Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

XV Domingo del T. Ordinario, "B"

14.07.18 | 22:57. Archivado en Comentarios Dominicales

XV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO, “B”
(Am 7,12-15; Sal 84; Ef 1, 3-14; Mc 6, 7-13)

ENVIADOS A LA MISIÓN
Tanto la lectura del profeta Amós como el Evangelio que hoy se proclaman en la liturgia dominical, tienen la resonancia del envío misionero, en condiciones nada cómodas, o incluso adversas, como les sucede a los discípulos y al profeta.

El contexto religioso de los tiempos del profeta era hostil: Israel estaba regido por un rey idólatra. Jesús envía a los suyos en condiciones precarias, para que aprendieran a subsistir en la mayor intemperie.
Es fácil encontrar en esta situación una correspondencia con los tiempos actuales, en los que se percibe un alejamiento de la práctica religiosa y una cultura neopagana, más acentuado todo ello en verano y en vacaciones si cabe.

Pero ¿cómo ir en circunstancias adversas a anunciar el Evangelio? Sin duda que a la manera de los primeros cristianos. Cada creyente puede convertirse en misionero con el testimonio de un modo de vida coherente con el Evangelio, y sin juzgar a nadie, ser un signo de esperanza, de alegría y de generosidad.

>> Sigue...


XIV Domingo T.O. Fuertes en la fragilidad

07.07.18 | 07:09. Archivado en Comentarios Dominicales

XIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Ez 2, 2-5; Sal 122; 2Cor 12, 7b-10; Mc 6, 1-6)

COMENTARIO

Conducido por el Espíritu Santo, Jesús se presenta en la sinagoga en medio de sus paisanos para testimoniar el Evangelio: “Fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga”.

Este movimiento sigue siendo emblemático, pues se nos ha confiado la verdad revelada para ser anunciadores del tiempo de gracia. El profeta anticipaba la actitud del Maestro de Nazaret cuando dice: “El espíritu entró en mí, me puso en pie”.

Suelo decir que los carismas no se inventan, se obedecen. Y en la gracia bautismal hemos recibido todos el don misionero, que nos debe llevar a compartir la fe y a ser testigos de lo que sabemos que es bueno.

Cabe que como san Pablo, sintamos la espina en nuestra carne y nos de pudor anunciar el Evangelio si somos frágiles y necesitados de misericordia. Es conocida la experiencia del Apóstol, que deseaba verse libre de su debilidad y así se lo pidió al Señor; pero Él le respondió de forma distinta a su deseo, y san Pablo llegó a comprender una ley extraña según las categorías culturales: “Cuando soy débil, entonces soy fuerte”.

>> Sigue...


XIII Domingo del T:O. Clave de discernimiento

30.06.18 | 07:07. Archivado en Comentarios Dominicales

XIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Sab 1, 13-15; 2,22-23; Al 29; 2Cor 8, 7.9. 13-15; Mc 5, 21-43)

COMENTARIO

Los pasajes bíblicos que hoy se proclaman en la Liturgia, posibilitan distintos comentarios. Pero hay veces que una sola frase suscita una llamada iluminadora.

En los textos de hoy, la frase de Jesús a la niña muerta es reveladora de una invitación a cada uno de nosotros: “Contigo hablo, niña, levántate”.

El relato evangélico supera el signo concreto, referido a dos mujeres, una enferma, otra muerta. Las acciones de Jesús suceden una vez realizada la travesía del Lago: “Jesús atravesó de nuevo en barca a la otra orilla”.

Cruzar el Mar de Galilea, en el contexto de otras travesías es referencia pascual. Cuando en otros momentos los discípulos han tenido que tomar la barca al atardecer y cruzar el Lago, han debido superar las tormentas, acrisolar su confianza y confesar su fe en el Maestro. y lo han reconocido Señor, Una vez que el viento y las olas se aplacan y pisan tierra firme, después de la tormenta, lo reconocen como Señor.

La expresión del salmista concentra nuestra reflexión: “Al atardecer nos visita el llanto; por la mañana, el júbilo”. Es el código cristiano, no solo de la existencia, sino que a cada momento se nos presenta la dialéctica del despojo y del hallazgo: del riesgo y de la confianza; de la oscuridad y de la luz.

>> Sigue...


24 de junio San Juan

23.06.18 | 09:57. Archivado en Comentarios Dominicales

NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA
(Is 49, 1-6; Sal 138; Act 13, 22-26; Lc 1, 57-66.80)

COMENTARIO
“Dios nos ha hecho misericordia”
La natividad de san Juan Bautista nos ofrece la posibilidad de lo que dice el papa Francisco en su exhortación Gaudete et Exsultate, cuando indica que nuestra adoración debe ser memoriosa.
Isabel y Zacarías, cuando fueron preguntados por el nombre que deseaban imponer a su hijo, coincidieron en que se debería llamar Juan, a pesar de que en su familia no existía esa costumbre, pero ellos apelaron convencidos a que ese debía ser el nombre, porque habían experimentado la misericordia divina.
Un matrimonio anciano y estéril canta el favor recibido de lo alto, al abrazar el fruto bendecido de su amor, en su pequeño Juan, concebido por especial intervención del cielo.

Zacarías entonará: “Bendito sea el Señor Dios de Israel. Por la entrañable misericordia de nuestro Dios nos visitará el sol que nace de lo alto”.
Cada uno de nosotros, aunque llevamos un nombre impuesto por nuestros padres, en razón de diferentes circunstancias, sin embargo podemos personalizar en nuestro interior el nombre secreto con el que Dios mismo nos llama, según describe el vidente del Apocalipsis: “Al vencedor le daré el maná escondido, y una piedrecita blanca, y escrito en ella un nombre nuevo, que nadie conoce sino aquel que lo recibe” (Apc 2, 17).

>> Sigue...


XI Domingo T.O

16.06.18 | 09:54. Archivado en Comentarios Dominicales

XI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Ez 17, 22-24; Sal 91; 2 Cor 5, 6-10; Mc 4, 26-34)

COMENTARIO
¿Qué rama y de qué cedro arrancará Dios el esqueje, para plantarlo sobre el monte alto? ¿Qué semilla se convertirá en el arbusto más alto, de tal manera que llegue a ser cobijo para las aves?
Seguro que caben muchas interpretaciones de las imágenes que son como profecías y parábolas que nos presentan las lecturas. En ellas quiero ver una referencia a la Cruz. La expresión profética que señala la acción divina de cortar una rama de un cedro alto y de plantarla “en la cima de un monte elevado; la plantaré en la montaña más alta”, me trae a la memoria la expresión de Jesús: “Cuando yo sea levantado en alto”.

Si interpretamos la imagen de la rama del cedro más alto y la del arbusto de la semilla más pequeña en clave de la Redención, y constatamos que se convierten después en hogar para las aves - “Anidarán en él aves de toda pluma, anidarán al abrigo de sus ramas” (Ez)- y que la semilla de la mostaza “echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas” (Mc), nos abrimos a un significado muy profundo y existencial de las lecturas, al encontrar en ellas resonancias de la Cruz de Cristo.

>> Sigue...


X Domingo del TO

09.06.18 | 09:50. Archivado en Comentarios Dominicales

X DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO “B”
(Gn 3,9-15; Sal 129; 2Cor 4, 13-5,1; Mc 3, 20-35)

COMENTARIO

Siempre me impresiona la primera pregunta de Dios al hombre: “¿Dónde estás?”. Seguro que Él sabía dónde estaba, pero toma la iniciativa de buscarlo, de ir hacia Adán, aunque este se esconda.

La pregunta del Creador a Adán revela que Dios no abandona a su suerte a los humanos, ni les deja perecer en su desobediencia y pecado. El Creador no nos ha hecho para desentenderse de nosotros, que somos sus criaturas; por el contrario, siempre nos dará la oportunidad de encontrarnos con Él, porque Él desea encontrarse con nosotros.

El papa Francisco valora positivamente en muchas de sus enseñanzas sobre la misericordia este sentimiento del pecador, como esta respuesta de Adán a Dios, de que estaba escondido, avergonzado de su desnudez.

En el discurso que pronunció en el primer encuentro con los Misioneros de la Misericordia, nos dijo: “Quisiera, por último, recordar un elemento del que no se habla mucho, pero que es, por el contrario, determinante: la vergüenza. No es fácil ponerse frente a otro hombre, incluso sabiendo que representa a Dios, y confesar el propio pecado. Se siente vergüenza tanto por lo que se ha cometido, como por tener que confesarlo a otro. La vergüenza es un sentimiento íntimo que incide en la vida personal y que exige por parte del confesor una actitud de respeto y de ánimo. Muchas veces la vergüenza te deja mudo y…, el gesto, el lenguaje del gesto. Desde las primeras páginas, la Biblia habla de la vergüenza. Después del pecado de Adán y Eva, el autor sagrado observa de inmediato: «Se les abrieron los ojos a los dos y descubrieron que estaban desnudos; y entrelazaron hojas de higuera y se las ciñeron» (Gén 3, 7). Le primera reacción de esta vergüenza es la de esconderse delante de Dios” (cf. Gén 3, 8-10) (Audiencia 10 de febrero, 2016).

>> Sigue...


Santísima Trinidad

27.05.18 | 10:11. Archivado en Comentarios Dominicales

SANTÍSIMA TRINIDAD
EL DIOS CRISTIANO

Nuestra fe no consiste, decía Francisco, en saberse el Credo y pronunciar que Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Nuestra fe es una experiencia de relación personal. Creemos en Dios, en Aquel que lo hizo todo por su Palabra, derramando su Espíritu y haciendo buenas y bellas todas las cosas. En la plenitud del tiempo, se mostró en su Hijo, nacido de mujer, de María Virgen.

Ha sido Jesucristo quien nos ha revelado el amor entrañable del Padre, y quien nos permite comprender hasta qué extremo hemos sido creados a imagen del Primogénito de Dios.

Jesús nos ha manifestado que nos ama con el amor con que Él es amado, con amor divino, y por esta relación gratuita y generosa, cada uno llegamos a convertirnos en hijos de Dios por adopción.

No es pretencioso llamar a Dios “Padre” y sentirse amigo de Jesús, ni lo es vivir sumergidos en la presencia del Espíritu Santo, habitados por la gracia y por el amor divino.

>> Sigue...


III Sábado de Cuaresma

09.03.18 | 21:40. Archivado en Comentarios Dominicales

TERCER SÁBADO DE CUARESMA
Via Crucis de María

TEXTO LITÚRGICO
Vamos a volver al Señor: él, que nos despedazó, nos sanará; él, que nos hirió, nos vendará. En dos días nos sanará; al tercero nos resucitará; y viviremos delante de él. Esforcémonos por conocer al Señor: su amanecer es como la aurora, y su sentencia surge como la luz. Bajará sobre nosotros como lluvia temprana, como lluvia tardía que empapa la tierra (Os 6, 1-4).

OCTAVA ESTACIÓN
María se encuentra con su Hijo Jesús en la Vía Dolorosa

“Las calzadas de Sión están de luto, que nadie viene a las solemnidades. Todas sus puertas desoladas, sus sacerdotes gimiendo, afligidas sus vírgenes, ¡y ella misma en amargura! De la hija de Sión se ha ido todo su esplendor. Sus príncipes son como ciervos que no encuentran pasto, caminando van sin fuerzas delante del hostigador” (Lm 1, 4-6).

COMENTARIO
La tradición ha imaginado un encuentro, al menos de miradas, entre el Nazareno y su Madre. Intenso momento de sufrimiento y de impotencia para la mujer que dio a luz al más hermoso de los hombres. Sabemos que Jesús se dirigió a las mujeres de Jerusalén. ¿Estaría cerca de ellas su madre? Aunque María fuera acompañada de otras mujeres, hay experiencias que se quedan en el hondón del alma sin poderse compartir.

CUESTIÓN
¿Sales al encuentro de los que sufren, o pasas de largo? ¿Estás comprometido con alguna circunstancia dolorosa y te justificas con argumentos evasivos?


06 Domingo TO

10.02.18 | 22:56. Archivado en Comentarios Dominicales

VI DOMINGO DEL T.O.
(Lev 13, 1-2. 44-46; Sal 31; 1 Co 10, 31-11, 1; Mc 1, 40-45)

COMENTARIO

He nacido en un pueblo donde hasta hace poco existía el sanatorio nacional de enfermos de lepra. Conozco bien las reacciones sociales, las suspicacias, hipersensibilidades, estigmas, prevenciones y miedos que surgían, sobre todo al principio, ante el asentamiento en el lugar de cerca de cuatrocientos enfermos.

La Biblia ha tipificado la lepra como maldición divina por el riesgo de contagio y por las secuelas terribles cuando se da como progresiva. Gracias a la medicina, hoy se controla el proceso de la enfermedad.

Las Sagradas Escrituras nos describen la legislación mosaica, que imperaba en Israel sobre estos enfermos. Como se les expulsaba de la ciudad, eran personas marginales. A los leprosos se les obligaba a vestir de forma harapienta, iban desgreñados y se les imponía tocar la campanilla a su paso para que en ningún caso nadie pudiera acercarse a ellos.

>> Sigue...


05 Domingo del T. O.

03.02.18 | 22:52. Archivado en Comentarios Dominicales

V DOMINGO DEL T.O.
Job 7, 1-4. 6-7; Salmo 146; 1 Corintios 9, 16-19. 22-23; Marcos 1, 29-39

COMENTARIO

Estamos en invierno, cuando los días son más cortos y la noche domina; en la oscuridad, cabe que sintamos el vértigo de la tristeza, del cansancio y hasta desesperanza, como exclama Job: “Mi herencia son meses baldíos, me asignan noches de fatiga; al acostarme pienso: ¿cuándo me levantaré?”

El salmista alivia la posible crisis cuando asegura que el Señor “sana los corazones destrozados, venda sus heridas”. En los momentos recios, es de gran ayuda encontrar unos parámetros que nos saquen de nosotros mismos y nos sirvan de apoyo para atravesar cada jornada con esperanza.

Hoy el Evangelio nos expone de manera concentrada un programa posible si nos fijamos en el de Jesús. El evangelista ubica al Nazareno a lo largo del día, en cuatro espacios diferentes: la sinagoga, la casa de Simón Pedro, la puerta de la casa y el descampado.

>> Sigue...


IV Domingo TO

27.01.18 | 11:00. Archivado en Comentarios Dominicales

IV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Dt 18, 15-20; Sal 94; 1 Cor 7, 32-35; Mc 1, 21-28)

COMENTARIO

Por los textos que la Iglesia ha seleccionado para la Liturgia de la Palabra de este domingo, comprobamos que los pasajes del Antiguo Testamento contienen un sentido profético, que se descubre y realiza en Jesús.

Si Moisés anuncia de parte de Dios: “Un profeta, de entre los tuyos, de entre tus hermanos, como yo, te suscitará el Señor, tu Dios. A él lo escucharéis”, el Evangelio alude al asombro de los habitantes de Cafarnaúm al escuchar la sabiduría del Hijo del carpintero, de Jesús de Nazaret: “Se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad”.

Jesús es el profeta. Él es quien nos habla de parte de Dios. A Él es a quien debemos escuchar. De su Palabra hecha vida depende nuestra mayor alegría y la plenitud posible. Jesús tiene poder para liberarnos de nuestros demonios, y nos deja experimentar la gracia de ser hijos de Dios.

>> Sigue...


II Domingo TO

13.01.18 | 11:04. Archivado en Comentarios Dominicales

14 DOMINGO II DEL TIEMPO ORDINARIO
(1Sam 3, 3b-10. 19; Sal 39, 2.4ab.7.8-9.10; 1 Co 6, 13c-15a. 17-20; Jn 1, 35-42)

COMENTARIO
En los días anteriores, hemos tenido como lecturas los mismos pasajes del libro de Samuel. No obstante, la Palabra siempre guarda alguna novedad, bien porque al releerla y meditarla observamos matices nuevos, bien porque nuestra atención es más consciente.
Hoy descubrimos cómo para reconocer la llamada de Dios hace falta un proceso de discernimiento. En el caso de Samuel, el sacerdote no cayó en la cuenta de que era Dios quien llamaba al pequeño hasta la tercera vez.

Los discípulos de Juan emprendieron el camino detrás de Jesús para averiguar quién era Él en verdad, y el Maestro les dejó ir con Él para que vieran. Es después de ver cuando acontece el seguimiento. Así le pasó al ciego de Jericó, que cuando Jesús le devolvió la vista, se dispuso a seguirlo de cerca.
Una referencia esencial para descubrir si uno sigue su propio deseo o la llamada del Señor se encuentra en el grado de obediencia y de expropiación que supone el seguimiento de esa llamada. El salmista pone en nuestros labios la oración más adecuada: “Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad”. Samuel es prototipo de respuesta. Y los dos discípulos del Bautista nos enseñan la actitud que debiéramos tener siempre, la actitud de búsqueda.

En la segunda lectura, el apóstol Pablo por siete veces alude al cuerpo Esta reiteración es muy significativa porque el mensaje se centra en la recomendación insistente de valorarnos como realidad sagrada. Quien observa la enseñanza del apóstol, actúa a la manera de Samuel, deponiendo el propio gusto para hacer el querer de Dios.

>> Sigue...


Sábado, 21 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031