El blog de Antonio Piñero

Heidegger y el antisemitismo

27.05.15 | 01:23. Archivado en , Antisemitismo

Hoy escribe Fernando Bermejo

La relación de Martin Heidegger con el nazismo es un tópico bien conocido, no solo en el ámbito de la filosofía sino en el de la cultura ilustrada en general. Hace ya algunas décadas, el libro del chileno Víctor Farías (publicado primero en francés: Heidegger et le nazisme, Verdier, París 1987; y luego en castellano, con interesantes añadidos, por Muchnik en 1989) provocó un intenso y tormentoso debate en el ámbito intelectual al plantear sin ambages las relaciones entre la concepción filosófica del mundo ligada a Heidegger y la concepción del mundo del nacionalsocialismo.

A pesar de ello, la opinión predominante hasta ahora mantenía que Heidegger no había sido un antisemita. Así, por ejemplo, lo afirma –aunque de modo un tanto equívoco– en su biografía Rüdiger Safranski, Un maestro de Alemania. Martin Heidegger y su tiempo: “¿Fue Heidegger antisemita? No lo fue en el sentido del delirante sistema ideológico de los nacionalsocialistas. Pues llama la atención que ni en las lecciones y los escritos filosóficos, ni en los discursos y panfletos políticos aparezcan observaciones antisemitas o racistas”.

De la mano de la editorial Herder llega otra contribución a este campo: Peter Trawny, Heidegger y el mito de la conspiración mundial de los judíos, Herder, Barcelona, 2015, 176 páginas (en breve, también en e-book). Su autor, alemán de Gelsenkirchen, es profesor en la Bergische Universität de Wuppertal y fundador y director del Instituto Martin Heidegger, perteneciente a la misma institución, y editor de algunos volúmenes de las Obras Completas del filósofo alemán.

En 2014, Trawny editó los Cuadernos negros, una designación creada y usada por el mismo Heidegger para referirse a 34 cuadernos de ese color en tela encerada, en los que escribió entre 1930 y 1970, y que contienen huellas íntimas de su pensamiento. Los que interesan aquí son los surgidos hasta 1948, y en particular sobre todo los escritos entre 1938 y 1941, en los que Heidegger se refiere a “los judíos” de modo más o menos directo.

La tesis de Trawny es que en estos escritos Heidegger permite que el antisemitismo se infiltre en su pensamiento. La idea de una relación de Heidegger con el antisemitismo, de todos modos y a pesar de Safranski y otros, no es nueva. Por ejemplo, en su Autobiografía filosófica, Karl Jaspers escribe sobre Heidegger: “Yo hablaba sobre la cuestión de los judíos, sobre el malvado absurdo de los sabios de Sión, a lo cual él replicó: ‘Pero hay una peligrosa unión internacional de los judíos’”. El adjetivo “peligrosa” delata ya un trasfondo de prejuicios antisemitas. Y Edmund Husserl se había referido ya críticamente al antisemitismo de su ex-discípulo, "que se expresó cada vez con más fuerza en los últimos años, también frente al grupo de entusiastas discípulos judíos y en la facultad”.

No obstante, en el libro publicado ahora por Herder Peter Trawny sostiene que la de Heidegger es una forma específica e idiosincrásica de antisemitismo, “un antisemitismo radicado en la historia del ser”. Con esto el editor quiere decir que postulados antisemitas trillados y triviales (como, por ejemplo, el referido a la “dotación muy calculadora” del judío) reciben una nueva significación –una resemantización, si se me permite– dentro del discurso filosófico del pensador alemán. Así pues, Trawny mantiene que si Heidegger no puede disipar la sospecha de antisemitismo, puede afirmarse que funda otra modalidad específica de este fenómeno. Quien quiera filosofar con Heidegger, habrá de tener en cuenta claramente las implicaciones antisemitas de determinados aspectos de su pensamiento.

Si esto es así, ello obliga a mirar de modo diferente –como ya se miraba de forma diferente a partir del desvelamiento de las conexiones con el nacionalsocialismo – el pensamiento de Heidegger. Y algunos aspectos aparecen ahora bajo otra luz. Así, por ejemplo, en el rechazo de la filosofía de su maestro Husserl (¡a quien sin embargo dedicó Ser y tiempo!) parece haber influido el carácter judío de este; por delirante que esto puede parecer, así es argumentado por Trawny: según Heidegger, la pertenencia de Edmund Husserl al judaísmo podría ser responsable de que su fenomenología nunca “llega a los ámbitos de decisiones esenciales”. En suma, en la relación entre Heidegger y Husserl “no carece de importancia que la aversión filosófica de Heidegger frente a la fenomenología de Husserl posiblemente contuvo desde el principio momentos antisemitas”.

Es de todo punto necesario advertir que la prosa de Peter Trawny no hace concesiones a la galería, y sí numerosas a la jerga heideggeriana. En este sentido, buena parte de esta obra presentará interés más bien para los lectores ampliamente familiarizados con la filosofía y la escolástica heideggerianas y los apasionados por ella. En no escasa medida el libro responde a una exégesis que toma la textualidad de Heidegger virtualmente como un texto sagrado que hay que interpretar y que confía en que de tal interpretación depende realmente algo crucial. A quien no comparta esta idea (y desde luego para quienes piensan –o pensamos– que Sein und Zeit representa la contribución de Heidegger de la que cabe salvar algo), no digamos a quien piense –como Husserl– que el pensamiento de Heidegger es una “ontología del irracionalismo adecuada a la época”, una buena parte de este libro les resultará profundamente ajena.

Al mismo tiempo, sin embargo, lo dicho anteriormente indica ya que este libro de Trawny presenta elementos de interés para un público más general, ya para hacerse consciente de la existencia de conexiones íntimas entre cierto discurso ontológico y la política del s. XX. Otra dimensión interesante del libro consiste en articular una explicación sencilla, lúcida y convincente de la coexistencia de ese antisemitismo con el hecho de que Heidegger cultivó un contacto amistoso, cortés, e incluso en algunos casos íntimo, con judíos (caso paradigmático el de Hannah Arendt),

A nuestros lectores de Barcelona curiosos de la figura del filósofo alemán les interesará saber que el próximo martes 2 de junio la editorial Herder, el Goethe-Institut y el grupo de estudios heideggerianos de la Universidad Autónoma de Barcelona organiza una jornada sobre “Heidegger y los Cuadernos negros”, en la que participará el propio Peter Trawny junto a otros especialistas. La asistencia es gratuita, previa inscripción en confirm@barcelona.goethe.org

Saludos cordiales de Fernando Bermejo

P.D. La próxima semana comenzaremos una serie de postales que supondrá un regreso a uno de los temas estrella de este blog, el Jesús histórico (y su utilización en cierta presunta filosofía de nuestro tiempo), que espero interesará a todos nuestros lectores.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Adolfo Segundo Bonilla Neira. 24.07.15 | 20:07

    Les recomiendo fervorosamente la lectura del libro de Martín Heidegger "El Ser y el Tiempo"

  • Comentario por Rawandi 18.06.15 | 18:45

    La película '12 años de esclavitud', basada en hechos reales, muestra a un amo cristiano especialmente sádico, interpretado por el irlandés Michael Fassbender. Dicho esclavista cristiano encuentra justificación para su brutalidad precisamente en estas abyectas palabras del Evangelio: “Y ese sirviente que conoce la voluntad de su Señor y no se prepare para ello, no coincida con esa voluntad, deberá ser castigado con muchos azotes”. (Lucas 12:47).

  • Comentario por sofía 12.06.15 | 23:21

    sigue galetel:
    incluso algunas que se consideraban “no-cristianas”, sí los ponían en práctica y los promovían, hasta lograr introducirlos, al menos parcialmente, en nuestras sociedades civiles actuales...
    .Por supuesto, falta aún mucho para conseguirlo del todo.

    ¡Y ahora aparecen algunos ignorantes de mentalidad anacrónica que acusan al cristianismo histórico de no haber sido plenamente humanista en todas las épocas pasadas! ¡E ignoran lo que el auténtico cristianismo ha aportado al humanismo! ¡Qué ironía y qué injusticia!"

  • Comentario por sofía 12.06.15 | 23:19

    sigue Piñero:
    ... el Evangelio guarda, en potencia, la semilla de esa igualdad, que no podía ser realidad en la sociedad del siglo I. El cristianismo está debajo de todos los movimientos igualitarios y feministas que ha habido en la historia, aunque ahora no lo veamos claramente porque el cristianismo evolucionó en humanismo. Pero ese humanismo no se ve en religiones que no sean cristianas. ¿O acaso el budismo, per sé, ha llegado a la Ilustración? ¿El shintoísmo? ¿El Islam? Los pocos movimientos feministas que hay en esas religiones están inspirados en la cultura occidental. Y la cultura occidental tiene como sustento la cultura cristiana. Aunque sea una cultura cristiana descreída, desclericalizada y agnóstica, culturalmente es cristiana.”

    Naturalmente, los ideales cristianos tuvieron que luchar durante largo tiempo contra unas instituciones que, incluso llamándose oficialmente “cristianas”, no los respetaban en la práctica; pero muchas personas, incluso algunas que...

  • Comentario por sofía 12.06.15 | 23:17

    Vamos, q te centres en los no cristianos, porque con el cristianismo no hay problemas, como recordó galetel 03.06.15 | 13:54
    Ironías del pensamiento ignorante anacrónico.
    El cristianismo conlleva unos valores que, aunque muy contaminados por los anti-valores usuales de las distintas épocas en que tuvo que incardinarse históricamente, han conseguido prevalecer, irrumpir y dominar hasta nuestra época, y construir el humanismo que hoy conocemos. Lo reconocía así el Prof. Piñero recientemente en este blog:

    [Piñero:] “Si todas las personas eran iguales como hijos de Dios, existía igualdad teológica. Y se esperaba que más adelante llegara la igualdad social. Si comparamos el cristianismo con todas las demás religiones del mundo, vemos que esa igualdad sustancial de todos los hombres es lo que hizo posible que con el tiempo se llegara al Renacimiento, a la Revolución Francesa, a la Ilustración y a los derechos humanos. Es decir, que el Evangelio guarda, en potencia,...

  • Comentario por sofía 12.06.15 | 23:04

    Lo que está bien o mal, está bien o mal ¿para qué? ¿según qué? ¿por qué? Eso precisamente es lo que quiero que expliques, porque no parece que las personas se pongan de acuerdo.
    Tiene que existir un fundamento, unas premisas éticas según la interpretación que se haga del mundo y del sentido de la vida. Y debería haber una coherencia, aunque falla mucho la coherencia para bien y para mal.
    Digo que falla en muchos casos para bien, porque alguna persona que otra que he conocido a pesar de pensar que "el fin justifica los medios" luego eran incapaces de ser consecuentes, gracias a Dios :)
    En otros casos, lo que pasa es justo al revés.
    De todas formas, lo único que quiero que quede claro es que creo que se debe intentar establecer unos principios sólidos universales. Con más razón debéis hacerlo los que no creéis en el cristianismo, pues para otros el cristianismo es válido.

  • Comentario por sofía 12.06.15 | 22:52

    no la encuentro, pero para mí no tiene importancia porque la encuentro en el cristianismo. Lo grave es que parece ser que tú tampoco encuentras ninguna fundamentación para convencer a los que no son cristianos, con lo cual resulta que no hay fundamentación sino que es cuestión de gustos, opiniones y modas del momento. Eso me preocupa.
    Lo que no entiendo es q te moleste que en el cristianismo exista un fundamento para la declaración de los derechos humanos, puesto q te debería alegrar, si eres pro-derechos humanos, q al menos los cristianos tengan claro que el ser humano es digno por naturaleza.
    En cuanto a la falta de libertad de conciencia, q le pregunten al ilustrado Robespierre o al ateo Stalin o a los chinos comunistas qué opinan ellos. Las cosas llegan cuando se dan las condiciones para que se saquen las consecuencias lógicas de las premisas q ya estaban allí. Pero el caso es q los fundamentos están o no están. En mi caso, están. En el tuyo, ¿al parecer, no?

  • Comentario por sofía 12.06.15 | 22:36

    Rawandi, qué triste que no entiendas tú lo que lees y que tergiverses lo que dicen los demás, unas veces queriendo y otras sin querer en la proporción justa que da el exceso de prejuicios y la escasez de luces.

    ¿De verdad no entiendes que los derechos humanos no son ningún invento, sino una propuesta que puede convencer o no convencer a los demás?
    Lo triste es que no ofrezcas un fundamento para los no cristianos, porque para los cristianos es una propuesta bien fundamentada en el cristianismo.
    Así que, como te dije, esas "generalidades" sobre el amor, la verdad, la justicia, tienen un fundamento en el cristianismo y exigen una concreción en la realidad q está plenamente de acuerdo con los derechos humanos -tal como están formulados actualmente, que podría ocurrir que se reformularan y no fueran aceptables.
    La cuestión es que los que no sois cristianos deberíais ofrecer una fundamentación que sea válida para todos. Yo reconozco q fuera del cristianismo no...

  • Comentario por Rawandi 12.06.15 | 17:10

    "no encuentro ningún fundamento fuera del cristianismo para los derechos humanos"

    Pues qué triste, Sofía. ¿De verdad no comprendes que los derechos humanos son un invento genial tanto si Dios existe como si no? Lo que está bien o mal es independiente de que Dios exista o no.

    La Iglesia católica no reconoció la libertad de conciencia hasta el Concilio Vaticano II (1965). Esta metedura de pata que tantos siglos duró se hubiera evitado si el Nuevo Testamento hubiera incluido los derechos humanos, en lugar de enseñanzas absurdas sobre el "amor a los enemigos" o generalidades que nada significan en la práctica como "buscar la justicia" (hasta los gobernantes más criminales aseguran siempre obrar "buscando la justicia").

  • Comentario por sofía 11.06.15 | 21:33

    PS
    Y en cuanto a lo que dices del imperio romano y la religión cristiana como religión oficial en el siglo IV, precisamente esa es la rémora que arrastra el cristianismo, su utilización por el poder político que propicia que se traicionen los principios cristianos de todos los modos y maneras que se han visto a lo largo de la historia.
    Pero eso no es un problema de la doctrina cristiana sino precisamente de la traición a la doctrina cristiana. Por eso por mucho que la historia esté llena de Judas el cristianismo sigue siendo el que es, y desde los evangelios se abre camino tozudamente la idea de que todos los seres humanos son hijos de Dios e iguales en dignidad y que Dios hace suya la causa de los marginados y oprimidos y pide que busquemos la justicia, que luchemos por la paz, que amemos al prójimo etc.

  • Comentario por sofía 11.06.15 | 21:09

    Así que tranqui, no vayas por ahí dogmatizando y pontificando sobre lo que creemos los demás y menos aún sobre lo que según tú tenemos que creer los demás para que tú no nos declares herejes -no sé de donde sacas la idea de que tú eres el más indicado para decir lo que es cristianismo y lo que no lo es.
    En todo caso, tu misión tendría que ser fundamentar los derechos humanos desde tu propia perspectiva, no preocuparte de que yo los tenga bien fundamentados desde la ética cristiana.
    Soy la primera interesada en que los que no sois cristianos encontréis la forma de convencer a los que no son cristianos de que se comporten cristianamente -aunque tú no lo llames así. Pero reconozco que no encuentro ningún fundamento fuera del cristianismo para los derechos humanos, así que me encantaría que vosotros los ateos trabajaseis más en universalizarlos para personas que no tienen la convicción cristiana de que todo ser humano es digno por el mero hecho de ser un ser humano.

  • Comentario por sofía 11.06.15 | 20:54

    Las epístolas, como toda la biblia se leen a la luz del evangelio.
    Lo que dice Pablo, Pedro, Santiago etc es de inspiración divina porque son distintas formas de encarnar el evangelio en sus condiciones concretas. Fosilizar la letra y absolutizarla es matar lo esencial, lo que verdaderamente es inspiración divina -como dice en diversos lugares el mismo texto del Nuevo Testamento.
    Por otra parte no son textos machistas ni esclavistas porque en su contexto no lo eran. Se trata de comprender lo que quieren decir en su contexto, pero en ningún momento defienden la esclavitud ni el machismo además de no ser ni la mitad de machistas que las culturas judías y romana -por hablar sólo de las de su contexto, xq en el resto del mundo era peor.
    En cuanto al evangelio que es el centro del cristianismo, el mensaje de Jesús es IGUALITARIO, la mujer tan modelo de persona como el varón, tan imagen de Dios como el varón etc. Ese es el germen q se sigue desarrollando en el tiempo

  • Comentario por sofía 11.06.15 | 20:39

    No sé qué concepto tendrás tú de revelación divina, pero no es católico desde luego sino literalista, fundamentalista y de inspiración musulmana.
    Dios no se revela dictando nada, la biblia es de inspiración divina con autores humanos en su contexto y con su mentalidad. Hay que saber ver las cosas en su contexto y diferenciar lo que es esencial y lo que es relativo y producto de unas circunstancias concretas.
    Y de hereje nada, monada -si no estuviera conforme con el catolicismo no sería católica y listo, sin problemas, pero el que no sabe lo que es el catolicismo eres tú.
    La pontificia comisión bíblica rechaza el literalismo porque no es una forma adecuada de leer la biblia y afirma que hay que tener en cuenta el contexto, los géneros etc.
    Pero es que es un hecho que las mujeres católicas no llevan velo en la Iglesia porque se entiende que lo que dijo Pablo hay que entenderlo en su contexto. Tu mentalidad es musulmana y no tiene nada que ver con el catolicismo....

  • Comentario por Rawandi 11.06.15 | 17:42

    Una auténtica "revelación divina" lo primero que debería contener son los derechos humanos. Dado que ni el Nuevo Testamento ni ninguna otra supuesta revelación divina contiene los derechos humanos, la conclusión es obvia: todas las "Sagradas Escrituras" son patrañas producidas por la mente humana.

  • Comentario por Rawandi 11.06.15 | 17:36

    Sofía, la postura católica oficial es aceptar como "revelación divina" todo el Nuevo Testamento, no solo los evangelios. Tú, al prescindir tan alegremente de algunas de las epístolas, te conviertes en una hereje. Tienes suerte de que la Iglesia ya no pueda ejecutarte ni someterte a las torturas inquisitoriales.

    Un "texto sagrado" que incluye pasajes machistas y esclavistas contribuye al mantenimiento del machismo y dela esclavitud. Y esto vale tanto para el Nuevo Testamento como para el Corán, aunque reconozco que este último es aun más machista y esclavista que aquel.

    El cristianismo se convierte en la religión del emperador -y por tanto en la religión privilegiada por el poder- ya a principios del siglo IV, y sin embargo las primeras declaraciones de derechos humanos son de finales del siglo XVIII. El casi milenio y medio que separa ambos momentos históricos demuestra que en las enseñanzas neotestamentarias no hay ni rastro de los derechos humanos.

  • Comentario por sofía 10.06.15 | 19:17

    Y después a ver qué es lo que entiende vd por igualdad, porque cuando los varones se empeñan en imponer su forma de ver la vida y "conceder" el derecho a las mujeres para que se puedan comportar como ellos, se están colando. La igualdad de derechos consiste en que toda persona tiene derecho a expresar su punto de vista y a que se tenga en cuenta, sea varón o mujer -no a que las mujeres tengan derecho a competir en una falsa igualdad en un mundo hecho por varones y para los varones. Hay mucho machismo infiltrado en algunos de esos movimientos falsamente feministas de última hora.
    Pero sí, los tuyos, desde Aristóteles en la antigüedad ilustrada hasta los chinos ateos de hoy, eran y son machistas, pues en todas las culturas se trata a la mujer fatal, así que no está de más que recordar que, en cambio, Jesús era personalista -aunque entre sus seguidores haya de todo, como por ejemplo el de Aquino, discípulo machista del machista Aristóteles.
    Pues eso, tú o 1P, lo = da.

  • Comentario por sofía 10.06.15 | 19:06

    Y por supuesto sí habla de ideal ético cuando recuerda que el varón y la mujer son igualmente imagen de Dios, con sus aplicaciones prácticas, las posibles en ese momento y lugar.
    Pero es que además la historia demuestra que las igualdades sobre el papel se quedan en agua de borrajas cuando el machismo está infiltrado hasta la médula. Son las personas las que tienen que cambiar para que las estructuras cambien y no viceversa.
    Y la declaración de los derechos humanos sólo es un ideal ético para quien lo sea -por ejemplo, para los cristianos- para otros será un simple acuerdo, en el caso de que los admitan. Otros pìden otras formulaciones de los derechos humanos, porque esta no les satisface a su ideal ético que por lo visto no es el mismo. Y otras futuras formulaciones pueden parecerme a mí alejadas de la ética. Es decir, no es más que un acuerdo que desde luego debe reflejar las concepciones éticas de quien las tenga, si es q las tienen y si es que están de acuerdo.

  • Comentario por sofía 10.06.15 | 18:58

    Pues no, sí hay un plano de igualdad, de eliminación de distinciones, en esa cita de Pablo.
    Otras citas atribuidas a Pablo-aunque muchas son espúreas- contradicen esta que en cambio sí es auténtica suya. En todo caso, supondría un retroceso frente al espíritu del evangelio, pero la verdad es que, a pesar de todo, Pablo era menos machista que la mayoría de la gente de su época, romanos o judíos o lo q fueran.
    Lo mismo respecto a la esclavitud, en su contexto es impensable la eliminación de la esclavitud, pero sí la plantea como un trato entre hermanos, cambiando la relación entre las personas ya que no puede cambiar las estructuras.
    Lo que diga 1Pedro (que no es de Pedro y es muy tardía) me importa tan poco como lo que digan San Anselmo de Canterbury y San Cucufate a dúo.
    Pero en todo caso, incluso teniendo en cuenta el contexto, el cristiano no es de Pablo ni es de Apolo sino del evangelio e Jesucristo. Y Pablo mismo lo dice.
    Jesús es igualitario.

  • Comentario por Rawandi 10.06.15 | 17:45

    "en Jesús no hay judío ni griego, varón ni mujer, amo ni esclavo"

    Pablo no habla de la 'igualdad entendida como ideal ético', que es como aparece en las declaraciones de derechos humanos. Pablo se refiere a algo completamente distinto: está hablando de la unión en un supuesto plano sobrenatural ("los bautizados sois uno en Cristo Jesús"). Tal fantasmagórica unión resulta plenamente compatible con el esclavismo y el machismo: "Porque el marido es cabeza de la mujer" (Efesios 5,23); "Ustedes, los que son esclavos, deben someterse a sus amos con todo respeto. Hagan lo que ellos les ordenan, no solo si son bondadosos y razonables, sino también si son crueles." (1 Pedro 2,18)

  • Comentario por sofía 09.06.15 | 23:22

    En definitiva, eso es lo que dice Jesús en Mt 25 -y otros lugares- que la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida y que ser cristiano no consiste en decir Señor, señor, sino en amar de verdad desinteresadamente siguiendo su estilo -el del samaritano.
    Pero ni está en decir Señor, Señor, yo soy de los tuyos, yo tengo fe , ni está en decir Derechos, derechos, yo defiendo los derechos humanos...
    El cristiano es el que ama al estilo de Dios, lo conozca explícitamente o no.
    No el que le declara la guerra a Dios porque en vez de considerarlo misericordioso lo considera un degollador, y es que resulta ser de los de "cree el ladrón..." por lo cual se le nota la condición.

  • Comentario por sofía 09.06.15 | 23:10

    En cuanto al machismo en la Iglesia no tiene nada que envidiar al del resto del mundo -ni más ni menos. Pero en abierta contradicción con lo que dice el evangelio e incluso con lo que dice Pablo cuando afirma que en Jesús no hay judío ni griego, varón ni mujer, amo ni esclavo. Eso está en consonancia con el mensaje fundamental del evangelio, que es igualitario, como reconoce Piñero y cualquier persona inteligente e imparcial que no tenga que aferrarse a sus dogmas prejuiciosos como hace Rawandi.
    De modo que el evangelio es la referencia para el cristiano, y lo demás hay que situarlo en su contexto.
    En cuanto al evangelio no tiene más que leerse Mt 25 a ver si no dice Jesús que ni están todos los que son ni son todos los que están -lo cual no quiere decir que no haya también quien ni está ni es ni hay por donde cogerlo, esos que presumen de ilustrados cuando no son más que deslustrados, cuya soberbia les impide reconocer la bondad y la verdad y rechazan el Espíritu.

  • Comentario por sofía 09.06.15 | 23:02

    No, Rawandi, yo no he hablado de su ilustrísima ateísimo para nada. He hablado de los buenos ateos, no de los que tienen una visión sesgada y falsa del cristianismo y de Dios que nada tiene que envidiar a la de Judas o el papa Borgia.
    MI pensamiento es LÓGICO. Remito al evangelio, y no a la tergiversación sesgada selectiva y desontextualizada que hacen los que no saben entender lo que leen y repiten los mismos ejemplos aunque ya se les ha explicado que su significado no era el que le atribuía.
    Pero es que Rawandi se aferra a su fe, a su pensamiento mágico con ilustraciones fantasmagóricas características del ardipithecus ramidus procedente de la unidad de quemados del extremo opuesto, con el que sigue teniendo tanto en común -el que tuvo retuvo.
    No le voy a explicar otra vez la importancia relativa que tiene la inculturación de la doctrina en un contexto, pero aún así no se puede llamar esclavista a la epístola que vd se lo llama -y si lo fuera no sería cristiana

  • Comentario por Rawandi 09.06.15 | 17:10

    O sea, que los ateos ilustrados que defendemos los derechos humanos seríamos en realidad "cristianos" sin saberlo. En cambio, los papas de Roma, dado que propugnaban la tortura y las hogueras para los herejes, en realidad no serían "cristianos" aunque todo el mundo los tomara por tales.

    Y todo ello a pesar de que el Nuevo Testamento contiene pasajes rotundamente incompatibles con los derechos humanos: epístolas esclavistas (1 Pedro 2,18) y machistas (callen las mujeres, porque la pecadora fue "Eva"), la idea del "tormento eterno" o estas palabras de Jesús: "a esos mis enemigos que no quisieron que yo reinase sobre ellos, traedlos acá y delante de mí degolladlos.» (Lucas 19,27).

    Galetel y Sofía, lo vuestro es puro pensamiento mágico.

  • Comentario por sofía 06.06.15 | 13:53

    totalmente de acuerdo, galetel -el dios de los buenos ateos es el Dios de Jesús, lo sepan o no. Pero ese no es el dios de los que toman el nombre de Dios en vano, sean ateos o creyentes en su dios a medida cuyo parecido con Dios es nulo.
    Ni son todos los que están ni están todos los que son.

  • Comentario por galetel 05.06.15 | 21:51

    Dirán que su humanismo les viene de su razón y su compasión naturales; pero ignoran que su razón y su compasión, aun siendo naturales, provienen de ese Dios amante de los pequeños, presente en su libre consciencia humana que a veces es capaz de funcionar a su imagen y semejanza. Sin que ellos lo sepan o sin que lo crean.

  • Comentario por galetel 05.06.15 | 21:32

    Sí, Sofía. El dios de aquellos buenos ateos que realmente propician y practican los derechos humanos, es el verdadero Dios de Jesucristo, según el cristianismo auténtico. Aunque ellos no lo sepan.

    "¿Cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; o sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero, y te acogimos; o desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?"
    Y [Jesucristo/Dios] les dirá: “En verdad os digo que cuanto hicisteis a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis.”

    Esos buenos ateos no sabían de dónde les venía ni adónde les llevaba su humanismo. Algún día lo sabrán.

  • Comentario por sofía 05.06.15 | 20:22

    Y por otra parte, no creo en deidades ni benévolas ni malévolas ni que haya que demostrar ninguna inspiración de nada.
    Otra cosa es que se pueda creer o no en Dios (sabiendo que no es "una deidad"), que se crea que Dios es bueno, que se crea que todo lo bueno es inspiración de Dios, que se vea en el Dios del cristianismo la mejor expresión, la más aproximada, de lo que es Dios - pero eso no viene al caso, pues lo que aquí se discute es otra cosa.
    Lo que se discute es lo que en realidad es el mensaje cristiano y el verdadero rostro de Dios según el cristianismo, y cómo en ese mensaje está la raíz de la defensa de los derechos humanos -tanto si se cree en la existencia de Dios, como si no.
    Y si tú no sabes leer como es debido, otros sí, y en ese mensaje vemos un buen fundamento para los derechos humanos.
    Si alguien tiene otro fundamento, estupendo -ya lo he dicho 2 veces- ojalá todo el mundo encuentre razones para creer en la dignidad de todo hombre -niños inclui...

  • Comentario por sofía 05.06.15 | 20:09

    mi concepto de Dios no tiene nada que ver con el tuyo, y ha sido siempre el mismo, cuando creía en su existencia y cuando no, porque el creer o no que existe no tiene nada que ver con entender el concepto como es debido. Y no, el Dios del cristianismo no es el tuyo, ni el de Robespierre, ni el de Napoleón.
    Que tú sesgues la realidad a tu conveniencia y seas incapaz de ser imparcial con las ideas es tu problema.
    Está claro que el mensaje del cristianismo no es ninguna de las dos versiones contradictorias que has dado tú, sino el que viene en los evangelios: Dios es Padre de todos los seres humanos y debemos amar a Dios y al prójimo como a nosotros mismos. Cualquier persona es tu prójimo, y Dios hace suya la causa de los desheredados.
    Uno debería ser capaz de reconocerlo aunque no crea en la existencia de Dios.
    Que en ese mensaje está la raíz de los derechos humanos lo puede reconocer Piñero sin ser cristiano, como lo reconocía yo, de atea o de creyente.

  • Comentario por sofía 05.06.15 | 19:59

    De eso nada, Rawandi, el fanático Robespierre creía en "dios" como tú. Poco importa que tú niegues su existencia y que Robespierre pudiera afirmarla o no, de verdad o de boquilla, lo que está claro es que se refería al mismo dios al que tú te refieres -el hecho de que afirmes o niegues su existencia es lo de menos, los dos os referís al mismo engendro en el que yo nunca he creído.
    Que prefieras un ilustrado o prefieras a otro lo mismo me da. A mí me gusta más Tom Payne y además me tiene sin cuidado que creyera en Dios o dejara de creer, porque no comparto tu simplismo ni divido el mundo según tus prejuicios.
    Sé perfectamente las vicisitudes de la esclavitud, la sociedad contra la esclavitud se fundó en Inglaterra antes de que la Francia de tu querido Robespierre anulara la esclavitud -a instancias de un obispo constitucional sobre todo. ¿Y?
    Como ves el mundo no está dividido entre los que creen en "dios" y los que no creen en "dios" Y desde luego mi concepto de Dios ...

  • Comentario por Rawandi 05.06.15 | 16:56

    Sofía, por si no lo sabes, el fanático Robespierre creía en Dios, como tú. Yo en cambio soy ateo, y prefiero identificarme, por ejemplo, con el ateo Condorcet, un ilustrado que defendía la plena igualdad de derechos para las mujeres.

    Deberías también saber que Francia abolió la esclavitud en 1794, o sea, más de cuatro decenios antes de que lo hiciera Gran Bretaña. Por desgracia, años después el autoritario Napoleón volvió a instaurarla.

    Como he dicho en otro comentario, el Nuevo Testamento no defiende en ningún momento los derechos humanos. Esa es una prueba clarísima de que dicho texto no está inspirado por una deidad benévola.

  • Comentario por sofía 04.06.15 | 20:12

    de la ciudadana, la guillotinó Robespierre, lo mismo que a media humanidad, muy compasivamente y no sé con qué raciocinio ilustrado. Los esclavos también tuvieron que esperar y también fueron en su mayoría movimientos de inspiración religiosa los que los liberaron. Claro que pueden defender los derechos humanos personas de distintas ideologías, creyentes de diversas religiones, ateos....Cada cual que vea en qué se basa para defender el derecho de todo ser humano a ser tratado con dignidad. El cristianismo deja claro que todo ser humano es digno por el mero hecho de serlo. Que otros dicen lo mismo por las razones que sea, pues estupendo, como ya dije. Aunque no veo más fundamento que su creencia de que hay que sentir compasión por narices - a lo que algunos alegan razonadamente que no les da la gana, que cuesta mucho dinero ser compasivo o que trae más ventajas que tu prójimo sean por ejemplo sólo los ateos anticristianos y que el fin justifica los medios etc

  • Comentario por sofía 04.06.15 | 20:04

    Evidentemente hay quien habla del cristianismo sin tener ni puñetera idea de lo que es. Alucinante decir que el cristianismo propugna "una igualdad de ultratumba" -además contradice el mensaje anterior que atribuía al cristianismo.
    El cristianismo propugna que se ame al prójimo como a uno mismo, aquí y ahora, pero modificando esta regla de oro anteriormente existente, al añadir la noción de Jesús de que el prójimo no es sólo el que es de tu grupito y contesta claramente a la pregunta sobre quién es mi prójimo poniendo como ejemplo al samaritano que se hace prójimo del desconocido. Todo el mundo es prójimo.
    Y la ética cristiana es la de "tuve hambre y me diste de comer etc" -aquí y ahora, no en la otra vida.
    Pero en fin, hay quien no sabe leer ni le interesa.
    En cuanto al hecho de que la burguesía luchara por sus intereses contra la nobleza y la monarquía y dieran el voto a los varones con posesiones me parece muy bien -pero a la propugnadora de los derechos...

  • Comentario por Rawandi 04.06.15 | 18:28

    Galetel, seguramente yo comparto más ideas con el Prof. Piñero que tú. Por ejemplo, estoy de acuerdo con su concepción del Jesús histórico: el rabino galileo fue básicamente un iluso apocalíptico, no Dios, ni hijo de Dios ni siquiera sobrino nieto de Dios...

    Sin embargo, creo que el Prof. Piñero se equivoca al no darse cuenta de que el 'valor ilustrado de la igualdad' se apoya únicamente en la razón y la compasión, y no en una quimérica 'igualdad de ultratumba' como la que propugna el Nuevo Testamento, que ha sido más un obstáculo que una ayuda para el progreso moral de la humanidad.


  • Comentario por sofía 04.06.15 | 18:01

    Yo soy de la misma opinión que expresó en esa entrevista Piñero.
    Porque tiene sentido.
    No se trata de que se puedan tener o no tener unos sentimientos -que son simplemente humanos ¿hay algo más clerical que declarar que hay sentimientos laicos frente a sentimientos no laicos? Esos extremos que siempre se tocan.
    Se trata de que esos sentimientos tengan una justificación. Si alguien encuentra otras, estupendo. Pero desde luego en el cristianismo sí se encuentra ese fundamento.
    Y quien no lo encuentra es porque previamente ha tergiversado y mentido sobre lo que el cristianismo es: ¿que el cristianismo sólo defiende la igualdad de las almas en el cielo? (sic)
    En fin, remito a Piñero q como no es cristiano no es sospechoso.

  • Comentario por sofía 04.06.15 | 17:34

    PS
    Y disculpe si le tomé por un ser racional e intenté explicarle amablemente que vd se equivocaba al decir que Jesús cruelmente amenazaba con tormentos eternos - y que eso es una proyección cruel de su propia mente cruel -la de vd, que será el que tiene el desparpajo y la crueldad nazi.
    Y si vd considera que contextualizar lo que es cultural no es una práctica racional sino exceso de desparpajo por mi parte, queda demostrado su modo de pensar desparpajante -por no decir otra cosa.
    Queda claro q vd no razona, solo insulta -pues se lo devuelvo y a otra cosa.

  • Comentario por sofía 04.06.15 | 17:25

    Rawandi, me asombra el desparpajo con el que vd proyecta su propia crueldad sobre los demás, el desparpajo con el que tergiversa y miente sobre lo que dicen las demás personas, el desparpajo con el que retuerce la realidad para adaptarla a sus prejuicios. No me cabe duda de que de que FUNCIONA USTED COMO UN NAZI, a todos los efectos.
    Si no sabe vd interpretar lo que lee, al menos no mienta poniendo en mi boca sus literales, ignorantes, estupidas y crueles interpretaciones de la realidad.
    Lo que yo he dicho a la vista está, de modo que sus mentiras sólo demuestran la clase de indeseable que es vd. Aviados estarían los derechos humanos si los defendieran personas de su calaña. Afortunadamente otros creemos en ellos con fundamento y sin hipocresía.
    Olvídeme, ahí tiene la cita de Piñero, así que si sabe leer bien y si no también.

  • Comentario por galetel 04.06.15 | 17:04

    Rawandi:
    Veo que Vd. está en contra del Prof. Piñero, cuyo pensamiento cité al respecto. Me parece que Piñero estará mucho mejor informado que Vd. sobre este asunto. Piénselo bien.

  • Comentario por Rawandi 04.06.15 | 16:56

    Las primeras declaraciones de derechos humanos son de finales del siglo XVIII (revoluciones ilustradas norteamericana y francesa: 1776 y 1789, respectivamente), pese a que el cristianismo se convirtió en la religión del emperador romano ya a principios del siglo IV. Ese enorme periodo de casi milenio y medio demuestra que los valores ilustrados de Occidente no le deben nada al cristianismo.

  • Comentario por Rawandi 04.06.15 | 16:52

    "Los humanistas, en cambio, debieran saber reconocer de dónde les viene su humanismo."

    Galetel, mi humanismo consiste en los derechos humanos (esto es: derechos naturales, iguales y universales de las personas), los cuales no "vienen" en absoluto del cristianismo sino de la Ilustración europea, un movimiento laico basado exclusivamente en cualidades laicas como son la razón y la compasión.

    El Nuevo Testamento no defiende en ningún momento los derechos humanos. Lo único que defiende es la 'igualdad de las almas en el cielo', un concepto que históricamente no solo no ha facilitado sino que incluso ha obstaculizado la defensa de los derechos humanos 'aquí en la Tierra'.

  • Comentario por Rawandi 04.06.15 | 16:36

    Sofía, tu primer comentario del día 3 parecía dar por buena la existencia de un tormento eterno, un castigo tan excesivo que no sólo yo sino también muchos cristianos lo consideramos incompatible con una divinidad benevolente.

    Me asombra el desparpajo con el que te desentiendes de los pasajes desagradables del Nuevo Testamento: el relativismo de la "inculturación" y tal. Quizá los cristianos alemanes mostraban un desparpajo homólogo para justificar su apoyo al nazismo.

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Miércoles, 19 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Los más recientes

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930