El blog de Antonio Cabrera

Las blasfemias de la 'anarcofradía del santísimo coño insumiso y el santo entierro de los derechos sociolaborales' de la CGT, las abortistas y el lobby gay de Sevilla

Aquellos polvos trajeron estos lodos. Lo mismo que ocurrió el año pasado frente a la catedral de Málaga. Y los hechos quedaron impunes. Por eso se han vuelto a repetir, naturalmente.
Vísperas de Semana Santa en Sevilla, el pasado jueves, delante de la catedral. Una turba de feminazis abortistas y blasfemas, autodenominada 'anarcofradía del santísimo coño insumiso y el santo entierro de los derechos socialaborales', acompañada por la CGT y el lobby de gays y lesbianas de Sevilla, procesionan una gran vagina de plástico frente a la catedral con los gritos y cánticos imaginables. Y el silencio -entre cómplice y asombrado- del respetable público.

Cuando lo más soez, lo más repulsivo, la ofensa más zafia y gratuita, la descalificación más brutal y más absurda se instala en la sociedad, y carece de respuesta y queda impune, pasan estas cosas. El odio feroz a la Iglesia, la falta de respeto a las creencias ajenas, su mofa y persecución por el mero hecho de tenerlas, define a esta gentuza vocinglera y matonista que interesadamente mezcla en un 'totum revolutum' el crimen del aborto con reivindicaciones laborales; la bandera tricolor con la del arco iris; la blasfemia más infecta con la denigración de lo heterosexual en favor de gays y lesbianas; las justas reivindicaciones del feminismo tradicional -felizmente superadas hace décadas en el mundo occidental- por las repugnantes y totalitarias ideologías de 'genero', herederas de la derrotada 'lucha de clases' tras la caída del Muro. Etcétera.

O sea, que por inacción del Estado y por la nuestra como sociedad civil tenemos lo que nos merecemos. "Para que el mal triunfe basta con que los hombres de bien se queden cruzados de brazos." (Edmund Burke)


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Carlos de Oleza 24.04.14 | 14:01

    No son formas ni maneras de reivindicar NADA y menos delante de la catedral de Sevilla.

    Convierten la reivindicación de lo que pueden ser derechos legítimos, en una caricatura en una soez procesión que descalifica a cada uno o una de sus participantes.

    La indiferencia, estupor o asombro de quienes tuvieron la desgracia de tropezarse con esa pantomima determina la cobardía que suele apoderarse de quienes no saben organizarse para repeler esas tropelías.

  • Comentario por Antonio 19.04.14 | 10:45

    Cuando Edmund Burke decía "Para que triunfe el mal.." seguro que no estaba pensando en la trivialidad de que unas mujeres más o menos enfadadas paseasen una representación en plástico de una parte de la anatomía femenina. "EL MAL" no es y no puede ser esa nimiedad.

    Las reivindicaciones del feminismo tradicional no están "superadas hace décadas". Ya podían. Las mujeres todavía cobran menos que los hombres por el mismo trabajo. En promedio.

Viernes, 22 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930