El blog de Antonio Piñero

Los dioses tienen hijos entre los hombres: mundo grecorromano (III) (203-07)

Hoy escribe Antonio Piñero

El fenómeno de la divinización de un ser humano en el mundo griego puede aclararse por la tendencia general --más perceptibles en ciertos pueblos como los de Asia Menor donde debía de haber un sustrato religioso previo que predisponía para ello— a que las gentes honren espontáneamentea los políticos poderosos en tanto en cuanto se muestran benefactores.

Sobre todo podría ocurrir en momentos (desde la época de los sofistas siglo V y después) de crisis religiosa y de aumento de la sensación de que la ciudad-estado no ofrecía ya la protección de antes, por el fenómeno de una cierta globalización. En parte también podría haber ayudado el que Alejandro Magno, que era el liberador de Grecia (en Asia Menor) de la tiranía de la dominación persa, visitara Egipto y allí quedara impresionado por el culto al Faraón, como hijo de Isis/Osiris y encarnación de Horus. Como veremos en su momento, debió de aplicarse a sí mismo este concepto como conquistador de Egipto y, por tanto, sucesor de los faraones. Es posible que comenzara ya a circular la especie que era hijo de Zeus y de Olimpia, su madre, esposa de Filipo II de Macedonia

De cualquier una explicación de este tipo es un tanto extraña en principio, ya que en Grecia, incluida la parte de Asia Menor (= Jonia), siempre se había distinguido entre hombre y dioses. El lema “Conócete a ti mismo” no debe entenderse como suele hacerse hoy (conocerse psicológicamente como autoayuda o comprensión y buen gobierno de la persona), sino como una admonición a cualquier mortal para que no cayera en un acto de desmesura (griego “hybris”) y para que no llegara ni a pensar siquiera que podía considerarse como un ente cercano a los dioses.

Por tanto, volviendo al tema anterior es más que probable que el origen al culto semididivno o divino a humanos en vida tenga que ver con la sensación de agradecimiento por los beneficios prestados. Esta acción benéfica es lo que se denomina técnicamente “evergetismo” (del griego “eu/ev” (bueno/bien” y ergates, “obrador” = hacedor del bien -- > benefactor). Desde Lisandro (402 a.C.), como vimos ciertos benefactores recibieron honores en vida, como sacrificios, poesías e himnos en su honor, comidas comunales y estatuas…

Pero Aristóteles en la Retórica (I 5,9) dice expresamente que tales sacrificios no se hacían a los benefactores sino por los benefactores. Ahora bien,, el mismo filósofo tiene que aceptar que a veces se les ofrecían a los humanos cosas que rayaban en la adoración "al estilo de los bárbaros", como la “proskínesis” (arrodillarse ante una persona) y manifestaciones de júbilo extático, como gritos orgiásticos en medio de himnos y sonidos de tambores. Pero, en verdad, lo que funcionaba era el “do ut des” (“te doy para que me des) que pertenece a la esencia del sacrificio en todas las religiones: dar culto a la divinidad a cambio de beneficios.

El caso de Diodoro Pásparo

Una especie de puente entre el “evergetismo” o beneficencia y el culto a los héroes –-que consideraremos a continuación-- puede verse en la ciudad de Pérgamo en torno al 70 a.C. Son las honras concedidas a Diodoro Pásparo en su ciudad, Pérgamo, por haber coseguido de Roma la liberación de pesadísimos tributos y por haber restaurado el gimnasio de la ciudad a su costa. Las inscripciones, monedas y restos arqueológicos encontrados llevan a concluir que desde esa fecha se dedicó a Diodoro un lugar de culto, el “Didoreion”, con un altar, una estatua, ya en vida.

Había además un edificio de culto con una sala de reuniones (¿para las comidas sagradas en su honor?) y ciertamente un auditorio para unas 120 personas en donde se recitaban himnos laudatorios a su persona. Se había nombrado un sacerdote para oficiar los cultos. En el año 17 d.C. se hicieron tareas de restauración del lugar de culto que duró nada menos que hasta el siglo III d.C.

Hombres divinos

A pesar de las discusiones modernas sobre si existía o no en la Antigüedad un tipo concreto de ser humano al que se denominaba “divino” (en griego theios anér), lo cierto es que el concepto difuso de que había humanos que participaban de la divinidad existía claramente tanto en la época precristiana como durante los primeros siglos. Había tendencia a caer en la desmesura. La gente helénica creía que la fuerza y las cualidades divinas se hacían visibles en ciertos hombres como filósofos, poetas, adivinos, médicos incluso y taumaturgos. Existían ciertos individuos extraordinarios que, según la opinión general de los antiguos griegos, albergaban en su interior un don especial del poder de la divinidad. O por lo menos las gentes creían que se daba un tipo del "hombre divino", que mantenía una relación especial con un dios o los dioses, y de los que decía recibir sus “poderes” y conocimientos.

Como muestra: la tradición dice que el filósofo Empédocles (485-425 a.C.) decía: “Voy por todas partes como un dios inmortal, ya no soy un mortal y todos, como conviene me honran…” No hay aquí ni altares ni sacrificios, y probablemente esas honras quedaban restringidas al ámbito de los seguidores, pero se ve que las gentes creían en la “encarnación” de las cualidades divinas, impulsadas u otorgadas por un dios, en los seres humanos.

Otros casos de “hombres divinos” conocidos son Alejandro de Abonutico, Peregrino Proteo y sobre todo Apolonio de Tiana. Especialmente este último, que floreció en época de Nerón, fue idealizado después de su muerte; su “biografía”, escrita por Filóstrato apareció a principios del siglo III d.C.

Evémero de Mesena (340-260 a.C.)

Ciertamente a la fe en la existencia de hombres divinos ayudaba el que los griegos se imaginaban el mundo de los dioses de un modo antropomorfo, como es archisabido. Evémero, en su utopía/novela “La inscripción sagrada” dice que había descubierto en la isla Panjea, una columna que llevaba una inscripción en donde aparecían los nombres de Urano, Crono y Zeus. Afirmaba que eran antiguos reyes, seres humanos totalmente, que por su sabiduría y dotes especiales habían sido a su muerte considerados dioses. Y que la divinización había empezado haciéndoles estatuas en su honor y luego rindiéndoles culto, etc.

Esta es la conocida teoría evemerista del origen de los dioses. Es posible que Evémero intentara explicar con esta doctrina cómo había nacido el culto a los soberanos, o incluso que quisiera fundamentar tal culto como posible o deseable históricamente, pues se sabe que Evémero estuvo unos años (311-298) al servicio del rey Casandro. También es posible que los mandatarios y los tiranos antiguos tomaran la receta: hacerse estatuas por doquier, exigir que se les erigiera altares de modo que aumentara la base de su poder al gozar de algún modo de honores divinos.

Seguiremos
Saludos cordiales de Antonio Piñero.
Universidad Complutense de Madrid
www.antoniopinero.com


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por sofía 27.03.11 | 12:13

    En fin, me gustaría reescribir el comentario a terceros para que permaneciendo el fondo de la cuestión no fuera tan hostil. Pero es que me indignan ciertas actitudes y la posibilidad de que sigan repitiéndose, dando una de cal y otra de arena.
    Supongamos buena fe en todo el mundo, y deseos de aprender de los demás al menos de ahora en adelante, esperemos que se dejen las actitudes prejuiciosas y borrón y cuenta nueva.

  • Comentario por sofía 27.03.11 | 12:00

    Galetel,
    Creo que lo que dice Meier es compatible con lo que digo yo. Supongo que también con lo que opina Darwinito, porque no creo que quiera eliminar por completo lo escatológico del mensaje de Jesús.
    Yo pienso que la diferencia fundamental con Juan Bautista, consiste en que Jesús piensa que el reino de Dios se está haciendo ya presente como un grano de mostaza que tendrá que llegar a su plenitud en el futuro -para él próximo. Creo que estarás conforme con lo de "ya, pero todavía no"
    Gracias a DavidRV por el link, que pienso ver en cuanto tenga tiempo.
    Seguramente tiene razón Darwinito, al menos en que Piñero lo hace mejor, porque es muy buen comunicador, pero será interesante verlo de todos modos.

  • Comentario por sofía 27.03.11 | 11:53

    A terceros:
    JP premio naranja.
    En honor a la verdad, NO ES CIERTO q pareciera cambiar nada. Simplemente así lo quiso entender Manue ignorando lo que de verdad se decía, como es su costumbre a menos que se le esté dando la razón y alabándole.
    Lo mío sí q es hostilidad correspondiendo a la suya, xq no hay nada más hostil, o al menos irritante, para mí, q las proyecciones d su propio ego sobre los comentarios d los demás y sus tergiversaciones.
    Creo q ignorar sistemáticamente lo q dicen los demás o en otros casos utilizar abiertamente el sarcasmo y/o la tergiversación es 1 declaración de hostilidad aunq luego se envuelva en vaselina y protestas de lo q uno aprende de algunas personas a las q continuamente menosprecia.
    Espero q ese aprecio q declara ahora sea una confesión de propósito de la enmienda y no la negación d lo q ha hecho para luego seguir haciéndolo.
    La verdad ante todo, por encima de las apariencias.
    Bienvenido el nuevo Manue, si lo ha...

  • Comentario por Manue 27.03.11 | 11:11

    De acuerdo, J.P.
    Soy el primero en reconocerle su buen hacer, erudición y buenas maneras. Ojalá las todos intervengamos en su estilo habitual (que por un momento pareció cambiar, como al parecer hace un par de días podría haberle hecho malentender, por mi parte).
    Da gusto intercambiar opiniones, y aprendo de Vd., de sendos David, de Xabier, Pedro, CSM, Galatel, etc.
    Cada cual ve las cosas según su información, pero también según su lógica. Centrémonos en los argumentos; cuano sea necesario, hablemos de actitudes (no siempre idealmente mostradas ni equitativamente exigidas) y soslayemos las aptitudes (que apelar a ellas tiende a centrar el debate no en un ataque legítimo a supuestos prejuicios ideológicos, sino en la capacidad intelectiva de las personas que los sustenten).
    Dicho esto, le diré que no leí sus comentarios (se quedaban ocultos tras la aparición de los que iba insertando) hasta horas más tarde. (Por cierto, Mc trata de ser coherente. Pero tal vez tra...

  • Comentario por Darwinito 27.03.11 | 11:08

    He visto el debate de la clave que nuestros estimados amigos JP y DavidRV tuvieron a bien referir.

    Sin ser creyente tengo que admitir que la mejor exposición y línea argumentativa fue la de José Ramón Busto, luego Montserrat, aunque se le advierte el tufo anticlerical que a veces le cegaba un poco. El resto mediocre, bastante mediocre, por no decir molesto, de estorbo, principalmente uno que se hacía pasar por agnóstico. Y resumiendo no han dicho otra cosa que aquí mismo en este blog, no se sepa y otros hayan expuesto con mayor talento, como por ejemplo JP, Xabier, la misma Sofía o DavidRV.

    Personalmente, me divierte más Antonio Pinero, es un genio de la exposición fresca e interesante, de la erudición directa y al grano. Somos afortunados de tener a Pinero entre nosotros y que nos deleite interviniendo en el mayor número de programas posibles.

  • Comentario por J.P. 26.03.11 | 23:37

    Aunque desplazado de postal, y sin venir a cuento de las discusiones, prefiero escribir aquí para no cargar demasiado la anterior y evitar pérdida de comentarios.

    Solo quería agradecer a Sofía las palabras que me dirige en esa postal y también decirle a Manue que nada de hostilidad por mi parte. Aunque reconozco que a veces, en el fragor de la discusión, puedo endurecer un poco el tono (sin querer ser irrespetuoso), pero muchas veces ha sido por intentar no pasar de los mil caracteres (por lo que últimamente procuro transliterar el griego; supongo que para horror del profesor por mi "sesgo"), o no pasarme de comentarios, o porque la máquina se encabrita con ciertas palabras (como me ha ocurrido con el inglés en muchas ocasiones) lo que hace que al editar una y otra vez el mensaje suene muy seco y cortante (y a veces pierda información, como hoy con Mc 14:27-28).

    Un abrazo y buenas noches a todos.

  • Comentario por galetel 26.03.11 | 23:30

    Estimados Darwinito y Sofía.
    Repito:
    Escribe Meier, en “Un judío marginal”, tomo II/1 cap. 15, pág.424 (mayúsculas mías):
    “Cuanto hemos visto permite entender con claridad que la salvación FUTURA, TRASCENDENTE, ERA UNA PARTE ESENCIAL de la proclamación que Jesús hacía del reino. Por eso debe rechazarse como fundamentalmente inadecuada cualquier reconstrucción del Jesús histórico que no dé a ese componente de su mensaje toda la importancia que tiene.”

    Por supuesto, Meier también destaca la concepción jesuánica del reino/reinado de Dios como hecho ya presente en ciernes en su ministerio, y creyendo inminente su realización plena. Pero afirma que eso no contradice que Jesús lo haya concebido, además, como esencialmente futuro y trascendente.
    A mí me convence.

  • Comentario por eduar 26.03.11 | 22:48

    ANF08. The Twelve Patriarchs, Excerpts and Epistles, The Clementia,
    Apocrypha (actas de tadeo, doctrina addai), Decretals, Memoirs of Edessa and Syriac Documents,
    Remains of the First Age
    Title:
    URL: http://www.ccel.org/ccel/schaff/anf08.html

  • Comentario por eduar 26.03.11 | 22:45

    - La Doctrina de Addai alude además en el relato que el correo Ananías realizó una pintura retrato de Cristo, además de entregar la carta. La imagen fue una pintura del rostro hecha por Ananías, mención que prueba la existencia de una tradición sobre una imagen antigua y que se hizo popular en el Siglo III.

  • Comentario por eduar 26.03.11 | 22:43

    La Doctrina de Addai difiere con respecto a los documentos aportados por Eusebio :
    - El testimonio de Jesús es verbal, no escribe la carta, la dicta a Ananías.
    - El Rey Abgaro pide cordialmente “invita a Jesús” que fuera a Edesa, no en término de súplica desesperada. Se suaviza el efecto directo que produce la declinación de Jesús, emplazando a un momento posterior a la Ascensión y que no será él, sino un discípulo suyo.

  • Comentario por eduar 26.03.11 | 22:40

    Lo llamativo es que en un Apócrifo del Siglo VI “Actas de Tadeo”, contemporáneo a la reaparición de la Síndone, ocurrida en 544, ya se habla de un lienzo tetradyplón “doblado en cuatro pliegues”.
    Abgaro V se curó por su veneración hacia la Síndone (al envolverse con ella), antes de que llegara Judas Tadeo, que lo encontraría ya sanado. De esta forma se anula la afirmación de que fue curado por su imposición de manos y se curó por el efecto de la Síndone. Judas Tadeo viene a confirmar la Ascensión de Jesús y a bautizar a Abgaro V.
    El autor o comunidad de creyentes detrás de este Apócrifo, la vieron y su versión cambió

  • Comentario por sofía 26.03.11 | 16:04

    Darwinito,
    Coincido en que Jesús no tenía por qué concebir el Reino de Dios de manera idéntica a Juan Bautista, pero yo sí pienso que hay muchas probabilidades de que fuera su discípulo durante un tiempo, aunque eso no significa que no superase las doctrinas de Juan Bautista haciéndolas evolucionar, como hacen tantísimos discípulos respecto a sus maestros. Me parece que Jesús tiene conciencia de que en su manera de actuar -"pasó haciendo el bien"- se hace ya presente el Reino de Dios e incluso parece que fue gradualmente pensando que tenía la misión específica de llevarlo a su plenitud, de ahí la entrada en Jerusalén, por ejemplo.
    Siento que hoy voy a estar muy ocupada, seguramente no podré ver los comentarios hasta esta noche. Debería haberme ido ya. Hasta luego.

  • Comentario por Darwinito 26.03.11 | 14:52

    Sofía,

    Tengo mis dudas sobre como concebia Jesús el reino de Dios, ya que el concepto apocaliptico era originalmente de Juan Bautista, no tenía porque serlo de Jesús. El hecho de que se lo apliquemos a Jesús es porque los investigadores hasta ahora han seguido la tesis de Schweitzer de que Jesús era un discípulo del Bautista y cogio el concepto tal cual de su maestro limitándose a predicarlo. Hay pasajes claros que sin embargo no van en esa línea.

    Saludos


  • Comentario por David RV 26.03.11 | 14:18

    Ah, OK, no creo que haya problemas, todo lo contrario, seguro que los participantes y la cadena agradecerían este recuerdo.

  • Comentario por J.P. 26.03.11 | 14:04

    David: la verdad es que no llegué a consultarlo, sino que dije que opinaba como usted, que al tratarse de un programa emitido en abierto hacia ya algunos años, no debería haber problemas con el copyright.

  • Comentario por Darwinto 26.03.11 | 14:03

    Gracias David RV por la recomendación

    pacientemente nos bajamos el fichero que pesa mas de medio GIGA...

  • Comentario por David RV 26.03.11 | 12:57

    y José Ramón Busto.

  • Comentario por David RV 26.03.11 | 12:53

    A quien pueda interesar, les copio un link sobre un interesante debate en el viejo programa "La clave", aunque en su última etapa en Antena 3. Una vez anterior J. P. consultó sobre el copyright, y en principio no hay problemas sobre el particular, y sin duda puede ser de interés para nuestros habituales:

    http://www.megaupload.com/?d=94KQFJ76

    Duración: 2h29'

    Participan: José Montserrat Torrents, profesor de historia de la filosofía. Zelmer Cukier, panameño católico que proviene del judaismo, filosofo y educador. José María González Ruiz, doctor en teologia y ciencias biblicas. José Díaz, pintor y agnóstico. José Ramón Busto Sainz, jesuita profesor del Antiguo Testamento. Jesús Torbado, escritor y autor de “yo, Pablo de Tarso”.
    Debate sobre los orígenes del cristianismo, y la labor apostólica de Pablo de Tarso expandiendo el cristianismo en su “camino de Damasco”.

    Muy interesante, sobre todo las aportaciones de José Monserrat ...

  • Comentario por Darwinito 26.03.11 | 11:28

    En el capítulo 3 del libro XVIII de las antiguedades de Josefo, luego del célebre pasaje referente a Jesús, el escritor nos relata un pasaje histórico bastante escabroso y de una ingenuidad imposible de aceptar para una mente actual, donde Paulina, pide autorización a su esposo, para ir a ver al dios Anubis de noche en el templo romano de Isis, donde yacerá con él, previa declaración de la sacerdotisa que informa el dios se ha enamorado de ella. El marido acepta la invitación con toda la naturalidad del mundo (!). El hecho es ciertamente histórico, porque el escándalo del fraude llega al mismo Tiberio: el amante inconfenso de Paulina fue el que se hizo pasar por el dios. Tiberio manda crucificar a los sacerdotes, clausura el templo y lanza la estatua de la diosa al Tiber. SIn embargo perdona al que se hizo pasar por el dios (!).

  • Comentario por sofía 26.03.11 | 10:38

    O quizás si tiene algún punto de contacto, pero precisamente como antítesis de lo que representa el héroe o el semidios griego, para negarlo y sustituirlo, mostrando una forma distinta de ser "divinamente humano" o "humanamente divino" El caso es que identifica a Dios con los pequeños, los humildes, los que sufren, los que pasan hambre, los presos, los enfermos ... y con los que remedian todas estas cosas. No hace dioses de los poderosos y constantemente advierte contra ese endiosamento humano -aunque al parecer se tienda a lo largo de la historia a hacer oídos sordos a los evangelios que sin embargo conservan.
    Advierto que estoy exponiendo lo que creo que era la doctrina cristiana después de evolucionar, ya en el siglo II.
    Y espero que quien suele hacer comentarios ad hominem y convertirlo en algo personal, se los guarde, porque no ha lugar.

  • Comentario por sofía 26.03.11 | 10:10

    como siguen siendo monoteístas, no consideran a Jesús un dios distinto al único Dios en el que creen, por lo que esta participación de la divinidad, como ser humano que expresa plenamente la voluntad de Dios respecto a los hombres, resucitado, reivindicado, exaltado por Dios, que volvería a traer la plenitud del Reino de Dios, acaban considerándola como la expresión humana del único Dios, su encarnación.
    Nunca deja de haber monoteísmo, nunca hay diteísmo, hay una alteración del concepto misterioso de Dios, pues el concepto Padre exige el concepto Hijo, y alberga ambas cosas en su ser, así que ya no le consideran sólo el transcendente sino también inmanente y encarnado en la creación. Es un planteamiento distinto de la humanidad de Dios y de la divinidad de los hombres, que no se parece nada al griego, pienso yo.
    Espero que no se borren los comentarios del debate, porque hoy no voy a poder leerlos.
    Saludos cordiales

  • Comentario por sofía 26.03.11 | 09:55

    Está claro que a la pluralidad de dioses antropomórficos de los griegos le viene bien una pluralidad de hombres endiosados.
    Pero el judaísmo había evolucionada hacia el monoteísmo, y Yahveh era bastante menos antropomórfico que Zeus. En tiempos de Jesús, al menos según él, la relación de los hombres con el único Dios debe ser la de hijos de un mismo Padre (es sólo una forma de expresión que no tiene nada que ver con la paternidad física, y que no es patrimonio de los excelentes, los sabios, los poderosos, sino de todo el que se reconozca como hijo. No creo que esta paternidad sea igual que la de los dioses que tienen hijos en el mundo grecorromano con su variedad de dioses y semidioses.
    En el caso de Jesús, sin embargo, la relación con Dios la consideran excepcional, desde el momento en que creen que va a traer la plenitud del Reino de Dios, algo que sólo Dios podía hacer -por lo que sí piensan que participa de la divinidad, pero como siguen siendo monoteístas, no le consi...

  • Comentario por sofía 26.03.11 | 09:34

    Interesante. Espero que en vez de seguir el debate los comentaristas en el (II) sigan aquí en el (III), para no perder comentarios.

Sábado, 16 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728