio Piñero reconoce como no inusual en la mentalidad de la época,podrían perfectamente encuadrarse dentro de lo que llamaríamos....

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Martes, 25 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930