Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

La Madre de Dios

31.12.17 | 14:54. Archivado en Espiritualidad

LA MADRE DE DIOS

Durante el tiempo de Adviento, hemos considerado a María como imagen del Arca de la Alianza. Al contemplarla subiendo a la montaña a visitar a su prima Isabel y permanecer con ella durante tres meses, descubríamos la posible intención del autor sagrado de presentar a la Virgen Nazarena, quien llevaba ya en su seno al Verbo de Dios, como la nueva Arca de la Alianza. Aquí resuena el pasaje que narra la subida del arca desde Betel a Jerusalén, en tiempos del rey David, y que se quedó tres meses en casa de Obededón.

Reparando en lo que hace María inmediatamente después de la Anunciación, levantarse y ponerse en camino de prisa, nos aventurábamos a interpretar que, al ser “levantarse” un verbo que se repetía en las escenas de Pascua, sobre todo referido a Jesucristo resucitado, y al observar que, cuando el Nazareno pasaba por la vida de las personas, les invitaba a levantarse y quedaban curadas de sus diferentes enfermedades, María, irrumpiendo de forma tan decidida (“María se levantó y se puso en camino de prisa hacia la montaña, a una ciudad de Judá”), nos revela su participación adelantada en la redención de la humanidad.

>> Sigue...


Canta y Camina

29.12.17 | 22:53. Archivado en Espiritualidad

LA ALEGRÍA EN EL SEÑOR

LA PALABRA
“Todo Israel subía el arca de la alianza del Señor entre clamores y resonar de cuernos, trompetas y címbalos, y haciendo sonar los salterios y las cítaras” (1Cro 15, 28).

LA IGLESIA
"Como parte integrante de la liturgia solemne, la música sagrada tiende a su mismo fin, el cual consiste en la gloria de Dios y la santificación y edificación de los fieles" (Juan Pablo II, Quirógrafo 1).

TESTIMONIO
“Cantemos ahora, no para deleite de nuestro reposo, sino para alivio de nuestro trabajo. Tal como suelen cantar los caminantes: canta, pero camina; consuélate en el trabajo cantando, pero no te entregues a la pereza; canta y camina a la vez. ¿Qué significa «camina»»? Adelanta, pero en el bien. Porque hay algunos, como dice el Apóstol, que adelantan de mal en peor. Tú, si adelantas, caminas; pero adelanta en el bien, en la fe verdadera, en las buenas costumbres; canta y camina” (San Agustín).

>> Sigue...


Suenen los instrumentos

27.12.17 | 17:04. Archivado en Espiritualidad

SUENEN LOS INSTRUMENTOS

LA PALABRA
“¡Dad gracias al Señor con la cítara, salmodiad para él al arpa de diez cuerdas; cantadle un cantar nuevo, tocad la mejor música en la aclamación!” (Sal 33, 2-3)

LA IGLESIA

"Este mundo, en el cual vivimos, necesita belleza para no precipitar en la desesperación. La belleza, como la verdad, es lo que infunde alegría en el corazón de los hombres, es el fruto precioso que resiste a la degradación del tiempo, que une a las generaciones y las hace comulgar en la admiración. Y esto gracias a vuestras manos... Recordad que sois custodios de la belleza del mundo" (Pablo VI, Mensaje a los artistas, clausura del Concilio Vaticano II, 8-XII-1965).

TESTIMONIO

“Alégrate, Sión, la ciudad madre, no temas: Festeja tu fiesta. Glorifica por su misericordia al que en ti viene a nosotros. Y tú también, hija de Jerusalén, desborda de alegría, canta y brinca de gozo. Levántate, brilla (así aclamamos con el son de aquella sagrada trompeta que es Isaías), que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti!” (San Andrés de Creta)

REFLEXIÓN

La ciudad se llena de colores, las familias se reúnen en torno a la mesa, los amigos se regalan gestos de cercanía, la sociedad toma el lenguaje de los niños, la bondad desea penetrar en el corazón.

>> Sigue...


Ángeles cantores

26.12.17 | 17:01. Archivado en Espiritualidad

CORO DE ÁNGELES

LA PALABRA

“Ángeles del Señor, alabad al Señor” (Sal 148, 2). “De pronto se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace» (Lc 2, 13-14).

LA IGLESIA
“Durante este tiempo, la Iglesia, como madre amantísima y celosísima de nuestra salvación, nos enseña, a través de himnos, cánticos y otras palabras del Espíritu Santo y de diversos ritos, a recibir convenientemente y con un corazón agradecido este beneficio tan grande, a enriquecernos con su fruto y a preparar nuestra alma para la venida de nuestro Señor Jesucristo con tanta solicitud como si hubiera él de venir nuevamente al mundo” (San Carlos Borromeo, sobre el tiempo del Adviento).

TESTIMONIO

Un testimonio vivo de lo que significa el arte en la música nos lo ofrece el papa Benedicto XVI: “Vuelve a mi mente un concierto de piezas musicales de Johann Sebastian Bach, en Munich, dirigido por Leonard Bernstein. Al concluir el último fragmento, en una de las Cantatas, sentí, no por razonamiento, sino en lo más profundo del corazón, que lo que había escuchado me había transmitido verdad, verdad del sumo compositor, y me impulsaba a dar gracias a Dios. Junto a mí estaba el obispo luterano de Munich y espontáneamente le dije: «Escuchando esto se comprende: es verdad; es verdadera la fe tan fuerte, y la belleza que expresa irresistiblemente la presencia de la verdad de Dios» (Audiencia, Miércoles 31 de agosto de 2011).

REFLEXIÓN

Para decir del Misterio del Nacimiento de Jesús, de Dios hecho hombre, se ha apelado en muchas ocasiones al lenguaje poético, artístico o figurado, porque si se intenta explicar con nuestras categorías lo que nos excede, cabe caer en lo más prosaico.

Sin merma del acontecimiento histórico, es momento de sublimar la realidad con la referencia a los cantos celestes, a la sinfonía invisible de los seres creados por Dios como manifestación de su gloria.

Cuando en la tierra se quiere aventurar el cielo, se apela a la belleza, a la armonía, a los cánones de la perfección y del orden. El lenguaje del arte y de la música no es abstracción de la realidad; por el contario, es la posibilidad de anticipar la mayor realidad.

San Juan de la Cruz habla de “música callada”, la que se oye en el corazón. En Navidad es momento de escuchar la melodía de la paz, del bien, de la convivencia, del perdón, del corazón de los niños, a la vez que los arpegios del llanto más dramático, pero redimido.


Concierto de Navidad

25.12.17 | 16:58. Archivado en Espiritualidad

JORNADAS DE NAVIDAD

Concierto

Durante el tiempo de Adviento, y haciéndome eco de las profecías mesiánicas, en las se prefigura la venida del Señor con imágenes del desierto convertido en vergel, donde abundan los cedros, las acacias, los mirtos, los arrayanes, los olivos, los cipreses, los olmos, los enebros y los alerces (cf Is 41, 19), he ido presentando los diferentes árboles que aparecen en las Sagradas Escrituras como materia prima para la construcción del templo y para extraer los aromas preciosos con los que rendir culto al único Dios.

Pienso que ha sido un acompañamiento un tanto original, aunque en la cultura cristiana se adornan la casa y las iglesias cada vez más con especies vegetales en el tiempo de Adviento, costumbre que culmina sobre todo con la introducción del árbol Navidad.

>> Sigue...


Mensaje de Navidad

24.12.17 | 15:37. Archivado en Cartas de Buenafuente

MENSAJE DE NAVIDAD. 2017

Querido amigo:

En Belén he sido testigo del paso de miles de peregrinos que desean ver la gruta del nacimiento de Jesús, y al palpar las paredes y besar la estrella que señala el lugar donde se fija el parto de María, todos muestran en su rostro el impacto de la pobreza y de la simplicidad del espacio, a la vez que la emoción ante el Misterio que inunda la cueva.

Por gracia, en mi última peregrinación a Tierra Santa, al introducir en la gruta de la Natividad a una persona necesitada de ayuda, sin tener que hacer espera, pude permanecer cerca de dos horas en el rincón más extremo de la gruta, y como amanuense, levantar acta de los sentimientos que se despiertan en el alma cuando se contempla el nacimiento de Jesús.

Creer que Dios se ha hecho hombre, nacido de Santa María, el Primogénito de la humanidad, concede descubrir el modelo de perfección humana. Te aseguro que si das fe a la noticia de la Encarnación y del nacimiento del Hijo de Dios humanado, tu mirada sobre la realidad gozará de una luz diferente.

Si das fe a que Dios nació de la Virgen Nazarena y se hizo enteramente uno de nosotros, podrás no solo valorar a los demás como sacramentos del Nacido de Mujer, sino que también podrás sentir en ti mismo, en tu naturaleza, lo que sintió el Hijo de María y reconciliarte con tu historia.

>> Sigue...


22 Adviento. El Templo

23.12.17 | 15:33. Archivado en Adviento

IV DOMINGO DE ADVIENTO

MONICIÓN
Cuando comenzamos el Adviento iniciamos la contemplación de imágenes que utilizan los profetas para anunciar los tiempos mesiánicos. Nos hemos fijados en las distintas especies de árboles, en su significado y alegoría. Al sumarlos todos, descubrimos el paisaje más fascinante, que se convierte en el jardín que acogerá al nuevo Adán.

Las maderas preciosas, olorosas y resistentes de los árboles sirvieron para fabricar el arca de Noé, el arca de la Alianza, los varales, las puertas del Santuario… Hoy la Palabra nos recuerda la decisión del rey David, que no soportó vivir en casa construida con madera de cedro mientras el Arca del Señor permanecía en una tienda.

Es momento de preparar la casa para que entre el Señor. Dice la Sagrada Escritura que la Sabiduría entra en los hombres buenos de cada generación y va haciendo amigos de Dios y profetas.

TEXTO BÍBLICO
“Cuando el rey David se estableció en su palacio, y el Señor le dio la paz con todos los enemigos que le rodeaban, el rey dijo al profeta Natán: “Mira, yo estoy viviendo en casa de cedro, mientras el arca del Señor vive en una tienda”. Natán respondió al rey: “Ve y haz cuanto piensas, pues el Señor está contigo”.

TEXTO MÍSTICO
“¡Oh cristalina fuente,/ si en esos tus semblantes plateados/ formases de repente/ los ojos deseados/ que tengo en mis entrañas dibujados!” (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 12)

>> Sigue...


21 Adviento. Los frutos de la tierra

22.12.17 | 15:26. Archivado en Adviento

III SÁBADO DE ADVIENTO

MONICIÓN
El cielo se dispone a entregarnos el mejor don. La Virgen está a punto de dar a luz al Emmanuel. Por este motivo, los cristianos nos movemos a dar lo mejor de nosotros mismos. Los deseos de paz, de felicidad, de salud se esparcen por todos los medios.

Es momento, sobre todo, de disponernos nosotros mismos para ser ofrenda agradable a Dios, por estar reconciliados con Él y con quienes convivimos, por ser instrumentos de paz y concordia.

A Dios le agrada un corazón humilde, más que los sacrificios y las ofrendas costosas. “Un corazón sencillo Él no desprecia”.

TEXTO BÍBLICO
“Y presentarán al Señor la ofrenda como es debido. Entonces agradará al Señor la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, como en los años antiguos.”

TEXTO MÍSTICO
“Mi alma se ha empleado,/ y todo mi caudal, en su servicio;/ ya no guardo ganado,/ ni ya tengo otro oficio,/ que ya sólo en amar es mi ejercicio” (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 28).

>> Sigue...


20 Adviento. El trigal

21.12.17 | 15:24. Archivado en Adviento

III VIERNES DE ADVIENTO

MONICIÓN
Éstos son días en los que se acopian viandas para las fiestas. Los dulces aparecen en los postres, se brinda con buenos caldos y con ello se manifiesta la alegría familiar, que los cristianos sabemos que se funda en el nacimiento del Hijo de Dios en Belén.

Sorprende que quien va a decir de sí mismo: “Yo soy el pan de vida”, nazca en el lugar que significa: “Casa del pan”. Y nazca de la Nazarena, la mujer artesana, arca y artesa de la flor de harina y de la hogaza sin levadura.

El pan y el vino se convierten en sacramento, y al verlos ofrecidos por Ana, la madre de Samuel en la ofrenda de su hijo al Templo, contemplamos a María dándonos el fruto bendito de su vientre.

TEXTO BÍBLICO
“Cuando Ana hubo destetado a Samuel, subió con él al templo del Señor, de Siló, llevando un novillo de tres años, una fanega de harina y un odre de vino.”

TEXTO MÍSTICO
“En la interior bodega/ de mi Amado bebí, y cuando salía/ por toda aquesta vega,/ ya cosa no sabía;/ y el ganado perdí que antes seguía./ Allí me dio su pecho,/ allí me enseñó ciencia muy sabrosa,/ y yo le di de hecho/ a mí sin dejar cosa;/ allí le prometí de ser su Esposa” (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 26-27).

>> Sigue...


19 Adviento. Las flores

20.12.17 | 15:21. Archivado en Adviento

III JUEVES DE ADVIENTO

MONICIÓN
El tiempo pasa y se acerca la Nochebuena. La inmediatez del acontecimiento se describe poéticamente con imágenes bellísimas del bosque frondoso y de los campos florecidos.

Las profecías envueltas en figuras vegetales pasan a la relación enamorada, y el encuentro de Dios con nosotros se representa como la relación de amado con amada, entre aromas y flores.

La viña, el olivo y la higuera, dejan paso a las flores de la vega, al arrullo de la tórtola, al cántico del poema.

TEXTO BÍBLICO
“¡Levántate, amada mía, hermosa mía, ven a mí! Porque ha pasado el invierno, las lluvias han cesado y se han ido, brotan flores en la vega, llega el tiempo de la poda, el arrullo de la tórtola se deja oír en los campos; apuntan los frutos en la higuera, la viña en flor difunde perfume. ¡Levántate, amada mía, hermosa mía, ven a mí!”

TEXTO MÍSTICO
“De flores y esmeraldas,/ en las frescas mañanas escogidas,/ haremos las guirnaldas/ en tu amor florecidas/ y en un cabello mío entretejidas” (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 30).

>> Sigue...


18 Adviento. La zarza

19.12.17 | 19:18. Archivado en Adviento

III MIÉRCOLES DE ADVIENTO

MONICIÓN
Nos acercamos al día santo de la Navidad. Las escenas evangélicas nos ofrecen los relatos, transmitidos, como dice Benedicto XVI, por la tradición familiar. Pocas escenas como la de la anunciación del Ángel a María corresponde a esa tradición.

La Iglesia cree y canta diariamente, al alba, al mediodía y al atardecer el misterio de la concepción del Verbo de Dios en el seno de María sin concurso de varón. Los monjes han tomado la imagen de la zarza ardiente de Moisés, arbusto que arde y no se consume, como símbolo de la maternidad virgen de María.

Parece extraño que invoquemos la zarza en el contexto del Adviento, y sin embargo, se puede contemplar como la paradoja del Creador, que envía a su Hijo para redimir el desierto y convertirlo en vergel, para que los abrojos y espinas se conviertan en redención.

TEXTO BÍBLICO
“El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios.”

TEXTO MÍSTICO
“¡Ay, quién podrá sanarme!/ Acaba de entregarte ya de vero;/ no quieras enviarme de hoy más ya mensajero,/ que no saben decirme lo que quiero” (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 6).

>> Sigue...


17 Adviento. La higuera - Sicómoro

18.12.17 | 15:15. Archivado en Adviento

III MARTES DE ADVIENTO

MONICIÓN
El tiempo de Adviento es propicio para disponernos interiormente a la fiesta de Navidad. Es buen momento de reconciliación y de practicar la generosidad. Suele ser costumbre en muchos pueblos el aguinaldo, y en algunos países los niños van de casa en casa y recogen grandes sumas de dinero para obras sociales.

En el mundo judío, y también entre los cristianos, antes de las fiestas se suele invitar al ayuno, a cierta austeridad como preparación y llamada a ser conscientes. Estos preceptos se pueden interpretar como legalismo ascético, pero es bueno hacer higiene alimenticia. El texto que hoy se proclama describe lo que exige el ángel del Señor a la que será la madre del primer juez de Israel.

En la simbología judía, la higuera representa la fidelidad a cuanto prescribe la ley.

TEXTO BÍBLICO
“Ten cuidado de no beber vino ni licor, ni comer nada impuro, porque concebirás y darás a luz un hijo”.

TEXTO MÍSTICO
“Buscando mis amores,/ iré por esos montes y riberas;/ ni cogeré las flores,/ni temeré las fieras,/ y pasaré los fuertes y fronteras” (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual).

>> Sigue...


16 Adviento. El olivo

17.12.17 | 15:12. Archivado en Adviento

III LUNES DE ADVIENTO

MONICIÓN
Si hay algo en la Biblia que se relacione con la Navidad es, sin duda, la paz. Los ángeles cantan: “Paz en la tierra a los hombres que ama el Señor”. Y la historia señala que cuando todas las naciones estaban en paz, aconteció el nacimiento del Mesías.

La paz es un deseo permanente. En la Biblia la simboliza la paloma con la rama de olivo, icono que recuerda la escena de tiempos de Noé, que recibió la señal de que podía salir del arca porque ya se había secado la tierra, pues la paloma traía una ramita de olivo.

El olivo es árbol sagrado por su hoja perenne y sobre todo por su fruto, del que se saca el aceite, que sirve para alimento, para dar luz y para ungir. Estas propiedades del aceite se concentran en el Mesías.

TEXTO BÍBLICO
“Que en sus días florezca la justicia, y la paz abunde eternamente”.

TEXTO MÍSTICO
“En una noche oscura,/ Con ansias, en amores inflamada,/ ¡oh dichosa ventura!/ salí sin ser notada/ estando ya mi casa sosegada” (San Juan de la Cruz, Noche Oscura 1).

>> Sigue...


15 Adviento. El áloe

16.12.17 | 15:30. Archivado en Adviento

II DOMINGO DE ADVIENTO

MONICIÓN
Dentro de las imágenes utilizadas por los profetas para anunciar los tiempos mesiánicos, no solo se halla la enumeración de diferentes especies de árboles que vuelven a poblar el desierto que ha originado el pecado y lo convierten en el espacio frondoso del Edén, sino que también aparecen las flores y los aromas extraídos de las resinas de los árboles.

Al igual que el Creador dispone el jardín primero para colocar en medio al hombre y a la mujer, así imaginan las Escrituras que sucederá también cuando venga el Mesías. Pero será el mismo Salvador quien restaure la Creación.

Si miramos a los Evangelios, al inicio de su vida pública Jesús aparece tentado en el desierto, como lo fueron los primeros padres. Pero si la desobediencia volvió el Paraíso en desierto, la obediencia convirtió el desierto en huerto, y el huerto, en jardín. Y en la mañana de Pascua Jesucristo ofrecerá a su Padre la nueva creación.

TEXTO BÍBLICO
“Como el suelo echa sus brotes, como un jardín hace brotar sus semillas, así el Señor hará brotar la justicia y los himnos ante todos los pueblos”.

TEXTOS MÍSTICO
Quedéme y olvidéme,/ el rostro recliné sobre el Amado,/ cesó todo y dejéme,/ dejando mi cuidado/ entre las azucenas olvidado (San Juan de la Cruz, Noche Oscura 8).

>> Sigue...


14 Adviento. La vid

15.12.17 | 15:38. Archivado en Adviento

II SÁBADO DE ADVIENTO

MONICIÓN
Hay referencias bíblicas que están remecidas de significado. Es el caso de la imagen de la vid, o de la viña, que es tomada para representar al pueblo de Dios, la parcela preferida del Labrador, que es el mismo Dios.

Los frutos de la vid son los testigos de la tierra de la promesa: los exploradores llevan entre dos los racimos cortados en Canaán. Pero a su vez, la viña, que representa el comportamiento de los israelitas, para decir de su infidelidad e idolatría se vuelve borde.

Belén será tierra de uvas dulces, y Jesús vendrá a ser la mejor vid, y la copa brindada como expresión de su entrega total.

TEXTO BÍBLICO
“Dios de los ejércitos, vuélvete:/mira desde el cielo, fíjate,/ ven a visitar tu viña,/ la cepa que tu diestra plantó,/ y que tú hiciste vigorosa.”

TEXTO MÍSTICO
“Cazadnos las raposas,/ Que está ya florecida nuestra viña,/ En tanto que de rosas/ Hacemos una piña,/ Y no parezca nadie en la montiña” (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 16).

>> Sigue...


13 Adviento. El sauce

14.12.17 | 17:16. Archivado en Adviento

II VIERNES DE ADVIENTO

MONICIÓN
Me ha ayudado mucho la explicación del papa Francisco acerca de la justicia y la misericordia. Entre nosotros a veces las vemos incompatibles, porque si somos misericordiosos, parece que faltamos a la justicia, y si aplicamos la ley, quizá sentimos que nos falta misericordia.

Los salmos y los textos sagrados nos revelan que Dios es justo y misericordioso, que si su ira dura un instante, su bondad, de por vida. Y que Él puede hace compatible la justicia y la misericordia.

Me ha ayudado a comprender que justicia significa confianza y que el hombre justo confía y se parece al árbol plantado junto a la corriente, que no teme la sequía porque lo riega la corriente que mana del santuario.

TEXTO BÍBLICO
“Será como un árbol plantado al borde de la acequia:/ da fruto en su sazón y no se marchitan sus hojas;/ y cuanto emprende tiene buen fin.

TEXTO MÍSTICO
“La blanca palomica/ Al arca con el ramo se ha tornado,/ Y ya la tortolica/ Al socio deseado/ En las riberas verdes ha hallado” (Cántico Espiritual, 34).

>> Sigue...


12 Adviento. La Palmera

13.12.17 | 15:13. Archivado en Adviento

II JUEVES DE ADVIENTO

MONICIÓN
Estamos cruzando el ecuador del tiempo de Adviento. La Palabra nos ofrece el paisaje más fascinante con toda clase de árboles en medio del desierto, transformado en oasis.

Las imágenes contrapuestas del desierto y del lugar frondoso se emplean para señalar el cambio entre el tiempo de espera de la llegada del Mesías y el de su visita. Entre las distintas manifestaciones religiosas en este tiempo de preparación de la Navidad encontramos la llamada corona de Adviento, hecha con ramas de abeto, de pino, de laurel…

En Alemania los presbiterios de las iglesias se pueblan de árboles de hoja perenne, representando la visión del profeta del desierto convertido en vergel.

TEXTO BÍBLICO
“Yo, el Señor, les responderé; yo, el Dios de Israel, no los abandonaré. Alumbraré ríos en cumbres peladas; en medio de las vaguadas, manantiales; transformaré el desierto en estanque y el yermo en fuentes de agua; pondré en el desierto cedros, y acacias, y mirtos, y olivos; plantaré en la estepa cipreses, y olmos y alerces, juntos. Para que vean y conozcan, reflexionen y aprendan de una vez, que la mano del Señor lo ha hecho, que el Santo de Israel lo ha creado.”

TEXTO MÍSTICO
¡Oh bosques y espesuras/ plantadas por la mano del Amado!/ ¡Oh prado de verduras,/ De flores esmaltado!/ Decid si por vosotros ha pasado (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 4).

>> Sigue...


11 Adviento. El bálsamo

12.12.17 | 15:06. Archivado en Adviento

II MIÉRCOLES DE ADVIENTO

MONICIÓN
A poco que uno conozca las especies vegetales que pueblan el bosque, descubre la variedad de árboles y la armonía que ofrecen con su policromía, flora y fronda. Donde habito puedo contemplar el requejo, la sabina, el enebro, el pino, la encina, el roble, el marojo, el nogal, el abeto, el cedro, la tuya, el aligustre

¡Cómo acompaña la contemplación de la naturaleza! No solo por su variedad y vegetación, sino por la certeza de que todo existe en razón de un proyecto de amor, de Aquel que hizo todo hermoso y bueno.

Al acercarnos a la Navidad, los belenistas suele tomar de la naturaleza el musgo, la arena, el boj… para representar el paisaje bucólico del lugar donde nació Jesús, Palabra hecha carne, por Quien y para Quien se hizo todo.

TEXTO BÍBLICO
“¿A quién podéis compararme, que me asemeje?”, dice el Santo. Alzad los ojos a lo alto y mirad: ¿quién creó aquello? El que cuenta y despliega su ejército y a cada uno lo llama por su nombre; tan grande es su poder, tan robusta su fuerza, que no falta ninguno”.

TEXTO MÍSTICO
“He entrado en mi jardín, | hermana mía, esposa; | he recogido mi mirra y mi bálsamo, | he comido mi néctar con mi miel, | he bebido mi vino con mi leche. ¡Comed, amigos, bebed, | embriagaos de amores!” (Cat 5, 1)

>> Sigue...


10 Adviento. El incienso

11.12.17 | 15:03. Archivado en Adviento

II MARTES DE ADVIENTO

MONICIÓN
Cuando se levanta el viento y mece las copas de los árboles, y si llega con fuerza cimbrea las ramas, cabe escuchar el aplauso de la naturaleza a su Creador.

El bosque, aun sin la fuerza de la tormenta, en medio del silencio sumerge en una densidad de sentimientos profundos, y sorprendentemente, se escucha la elocuencia de los árboles.

El poeta hace que canten y bendigan a su Creador todas las especies que repueblan los montes, y llega a sentir la embriaguez de los perfumes que exhalan, al tiempo que respira. Y todo ello se convierte en anuncio de la Palabra que habita la Creación y que tomará carne con el nacimiento del Hijo de Dios.

TEXTOS BÍBLICO
“Alégrese el cielo, goce la tierra,/retumbe el mar y cuanto lo llena;/ vitoreen los campos y cuanto hay en ellos,/aclamen los árboles del bosque,/ delante del Señor, que ya llega,/ ya llega a regir la tierra:/ regirá el orbe con justicia/ y los pueblos con fidelidad” (Sal 95).

TEXTO MÍSTICO
“Gocémonos, Amado,/ y vámonos a ver en tu hermosura/ al monte y al collado,/ do mana el agua pura;/entremos más adentro en la espesura” (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 36).

>> Sigue...


09 Adviento. El cedro

10.12.17 | 15:55. Archivado en Adviento

II LUNES DE ADVIENTO

INTRODUCCIÓN
La esperanza se sostiene con la belleza y con las buenas formas. Los detalles en las relaciones humanas suavizan la convivencia. Cuando una casa mantiene el orden, la limpieza y el calor de hogar se hace acogedora.

Las lecturas de este tiempo nos invitan a entrar en el recinto sagrado, en la comunión eclesial, en el santuario. No solo en el templo material, sino sobre todo dentro de nosotros mismos.

Si la creación es revestida de tanta belleza, ¿qué es el hombre para que Dios se enamore de él y se haga uno de nosotros?

TEXTO BÍBLICO
“Tiene la gloria del Líbano, la belleza del Carmelo y del Sarión. Ellos verán la gloria del Señor, la belleza de nuestro Dios” (Is 35, 2).

TEXTO MÍSTICO
“Cuando tú me mirabas,/ su gracia en mí tus ojos imprimían:/ por eso me adamabas,/ y en eso merecían/ los míos adorar lo que en ti vían.
No quieras despreciarme,/ que, si color moreno en mí hallaste,/ ya bien puedes mirarme/ después que me miraste,/ que gracia y hermosura en mí dejaste” (san Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 32-33).

>> Sigue...


08 Adviento. El Ciprés

09.12.17 | 15:51. Archivado en Adviento

II DOMINGO DE ADVIENTO

INTRODUCCIÓN
Las estampas bucólicas, los paisajes remecidos de abundancia, el anuncio de noticias entrañables, se aúnan para augurar el tiempo de la visita de nuestro Dios.

En la naturaleza creada hay árboles que reflejan el diálogo entre el cielo y la tierra, porque ascienden verticales y representan la aspiración de la humanidad por alcanzar la luz, la libertad y la justicia.

Los árboles esbeltos tocan el cielo y nos elevan la mirada. En ellos cabe sentir el movimiento espiritual trascendente, el beso del cielo con la tierra.

TEXTOS BÍBLICO
“La fidelidad brota de la tierra y la justicia mira desde el cielo. El Señor nos dará la lluvia, y nuestra tierra dará su fruto”. (Sal 84)

TEXTO MÍSTICO
“Tras de un amoroso lance,/ y no de esperanza falto,/ volé tan alto, tan alto,/ que le di a la caza alcance” (San Juan de la Cruz, Poesías 6).

>> Sigue...


07 Advientol Las mieses

08.12.17 | 15:43. Archivado en Adviento

I SÁBADO DE ADVIENTO

INTRODUCCIÓN
Los primeros padres, por su desobediencia, fueron expulsados a una tierra baldía, de zarzas y abrojos, con la penosidad de comer el pan con el sudor de la frente y con el esfuerzo del trabajo.

Las promesas mesiánicas rezuman abundancia no solo para el bienestar de las personas, sino que toda la creación se armoniza, y recupera la belleza, la fecundidad y feracidad primeras.
Los árboles frondosos y las mieses maduras, los prados abundantes y los campos sembrados, se convierten en el paisaje que aventura bendición.

TEXTO BÍBLICO
“Te dará lluvia para la semilla que siembras en el campo, y el grano de la cosecha del campo será rico y sustancioso; aquel día, tus ganados pastarán en anchas praderas; los bueyes y asnos que trabajan en el campo comerán forraje fermentado, aventado con bieldo y horquilla. En todo monte elevado, en toda colina alta, habrá ríos y cauces de agua el día de la gran matanza, cuando caigan las torres” (Is 30, 23ss).

TEXTO MÍSTICO
“Mil gracias derramando,/ Pasó por estos sotos con presura,/ Y yéndolos mirando,/Con sola su figura/ Vestidos los dejó de su hermosura” (san Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 5).

>> Sigue...


A La Inmaculada Concepción

07.12.17 | 19:25. Archivado en Espiritualidad, Oración

A LA INMACULADA CONCEPCIÓN

No me duele reconocerte diferente.
No me extraña que Dios te colmara de hermosura.
No imagino que pudieras ser de otra manera,
Tú, que fuiste escogida como entrañas divinas.

¿Por qué tendremos que pensar por nuestra cuenta?
¿Por qué no imaginarte en la mente del Creador?
Si el que hizo todo, todo lo hizo bello,
¿Por qué dudar de que a ti te hiciera sin pecado?

Parece que no es lógico si no eres como nosotros.
Parece que es extraño tu ser inmaculado.
Como si de nuestra esencia fuera no serlo,
Como si no pudiera Dios hacerte colmada de hermosura.

Virgen nazarena, mujer, esposa y madre.
Virgen nazarena, humilde, discreta, oyente.
La Palabra se ha hecho casa en tu seno.
Dios se ha enamorado de tu inocencia.

Tú te has convertido en nuestro estandarte.
Gracias a ti la humanidad recupera la esperanza.
Tú eres el puerto franco en nuestras zozobras.
Tú eres la puerta de todas las profecías.

Hoy me dejo mirar por tu semblante,
Y me uno a quienes cantan tu misterio.
Quiero ser del coro que enaltece tu historia
Por gratitud sincera, y también interesada.

Virgen Inmaculada, jardín de Dios.
Virgen Inmaculada, artesa santa.
Virgen Inmaculada, arca bendita.
Virgen Inmaculada, éxtasis divino.

Acoge nuestro ruego de pecadores.
Eleva nuestra súplica ante tu Hijo.
Intercede siempre, aunque no te invoquemos.
Gracias, bendita tú entre las mujeres.

En ti se liberan los miedos y fantasmas.
En ti encuentra refugio el peregrino.
A ti te invocan los sencillos.
Señora nuestra, ruega por nosotros.


06 Adviento. El manzano

07.12.17 | 15:27. Archivado en Adviento

I VIERNES DE ADVIENTO

INTRODUCCIÓN
La observación que venimos haciendo sobre la presencia del árbol en las Sagradas Escrituras, hunde su raíz en la creación primera, descrita por la Biblia como un bello jardín en el que hay toda clase de árboles bellos de ver y buenos de comer.

Aunque el texto bíblico no concreta la especie del árbol del conocimiento, la tradición, la iconografía y la leyenda han señalado al manzano como el árbol prohibido, del que Eva arrancará la manzana.

Más que resaltar que se comiera de un fruto u otro, el pasaje se centra en la actitud desobediente de los primeros padres, a la vez que en el deseo de emancipación de su Creador. De aquí que la desobediencia de Adán en el paraíso se repare, según san Pablo, por la obediencia de Jesús en la Cruz.

TEXTO BÍBLICO
Después que Adán comió del árbol, el Señor llamó al hombre: “¿Dónde estás?” Él contestó: “Oí tu ruido en el jardín, me dio miedo, porque estaba desnudo, y me escondí”. El Señor le replicó: “¿Quién te informó de que estabas desnudo? ¿Es que has comido del árbol del que te prohibí comer?”

TEXTO MÍSTICO
“Debajo del manzano. Esto es, debajo del favor del árbol de la cruz, que aquí es entendido por el manzano, donde el Hijo de Dios consiguió victoria, y por consiguiente desposó consigo la naturaleza humana, y consiguientemente a cada alma, dándole él gracia y prendas en la cruz” (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual, declaración)

>> Sigue...


05 Adviento. El granado

06.12.17 | 15:23. Archivado en Adviento

I JUEVES DE ADVIENTO

INTRODUCCIÓN
Las profecías mesiánicas se describen con imágenes de banquetes, de abundancia de bienes, como reconquista del paraíso, y como en la primera creación, será regalo de Dios, que se compadece de su pueblo.

La Navidad tiene la correspondencia con un tiempo rico en sabores, en postres, cenas, mesas familiares, que debieran evocar la magnanimidad de Dios, quien nos deja saborear los dones de la tierra.

Este tiempo es propicio para la generosidad solidaria. Crece la sensibilidad en favor de los que tienen menos. A la mesa de la creación están invitados todos.

TEXTO BÍBLICO
Confiad siempre en el Señor, porque el Señor es la Roca perpetua (Is 26, 1-6).

TEXTO MÍSTICO
Y luego a las subidas/ Cavernas de las piedras nos iremos,/ Que están bien escondidas,/ Y allí nos entraremos,/ Y el mosto de granadas gustaremos (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 37).

>> Sigue...


04 Adviento. La encina

05.12.17 | 15:20. Archivado en Adviento

I MIÉRCOLES DE ADVIENTO

INTRODUCCIÓN
La mirada en silencio a la naturaleza extasía y deja sentir la presencia del que lo habita todo, lo penetra todo, lo invade todo. Quien se atreve a adentrarse en la espesura de los bosques advierte el abrazo sobrecogedor que le penetra el alma.

Es tiempo de abismarse, de recibir el anuncio que nos ofrece de manera permanente la creación buena y bella, y descubrir que la bondad permanece entre nosotros, al contemplar el comportamiento armónico de las distintas especies. ¡Cómo ayuda a comprender la comunión en la diversidad la policromía del bosque en otoño!
El bosque es hospitalario, siempre es posible encontrar alivio al hambre y a la sed cuando se conocen las especies comestibles.

TEXTO BÍBLICO
Aquel día, el Señor de los ejércitos preparará para todos los pueblos, en este monte, un festín de manjares suculentos, un festín de vinos de solera; manjares enjundiosos, vinos generosos (Is 25, 6).

TEXTO MÍSTICO
“En la interior bodega/ De mi Amado bebí, y cuando salía/ Por toda aquesta vega,/ Ya cosa no sabía,/ Y el ganado perdí que antes seguía” (San Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 26).

>> Sigue...


03 Adviento. El almendro

04.12.17 | 15:15. Archivado en Adviento

I MARTES DE ADVIENTO

INTRODUCCIÓN
Entre las imágenes proféticas, que aluden a los tiempos mesiánicos se presenta el árbol genealógico, el tronco de Jesé, del que desciende la casa de David, y de esta casa nacerá el Mesías.

La presencia del árbol atraviesa la Biblia, desde el que plantó el Creador en el Paraíso, al árbol de la Cruz. Los místicos, que ven la realidad con los ojos de Dios y la escuchan con el oído del corazón, cuando tocan la madera sienten la vibración de la Historia de Salvación, llevada a término sobre el árbol levantado en el Calvario.

TEXTO BÍBLICO
“Aquel día, brotará un renuevo del tronco de Jesé, y de su raíz florecerá un vástago” (Is 11, 1).

>> Sigue...


02 Adviento. La acacia

03.12.17 | 15:10. Archivado en Adviento

I LUNES DE ADVIENTO

INTRODUCCIÓN
Las profecías mesiánicas se colman de imágenes intuitivas para indicar que el desierto se transformará en fresquedal y el yermo en pradera. Por esta visión, en el altar de Buenafuente, cada día, las monjas ofrecen una pequeña rama de planta de hoja perenne para adelantar lo que supone la Navidad como recreación nueva y buena.

El adviento nos invita a observar que hasta lo más humilde es elevado a creatura que contiene la virtualidad de la gloria de Dios. San Máximo el Confesor llega a afirmar: “Dios hecho materia, para que la materia se divinice”.

Hoy contemplamos la acacia, árbol duro, que se encuentra en los desiertos; de su madera se construyó el Arca de la Alianza. A su vez, María es considerada como nueva Arca de la Alianza porque lleva en su seno al Salvador, y bien se le puede cantar el salmo: “A acacia huelen tus vestidos”.

TEXTO BÍBLICO
“Al final de los días estará firme el monte de la casa del Señor, en la cima de los montes, encumbrado sobre las montañas. De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas” (Is 2, 1-59.

>> Sigue...


01 Adviento. El abeto

02.12.17 | 15:04. Archivado en Adviento

I DOMINGO DE ADVIENTO

INTRODUCCIÓN

Este tiempo nos llama a la esperanza y a renovar nuestra mirada sobre la realidad. Nos invita a la hermosa tarea de cooperar con el Creador para lograr el clima adecuado que haga posible experimentar la visita de nuestro Dios.
En muchas casas surgirá como un microcosmos idílico a la hora de colocar el belén o de adornar el árbol de Navidad. La ciudad se ilumina, y la Palabra de Dios nos invita a observar los signos más esperanzadores.

Me propongo considerar cada día de Adviento un texto que nos llame a contemplar la naturaleza, a respetar la casa ajardinada que dispuso el Hacedor de todo para disfrute de la humanidad, como adelanto de su venida al mundo.

TEXTO BÍBLICO
“Dios de los ejércitos, vuélvete: mira desde el cielo, fíjate, ven a visitar tu viña, la cepa que tu diestra plantó, y que tú hiciste vigorosa” (Sal 79).

TEXTO MÍSTICO
“Oh bosques y espesuras,/ Plantadas por mano del Amado,/ Oh prado de verduras,/ De flores esmaltado,/ Decid si por vosotros ha pasado” (Sam Juan de la Cruz, Cántico Espiritual 4).

>> Sigue...


ADVIENTO, TIEMPO DE ESPERANZA

01.12.17 | 16:38. Archivado en Adviento

ADVIENTO

Surja como el alba la luz en nuestro corazón, abramos nuestros ojos al despuntar de la aurora. La noche de los tiempos está vencida, lo anuncia el lucero de la mañana.

Es tiempo de despertar, de tomar al salterio sus versos: “Oh Dios, Tú eres mi Dios, por ti madrugo, mi alma está sedienta de ti, como tierra reseca, agostada, sin agua”.

Es momento de vigilar, de esperar, de buscar: “Como busca la cierva corrientes de agua, así mi alma te busca a ti, Dios mío”.

TIEMPO DE ESPERANZA
La esperanza cristiana no se funda en el deseo de que acontezca lo que a mí me gusta, sino en la Palabra y en la promesa divina, que no revoca nunca lo que ha revelado, aun en daño propio.
Tenemos testigos de esperanza. Desde Abraham a los primeros cristianos:
“Ante Dios, nuestro Padre, recordamos sin cesar la actividad de vuestra fe, el esfuerzo de vuestro amor y el aguante de vuestra esperanza en Jesucristo, nuestro Señor” (1Tes 1, 3)

“Abrahán creyó. Apoyado en la esperanza, creyó, contra toda esperanza, que llegaría a ser padre de muchas naciones, según lo que se le había dicho: “Así será tu descendencia” (Rm 4, 18).

“Porque en esperanza fuimos salvados. Y una esperanza que se ve ya no es esperanza. ¿Cómo seguirá esperando uno aquello que ve? Cuando esperamos lo que no vemos, aguardamos con perseverancia” (Rm 8, 25).

>> Sigue...


Domingo, 22 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca