Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Tiempo Ordinario

07.01.18 | 19:20. Archivado en Espiritualidad

LA MÍSTICA DEL TIEMPO ORDINARIO

Las celebraciones recientes de la Navidad y Año Nuevo, nos ha regalado las claves para vivir cada día la belleza de lo doméstico y cotidiano.
Te ofrezco, para este tiempo nuevo, unos auxilios con los que te podrás ayudar en el camino. Con los apoyos de la luz de la fe y de la Palabra afrontamos este tiempo, el más largo del año.

La cotidianidad, la vida laboral, la convivencia humana, las circunstancias adversas, los acontecimientos sociales pueden producir cansancio, desánimo, violencia, rupturas.

EQUIPAMIENTO PARA LA ANDADURA

El auxilio de la misericordia y del perdón sacramental es un recurso amoroso, que permite comenzar de nuevo cada día, sin el peso de la mala memoria.

La Eucaristía es el pan del desierto, el alimento de los hijos de Dios. La Eucaristía es necesidad para los cristianos, quien pueda participar en ella cada día tiene un don especial.

Nunca, y hoy menos, se puede vivir la fe en solitario. Cada uno debe buscar la forma de compartir la fe. Los espacios comunitarios ayudan para mantener la fidelidad.
Recordar lo vivido en los momentos de luz ha sido sabiduría de los que han acertado en el camino.

>> Sigue...


Regalo de Reyes

06.01.18 | 01:29. Archivado en Espiritualidad

EPIFANÍAS

Piedra que guarda virtud al cantero
Pluma que espera del poeta el verso
Pan en las manos del padre en la mesa,
Agua que espera la sed del sediento

Vibra armonía la cuerda en los dedos
Tabla, cual lienzo, sostiene el icono,
Queda extasiado de amor el que reza.
Cantan las voces en coros al cielo.

Ama la madre al niño en su pecho.
Rostro que espera la vuelta del hijo.
Tiempo pasado en vela en invierno,
Por ver si la lluvia rompe en tempero.

Ofrenda creyente los pies en sendero,
Manos alzadas orantes por todos,
Diestra tendida sin decir el nombre.
Horas de escucha los ojos atentos.

>> Sigue...


Año Nuevo - Cántico Nuevo

04.01.18 | 08:43. Archivado en Espiritualidad

¡Feliz Año 2018!

En las primeras horas del Año Nuevo, de 2018, te invito a cantar a bendecir a quien es el Señor de todo lo creado.

AURORO

Quiero cantar en cántico nuevo.
Quiero entonar el himno de gloria,
sumarme a los ángeles del cielo,
dar mi voz a los seres terrenos.

Quiero salmodiar con gozo interno,
sin olvidarme de las lágrimas.
El dolor no impide la alegría,
ni admirar la luz de las estrellas.

Elevemos gestos y sonidos,
compartiendo el gozo de Belén.
necesario al alma peregrina,
de cuantos anhelan esperanza.

No es razón de la alegría el sueño,
ni proyección vana del deseo.
Nuestra carne ha sido transformada
en Jesús, nacido de María.

Es razón de tañer, de cantar,
de entonar para el Señor los himnos.
¡Que se expresen todos los sonidos
Con brillo, vibrantes, encendidos!

Suene el tamboril, la castañuela,
la lira, el oboe, la zanfoña,
la gaita, el tambor y la trompeta,
rasgue el arpa arpegios trascendidos.

Por quien dejó luz en la materia,
a Quien transformó la noche en alba,
y las cosas todas hizo buenas.
Y a nosotros llenos de belleza.


La música y los santos

03.01.18 | 12:22. Archivado en Espiritualidad

LA MÚSICA EN LOS SANTOS

San Basilio (330-379): «¿Quién podría considerar enemigo a alguien con quien se canta como en una voz para dar gloria a Dios? Por tanto, el canto de los salmos también engendra caridad, la más valiosa de las bendiciones...».

San Ambrosio (340-397): La tradición narra que San Ambrosio compuso y cantó el Te Deum de manera espontánea a la hora del bautismo del joven Agustín.

San Agustín (354-430): “Un himno necesita tres elementos: canto, alabanza y alabanza a Dios. “¿Conoces lo que es un himno? Es un canto de alabanza a Dios. Si tú alabas a Dios y no cantas, tú no expresas un himno, si tu cantas y no alabas a Dios sino otras cosas, tu no expresas un himno" (Comentario al salmo 148).

San Benito (480-547): “Todos se levantarán inmediatamente cuando el cantor comienza el gloria, en señal de honor y reverencia a la Santísima Trinidad”.
San Gregorio Magno (540-604). Ordenó la fundación de escuelas de música que nutrieran de cantantes especializados a las iglesias.

>> Sigue...


La Madre de Dios

31.12.17 | 14:54. Archivado en Espiritualidad

LA MADRE DE DIOS

Durante el tiempo de Adviento, hemos considerado a María como imagen del Arca de la Alianza. Al contemplarla subiendo a la montaña a visitar a su prima Isabel y permanecer con ella durante tres meses, descubríamos la posible intención del autor sagrado de presentar a la Virgen Nazarena, quien llevaba ya en su seno al Verbo de Dios, como la nueva Arca de la Alianza. Aquí resuena el pasaje que narra la subida del arca desde Betel a Jerusalén, en tiempos del rey David, y que se quedó tres meses en casa de Obededón.

Reparando en lo que hace María inmediatamente después de la Anunciación, levantarse y ponerse en camino de prisa, nos aventurábamos a interpretar que, al ser “levantarse” un verbo que se repetía en las escenas de Pascua, sobre todo referido a Jesucristo resucitado, y al observar que, cuando el Nazareno pasaba por la vida de las personas, les invitaba a levantarse y quedaban curadas de sus diferentes enfermedades, María, irrumpiendo de forma tan decidida (“María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá”), nos revela su participación adelantada en la redención de la humanidad.

>> Sigue...


Canta y Camina

29.12.17 | 22:53. Archivado en Espiritualidad

LA ALEGRÍA EN EL SEÑOR

LA PALABRA
“Todo Israel subía el arca de la alianza del Señor entre clamores y resonar de cuernos, trompetas y címbalos, y haciendo sonar los salterios y las cítaras” (1Cro 15, 28).

LA IGLESIA
"Como parte integrante de la liturgia solemne, la música sagrada tiende a su mismo fin, el cual consiste en la gloria de Dios y la santificación y edificación de los fieles" (Juan Pablo II, Quirógrafo 1).

TESTIMONIO
“Cantemos ahora, no para deleite de nuestro reposo, sino para alivio de nuestro trabajo. Tal como suelen cantar los caminantes: canta, pero camina; consuélate en el trabajo cantando, pero no te entregues a la pereza; canta y camina a la vez. ¿Qué significa «camina»»? Adelanta, pero en el bien. Porque hay algunos, como dice el Apóstol, que adelantan de mal en peor. Tú, si adelantas, caminas; pero adelanta en el bien, en la fe verdadera, en las buenas costumbres; canta y camina” (San Agustín).

>> Sigue...


Suenen los instrumentos

27.12.17 | 17:04. Archivado en Espiritualidad

SUENEN LOS INSTRUMENTOS

LA PALABRA
“¡Dad gracias al Señor con la cítara, salmodiad para él al arpa de diez cuerdas; cantadle un cantar nuevo, tocad la mejor música en la aclamación!” (Sal 33, 2-3)

LA IGLESIA

"Este mundo, en el cual vivimos, necesita belleza para no precipitar en la desesperación. La belleza, como la verdad, es lo que infunde alegría en el corazón de los hombres, es el fruto precioso que resiste a la degradación del tiempo, que une a las generaciones y las hace comulgar en la admiración. Y esto gracias a vuestras manos... Recordad que sois custodios de la belleza del mundo" (Pablo VI, Mensaje a los artistas, clausura del Concilio Vaticano II, 8-XII-1965).

TESTIMONIO

“Alégrate, Sión, la ciudad madre, no temas: Festeja tu fiesta. Glorifica por su misericordia al que en ti viene a nosotros. Y tú también, hija de Jerusalén, desborda de alegría, canta y brinca de gozo. Levántate, brilla (así aclamamos con el son de aquella sagrada trompeta que es Isaías), que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti!” (San Andrés de Creta)

REFLEXIÓN

La ciudad se llena de colores, las familias se reúnen en torno a la mesa, los amigos se regalan gestos de cercanía, la sociedad toma el lenguaje de los niños, la bondad desea penetrar en el corazón.

>> Sigue...


Ángeles cantores

26.12.17 | 17:01. Archivado en Espiritualidad

CORO DE ÁNGELES

LA PALABRA

“Ángeles del Señor, alabad al Señor” (Sal 148, 2). “De pronto se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace» (Lc 2, 13-14).

LA IGLESIA
“Durante este tiempo, la Iglesia, como madre amantísima y celosísima de nuestra salvación, nos enseña, a través de himnos, cánticos y otras palabras del Espíritu Santo y de diversos ritos, a recibir convenientemente y con un corazón agradecido este beneficio tan grande, a enriquecernos con su fruto y a preparar nuestra alma para la venida de nuestro Señor Jesucristo con tanta solicitud como si hubiera él de venir nuevamente al mundo” (San Carlos Borromeo, sobre el tiempo del Adviento).

TESTIMONIO

Un testimonio vivo de lo que significa el arte en la música nos lo ofrece el papa Benedicto XVI: “Vuelve a mi mente un concierto de piezas musicales de Johann Sebastian Bach, en Munich, dirigido por Leonard Bernstein. Al concluir el último fragmento, en una de las Cantatas, sentí, no por razonamiento, sino en lo más profundo del corazón, que lo que había escuchado me había transmitido verdad, verdad del sumo compositor, y me impulsaba a dar gracias a Dios. Junto a mí estaba el obispo luterano de Munich y espontáneamente le dije: «Escuchando esto se comprende: es verdad; es verdadera la fe tan fuerte, y la belleza que expresa irresistiblemente la presencia de la verdad de Dios» (Audiencia, Miércoles 31 de agosto de 2011).

REFLEXIÓN

Para decir del Misterio del Nacimiento de Jesús, de Dios hecho hombre, se ha apelado en muchas ocasiones al lenguaje poético, artístico o figurado, porque si se intenta explicar con nuestras categorías lo que nos excede, cabe caer en lo más prosaico.

Sin merma del acontecimiento histórico, es momento de sublimar la realidad con la referencia a los cantos celestes, a la sinfonía invisible de los seres creados por Dios como manifestación de su gloria.

Cuando en la tierra se quiere aventurar el cielo, se apela a la belleza, a la armonía, a los cánones de la perfección y del orden. El lenguaje del arte y de la música no es abstracción de la realidad; por el contario, es la posibilidad de anticipar la mayor realidad.

San Juan de la Cruz habla de “música callada”, la que se oye en el corazón. En Navidad es momento de escuchar la melodía de la paz, del bien, de la convivencia, del perdón, del corazón de los niños, a la vez que los arpegios del llanto más dramático, pero redimido.


Concierto de Navidad

25.12.17 | 16:58. Archivado en Espiritualidad

JORNADAS DE NAVIDAD

Concierto

Durante el tiempo de Adviento, y haciéndome eco de las profecías mesiánicas, en las se prefigura la venida del Señor con imágenes del desierto convertido en vergel, donde abundan los cedros, las acacias, los mirtos, los arrayanes, los olivos, los cipreses, los olmos, los enebros y los alerces (cf Is 41, 19), he ido presentando los diferentes árboles que aparecen en las Sagradas Escrituras como materia prima para la construcción del templo y para extraer los aromas preciosos con los que rendir culto al único Dios.

Pienso que ha sido un acompañamiento un tanto original, aunque en la cultura cristiana se adornan la casa y las iglesias cada vez más con especies vegetales en el tiempo de Adviento, costumbre que culmina sobre todo con la introducción del árbol Navidad.

>> Sigue...


A La Inmaculada Concepción

07.12.17 | 19:25. Archivado en Espiritualidad, Oración

A LA INMACULADA CONCEPCIÓN

No me duele reconocerte diferente.
No me extraña que Dios te colmara de hermosura.
No imagino que pudieras ser de otra manera,
Tú, que fuiste escogida como entrañas divinas.

¿Por qué tendremos que pensar por nuestra cuenta?
¿Por qué no imaginarte en la mente del Creador?
Si el que hizo todo, todo lo hizo bello,
¿Por qué dudar de que a ti te hiciera sin pecado?

Parece que no es lógico si no eres como nosotros.
Parece que es extraño tu ser inmaculado.
Como si de nuestra esencia fuera no serlo,
Como si no pudiera Dios hacerte colmada de hermosura.

Virgen nazarena, mujer, esposa y madre.
Virgen nazarena, humilde, discreta, oyente.
La Palabra se ha hecho casa en tu seno.
Dios se ha enamorado de tu inocencia.

Tú te has convertido en nuestro estandarte.
Gracias a ti la humanidad recupera la esperanza.
Tú eres el puerto franco en nuestras zozobras.
Tú eres la puerta de todas las profecías.

Hoy me dejo mirar por tu semblante,
Y me uno a quienes cantan tu misterio.
Quiero ser del coro que enaltece tu historia
Por gratitud sincera, y también interesada.

Virgen Inmaculada, jardín de Dios.
Virgen Inmaculada, artesa santa.
Virgen Inmaculada, arca bendita.
Virgen Inmaculada, éxtasis divino.

Acoge nuestro ruego de pecadores.
Eleva nuestra súplica ante tu Hijo.
Intercede siempre, aunque no te invoquemos.
Gracias, bendita tú entre las mujeres.

En ti se liberan los miedos y fantasmas.
En ti encuentra refugio el peregrino.
A ti te invocan los sencillos.
Señora nuestra, ruega por nosotros.


Llamados a la Santidad

31.10.17 | 10:09. Archivado en Espiritualidad

LLAMADOS A LA SANTIDAD

Por el bautismo hemos sido hechos hijos de Dios, llamados a la santidad, incorporados a un pueblo de sacerdotes, profetas y reyes, a un pueblo santo.

Los bautizados nos llamamos cristianos, nos profesamos creyentes, ¿pero cuál es la diferencia entre uno que se dice creyente y otro que camina hacia la santidad?

- El que se dice creyente, muchas veces, vive regido por los preceptos. El que como discípulo de Jesús camina hacia la santidad vive relacionado con Dios.

- El que se dice creyente ha aprendido conceptos y conocer las verdades de fe. El que camina como discípulo de Jesús ha experimentado el amor de Dios.

- El que se dice creyente cabe que llegue a tener una conducta honesta y cumplidora. El discípulo se sabe siempre perdonado por Dios.

>> Sigue...


Exaltación de la Cruz

13.09.17 | 13:27. Archivado en Espiritualidad

DE 14 SEPTIEMBRE, 2017
LA EXALTACIÓN DE LA CRUZ

“Los ojos orgullosos serán humillados, será doblegada la arrogancia humana; solo el Señor será exaltado. Será doblegado el orgullo del mortal, será humillada la arrogancia humana; solo el Señor será exaltado en aquel día” (Is 2, 11.17).

“A este Jesús lo resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. Exaltado, pues, por la diestra de Dios y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, lo ha derramado” (Act 2, 32-33).

“El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús, a quien vosotros matasteis, colgándolo de un madero. Dios lo ha exaltado con su diestra, haciéndolo jefe y salvador, para otorgar a Israel la conversión y el perdón de los pecados” (Act 5, 30-31).

SIGNADOS CON LA CRUZ
Lo primero que hacen el sacerdote, padres y padrinos, en la ceremonia del bautismo, es signar al bautizando con la Cruz, y desde ese momento la persona queda marcada con la señal del Cristo, como pertenencia suya, miembro del rebaño del Buen Pastor.

UNGIDOS CON LA CRUZ
En el bautismo y en la confirmación: En los sacramentos del Bautismo, Confirmación, Ministerio Ordenado y Unción de enfermos, somos ungidos con el óleo santo y con el crisma sagrado, por los que se nos infunde la fortaleza, el Espíritu Santo, y se nos eleva a la dignidad de miembros del Pueblo de Dios, sacerdotes, profetas y reyes.

PRESIDIDOS POR LA CRUZ
En la celebración: Nuestro ojos están puesto en el Señor. Toda celebración litúrgica está presidida por la Cruz, y en nuestro caso por Cristo Crucificado, levantado en alto, exaltado, triunfador del dolor y de la muerte, del acoso del Tentador. Jesucristo en la Cruz nos muestra como hito en el camino la dirección verdadera. El que quiera ir donde Él va, deberá tomar su cruz e ir detrás del Nazareno.

>> Sigue...


Domingo, 21 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031