Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

IV Domingo TO

27.01.18 | 11:00. Archivado en Comentarios Dominicales

IV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Dt 18, 15-20; Sal 94; 1 Cor 7, 32-35; Mc 1, 21-28)

COMENTARIO

Por los textos que la Iglesia ha seleccionado para la Liturgia de la Palabra de este domingo, comprobamos que los pasajes del Antiguo Testamento contienen un sentido profético, que se descubre y realiza en Jesús.

Si Moisés anuncia de parte de Dios: “Un profeta, de entre los tuyos, de entre tus hermanos, como yo, te suscitará el Señor, tu Dios. A él lo escucharéis”, el Evangelio alude al asombro de los habitantes de Cafarnaúm al escuchar la sabiduría del Hijo del carpintero, de Jesús de Nazaret: “Se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad”.

Jesús es el profeta. Él es quien nos habla de parte de Dios. A Él es a quien debemos escuchar. De su Palabra hecha vida depende nuestra mayor alegría y la plenitud posible. Jesús tiene poder para liberarnos de nuestros demonios, y nos deja experimentar la gracia de ser hijos de Dios.

>> Sigue...


III Domingo TO

22.01.18 | 10:56. Archivado en Adviento

III DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Jonás 3, 1-5. 10; Sal 24; 1 Co 7, 29-31; Mc 1, 14-20)

COMENTARIO

En el contexto de las lecturas que hoy se proclaman, sobresale la llamada a la conversión. Tanto Jonás, como Jesús invitan al cambio de vida y la razón la desvelan todos los textos.

El profeta proclama: “¡Dentro de cuarenta días Nínive será destruida!” El apóstol afirma: “El momento es apremiante”. Jesús anuncia: “Está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio”. “Porque la representación de este mundo se termina”.

Por esta concurrencia se descubre la importancia que tienen las grandes preguntas existenciales: ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? ¿Para qué estamos en este mundo? ¿Qué sentido tiene la vida? ¿Qué hay después de la muerte?

>> Sigue...


II Domingo TO

13.01.18 | 11:04. Archivado en Comentarios Dominicales

14 DOMINGO II DEL TIEMPO ORDINARIO
(1Sam 3, 3b-10. 19; Sal 39, 2.4ab.7.8-9.10; 1 Co 6, 13c-15a. 17-20; Jn 1, 35-42)

COMENTARIO
En los días anteriores, hemos tenido como lecturas los mismos pasajes del libro de Samuel. No obstante, la Palabra siempre guarda alguna novedad, bien porque al releerla y meditarla observamos matices nuevos, bien porque nuestra atención es más consciente.
Hoy descubrimos cómo para reconocer la llamada de Dios hace falta un proceso de discernimiento. En el caso de Samuel, el sacerdote no cayó en la cuenta de que era Dios quien llamaba al pequeño hasta la tercera vez.

Los discípulos de Juan emprendieron el camino detrás de Jesús para averiguar quién era Él en verdad, y el Maestro les dejó ir con Él para que vieran. Es después de ver cuando acontece el seguimiento. Así le pasó al ciego de Jericó, que cuando Jesús le devolvió la vista, se dispuso a seguirlo de cerca.
Una referencia esencial para descubrir si uno sigue su propio deseo o la llamada del Señor se encuentra en el grado de obediencia y de expropiación que supone el seguimiento de esa llamada. El salmista pone en nuestros labios la oración más adecuada: “Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad”. Samuel es prototipo de respuesta. Y los dos discípulos del Bautista nos enseñan la actitud que debiéramos tener siempre, la actitud de búsqueda.

En la segunda lectura, el apóstol Pablo por siete veces alude al cuerpo Esta reiteración es muy significativa porque el mensaje se centra en la recomendación insistente de valorarnos como realidad sagrada. Quien observa la enseñanza del apóstol, actúa a la manera de Samuel, deponiendo el propio gusto para hacer el querer de Dios.

>> Sigue...


Tiempo Ordinario

07.01.18 | 19:20. Archivado en Espiritualidad

LA MÍSTICA DEL TIEMPO ORDINARIO

Las celebraciones recientes de la Navidad y Año Nuevo, nos ha regalado las claves para vivir cada día la belleza de lo doméstico y cotidiano.
Te ofrezco, para este tiempo nuevo, unos auxilios con los que te podrás ayudar en el camino. Con los apoyos de la luz de la fe y de la Palabra afrontamos este tiempo, el más largo del año.

La cotidianidad, la vida laboral, la convivencia humana, las circunstancias adversas, los acontecimientos sociales pueden producir cansancio, desánimo, violencia, rupturas.

EQUIPAMIENTO PARA LA ANDADURA

El auxilio de la misericordia y del perdón sacramental es un recurso amoroso, que permite comenzar de nuevo cada día, sin el peso de la mala memoria.

La Eucaristía es el pan del desierto, el alimento de los hijos de Dios. La Eucaristía es necesidad para los cristianos, quien pueda participar en ella cada día tiene un don especial.

Nunca, y hoy menos, se puede vivir la fe en solitario. Cada uno debe buscar la forma de compartir la fe. Los espacios comunitarios ayudan para mantener la fidelidad.
Recordar lo vivido en los momentos de luz ha sido sabiduría de los que han acertado en el camino.

>> Sigue...


Regalo de Reyes

06.01.18 | 01:29. Archivado en Espiritualidad

EPIFANÍAS

Piedra que guarda virtud al cantero
Pluma que espera del poeta el verso
Pan en las manos del padre en la mesa,
Agua que espera la sed del sediento

Vibra armonía la cuerda en los dedos
Tabla, cual lienzo, sostiene el icono,
Queda extasiado de amor el que reza.
Cantan las voces en coros al cielo.

Ama la madre al niño en su pecho.
Rostro que espera la vuelta del hijo.
Tiempo pasado en vela en invierno,
Por ver si la lluvia rompe en tempero.

Ofrenda creyente los pies en sendero,
Manos alzadas orantes por todos,
Diestra tendida sin decir el nombre.
Horas de escucha los ojos atentos.

>> Sigue...


Año Nuevo - Cántico Nuevo

04.01.18 | 08:43. Archivado en Espiritualidad

¡Feliz Año 2018!

En las primeras horas del Año Nuevo, de 2018, te invito a cantar a bendecir a quien es el Señor de todo lo creado.

AURORO

Quiero cantar en cántico nuevo.
Quiero entonar el himno de gloria,
sumarme a los ángeles del cielo,
dar mi voz a los seres terrenos.

Quiero salmodiar con gozo interno,
sin olvidarme de las lágrimas.
El dolor no impide la alegría,
ni admirar la luz de las estrellas.

Elevemos gestos y sonidos,
compartiendo el gozo de Belén.
necesario al alma peregrina,
de cuantos anhelan esperanza.

No es razón de la alegría el sueño,
ni proyección vana del deseo.
Nuestra carne ha sido transformada
en Jesús, nacido de María.

Es razón de tañer, de cantar,
de entonar para el Señor los himnos.
¡Que se expresen todos los sonidos
Con brillo, vibrantes, encendidos!

Suene el tamboril, la castañuela,
la lira, el oboe, la zanfoña,
la gaita, el tambor y la trompeta,
rasgue el arpa arpegios trascendidos.

Por quien dejó luz en la materia,
a Quien transformó la noche en alba,
y las cosas todas hizo buenas.
Y a nosotros llenos de belleza.


La música y los santos

03.01.18 | 12:22. Archivado en Espiritualidad

LA MÚSICA EN LOS SANTOS

San Basilio (330-379): «¿Quién podría considerar enemigo a alguien con quien se canta como en una voz para dar gloria a Dios? Por tanto, el canto de los salmos también engendra caridad, la más valiosa de las bendiciones...».

San Ambrosio (340-397): La tradición narra que San Ambrosio compuso y cantó el Te Deum de manera espontánea a la hora del bautismo del joven Agustín.

San Agustín (354-430): “Un himno necesita tres elementos: canto, alabanza y alabanza a Dios. “¿Conoces lo que es un himno? Es un canto de alabanza a Dios. Si tú alabas a Dios y no cantas, tú no expresas un himno, si tu cantas y no alabas a Dios sino otras cosas, tu no expresas un himno" (Comentario al salmo 148).

San Benito (480-547): “Todos se levantarán inmediatamente cuando el cantor comienza el gloria, en señal de honor y reverencia a la Santísima Trinidad”.
San Gregorio Magno (540-604). Ordenó la fundación de escuelas de música que nutrieran de cantantes especializados a las iglesias.

>> Sigue...


Miércoles, 18 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031