Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

XVII Domingo TO. "B". Pan de Vida

28.07.18 | 07:18. Archivado en Comentarios Dominicales

XVII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO, “B”
(2Re 4, 42-44; Sal 144; Ef 4, 1-6; Jn 6, 1-15)

COMENTARIO
Este año, los domingos se lee como Evangelio el texto de san Marcos, pero al ser el más corto, 16 capítulos, durante un mes se proclama el discurso del “Pan de Vida” del Evangelio de san Juan (Jn 6).

Desde hoy, se proclama el texto del Cuarto Evangelio, que puede ayudar, a quienes vivimos en el hemisferio norte, a trascender el tiempo de la siega y de la cosecha del cereal.

El hombre del campo suele tener conciencia de que el fruto de la tierra no es solo por su esfuerzo, sino que depende mucho de la meteorología, de la lluvia temprana, de los hielos, de la sequía, del pedrisco, de ahí que, en tantas ocasiones, el labrador creyente sienta la necesidad de ofrecer las primicias, para agradecer a Dios su providencia. Así lo refiere la primera lectura: “Uno de Baal_Salisá vino a traer al profeta Eliseo el pan de las primicias, veinte panes de cebada y grano reciente en la alforja”.

La ofrenda que hacen al profeta, debiera invitarnos a agradecer a Dios tantos dones como recibimos, y que a veces somos inconscientes del regalo que supone la salud, la amistad, la familia, los bienes…

En las lecturas destaca la referencia al pan, imagen con la que se alude a las necesidades más vitales, sin las que no es posible una vida digna. Jesús al compadecerse de la multitud, y al multiplicar el pan, no solo hace provisión del alimento material, sino que se nos ofrece como respuesta a la necesidad más existencial del ser humano, como es el sentido de la vida. “Jesús tomó los panes, dijo la acción de gracias y los repartió a los que estaban sentados, y lo mismo todo lo que quisieron del pescado. Cuando se saciaron, dice a sus discípulos: -“Recoged los pedazos que han sobrado; que nada se desperdicie.”

>> Sigue...


XVI Domingo del T. Ordinario, "B"

21.07.18 | 10:01. Archivado en Comentarios Dominicales

XVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Jer 23, 1-6; Sal 22; Ef 2, 13-18; Mc 6, 30-34)

COMENTARIO
Sin duda que las lecturas de hoy son una llamada para quienes tenemos el ministerio de pastorear a los fieles. Y cabe que nos surjan pensamientos un tanto críticos, por la distancia que se da entre lo que nos pide la Palabra y lo que somos.

El pueblo de Dios tiene derecho a exigir de sus pastores el testimonio ejemplar de ser reflejo del Buen Pastor. Sin embargo, solo Jesús es quien merece nuestra adhesión, y en quien poner nuestra confianza.

Los textos se pueden leer de forma moralista, y ser motivo de desafección a la Iglesia, por quienes en ella no somos coherentes. Pero esta lectura sería de horizonte muy corto, cuando quien nos invita a todos es Jesús: -«Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco.»

>> Sigue...


XV Domingo del T. Ordinario, "B"

14.07.18 | 22:57. Archivado en Comentarios Dominicales

XV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO, “B”
(Am 7,12-15; Sal 84; Ef 1, 3-14; Mc 6, 7-13)

ENVIADOS A LA MISIÓN
Tanto la lectura del profeta Amós como el Evangelio que hoy se proclaman en la liturgia dominical, tienen la resonancia del envío misionero, en condiciones nada cómodas, o incluso adversas, como les sucede a los discípulos y al profeta.

El contexto religioso de los tiempos del profeta era hostil: Israel estaba regido por un rey idólatra. Jesús envía a los suyos en condiciones precarias, para que aprendieran a subsistir en la mayor intemperie.
Es fácil encontrar en esta situación una correspondencia con los tiempos actuales, en los que se percibe un alejamiento de la práctica religiosa y una cultura neopagana, más acentuado todo ello en verano y en vacaciones si cabe.

Pero ¿cómo ir en circunstancias adversas a anunciar el Evangelio? Sin duda que a la manera de los primeros cristianos. Cada creyente puede convertirse en misionero con el testimonio de un modo de vida coherente con el Evangelio, y sin juzgar a nadie, ser un signo de esperanza, de alegría y de generosidad.

>> Sigue...


XIV Domingo T.O. Fuertes en la fragilidad

07.07.18 | 07:09. Archivado en Comentarios Dominicales

XIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Ez 2, 2-5; Sal 122; 2Cor 12, 7b-10; Mc 6, 1-6)

COMENTARIO

Conducido por el Espíritu Santo, Jesús se presenta en la sinagoga en medio de sus paisanos para testimoniar el Evangelio: “Fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga”.

Este movimiento sigue siendo emblemático, pues se nos ha confiado la verdad revelada para ser anunciadores del tiempo de gracia. El profeta anticipaba la actitud del Maestro de Nazaret cuando dice: “El espíritu entró en mí, me puso en pie”.

Suelo decir que los carismas no se inventan, se obedecen. Y en la gracia bautismal hemos recibido todos el don misionero, que nos debe llevar a compartir la fe y a ser testigos de lo que sabemos que es bueno.

Cabe que como san Pablo, sintamos la espina en nuestra carne y nos de pudor anunciar el Evangelio si somos frágiles y necesitados de misericordia. Es conocida la experiencia del Apóstol, que deseaba verse libre de su debilidad y así se lo pidió al Señor; pero Él le respondió de forma distinta a su deseo, y san Pablo llegó a comprender una ley extraña según las categorías culturales: “Cuando soy débil, entonces soy fuerte”.

>> Sigue...


Viernes, 19 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031