El blog de Antonio Piñero

Rasgos que caracterizan la figura del Jesús histórico (I) (192-14)

17.08.11 | 06:53. Archivado en Jesús histórico, Biblia/Evangelios,
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Hoy escribe Antonio Piñero

Seguimos con el tratamiento de las líneas maestras, esenciales, de la reconstrucción de la figura del Jesús según Gonzalo Puente Ojea. Hacemos un resumen, no un desarrollo.

A luz del resultado de

• los análisis críticos del Evangelio de Marcos, sobre todo, y de los restantes evangelios canónicos,
• de la exposición de los trazos prominentes de la figura de Juan Bautista cuya continuación Jesús representa en buena parte, sobre todo a los comienzos y
• de los rasgos característicos de la religiosidad de la comunidad primitiva de Jerusalén,

GPO se estima conducido y habilitado para sostener que la figura y misión del Jesús de la historia ha de dibujarse necesariamente con los trazos siguientes:

A. Jesús fue un pretendiente mesiánico judío que se encardina plenamente en las coordenadas sociales, religiosas y políticas del Israel del siglo I.

• Su pensamiento inicial ha de enmarcarse en lo que implica su impulso a recibir el bautismo de manos del mesianista Juan, en el discipulado y seguimiento de éste, en el inicio de su misión propia al lado de y con cierta rivalidad con Juan.

Con ello Jesús se encuadraba en una clara teología judía de la restauración del verdadero Israel, que procuraba conseguir de la misericordia de Dios, a partir de una fe inquebrantable en las promesas divinas, la instauración de su reinado en la tierra israelita por medio del arrepentimiento de corazón, de la presteza en la observación sincera y profunda de la ley de Moisés, y en una apertura y disposición absolutas a cumplir con todas las exigencias preparatorias para el advenimiento de ese reino/reinado de Dios, hasta la propia abnegación y el desprendimiento más extremos.

• Jesús llegó a convencerse, al menos hacia el final de su vida, de que él era el mesías esperado de Israel. No se sabe bien cuándo ni cómo, quizá porque las fuentes tienen en ello poco interés, pero

a) Sus discípulos lo percibieron netamente ya durante su discipulado en tierras galileas. Es implausible del todo punto -como sostienen los evangelistas a partir de Marcos- que los discípulos no entendieran que su Maestro, buen profesor y que recibían clases privadas de él, era un mesías totalmente diferente a lo que entendían las masas que lo escuchaban enfervorizadas.

b) El mismo Jesús, en el interrogatorio ante Caifás y otros altos cargos judíos y ante el tribunal de Pilato, lo reconoció así, aunque utilizando fórmulas un tanto ambiguas, pero de ningún modo abjurando o traicionando su misión dentro del marco de la religión judía.

El texto básico es Marcos 14,62-64:

Y el sumo sacerdote le preguntó de nuevo y le dijo: ”Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?” 62 Y Jesús dijo: Tú has dicho que yo lo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder y viniendo entre las nubes de cielo” 63 Pero el sumo sacerdote rasgó su vestiduras y dijo: ”¿Para qué necesitamos testigos adicionales? 64 Habéis oído la blasfemia. ¿Qué os parece?”. Y todos dictaminaron en su contra que era reo de muerte.

• Aunque Jesús no fuera un hombre de armas y ciertamente no tuviera la lucha armada como núcleo de su mensaje religioso, su mesianismo asumió sustancialmente los rasgos de la tradición davídica popular, según indican textos siguientes

• Mc 10,46: (“Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí”), una tradición que no estaba exenta de connivencia al menos con el uso de las armas.

• Mt 21,15 (“Hosanna al Hijo de David!”),

• Lc 19,38 (“Bendito El que viene, el rey en nombre del Señor);

. Este mesianismo aparece intermitentemente -a veces es "material furtivo" = impuesto en contra del sesgo general del evangelista por el peso de la tradición-, en ciertos relatos evangélicos con evidentes rasgos de violencia, sobre todo:

a) en la purificación del Templo (Mc 11,15-17),

b) en el incidente de Getsemaní con la detención de Jesús nada menos que por una cohorte romana (Jn 18,3.12) y

c) en ciertos dichos del Nazareno que evocan el uso de las armas entre sus discípulos:

1) Mt 26,53: “O ¿piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y Él me daría más de doce legiones de ángeles?”

2) Lc 6,15: Llamó a sus discípulos… “Mateo y Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, y Simón el que se llama el Celota;”

3) Lc 22,49: “Y viendo los que estaban con Él lo que estaba por acontecer, le dijeron: Señor, ¿heriremos a espada?”

4) 23,35-38: “35 Y el pueblo estaba mirando; y también los príncipes con ellos se burlaban de Él, diciendo: A otros salvó; sálvese a sí mismo, si Él es el Cristo, el escogido de Dios. 36 Y los soldados también le escarnecían, acercándose y presentándole vinagre, 37 y diciendo: Si tú eres el Rey de los judíos, sálvate a ti mismo. 38 Y había también sobre Él un título escrito con letras griegas, y latinas, y hebreas: ÉSTE ES EL REY DE LOS JUDÍOS.”

Seguiremos
Saludos cordiales de Antonio Piñero.
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Pedro 22.08.11 | 12:14

    Xavier:
    Discutir sobre palabras como "dentro" y "fuera" es trabajar con conceptos de niño.
    Discutir sobre conceptos como "optimates" y "popularis" es discutir sobre historia. Una historia que se repite actualmente sin que Vd. sepa cómo, incluso en la religión. Si Vd. se diera cuenta de cómo se repite la historia, ¿Vd. qué haría? ¿Seguir discutiendo sobre literatura?

  • Comentario por J.P. 19.08.11 | 23:09

    De todas maneras, este pasaje es también importante por cómo nos muestra a Jesús, leyendo las escrituras en la sinagoga. No sólo un contexto plenamente judío, sino que dista de la imagen de un simple artesano.

  • Comentario por J.P. 19.08.11 | 22:55

    Bueno, claro que todo Lc está escrito por Lucas, pero la discusión del padre Fitzmyer era sobre las fuentes de Lucas: Q, L o material elaborado directamente por el autor, y se inclina por la última solución. Pero también hay exegetas que se inclinan por L, como reconoce el propio Fitzmyer. Sea como fuere, al usarse la versión de los LXX, por lo que como mínimo hay que pensar en una elaboración del posible material tradicional.

  • Comentario por sofía 19.08.11 | 22:22

    Todo lo que cuenta lucas está redactado por lucas, pero eso no quiere decir que no haya ningún fondo de verdad en lo que dice. De hecho en diversos pasajes de otros evangelistas también recurre Jesús al testimonio de sus obras de liberación (los ciegos ven etc...) como prueba de que el reino de Dios se está haciendo presente, de que el Espíritu está sobre él, de que es realmente el ungido...
    Como dije:
    Esa actitud inteligentemente selectiva de Jesús es una constante. Cuando le preguntan por la situación del hombre y la mujer, selecciona el primer capítulo del Gn y no el 3º ante la consternación de sus discípulos. Cuando le preguntan x los mandamientos, selecciona los q se refieren a las relaciones del hombre con el hombre. Es cómodo atribuírselo a Lc, x ej, pero es una constante q aparece tb en Mc, Mt, Jn y que caracteriza su personalidad No sigue a una determinada escuela rabínica, sino en unos casos una, en otros otra, según su criterio y coherencia interna.

  • Comentario por J.P. 19.08.11 | 02:43

    La cosa es que el pasaje en Lc tiene un trabajo redaccional ya que elimina de Is 61:1 "vendar a los de corazón quebrantado" e intercala entre 61:1 y 61:2 "a enviar en libertad a los oprimidos" sacado de Is 58:6. Además, el pasaje de Is está citado en Lc según la versión de los LXX (p.ej., predicar [la restauración de] "la vista a los ciegos", cito según la Cantera-Iglesias). Así, J. Fitzmyer se inclina por pensar que es obra del propio Lucas, y no material proveniente de su fuente particular L, en particular porque "deja traslucir uno de los temas característicos de Lucas". De hecho, Fitzmyer atribuye a Lucas los versículos 4:17-21 y 28-30.

    Por último, Fitzmyer indica que la omisión del día de desquite se debe a que "esa idea no cuadra con el panorama salvífico que en este momento ve su inauguración". Bovon, seguramente en la misma línea, dice que no era muy oportuno citarlo.

  • Comentario por sofía 19.08.11 | 01:40

    Respecto a Isaías, precisamente Jesús suprime la última parte que se refiere a la venganza, y resalta que el día de la misericordia ha llegado, ese día es hoy, y lo prueban sus gestos de misericordia, según él: los cojos andan, los ciegos ven... Esa supresión selectiva del dia de la venganza cuando habla del día de la misericordia es típica de Jesús, y produce la indignación de los que le escuchan.
    Esa actitud inteligentemente selectiva de Jesús es una constante. Cuando le preguntan por la situación del hombre y la mujer, selecciona el primer capítulo del Gn y no el 3º ante la consternación de sus discípulos. Cuando le preguntan x los mandamientos, selecciona los q se refieren a las relaciones del hombre con el hombre. Es cómodo atribuírselo a Lc, x ej, pero es una constante q aparece tb en Mc, Mt, Jn y que caracteriza su personalidad. No sigue a una determinada escuela rabínica, sino en unos casos una, en otros otra, según su criterio y coherencia interna.

  • Comentario por Xabier 18.08.11 | 13:22

    Pedro:

    Toda religión tiene un credo. En el Islam, por ejemplo, lo más básico es que no hay más dios que Alá. Si alguien cree que hay varios dioses o que no existe ninguno, siendo ambas opciones respetables, no puede ser musulmán (ni judío, ni cristiano...)

    El catolicismo también tiene un credo y parte de ese credo consiste en que un hombre llamado Jesús es divino. Si se niega la divinidad de Jesús, no se es católico (aunque quizás sí otro tipo de cristiano -testigo de Jehová, cristiano "independiente"...-) y, si se considera que el personaje no existió, mucho menos.

    Si alguien se dedica a predicar al personaje por un lado y, por otro, predica que es un personaje literario, es un agente doble. Es mucho más respetable lo que hacen GPO o Dawkins de intentar destruir las religiones desde fuera.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 18.08.11 | 03:55

    ...la pretendida invención por parte de Pablo y el círculo de helenistas de tal explicación del origen de la condena la mera lógica de señalar la contradicción entre esto y el interés manifiesto de Pablo por la conversión de los judíos(se dirigía en primer lugar a las sinagogas de las ciudades donde recalaba),no parece el mejor sistema para convencer escandalizar a los destinatarios de tal conversión.Se achaca a los cristianos estar en continua contradicción a efectos de argumentos,acaso no vendría mal recordar aquello de la paja en el ojo ajeno.

    Esto aparte,Galetel,es cierto que el "escándalo"judío de entonces,y de ahora,plantea un serio problema teológico que debe pensarse a fondo y sin concesiones a fáciles salidas por la tangente como la de responsabilizarles de una especie de mala fe o de obstinación culpable.Ni las soluciones facilonas de un GPO u otros,ni las nuestras.Creo además que ahí se abre un campo muy rico y fructífero teológicamente hablando.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 18.08.11 | 02:35

    Sólo un apunte,Galetel,que requeriría un muy amplio desarrollo.En ea manera nueva de cumplirse las profecías hay mucha tela teoógica que cortar,lo cual supone que al cristianismo todavía le queda tarea por delante que le permita seguir manteniéndose vivo y nuevo siempre.Conectado con ello,y´con más tela por cortar incluso,está lo de la cruz como escándalo para los judíos.

    Si ha leído mis comentarios habrá visto que lo he recalcado varias veces,considerándolo además como razonable y justificado desde la perspectiva judía,y no tanto por la cruz en sí misma,que según bien se explicaba en uno de lo últimos artículos podía ser asumida por una mentalidad judía si es que esta cruz era entendida en tanto martirio,testimonio,del Justo condenado por los inicuos gentiles del Imperio enemigo y opresor de Israel.No,el escándalo en verdad radicaba en la condena por la autoridd religiosa judía en nombre de la Ley.

    He utilizado para refutar la pretendida invención ...

  • Comentario por Pedro 18.08.11 | 02:18

    Xavier:
    ¿su religión?
    ¿De quién es la religión?
    ¿Del que busca imponer retórica? ¿Del que busca evidencias?
    ¿Qué es dentro?¿Qué es fuera?
    En vez de verificar y leer la información que le doy se dedica a exhibir los prejuicios que tiene en su cabeza.
    Una religión no nace de la literatura, ni de un libro, ni de cuatro ni de 60 ni de 100. Una religión nace porque la construyen seres humanos, aunque a Vd. le dé lo mismo. El cristianismo es histórico porque lo hemos hecho entre todos, (cathaholos) no porque lo escribamos, aunque a Vd. le dé lo mismo. En una universidad católoca no da lo mismo hacer retórica que teología, hacer exégesis literaria o hacer exégesis histórica. Reconocer que no hay evidencias históricas no es negar la existencia de un personaje que tan solo es literario. Si no hay evidencias, decir que las hay es mentir. Lo que para Vd. es contradictorio para mí es integrador. Entiendo su retórica aunque sea inconsistente. Salud.

  • Comentario por galetel 18.08.11 | 01:02

    Las profecías del AT se cumplen en Jesús, pero de una manera NUEVA.

  • Comentario por David RV 18.08.11 | 01:00

    Gracias por las aclaraciones, J. P. Por cierto, una edición estupenda para el Antiguo Testamento Cantera-Iglesias.

    Y Galetel, no es como entiendo yo "Mesías", sino como lo entendían los profetas del Antiguo Testamento. Si hubo tan pocos conversos del judaísmo al cristianismo, y hasta Pablo considero fracasada la misión a los judíos - aparcada al día del Juicio -, no fue por tozudez como dice la tradición, sino porque lo que hicieron los cristianos fue cambiar la definición de "mesías" para adaptarla a lo que predicaban sobre Jesús. Si no puedes cambiar las palabras, cambia los significados. Y mucho que tiene esto que ver, por cierto, con la "disonancia cognitiva", como observaba días atrás.

  • Comentario por galetel 18.08.11 | 00:58

    Gracias por la aclaración, J.P.
    Por supuesto que, para aplicar cualquier texto del AT a Jesús, los cristianos creían (creemos) que debía hacerse a la luz de las enseñanzas de Jesús, y de su resurrección. Por eso ese texto de Isaías (61, 1-2) lo aplica Lucas (4, 18-19) a Jesús teniendo en cuenta el “carácter del Siervo de Yahvé, modesto, humilde, que sufre y trae personalmente un mensaje de salvación”, porque dice Lucas que Jesús lo leyó parcialmente y luego dijo: “esta escritura se ha cumplido hoy”, se entiende que en él mismo.

  • Comentario por David RV 18.08.11 | 00:51

    Ja, ja, buen intento. ¿Recuerda aquello del sabio, la estrella y el dedo?

    ¿Me responde a qué hacemos con Ezequiel, Zacarías, Joel, etc., todos esos profetas que anuncían un Mesías guerrero que aplastará a los enemigos de Israel? ¿Qué hacen en el fondo en el canon cristiano, que dice que ese no fue el Mesías?

  • Comentario por J.P. 18.08.11 | 00:46

    Y Schokel escribió, a su vez: "Por su posible ambigüedad, suprimió Jesús la frase del desquite [venganza] cuando leyó el rollo en la sinagoga de Nazaret (Lc 4,18s)".

  • Comentario por J.P. 18.08.11 | 00:43

    Perdón por terciar, pero Is 61:2 está incompleto: "proclamar un año de gracia de Yahveh Y UN DÍA DE VENGANZA de nuestro Dios; consolar a todos los que están de duelo" (Cantera-Iglesias).

    Escribió Ga. Cordero en su comentario:

    "Este fragmento tiene muchas analogías con los cánticos sobre el Siervo de Yahvé [lo que ha debido despistar a David]. No obstante, hay claras diferencias. Aquí es un profeta que, a modo de monólogo o soliloquio, expresa una profecía de salvación, pero sin presentarse él como realizador o instrumento de ella, como ocurre en los cánticos del Siervo de Yahvé. Además, aquí no encontramos la misión universalista, y, por otra parte, se habla de un día de la venganza divina, lo que no parece adaptarse al carácter del Siervo de Yahvé, modesto, humilde, que sufre y trae personalmente un mensaje de salvación. El profeta aquí, en cambio, es un mero heraldo de una nueva situación salvadora".

  • Comentario por galetel 18.08.11 | 00:31

    Si hay que distinguir los términos “ungido” y “mesías”, de manera que pueda decirse, como hace David RV, que:

    “"ungido" es un término general, que como es el caso se puede aplicar a cualquier ser humano, ya no es privilegio de reyes ni de mesías.”

    entonces creo y afirmo que Jesús fue (es) el “Ungido” (Cristo) de Dios, su (único) representante pleno; pero NO fue -ni pretendió nunca ser- “mesías” en el sentido en que lo entiende David RV.

  • Comentario por galetel 17.08.11 | 23:44

    David RV:
    ¿O sea que el pasaje de Isaías (61, 1-2) que cité en mi comentario corresponde a los cantos del "siervo sufriente de Yahvé"?
    Yo creía que esos poemas estaban en Isaías 42,1-4; 49,1-6; 50,4-9 y 52,13 - 53,12.

  • Comentario por David RV 17.08.11 | 23:00

    Galetel, vuelve a la técnica de sacar de contexto una frase o pasaje e ignorar todo lo demás, pero sobre el particular no le culpo porque precisamente esos textos referidos al "siervo sufriente" ya fueron descontextualizados y adaptados para justificar las incoherencias que suponía proclamar al Jesús muerto en la cruz Mesías. En primer "ungido" es un término general, que como es el caso se puede aplicar a cualquier ser humano, ya no es privilegio de reyes ni de mesías. En segundo lugar, los cantos del "siervo" se refieren al pueblo judío y cada uno de sus hijos en el momento en que el tercer Isaías fue redactado, nunca pretendió si quiera ser una profecía, sino una expresión por el dolor del Israel mancillado pero fiel. Y en tercer lugar, vuelvo a decir lo mismo: los judíos coetáneos de Jesús esperaban (y esperan aún) un Mesías guerrero porque eso es lo que prometían sus profetas. Las reclamaciones en caso de engaño, a ellos.

  • Comentario por Yehuda ha Nasi 17.08.11 | 19:45

    la tradición violenta estaba asociada a "la casa de Herodes":
    Arquelao, hijo de Herodes, ordenó la matanza de inocentes en el Templo

    ----

    El Simón mal citado por Lucas es

    "Simon ton kananaion"

    Simón el cananeo, Simón el galileo, Simón el fenicio

    ---

    Y el Piedra dijo -Maestro, ¿atacamos?

    [Un momento sublime del Piedra]

    Y el Maestro dijo: Pedro, suelta la espada

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 17.08.11 | 19:25

    Sí,Galetel,no lo van a entender y ello se debe principalmente,creo,a no tener en cuenta,avignorar deliberada o inconscientemente,el discurso interno,inherente,a fenómenos religiosos,políticos,etc.Así en el caso del cristianismo,la ignorancia de su propio discurso interno acaba por hacer incomprensibles muchas cosas,de manera que se precisa recurrir a un retorcimiento de los hechos narrados para formular explicaciones de otro modo bastante más sencillas de ser formuladas.Ya hablé de ello en un comentario anterior.

    Por ejemplo,yo no soy islámico pero si quiero analizar hechos y fenómenos relativos al Islam,lo que deberé procurar es imbuirme hasta donde me sea posible der la lógica interna del discurso islámico.Es casi de cajón pero visto lo visto dista muchas veces de cumplirse.

  • Comentario por galetel 17.08.11 | 18:09

    La comprensión del mesianismo de Jesús no necesita ni debe basarse en la autocomprensión del Jesús histórico. Debe basarse en la comprensión que alcanzaron gradualmente los primeros cristianos, a partir de su experiencia de la resurrección única y especial de Jesús.

  • Comentario por galetel 17.08.11 | 17:36

    De acuerdo, Antolín.

    Un Jesús peculiar, plenamente judío y por eso más que judío.
    Discontinuidad en la continuidad, singularidad, germen.
    Son cosas que estos historiadores racionalistas no pueden entender.

  • Comentario por Luis Enrique Antolín 17.08.11 | 17:11

    Mire,Galetel,si se parte del presupuesto/prejuicio de que el mesianismo de Jesús no presenta ninguna peculiaridad remarcable respecto al tópico establecido del mesianismo judío y que todo cuanto no encaje en este tópico no es sino falsificación del redactor evangélico en línea con la tergiversación originada en Pablo y el círculo de los helenistas,cualquer posibilidad de puesta en común resulta al cabo inútil por parte de quién no comulgue con tal presupuesto/prejuicio.

    Usted mismo lo ha dicho,sólo el material "furtivo"merece credibilidad,aplicando,por cierto,un método de interpretación textual más que discutible y que consiste en desgajar,descontextualizar,de la globalidad del texto y del discurso que éste pretende transmtir unos determinados pasajes para así hacerle decir aquello que según nuestro parecer "debe decir".

  • Comentario por galetel 17.08.11 | 16:16

    Yo pienso que los primeros cristianos estaban bien dispuestos e informados, por su recuerdo de los dichos y hechos de Jesús, para seleccionar el tipo de mesianismo profético que podía y debía aplicarse a Jesús. No crearon un mito sin fundamento, sino posibilitaron el genuino conocimiento del “ungido” Jesús, con pleno fundamento.

  • Comentario por galetel 17.08.11 | 16:08

    David RV:
    “Mesías” significa “ungido”. Elegido por Dios como representante suyo plenipotenciario para una determinada misión. En un sentido, habitual en Israel, ungido para ser rey. Pero no el único sentido.


    Pregunto:
    En este conocido pasaje de Isaías (61, 1-2) que aplica Lucas (4, 18-19) a Jesús:

    “El espíritu del Señor Yahvé está sobre mí,
    por cuanto que me ha UNGIDO Yahvé.
    A anunciar la buena nueva a los pobres me ha enviado,
    a vendar los corazones rotos;
    a pregonar a los cautivos la liberación,
    y a los reclusos la libertad;
    a pregonar año de gracia de Yahvé”.

    ¿se habla aquí de un “mesías” (ungido), sí o no?

    Y en cuanto a quiénes Jesús consideraba enemigos a ser destruidos (aunque fuera por ángeles), y no amados como él mismo mandó, no llegaremos a un acuerdo, no vale la pena discutirlo.

  • Comentario por David RV 17.08.11 | 15:12

    La diferencia fundamental entre el mesianismo clásico y la de el profeta que se sintió ungido de Dios para desencadenar el apocalipsis que representó Jesús no es la espada, sino quién debía portarla. El mesianismo clásico esperaba que fueran los hijos de Israel, para Jesús y otros profetas que se encuentran en los Apócrorifos intertestamentarios y Qunram, esa espada la llevarían las cohortes de ángeles y arcángeles. Pero espada era, y haría correr la misma sangre de los enemigos de Israel.

  • Comentario por David RV 17.08.11 | 15:09

    Galetel, el concepto de mesianismo que tendrían todos los contemporáneos de Jesús es el de las profecías sobre el Mesías de la Tanakh / Antiguo Testamento. Ni más ni menos. En ningún lugar se hablaba de un Mesías pacífico. Y afirmar lo contrario, es decir que todos los profetas se equivocaron garrafalmente.

    Cuando hubo que construir el mito de que Jesús había sido el Mesías, pero de otro tipo de Mesías no esperado, sufriente, fracasado pero después ensalzado, los primeros cristianos tuvieron que echar mano de textos que no hablaban del Mesías (Isaías 52, Salmo 22, etc.), convenientemente cruzados con textos que sí hablaban del Mesías. En cualquier caso eso pertenece ya al momento de la interpretación y de construcción del mito, no al Jesús histórico.

  • Comentario por David RV 17.08.11 | 14:19

    Bastante de acuerdo con estas líneas, aunque hay que esperar al resto para ver el retrato completo.

    Sobre el tema de la violencia y es obvio que se trata de un rasgo primitivo que se fue ocultando progresivamente según evolució el Jesús mítico, hasta llegar al pacífico Jesús de Lucas o el místico de Juan. Pero por supuesto, como señala el propio Puente Ojea, ni fue hombre de armas ni creía en una "solución armada", sino en una intervención divina. No las pedía, pero tampoco debió impedir su uso.

    Sobre lo que señala Xabier sobre el uso de Juan, imagino que como otros investigadores, es posible apoyarse en ese evangelio apócrifo en muchas partes por considerar que al menos unos cuantos datos del relato de la Pasión son históricos, incluso más histórico que el de los sinóptico, a pesar de esos recitativos y arias (como diría el propio Puente Ojea) intercalados en la trama.

  • Comentario por galetel 17.08.11 | 14:18

    en la observación sincera y profunda de la ley de Moisés, y en una apertura y disposición absolutas a cumplir con todas las exigencias preparatorias para el advenimiento de ese reino/reinado de Dios, hasta la propia abnegación y el desprendimiento más extremos.”

    Y es que hay algunos, como GPO y Pedro, que se contradicen continuamente sin darse cuenta.

  • Comentario por galetel 17.08.11 | 14:16

    (que señaló acertadamente Xabier). Y con esas citas acerca de que hubiese armas o celotas en el grupo de discípulos, (¡DOS espadas!, ¡EL celota!, ¡doce legiones DE ÁNGELES!), que no prueban un carácter mesiánico violento, sino todo lo contrario, si se piensan bien.

    GPO es como la mayoría de los oyentes de Jesús, que tenían tan metido el concepto sobreentendido de un mesianismo davídico violento, que por mucho que Jesús les diera a entender otra cosa muy distinta acerca de su mesianismo (como en el sermón de la montaña, etc.), no estaban dispuestos a creerle, sino que pensaban que se reservaba para “restaurar a Israel” políticamente en el último momento.

    No entienden bien lo que ellos mismos quieren decir cuando reconocen que Jesús quería restaurar al “verdadero Israel... a partir de una fe inquebrantable en las promesas divinas, la instauración de su reinado en la tierra israelita por medio del arrepentimiento de corazón, de la presteza en la observación sinc...

  • Comentario por galetel 17.08.11 | 14:15

    Para probar que el mesianismo de Jesús no era el que se puede deducir de las palabras que se le atribuyen en los evangelios (el “sermón de la montaña”, por ejemplo), GPO acude al material “furtivo”, que consiste en opiniones de otros acerca de Jesús (“Hijo de David”, o “este es el rey de los judíos”) o en alusiones a armas o hechos violentos relacionados con su grupo.

    Pero las opiniones de otros no prueban que Jesús coincidiera con ellas. No pueden tener más valor que las que atribuyen explícitamente a Jesús los evangelistas, excepto si se parte del prejuicio de que los evangelistas falsean a Jesús a conciencia, pero se le escapan los verdaderos rasgos que delatan esas opiniones de otros que citan ingenuamente. O sea que los evangelistas serían falsarios mucho menos astutos que GPO.

    Pero GPO se delata ingenuamente cuando admite como históricos hechos inaceptables, como el relato textual marcano del juicio ante el Sanedrín, o lo de la “cohorte” de Juan (que señ...

  • Comentario por Xabier 17.08.11 | 13:16

    Estimada Sofía:

    Sí. Me refiero a Pedro que, últimamente, anda presumiendo de su colaboración en la JMJ e incluso ha puesto un enlace por si alguien no sabe que es cura y, por otro lado, en este blog predica que Jesús no existió. Lo que no sé es por qué monta en cólera cuando le digo que intenta destruir una religión desde dentro.

  • Comentario por sofía 17.08.11 | 10:18

    Estimado Xabier,
    También me ha dejado un poco traspuesta el último renglón de tu comentario, aunque supongo que se referirá a Pedro.

  • Comentario por Xabier 17.08.11 | 10:06

    Con todos los respetos, me sorprende que GPO de credibilidad a palabras de Jesús en un interrogatorio en el que no hay testigos (¿por qué no fiarse más de Juan, en el que se le pregunta a Jesús por su doctrina y no acerca de si es el Mesías?)

    También me maravilla que GPO de credibilidad a lo de la detención de Jesús por una cohorte de Juan 18. ¿También da credibilidad a Juan 21:25? A mí no me parece menos exagerado.

    ¿Y por qué da credibilidad a lo de la cohorte de Juan 18 y, por el contrario, da más credibilidad al interrogatorio de los sinópticos (que le preguntan si es el Mesías) que al de Juan (que le preguntan por su doctrina)? No entiendo bien su lógica.

    Tampoco entiendo que alguien colabore en la visita del Papa (que a mi me es indiferente) y, al mismo tiempo, en este blog predique en contra de su religión.

  • Comentario por sofía 17.08.11 | 09:44

    Bueno, sí hay algo que objetar: no "pretendía conseguir la misericordia de Dios", sino que aseguraba que ese era ya el día de la misericordia, porque los cojos andan, los ciegos ven etc La misericordia de Dios la considera gratuita, no algo que conseguir, sino que recibir con fe transformadora: "tu fe te ha salvado" como frase favorita.
    En cuanto a la ley, está claro que profundiza en su sentido para darle cumplimiento, desde un planteamiento ético, no ritual -aunque no digo que esto le haga menos judío, sino que este era el tipo de judío que era, uno que profundiza en el espíritu de la ley que es el amor de un Dios que hace llover sobre buenos y malos.
    Digo todo esto, porque si se quiere prescindir del mensaje y las enseñanzas del rabino Jesús cuando se habla del mesías Jesús, se está mutilando a Jesús que fue durante toda su vida maestro, sanador, profeta del reino, y sólo al final mesías pacífico, sin armas.

  • Comentario por sofía 17.08.11 | 09:36

    Alucino con la selección de citas seleccionadas por PO. Si eso prueba que Jesús era un mesías violento, lo mismo prueba que PO es uno de los hermanos Grimm. Casi mejor me quedo traspuesta con la trasposición de Pedro.
    Nada q objetar a cosas como ésta: "Jesús se encuadraba en una clara teología judía de la restauración del verdadero Israel, que procuraba conseguir de la misericordia de Dios, a partir de una fe inquebrantable en las promesas divinas, la instauración de su reinado en la tierra israelita por medio del arrepentimiento de corazón.."
    o ésta: "Jesús llegó a convencerse, al menos hacia el final de su vida, de que él era el mesías esperado de Israel"
    Pero subrayo EL FINAL DE SU VIDA, pues hasta entonces ni se consideraba ni quería q le consideraran mesías ni entraba esta figura en su predicación del reino, por tanto parece q es la figura del mesías la q se tiene q adaptar a su mensaje para q él acepte q lo es: un mesías sin armas. Remito a sus enseñanzas.

  • Comentario por Pedro 17.08.11 | 09:13

    Antonio:
    Oscar Prieto Domínguez continúa:
    La producción de centones parece haber conocido dos momentos de especial éxito: un primero hacia el final del s. II d. C. y un segundo a lo largo del s. IV. En el paso del s. IV al s. V se enclavan los centones neotestamentarios de Eudocia, y quizás también el Christus Patiens –si bien la crítica no es unánime–, conocido sobre todo por habernos permitido recuperar muchos de los versos finales de las Bacantes de Eurípides. “

    Habiendo tanta actividad literaria en el mismo contexto cristiano, ¿cómo podemos decir que los evangelios son históricos?
    Saludos.




  • Comentario por Pedro 17.08.11 | 09:07

    Antonio:
    Tenemos que reconocer con Oscar Prieto Domínguez, de la Universidad de Valladolid, que el modelo homérico lo utiliza, aunque para criticarlo, Ireneo de Lyon (fl. 170-180 d. C.), que reproduce un centón homérico de 10 versos en su obra Adversus haereses I 9, 4. Ireneo trae a colación la composición de centones al hilo de su ataque contra los gnósticos, vínculo que aparece también articulando la exposición de Tertuliano (De prescr. haeret. 39).

    El obispo Patricio (ss. IV-V d. C.) y la emperatriz Eudocia, mujer de Teodosio II (404-450), aún ceñidos a los dogmas conciliares, se ocuparon de recrear el nacimiento y vida de Jesús en la forma de homerocentones. La producción de centones parece haber conocido dos momentos de especial éxito: un primero hacia el final del s. II d. C. y un segundo a lo largo del s. IV.
    http://www.ucm.es/BUCM/revistas/fll/11319070/articulos/CFCG0909110217A.PDF

  • Comentario por Pedro 17.08.11 | 08:56

    Antonio:
    Por otra parte, en los Evangelios, como ha investigado Robbin Vernon, aparecen replicaciones secuenciales de la retórica de Plutarco. "Writing as a Rhetorical Act in Plutarch and the Gospels."

    http://www.religion.emory.edu/faculty/robbins/Pdfs/PlutarchGospels.pdf http://www.religion.emory.edu/faculty/robbins/pubs.cfm

    Nota: siento haber copiado y pegado mis apuntes, pero no tengo tiempo. Hay muchos jóvenes en Madrid.(JMJ)

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Domingo, 26 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Sindicación