Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

III Miércoles de Cuaresma

06.03.18 | 21:20. Archivado en Cuaresma

TERCER MIÉRCOLES DE CUARESMA
Via Crucis de María, la Madre de Jesús

TEXTO LITÚRGICO
“¿Cuál es la gran nación cuyos mandatos y decretos sean tan justos como toda esta ley que hoy os doy? Pero cuidado, guárdate muy bien de olvidar los sucesos que vieron tus ojos, que no se aparten de tu memoria mientras vivas; cuéntaselos a tus hijos y nietos” (Dt 5, 8-9).

QUINTA ESTACIÓN
La angustia de María, al perder a su Hijo.

“Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: «Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Tu padre y yo te buscábamos angustiados” (Lc 2, 48).

COMENTARIO
Hay escenas del Evangelio que no se comprenden con nuestra manera de pensar. Una de ellas es cómo es posible que se les pierda el niño a María y a José, y que Jesús se escabulla deliberadamente. Cuando no comprendemos un texto, no es porque el autor sagrado no lo explique bien, sino porque tiene un mensaje mayor. En este caso, se nos invita a buscar al Señor y a purificar la razón de su búsqueda. María nos enseña cómo hay momentos en los que la súplica angustiada es una forma de pedir auxilio. En los momentos límite, la referencia al templo del Señor es reacción oportuna.

CUESTIÓN:
En tus momentos más oscuros y angustiosos, ¿acudes a la oración? Cabe que debas apoyarte en ofrecimientos técnicos, pero el corazón permanece inquieto hasta que descansa en Dios.


Jueves, 13 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos