El blog de Antonio Cabrera

Santiago Matamoros no es un santo políticamente correcto (*)

Tenía que pasar. El Cabildo de la catedral de Santiago ha decido retirar la imagen de Santiago Matamoros que preside la capilla del mismo nombre en la catedral desde el siglo XVIII. Para «evitar susceptibilidades» y no «herir sensibilidades de otras etnias», dice meloso el Cabildo en un comunicado.

>> Sigue...


¿Todos somos Charlie Hebdo?

Pues va a ser que no. No todos somos Charlie Hebdo. Veo en televisión al Sr. Fernández, todavía ministro del Interior. Recita otra de sus homilías acomodaticias y demagógicas -esta vez sobre el yihadismo- y se me abren las carnes.

>> Sigue...


Cristianos quemados vivos en Nigeria: un holocausto monstruoso ante la indiferencia internacional

Al publicar en facebook este impresionante documento gráfico (*) he pretendido denunciar ante la opinión pública unos hechos monstruosos, absolutamente silenciados por los medios de comunicación de masas; un auténtico genocidio tan bestial como los episodios más abyectos de los campos de exterminio nazis.

>> Sigue...


Mucho Urdangarín... ¿y de ellos, jueces incluidos, qué?

Vergonzosa sentencia la de la Audiencia de Sevilla por el asesinato de Marta del Castillo

>> Sigue...


Entonces, ¿por qué estamos tan mal?

Si las instituciones funcionan; si no hay seis millones de parados; si las Autonomías no son una sangría política y económica insoportable...

>> Sigue...


¿Ha muerto Montesquieu?

A la brutal y totalitaria LIVG (ley integral de medidas contra la violencia "de género")

>> Sigue...


Por un puñado de votos: Esperanza Aguirre abanderada del día internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer

Como varón y ciudadano español, yo también SOY LIBRE, VIVO, ACTÚO, ROMPO EL SILENCIO, DENUNCIO y DIGO:

>> Sigue...


Juez Serrano: una cabeza de turco

Algunos argumentan que la ley integral contra la Violencia de género nunca podrá ser derogada. Tratan de echar sobre los hombros de los jueces la responsabilidad de su «correcta» aplicación para que así la ley sea «justa e igualitaria». Un verdadero oxímoron porque una ley tan execrable jamás podrá ser justa, ni igualitaria: es algo metafísicamente imposible.

Olvidan, además, que los jueces no legislan, sólo aplican la ley. Y que si tratan de «enmendar» los errores de esta ley bárbara, injusta y totalitaria -producto del consenso de todos los partidos con representación parlamentaria-, es el propio sistema político y judicial -corrupto y dependiente de la casta política- el que se los «carga».

El caso del heroico juez Serrano -titular del Juzgado de Familia nº 7 de Sevilla desde hace 20 años- es paradigmático: un juez ejemplar -pero muy crítico con la Ley Integral de Violencia de Género (LIVG)-, que ha tenido los bemoles de cuestionar, pública y reiteradamente, los efectos perversos de esta ley, entre otros las denuncias falsas que llevan automática y preventivamente a cientos de miles de hombres inocentes al calabozo.

Ahora el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), con la excusa de que el juez prolongó 24 horas la custodia de un padre sobre su hijo para que pudiera participar como paje en la procesión de la sevillana Cofradía de El Silencio, ha dictado una sentencia escandalosa apartando a Serrano de la carrera judicial, inhabilitándole por dos años por un delito de «prevaricación culposa», además de condenarle a indemnizar con 4.000 € a la madre «agraviada» y al pago de las costas del juicio. La sombra del feminismo radical es alargada.

Como en tiempos de la Inquisición. Serrano: una cabeza de turco para que sirva de escarmiento al resto de la Judicatura cuando tenga que aplicar la inicua ley de violencia de género. Ya lo decía Quevedo hace 400 años: «donde hay poca justicia es un peligro decir la verdad».


Rosa Díez: donde dije digo, digo diego

Lamentablemente donde dije digo tengo la obligación de decir diego. Y todo ello porque la actitud y el compromiso político asumido por UPyD y su lider, Rosa Díez en relación con la inicua LIVG, ley integral contra la violencia de género -reiterado en julio de 2010 en mi artículo «Modificaciones introducidas por la ley de violencia de género en el Código Penal», ha quedado pulverizado por los hechos.

>> Sigue...


No jodan, por favor

Como el título del artículo de Joaquin Leguina que hoy publica La Gaceta, «No es por joder», y por mi parte dirigido al PP (a don Mariano y sus íntimos) no es por joder, pero ya está bien de jugar con el electorado como si fuéramos tontos de remate.

No me sean demagogos y falaces; si de verdad están en contra de la LIVG, Ley Integral de Violencia de Género (en su caso algo tan imposible como la cuadratura del círculo) díganlo en su programa electoral. Hasta podríamos entender su arrepentimiento, tras haber aprobado fervorosamente una ley tan inicua; incluso su posterior apoyo a la ampliación y endurecimiento de una ley tan totalitaria. Pase hasta su crítica a la ley, pero no por inmoral, antijurídica, inconstitucional y bárbara, sino por «insuficiente».

Pero no enreden más; no nos toquen los órganos sexuales y reproductores amagando, según se tercie, que hacen pero no hacen; que quieren pero no quieren; que sí, pero va a ser que no, en busca permanente de la cuadratura del círculo y de sus mezquinos intereses electorales y de partido. No jodan, por favor.


Hombres maltratados por sus mujeres

Confieso que cuando leí el titular de la noticia, «Hombres maltratados por sus mujeres», publicada en la web del PP de Madrid, tuve que restregarme un par de veces los ojos: ¡¡Milagro!!...¡¡por fin el PP escuchaba a sus bases!! Claro que al entrar y ver que no se trataba de una propuesta del «aparato» del PP sino del magnífico trabajo de un sufrido votante, volví a la cruda realidad.

Vivir para ver, como ya dije al comentar la interpelación urgente que Sandra Moneo, portavoz del PP en el Congreso para «Igualdad», le hizo a la ínclita ex ministra Aído, hoy secretaria de Estado de la cosa.

>> Sigue...


Custodia compartida: una trampa políticamente correcta

Las cosas claras: la exigencia de la derogación de la ley de violencia de género es condición previa, y necesaria, para apoyar la custodia compartida.

Por honestidad y rigor intelectual y en defensa del millón de varones inocentes, víctimas de la execrable ley de violencia de género, me siento en la obligación moral de reiterar mi postura en relación con la custodia compartida.

>> Sigue...


Martes, 21 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031