El blog de Antonio Cabrera

La partida de ajedrez (Rajoy vs Puigdemont)

17.10.17 | 19:50. Archivado en Política, Autonomías

Unos (Puigdemont) y otros (Rajoy) decidieron utilizar al pueblo soberano como fichas de ajedrez en la definitiva partida política que iban a librar. Las blancas, con los escudos y blasones de la unión constitucional, serían para Rajoy. Las negras, con las picas y esteladas de la república soberana, para Puigdemont.

Cada uno mueve a su antojo sus fichas por el tablero. Los peones, en vanguardia. Los azuzan, los enfrentan, los sacrifican, según conviene a su interés táctico. Con un fragor indescriptible de picas y escudos, blasones y esteladas, unos y otros han llevado a los españoles al borde del insondable abismo que cierra la única salida del callejón en que los han metido. La tragedia se masca en el tablero. Las blancas, instintivamente, se aferran a sus armas; las negras a las suyas.

Viendo el panorama, ambos estrategas sonríen, satisfechos. Todo se desarrolla según lo previsto. Cuando la batalla campal que de fin a la partida parece inevitable, los artífices del desastre fratricida se erigen en sus salvadores.

Como por arte de magia, se sacan de la manga la solución a la tragedia. Hay que llegar a un pacto que evite la guerra entre españoles, dicen cínicos. Dialoguemos. Las blancas habrán de aceptar una reforma de la unión constitucional pactada de antemano entre unos y otros, pero absolutamente ajena a sus deseos e intereses. Un pacto ruin e inimaginable que las hará menos libres y más pobres y desiguales en favor de las negras de la república soberana, cada vez más prepotentes, más egoístas e insolidarias. A cambio, las negras se comprometen a no abandonar los escaques del tablero, aunque nada les impide ocuparlo por completo.

La reforma -desvergonzado subterfugio- que el pueblo soberano jamás hubiera aceptado libremente ahora se la quieren imponer los estrategas como panacea insoslayable para evitar su completa destrucción. Esa es la jugada trampa. La traición, la vileza y la coartada nunca vistas. El objetivo secreto de la partida de ajedrez. Blancas pierden, negras ganan.


Un 155 de oropel

15.10.17 | 17:34. Archivado en Autonomías

Acaba de terminar la sesión en el Congreso de los Diputados. Buen rollito pese a la activación del artículo 155 y del requerimiento del Gobierno a Puigdemont. Pablo Iglesias y Mariano Rajoy sonríen. Parecen satisfechos. Incluso el feroz Tardá se muestra amigable con el Estado opresor. Qué raro todo, ¿no?. Hasta que el lobo enseña la patita. Ya sabemos el porqué de la desidia/inacción/cobardía de Mariano Rajoy en relación con el "procés" catalán. Ya sabemos en qué consistirá el "diálogo". Ya sabemos porqué don Tancredo no ha detenido -ni detendrá- a Puigdemont y sus secuaces.

Todo ha sido un circo previamente pactado, adornado con el llamativo envoltorio de un 155 de oropel para metérnosla doblada. La "chicha" está en la oferta de "diálogo" que Rajoy, el tigre del Congreso, ha formulado al Parlamento. Crear en el plazo de seis meses una comisión pactada con el PSOE de Sánchez para reformar la Constitución. Un chalaneo que encuentre acomodo confortable, y una salida triunfal -amnistía o impunidad-, para la Generalidad de Puigdemont y su Gobierno faccioso. Orquestar la mayor traición de la Historia de España. Eso es todo.

Quizás, como en 1808, haya llegado la hora de que el pueblo español y su Rey -también traicionado-, renuncien por fin a dejarse torear por esta abyecta chusma política.


Carta abierta al presidente de Gobierno sobre el golpe de Estado en Cataluña

11.10.17 | 09:45. Archivado en PP, Política, Autonomías

Excmo. Sr. don Mariano Rajoy Brey, presidente de Gobierno.

Palacio de la Moncloa

Madrid

Ante los trágicos acontecimientos perpetrados ayer en la sede del Parlament catalán, donde de forma unilateral, ilegal e ilegítima Carles Puigdemont, todavía presidente de la Generalidad, proclamó la independencia de Cataluña como nación y la constitución de la República catalana, como ciudadano español profundamente consternado y alarmado por estos hechos gravísimos, le ruego responda estas preguntas:

Sr. presidente de Gobierno: ¿Qué parte de asumo el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta un estado independiente no entiende? ¿Qué parte de constituimos la República catalana como Estado independiente y soberano, de derecho democrático y social no entiende?

Sr. presidente de Gobierno: ¿Qué parte de ponemos en conocimiento de la comunidad internacional y de las autoridades de la Unión Europea la constitución de la República catalana y la propuesta de negociaciones con el Estado español no entiende? ¿Qué parte de instamos a la Unión Europea a intervenir para frenar la violación de derechos civiles y políticos del pueblo catalán no entiende?

En definitiva, Sr. presidente de Gobierno: ¿Qué parte del golpe de Estado consumado, firmado y rubricado por Puigdemont y sus secuaces no entiende? Y si, como presumo, lo entiende ¿Por qué, Sr. presidente, no lo impidió, ni, una vez consumado, aún no ha detenido al cabecilla del golpe, Carles Puigdemont y al resto de sediciosos, a sus socios, colaboradores y simpatizantes?

Muchas gracias.

Fdo.: Antonio Cabrera Salamanca


Jueves, 19 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031