Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

I Camino de la Cruz

31.03.17 | 20:29. Archivado en Cuaresma

PRIMERA ESTACIÓN: JESÚS ES CONDENADO A MUERTE

TEXTO PROFÉTICO:
“Oía la acusación de la gente: «“Pavor-en-torno”, delatadlo, vamos a delatarlo».” (Jr 20, 10)

TEXTO EVANGÉLICO:
Al ver Pilato que todo era inútil y que, al contrario, se estaba formando un tumulto, tomó agua y se lavó las manos ante la gente, diciendo: «Soy inocente de esta sangre. ¡Allá vosotros!». Todo el pueblo contestó: «¡Caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos!». Entonces les soltó a Barrabás; y a Jesús, después de azotarlo, lo entregó para que lo crucificaran. (Mt 27, 24-25)

TEXTO PATRÍSTICO
“… Aquel que era el más bello de los hombres, entregó su atractivo rostro a las afrentas de los impíos, y sometió sus ojos, cuya mirada rige todas las cosas, a ser velados por los inicuos; aquella paciencia con la que presentó su espalda a la flagelación, y su cabeza, temible para los principados y potestades, a la aspereza de las espinas; aquella paciencia con la que se sometió a los oprobios y malos tratos; con la que, en fin, admitió pacientemente la cruz” (Beato Elredo)

TEXTO MÍSTICO:
“No me ha venido trabajo que, mirándoos a Vos cuál estuvisteis delante de los jueces, no se me haga bueno de sufrir.” (Santa Teresa de Jesús, Vida 22, 6)

CONSIDERACIÓN
- Jesús ¿por qué callas ante la injusticia que te hacen? ¿Acaso es mejor el silencio que la protesta?
- “El que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado”
Y comprendo que del hombre es la venganza, el odio, la violencia, la reacción defensiva. De Dios es el perdón, la humildad, la ultimidad, el despojo.


31 Cuaresma. Pasión

30.03.17 | 20:26. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

PASIÓN (IV VIERNES)

Cada viernes de Cuaresma, la Iglesia nos invita de manera especial a contemplar los padecimientos de Jesús durante los días de su Pasión. La Liturgia de este día nos ofrece las imágenes proféticas de los sufrimientos del justo, acechado por aquellos a los que incomoda su vida honesta.
Si el término “pasión” se utiliza para referirnos a los acontecimientos dolorosos que vivió Jesús en los últimos días de su vida terrena, asociados a esos mismos momentos terribles, se pueden contemplar también, no sin estremecimiento, los martirios que siguen padeciendo tantos cristianos en razón de su fe.

Más allá de la valoración artística y técnica, más allá del juicio moral favorable o adverso, que algunos han declarado acerca de los protagonistas de la película “Silencio”, sobrecoge la radicalidad y el testimonio de fe de las comunidades cristianas contemporáneas a los primeros mártires de Japón. Pero sabemos que la persecución no solo aconteció en tiempos lejanos; en nuestros días llegan noticias permanentes de deportaciones, encarcelamientos, vejaciones, y hasta martirios por profesar la fe cristiana.

Hay, además, otras formas más sutiles de infligir persecución, padecimientos, torturas, desde la segregación y discriminación laboral, en las relaciones sociales, con los vetos ideológicos, por razón religiosa. Con ello también se provocan situaciones límite.

>> Sigue...


30 Cuaresma. Pecado

29.03.17 | 19:33. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

PECADO (IV JUEVES)

En el Tiempo de Cuaresma es constante la llamada a la conversión y a la reconciliación. Amabas actitudes significan abandonar el pecado.

Convertirse es dejarse mirar por Dios y saberse bajo su mirada. Cuando esto sucede, el alma se ilumina, y en el espacio interior, a la vez que se siente la atracción de la luz, se descubre la propia pobreza, debilidad y pecado, y surge la reacción humilde de la súplica del perdón.

El pecado es la obstinación de vivir ignorando a Dios, por no querer, de una u otra manera, reconocer que Él es el único Señor. Por el pecado se da la espalda al amor divino y entra en el corazón la oscuridad que produce el egoísmo, toda idolatría, bien sea del poder, del tener o del placer.

>> Sigue...


29 Cuaresma. Luz

28.03.17 | 19:27. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

LUZ (IV MIÉRCOLES)

Si hay una imagen relacionada con la Pascua del Señor, solemnidad para la que nos prepara el Tiempo de Cuaresma, es la luz. En la noche santa, el fuego, el cirio encendido, las velas prendidas en las manos de los fieles abren la Gran Liturgia de la Pascua.

A lo largo de los días cuaresmales, en varios momentos se nos ofrecen lecturas relacionadas con la luz, especialmente cuando Jesús se encuentra con algún ciego y lo cura.

Para quien padece falta de visión, ver significa luz, y a la vez, en el Evangelio, luz significa ver con fe. La curación de invidentes es que vean como Dios ve, con ojos iluminados por la fe, y la fe es al mismo tiempo la condición para ver.

>> Sigue...


28 Cuaresma. Agua

27.03.17 | 19:25. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO CUARESMAL

AGUA (IV MARTES)

Una de las razones del Tiempo de Cuaresma es que sirva para la gran preparación para la Pascua, fecha en la que los catecúmenos recibirán el bautismo, y todos los cristianos renovaremos las promesa bautismales.

En la travesía cuaresmal, tiempo con resonancias de la cuarentena de años que tardó el pueblo de Israel en llegar desde Egipto, tierra de esclavitud, al país de la promesa, se nos acompañará con textos bíblicos que hacen explícita referencia al agua como evocación profética del sacramento de iniciación cristiana.

Ya al inicio, se bendecirá la ceniza con agua, lo que nos recuerda nuestro propio origen: estamos hechos del polvo del suelo amasado por las manos artesanas del Creador, como vasos de barro en manos del Alfarero divino.

>> Sigue...


27 Cuaresma. Pascua

26.03.17 | 20:19. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

PASCUA

El Tiempo Cuaresmal tiene relación con la la Pascua, y desde esta perspectiva también es tiempo pascual, aunque la liturgia aplique este término a la cincuentena que va del día de Resurrección a Pentecostés.

Pascua significa paso, y en este significado caben diferentes evocaciones: la travesía que leemos en el libro del Éxodo, cuando el pueblo de Israel cruzó el Mar Rojo, o el tránsito de la muerte a la vida, que en la historia de Jesús son los misterios de su Pasión, muerte y resurrección, y en Liturgia es la fiesta principal de los cristianos, que se celebra de manera solmene en la Gran Vigilia de la noche santa de la Pascua de Resurrección.

Pascua significa también conversión personal, paso de la vida de esclavitud y de pecado, a una opción evangélica. La Sagrada Escritura se refiere este día al paso de lo viejo a lo nuevo, novedad anunciada por el profeta, que acontece por la gracia de la Redención.
Cuentan que dos discípulos del abad san Benito, siendo este muy anciano, se acercaron a felicitarle el día de Pascua; el santo monje no sabía que era esa fecha, y cuando le saludaron con gran afecto y le dijeron: “¡Padre, hoy es Pascua!”, el anciano respondió: “Si, hijos míos, hoy es Pascua, porque habéis venido”.

>> Sigue...


26 Cuaresma. Aceite

25.03.17 | 20:16. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO CUARESMAL

EL ACEITE

La presencia del aceite es muy rica en la Biblia, y su significado se puede considerar desde sus diferentes utilidades. El aceite es curativo, perfuma, unge, consagra, alimenta y sirve para iluminar.

El Domingo de Ramos se evoca la entrada de Jesús en Jerusalén desde el Monte de los Olivos. El olivo es signo de paz y de bendición, recuerda el lugar donde Jesús se retiraba a orar. Junto al huerto de olivos estaba la almazara, el molino de aceite.

El Hosanna es el cántico en honor del que viene en el nombre del Señor y con él se recibe al Ungido, al Mesías, al Cristo, a Aquel que es esperado como Rey y Señor. Históricamente, la entrada triunfal se escolta con ramos de olivo, árbol de cuyo fruto se obtiene el precioso líquido que sirve para fortalecer y para ungir.

>> Sigue...


25 Cuaresma. Imagen

24.03.17 | 22:32. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

IMAGEN

Dentro de la Cuaresma, si la Pascua viene un poco tardía, se celebra la gran fiesta de la Encarnación del Señor, comienzo de los Misterios que conmemoramos en los días santos del Triduo Pascual.

Durante muchos siglos, incluso dentro de la Iglesia católica, hubo luchas y enfrentamientos sobre si era lícito representar a Jesucristo en imagen. Unos lo negaban, los iconoclastas, porque decían que no se podía materializar la divinidad de Cristo.

Otros en cambio, los iconodulos, se mostraban a favor de la representación icónica de los misterios sagrados, basándose en el hecho de la Encarnación.
Si Dios se ha querido hacer hombre en su Hijo y ha nacido de mujer, tomando nuestra naturaleza, la materia adquiere un valor sacramental del Misterio del Verbo Encarnado, como dice san Máximo el Confesor.

>> Sigue...


24 Cuaresma. Penitencia

23.03.17 | 20:09. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

PENITENCIA

Cuaresma y penitencia se corresponden, y sin embargo, cada vez más la penitencia se debe iluminar con la luz de la Pascua, si no se quiere incurrir en un ascetismo un tanto pretencioso que busca el protagonismo.

Si es verdad que la penitencia se refiere sobre todo al dominio del cuerpo, para obtener mayor libertad de la mente y del corazón, y en el camino espiritual es importante la etapa ascética o purgativa, la penitencia cristiana sin embargo debe tener siempre presente a Aquel que se desea seguir por el camino de la Cruz.

Jesús dice cuando invita al discipulado: “El que quiera ser discípulo mío que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz y me siga”. Y a su vez la Sagrada Escritura advierte de no sobrecargarse injustamente, asumiendo fardos pesados, sobre todo adelantando acontecimientos. “A cada día le es suficiente con su disgusto”. En este sentido, la penitencia más agradable para Dios es la de abrazar humildemente, como historia de salvación, los acontecimientos que se presentan.

>> Sigue...


23 Cuaresma. Alianza

22.03.17 | 22:30. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

ALIANZA

La alianza tiene las características de un pacto en el que se conciertan las estipulaciones y se elevan a rango de contrato vinculante. En la Biblia se describe la relación de Dios con su pueblo en clave de alianza, y en un principio las estipulaciones con las que se determina la vinculación entre ellos, tienen el estilo de los pactos hititas, prebíblicos, como cuando un rey gana la batalla y a la hora de someter a los nuevos súbditos les ofrece elevar a rango de ley las mutuas relaciones. Si el pueblo vencido cumple lo pactado, el rey lo protegerá, pero si no lo hace, puede ser sometido violentamente, e incluso aniquilado.

Aunque la alianza bíblica tiene semejanza con el pacto pagano, Dios sin embargo siempre da la posibilidad de renovar y de restaurar la quiebra del contrato. Este es el caso que denuncia el profeta Jeremías: ‘Escuchad mi voz. Yo seré vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo. Seguid el camino que os señalo, y todo os irá bien’. Pero el pueblo se obstinó en su mal camino y desobedeció.

>> Sigue...


22 Cuaresma. Los Mandamientos

21.03.17 | 22:25. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

MANDAMIENTOS

Siempre nos surgen resistencias cuando alguien nos manda algo, incluso si los mandamientos son divinos, pero quizá es por falta de comprensión de la sabiduría que contienen y de la plenitud que aportan.

Dice Moisés: “Mirad: yo os enseño los mandatos y decretos, como me mandó el Señor, mi Dios, para que los cumpláis en la tierra donde vais a entrar para tomar posesión de ella. Observadlos y cumplidlos, pues esa es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia a los ojos de los pueblos, los cuales, cuando tengan noticia de todos estos mandatos, dirán: “Ciertamente es un pueblo sabio e inteligente esta gran nación” (Dt 4, 5-6).

>> Sigue...


21 Cuaresma. Sacrificio

20.03.17 | 20:45. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

SACRIFICIO

Nuestra interpretación natural de lo que significa sacrificio nos lleva a los padecimientos dolorosos, a las ofrendas penitenciales, a la abstinencia de lo que nos gusta, a ofrendas que nos cuestan. Sin quitar el valor que puedan tener las acciones generosas, el texto sagrado nos abre a una dimensión más amplia de sacrificio cuando dice: “Acepta nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde, como un holocausto de carneros y toros o una multitud de corderos cebados. Que este sea hoy nuestro sacrificio, y que sea agradable en tu presencia: porque los que en ti confían no quedan defraudados” (Dn 3, 39-40).

Es posible que nos planteemos los sacrificios como ofrenda para obtener algún beneficio, que hagamos nuestras promesas en cierto trato con Dios, si nos concede lo que le pedimos o para que nos conceda aquello que creemos que necesitamos. Y si no sucede aquello por lo que nos esforzamos y sacrificamos entramos en frustración, en desesperanza, y hasta en crisis de fe.

El salmista llega a reconocer en su oración: “Los sacrificios no te satisfacen: si te ofreciera un holocausto, no lo querrías. El sacrificio agradable a Dios es un espíritu quebrantado; un corazón quebrantado y humillado, tú, oh Dios, tú no lo desprecias” (Sal 50, 18-20).

>> Sigue...


20 Cuaresma. Fe

19.03.17 | 20:42. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

LA FE

En el camino cuaresmal destaca la presencia del hombre justo, de quien se fio de Dios y dio crédito a su Palabra y a su promesa. San José, el esposo de María, se nos muestra como el mejor ejemplo si deseamos avanzar hacia la Pascua.

Dice el autor de la Carta a los Hebreos que Noé, Abraham, Sara, Jacob…, obtuvieron por su fe la bendición divina. Ninguno estuvo en circunstancias similares a las que vivió el esposo de la joven María de Nazaret.

Cristiano es aquel que da fe a la Palabra de Dios, se fía de Él, como dice san Pablo refiriéndose a Cristo: “Esta es la razón por la que padezco tales cosas, pero no me avergüenzo, porque sé de quién me he fiado” (2Tm 1, 12). De esta actitud depende la posibilidad de superar las circunstancias adversas que parecen contradecir la bondad de Dios y su presencia solidaria. Dice el Libro Santo: “Hijo, si te acercas a servir al Señor, prepárate para la prueba. Endereza tu corazón, mantente firme y no te angusties en tiempo de adversidad. Pégate a Él y no te separes, para que al final seas enaltecido” (Ecco 2, 1-3).

>> Sigue...


19 Cuaresma.

18.03.17 | 20:39. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

AGUA

Una de las razones del Tiempo de Cuaresma es que sirva para la gran preparación para la Pascua, fecha en la que los catecúmenos recibirán el bautismo, y todos los cristianos renovaremos las promesa bautismales.

En la travesía cuaresmal, tiempo con resonancias de la cuarentena de años que tardó el pueblo de Israel en llegar desde Egipto, tierra de esclavitud, al país de la promesa, se nos acompañará con textos bíblicos que hacen explícita referencia al agua como evocación profética del sacramento de iniciación cristiana.

Ya al inicio, se bendecirá la ceniza con agua, lo que nos recuerda nuestro propio origen: estamos hechos del polvo del suelo amasado por las manos artesanas del Creador, como vasos de barro en manos del Alfarero divino.

>> Sigue...


18 Cuaresma. Lavatorio

17.03.17 | 20:37. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

LAVATORIO

Los que estudian las Escrituras nos hacen comprender mejor el significado de algunos pasajes que contienen imágenes y concurrencias muy ricas y profundas. Por ejemplo, los tres evangelios sinópticos y san Pablo narran la última cena; en cambio, en el mismo marco del Cenáculo, san Juan describe el lavatorio de los pies. Este contraste, sin embargo, es complementario, de tal manera que la institución de la Eucaristía hay que comprenderla desde los relatos de la fracción del pan y desde el gesto humilde del Maestro de ponerse a los pies de los discípulos como siervo, pero también con el mayor gesto de amor.

Una clave para comprender el significado de la Eucaristía es rastrear las escenas en las que el texto describe alguna cena, comida o banquete, como es el caso de la parábola del “hijo pródigo”, en la que el padre ofrece un banquete porque ha recobrado al hijo perdido.

Los que nos ayudan a fijarnos en los detalles más significativos, nos hacen observar que siendo preceptivo en el protocolo judío lavarse antes de comer, y en este caso el lavatorio del jueves santo puede significar también purificación, en la parábola en cambio no se dice nada de que el padre mandara traer agua para que el hijo menor, que venía de estar con cerdos, se purificara.

>> Sigue...


17 Cuaresma. Pan

16.03.17 | 20:34. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

EL PAN

Si hay un personaje del Antiguo Testamento que representa proféticamente a Jesús es José, el hijo amado de Jacob.

El gran relato de la vida de José, que fue despojado de su túnica, vendido por sus hermanos por 30 monedas, exiliado de su patria, esclavo y encarcelado, tiene una analogía con la vida de Jesús, también vendido por treinta monedas, despojado de sus vestidos y de su túnica, encarcelado…

Encontramos entre José y Jesús otra semejanza sorprendente. Nos narra el libro del Génesis que una vez deportado José a Egipto y vendido como esclavo, fue consultado por Faraón sobre un sueño que había tenido, y que gracias a la interpretación que le dio, se acopiaron en graneros grandes cosechas de trigo, que se convirtieron en despensa para los días del hambre, escasez que alcanzó no solo al imperio de Faraón, sino también a Canaán, donde vivía Jacob con sus hijos.

>> Sigue...


16 Cuaresma. Desierto

15.03.17 | 20:32. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

DESIERTO

El tiempo de Cuaresma y la imagen del desierto guardan una estrecha relación, especialmente si recordamos la cuarentena que pasó Jesús en el desierto.

La imagen del desierto trae a la mente la maldición primera, cuando Dios expulsó a Adán y a Eva del jardín del Edén y tuvieron que habitar en tierra esteparia de espinos y abrojos.

El desierto, sobre todo, nos evoca la travesía del Pueblo de Dios durante cuarenta años, desde la tierra de esclavitud a la tierra de la promesa.
En un primer impacto, el término “desierto” puede traer la resonancia de la maldición, como dice el profeta: “Maldito quien confía en el hombre, y busca el apoyo de las criaturas, apartando su corazón del Señor. Será como cardo en la estepa, que nunca recibe la lluvia; habitará en un árido desierto, tierra salobre e inhóspita” (Jer 17, 5-6).

>> Sigue...


XV Camino de la Cruz

14.03.17 | 20:57. Archivado en Cuaresma

DECIMOQUINTA ESTACIÓN: JESÚS RESUCITADO

TEXTO PROFÉTICO
“Así dice el Señor Dios: He aquí que yo abro vuestras tumbas; os haré salir de vuestras tumbas, pueblo mío, y os llevaré de nuevo al suelo de Israel. Sabréis que yo soy el Señor cuando abra vuestras tumbas y os haga salir de vuestras tumbas, pueblo mío. Infundiré mi espíritu en vosotros y viviréis; os estableceré en vuestro suelo, y sabréis que yo, el Señor, lo digo y lo haga, oráculo del Señor» (Ez 37, 12-14).

TEXTO EVANGÉLICO
“Salieron Pedro y el otro discípulo. Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió por delante más rápido que Pedro, y llegó primero al sepulcro. Se inclinó y vio las vendas en el suelo; pero no entró. Llega también Simón Pedro siguiéndole, entra en el sepulcro y ve las vendas en el suelo, y el sudario que cubrió su cabeza, no junto a las vendas, sino plegado en un lugar aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado el primero al sepulcro; vio y creyó, pues hasta entonces no habían comprendido que según la Escritura Jesús debía resucitar de entre los muertos” (Jn 20, 3-9).

TEXTO PATRÍSTICO
“El Señor, siendo Dios, se revistió de la naturaleza de hombre: sufrió por el que sufría, fue encarcelado en bien del que estaba cautivo, juzgado en lugar del culpable, sepultado por el que yacía en el sepulcro. Y resucitando de entre los muertos, exclamó con voz potente: Yo soy -dice- quien he librado al condenado, yo quien he vivificado al muerto, yo quien hice salir de la tumba al que ya estaba sepultado. ¿Quién peleará contra mí? Yo soy -dice- Cristo; el que venció la muerte, encadenó al enemigo, pisoteó el infierno, maniató al fuerte, llevó al hombre hasta lo más alto de los cielos; yo, en efecto, que soy Cristo”. (Melitón de Sardes),

TEXTO MÍSTICO
“… si es imagen, es imagen viva; no hombre muerto, sino Cristo vivo; y da a entender que es hombre y Dios; no como estaba en el sepulcro, sino como salió de él después de resucitado; y viene a veces con tan grande majestad, que no hay quien pueda dudar sino que es el mismo Señor, en especial en acabando de comulgar, que ya sabemos que está allí, que nos lo dice la fe” (Vida 28, 8).

CONSIDERACIÓN
- Señor Jesucristo, ¿cómo puedo percibir tu presencia viva?

- Escucha mi Palabra, mira el rostro del que sufre, adora el Sacramento de la Eucaristía, escucha dentro de ti mismo, acércate al grupo de los que creen en mí, estate atento a lo que sucede.


15 Cuaresma. Seguimiento

14.03.17 | 20:27. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

SEGUIMIENTO

Jesús dice a sus discípulos “Vamos a Jerusalén”, con palabras remecidas de sentimiento. Con ellas, el Maestro les está indicando el momento más recio de su vida, por los acontecimientos ya próximos de su Pasión.

En varios momentos, mientras instruía a los suyos, les iba adelantando lo que tendría que sufrir, y que el discípulo no podría ser más que su Maestro.
Es sorprendente el contraste entre lo que propone Jesús a los suyos y lo que ellos proyectan sobre su Maestro, precisamente cuando se dirigen a Jerusalén. Mientras que el Nazareno sabe que va a morir a manos de las autoridades del pueblo, los apóstoles especulan sobre los primeros puestos en un hipotético gobierno.

>> Sigue...


14 Cuaresma. Bautismo

13.03.17 | 20:24. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

EL BAUTISMO

Toda la Cuaresma apunta a la Noche de Pascua, cuando se bautizan los catecúmenos y todos los bautizados renovamos de manera solemne las promesas bautismales.

En el transcurso de la cuarentena, en varios momentos, las lecturas bíblicas evocan de manera simbólica el bautismo. Siempre que aparece alguna escena con referencias al agua y a la purificación se puede interpretar desde la perspectiva bautismal.

El profeta Isaías inicia sus llamadas a la conversión justamente con la referencia a la necesidad de lavarse como gesto purificador: “Lavaos, purificaos, apartad de mi vista | vuestras malas acciones. | Dejad de hacer el mal”. El salmo penitencial por excelencia cita expresamente el rito de la purificación: “Misericordia, Dios mío, por tu bondad, | por tu inmensa compasión borra mi culpa; lava del todo mi delito, | limpia mi pecado” (Sal 50).

>> Sigue...


13 Cuaresma. Compasión

12.03.17 | 20:21. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

COMPASIÓN

La palabra “compasión” significa padecer con, com-padecer, y sin duda este tiempo nos conduce a la contemplación de los misterios de la Pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, para sufrir con quien va a la Cruz para redimirnos de nuestros pecados. La compasión tiene que ver también con la misericordia, pues ambas son un sentimiento que nace de las entrañas conmovidas.

En las Sagradas Escrituras se encuentran textos emblemáticos en los que se nos propone la actitud generosa de acercarnos a quienes sufren. Tobías es un ejemplo de hombre piadoso que por las noches daba sepultura a sus hermanos judíos, a pesar de que se lo prohibían. Pero es la parábola del buen samaritano la que más explícitamente plasma el gesto arriesgado y compasivo de recoger a un herido, curarlo y llevarlo a la posada.

De Dios se dice que es compasivo y misericordioso, y san Pedro nos recomienda: “Quereos como hermanos, tened un corazón compasivo y sed humildes”. Del justo canta el salmo: “En su casa habrá riquezas y abundancia, su caridad dura por siempre. En las tinieblas brilla como una luz el que es justo, clemente y compasivo”.

>> Sigue...


12 Cuaresma. Transfiguración

11.03.17 | 20:19. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

TRANSFIGURACIÓN

No es indiferente que la Iglesia escoja para el segundo domingo de Cuaresma el relato de la Transfiguración de Jesús. Con ello intenta aplicar la misma pedagogía que tuvo el Maestro con sus discípulos más íntimos, cuando se los llevó a un monte alto y su rostro resplandecía de luz, y sus vestidos tomaban el color de la gloria, blancos como ningún batanero los podía dejar,
El misterio de la Encarnación nos hace capaces de contemplar la belleza que contiene la materia, toda realidad, hasta incluso la Cruz, como gesto supremo de amor.

El monte de la Transfiguración es la escuela donde se aprende a ver con los ojos de Dios toda la historia. Jesús, en diálogo con Moisés y Elías, que simbolizan la ley y los profetas, envuelto en luz habla, de su próxima muerte, y anticipa a los apóstoles amigos el resplandor de la gloria, para que superen el dolor que les producirá el sufrimiento de la Pasión.

La belleza no consiste solo en expresar canónicamente la realidad a través de formas áureas, con la perfección estética de la medida y de la proporción. En muchos casos la belleza está sumergida en la hondura de la materia, en su posibilidad. Así el escultor, al ver un bloque de mármol en el que nadie quizá repara, ve ya el volumen susceptible de que en él se pueda esculpir la imagen más bella.

>> Sigue...


11 Cuaresma, El Perdón

10.03.17 | 22:16. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

EL PERDÓN

La santidad, la perfección y la misericordia forman un tríptico que revela la identidad de Dios, que hace salir el sol para juntos e injustos, tríptico que es también llamada para cumplir los mandatos del Señor, quien nos ha dado ejemplo de saber amar y perdonar a sus propios enemigos.

Desde nuestra naturaleza nos parece cosa imposible tener sentimientos positivos hacia quien nos agravia o nos hace daño y se muestra enemigo. Y, sin embargo, el texto sagrado nos invita a amar a nuestros enemigos y orar por los que nos persiguen.

El amor, lo mismo que el perdón, nacen de saberse amado y perdonado. De lo contario, se instalará en nosotros la sensación permanente de perdedores. Pero en fe, el que perdona gana porque se libera del peso del resentimiento y siembra la semilla de la esperanza de saberse un día también perdonado.

>> Sigue...


10 Cuaresma, Conversión

09.03.17 | 20:39. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

CONVERSIÓN

Al inicio de la Cuaresma, en el momento de recibir la imposición de la ceniza, el sacerdote pronuncia, una invitación: “Conviértete y cree en el Evangelio”.

La conversión suele referirse a quienes de pronto, por gracia, vuelven a la Iglesia, se encuentran con el Señor, sienten dolor por su vida pasada y cambian de manera notable.

A lo largo de la historia han sido muchos los santos y los creyentes que nos han narrado su momento de inflexión, en el que datan un antes y un después en su relación con Dios, y en su seguimiento de Jesús. San Pablo, San Agustín, San Francisco de Asís, San Ignacio de Loyola, San Carlos de Foucauld, André Frossard, Paul Claudel, Jean Marie Lustiger, Santa Teresa Benedicta… Son ejemplos históricos que nos demuestran la fuerza de la gracia y la opción radical de la fidelidad.

>> Sigue...


09 Cuaresma, La Soledad

08.03.17 | 20:36. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

SOLEDAD

El término soledad despierta múltiples resonancias, en general unidas a situaciones dolorosas, existenciales, como es el caso de la reina Ester, cuando angustiada se dirige a Dios en su oración: “Señor mío, rey nuestro, Tú eres el único. Defiéndeme, que estoy sola y no tengo más defensor que Tú. A nosotros sálvanos con tu mano y defiéndeme a mí, que estoy sola, y no tengo a nadie fuera de ti, Señor”.

La experiencia de la soledad dramática es una de las pruebas más recias de la vida. El mismo Jesús la vivió en Getsemaní, cuando lleno de angustia y de tristeza, clamó a su Padre: “Abbá, si es posible que pase de mí este cáliz, pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya”.

Sin embargo, al principio de la Creación, se nos dice que Dios creó al hombre solo: “El Señor Dios tomó al hombre y lo colocó en el jardín de Edén, para que lo guardara y lo cultivara”. Y al ver que estaba entristecido, se dijo: “No es bueno que el hombre esté solo”. No creo que el Señor hiciera al ser humano sin advertir que la soledad le sería insoportable. Por el contrario, en el relato descubro la vocación esencial de toda persona, que está hecha para Dios. “Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti” (San Agustín, C 1,1,1).

>> Sigue...


VIII Camino de la Cruz

07.03.17 | 20:56. Archivado en Cuaresma

OCTAVA ESTACIÓN: JESÚS SE DIRIGE A LAS MUJERES DE JERUSALÉN

TEXTOS PROFÉTICO:
“A los que queden en Sión y al resto en Jerusalén | los llamarán santos: todos los que en Jerusalén están inscritos para la vida. Cuando el Señor haya lavado la impureza de las hijas de Sión | y purificado la sangre derramada en Jerusalén” (Is 4, 3-4).

TEXTO EVANGÉLICO:
Jesús se volvió hacia ellas y les dijo: «Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, llorad por vosotras y por vuestros hijos, porque mirad que vienen días en los que dirán: “Bienaventuradas las estériles y los vientres que no han dado a luz y los pechos que no han criado” (Lc 23, 28-29).

TEXTOS PATRÍSTICO
“Nosotros hemos de tomar parte en esta fiesta ritual de la Pascua en un sentido evangélico, y no literal, de manera perfecta, no imperfecta; no de forma temporal, sino eterna. Tomemos como nuestra capital, no la Jerusalén terrena, sino la ciudad celeste; no aquella que ahora pisan los ejércitos, sino la que resuena con las alabanzas de los ángeles” (San Gregorio Nacianceno).

TEXTO MÍSTICO
“¿Por qué hemos de querer tantos bienes y deleites y gloria para sin fin, todos a costa del buen Jesús? ¿No lloraremos siquiera con las hijas de Jerusalén, ya que no le ayudemos a llevar la cruz con el Cirineo?” (Santa Teresa de Jesús, Vida 27, 13).

CONSIDERACIÓN
- Jesús, ¿por qué te detuviste a hablar a las mujeres, en el penoso camino de la Cruz?
- Así lo hice con la samaritana, con la cananea, con la sirofenicia, con la viuda de Naím, con la pecadora, con Marta y María, con María Magdalena, con la adúltera, y con mi Madre.
Es sabiduría saber mirar a los otros, aun estando en momentos de intenso dolor, cuando cabría la justificación del ensimismamiento.


08 Cuaresma. el vestido

07.03.17 | 20:34. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

EL VESTIDO

Quizá no nos despierte excesiva atención la referencia bíblica al vestido, y sin embargo, es una imagen que recorre la Biblia con significados muy ricos y en situaciones a veces muy dramáticas.

Al hilo del relato de la predicación de Jonás a los ninivitas y de la reacción del rey de despojarse de su manto real como expresión pública de penitencia y de conversión, cabe evocar el sentido que tienen en las Sagradas Escrituras el manto, el vestido, la túnica y el traje de fiesta, de gala o de bodas.
Ya al principio de la Creación, aparece Dios haciendo unas túnicas para cubrir la desnudez de Adán y de Eva, compadeciéndose de ellos que, avergonzados, se habían escondido de la presencia divina.

Despojarse de los vestidos de gala es muy diferente de ser revestidos con el traje de fiesta. Permanecer echado en el camino sobre el manto como única propiedad del pobre, que le defiende del frío, evoca una situación bien distinta al gesto de los hijos de Noé, cuando toman un manto para cubrir la desnudez vergonzante en la que aparece su padre, tendido en el suelo de su tienda, borracho. Todas estas escenas entrelazadas adelantan el significado de lo que hace Rebeca con su hijo Jacob, cuando le pone el vestido del primogénito, y lo que hace Jacob con su hijo amado, José, cuando le hace una túnica con mangas largas.

>> Sigue...


07 Cuaresma, La Palabra

06.03.17 | 20:31. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

LA PALABRA

Hoy el profeta nos describe la virtud de la Palabra con la imagen de la lluvia. Al igual que en el tempero, cuando la lluvia suave cala y penetra la tierra al caer lentamente, así acontece cuando se presta oído a las Sagradas Escrituras y se sabe leer la realidad desde la Biblia, trascendiendo el significado de los acontecimientos e interpretándolos como historia providente.

En este tiempo, la Iglesia nos ofrece de manera especial una selección de textos bíblicos, que nos propone cada día en la Liturgia de la Palabra para que los meditemos y sintamos el acompañamiento de la voz del Señor, que al hilo de la lectura creyente, cabe escuchar como moción consoladora o como llamada a la conversión.

La Palabra es como espada de doble filo, que penetra hasta el tuétano. En ella se nos revela la voluntad divina, no como algo estereotipado como repetición del ayer, sino como expresión actual, porque la Palabra es viva, eficaz, realiza lo que dice, tiene la virtud de fecundar el corazón, hacerlo revivir y conmoverlo.
Ha habido muchos santos que lo han sido como fruto de la eficacia de la Palabra escuchada y cumplida. El mismo Jesús nos enseña a rezar: “Hágase tu voluntad”. La Virgen María llega a ser la Madre de Dios cuando acepta el mensaje del Ángel: “Hágase en mí según tu Palabra”. Y el Evangelio de san Juan asegura que la Palabra vino al mundo, y a quien la recibe le da poder para ser hijo de Dios. Jesús dice de quien escucha la Palabra de Dios y la cumple, que llega a ser su hermano, su hermana y su madre.

>> Sigue...


06 Cuaresma. Misericordia

05.03.17 | 20:27. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

MISERICORDIA

Aún duran los efectos del Año Santo Jubilar de la Misericordia que nos ofreció el papa Francisco como expresión de su magnanimidad y en coherencia con su discurso sobre el perdón divino, que se ofrece a todo aquel que se deja perdonar. Guardo en la memoria la expresión franciscana: “Nos cansamos nosotros antes de pedir perdón que Dios de perdonar”.

La misericordia tiene dimensiones entrañables, y el tiempo de Cuaresma es propicio para celebrar el perdón que brinda la Iglesia; es también ocasión propicia para devolver amor por los bienes recibidos, entre ellos el de sabernos amados por Dios.

Te pido que contemples el logo del Año de la Misericordia para comprender mejor hasta dónde llega la revelación de la identidad divina, del Padre misericordioso, manifestado en su Hijo Jesús, el ungido para dar la buena noticia a los pobres y a todos los que sufren.

>> Sigue...


05 Cuaresma. La Tentación

04.03.17 | 20:22. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO DE CUARESMA

LA TENTACIÓN

En todos los ciclos litúrgicos, los domingos del Tiempo de Cuaresma se abren con en el relato de las tentaciones de Jesús, cuando el Espíritu lo condujo al desierto, según el texto evangélico, “para ser tentado”.
La imagen de Jesús en el desierto durante cuarenta días es significativa no solo por la duración concreta de la cuarentena, sino porque indica la extensión de la prueba durante todo el curso de la historia. San Pedro nos advierte: “Sed sobrios, velad. Vuestro adversario, el diablo, como león rugiente, ronda buscando a quien devorar. Resistidle, firmes en la fe” (1Pe 5, 8).

El Maestro nos enseña a pedir: “No nos dejes caer en la tentación”, que es distinto a no tenerla o sufrirla. La prueba siempre es buena para consolidar la determinación de seguir a Jesús y para objetivar la pertenencia creyente. Dicen que una amistad se acrisola por las crisis que se superan. La tentación es un tiempo del Espíritu, un tiempo precioso que debes interpretar como prueba de crecimiento. Un tiempo único que te da ocasión de ofrenda. Una concreción histórica de la salvación en tu vida. Es la hora de abrirte a la gracia y de acoger cada día su acompañamiento. No te ofendas si te digo que llegarás a agradecer la crisis.

>> Sigue...


04 Cuaresma, la limosna

03.03.17 | 20:46. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO CUARESMAL

LA LIMOSNA-COMPARTIR

El ayuno y la oración tienen su mejor complemento en la limosna. La triple recomendación cuaresmal se objetiva cuando afecta al bolsillo. “Os digo una cosa: si el jubileo no llega a los bolsillos, no es un verdadero jubileo. ¿Lo entendéis? ¡Y esto está en la Biblia! No lo inventa este Papa: está en la Biblia”. Estas palabras se las oí directamente a Francisco en la audiencia del 10 de febrero de 2016, cuando fuimos convocados los Misioneros de la Misericordia, para recibir el envío.

La limosna existe en todas las religiones como solidaridad con quienes tienen menos. “Da limosna de cuanto posees; no seas tacaño. No apartes tu rostro ante el pobre y Dios no lo apartará de ti. Da limosna en la medida que puedas; si tienes poco, no te avergüences de dar poco. Así acumularás un tesoro para el día de la necesidad. La limosna preserva de la muerte y libra de caer en las tinieblas. Dar limosna es una ofrenda agradable para cuantos la hacen delante del Altísimo” (Tb 4, 7-13). El justo, según el salmista: “Reparte limosna a los pobres; su caridad dura por siempre” (Sal 112).

>> Sigue...


03 Cuaresma, Ayuno

02.03.17 | 22:06. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO CUARESMAL

EL AYUNO

La Cuaresma se identifica mentalmente con el tiempo ascético, tiempo de ayuno y abstinencia. En los Monasterios, estas privaciones se guardan especialmente los miércoles y los viernes, además de que toda la Cuaresma se vive en régimen de austeridad.

Sorprende que el ayuno sea una práctica habitual en muchas religiones, y últimamente haya entrado aún más en nuestra sociedad al conocerse lo que es el Ramadán para los musulmanes, el mes en el que no se puede comer durante el día. Suele recomendarse el ayuno por higiene mental, para conseguir la serenidad biológica, evitar el sobrepeso del cuerpo, como terapia reguladora de algunas dolencias, para dominio de la voluntad, adiestramiento de las facultades mentales o ejercicio de obediencia y de ascesis.

En la Biblia, en varios relatos de súplica, aparece el acompañamiento de la oración con el ayuno: “David suplicó a Dios por el niño; hizo David un ayuno riguroso y entrando en casa pasaba la noche acostado en tierra” (1Sam 12, 10). Las llamadas a penitencia y a conversión, también se caracterizan por el ayuno, así sucede en Nínive: “Los ninivitas creyeron en Dios: ordenaron un ayuno y se vistieron de sayal desde el mayor al menor” (Jon 3, 5).

>> Sigue...


02 Cuaresma, Oración

01.03.17 | 22:02. Archivado en Cuaresma

DICCIONARIO CUARESMAL

ORACIÓN

Este tiempo es propicio para atender a tres llamadas de la Palabra: ayunar, compartir los bienes y orar, que responden al mandamiento de amar a Dios con todo el corazón, con toda la mente y con todas las fuerzas. Y ante las tentaciones del afán de poder, de los deseos de tener y de placer, se nos recomiendan los antídotos de orar, dar limosna, y ayunar.

La oración es la fuente de toda la vida espiritual cristiana. Caben diversos ejercicios espirituales que ayuden a disponerse para orar, pero que pueden quedarse en la puerta del encuentro teologal y trascendente que caracteriza la oración, si no se da el paso de la relación.

La oración cristiana es la apertura a la relación con el Tú divino, revelado en Jesucristo, es tratar de muchas maneras con Él. La Palabra de Dios, la presencia real en la Eucaristía, la acogida de la Providencia en los acontecimientos, la hospitalidad en el nombre del Señor, la relación interior con quien nos habita son posibles expresiones orantes.

>> Sigue...


Curso de Lectio Divina, 9-15 de julio

01.03.17 | 11:29. Archivado en Programas y actividades

Curso teórico-práctico de Lectio Divina
Buenafuente del Sistal, 9 – 15 julio de 2017

Comienzo el día 9 de julio con las Vísperas, a las 18,30
El curso termina el día 15, después de comer

PROFESORES

P. Severiano Blanco
D. Ángel Moreno

A.- Bloque metodológico: Qué es y cómo se realiza la Lectio Divina
*Un acercamiento peculiar a la Palabra de Dios. La actitud.
*Diversas formas de realizar la Lectio. Métodos más en uso.
*Explicación detallada de los diversos “pasos” o momentos de la Lectio.

B.- Para la Lectio de este año: Los textos marianos del Nuevo Testamento, en especial de los Evangelios (en el año centenario de las apariciones de Fátima)

B.1.- Temas introductorios:

a.- Acercamiento general al Nuevo Testamento. Grupos de libros. Varios géneros.
b.- Qué es y qué no es un Evangelio.
c.- ¿Por qué cuatro Evangelios y no uno completo? Carácter peculiar, inconfundible, de cada Evangelio, resultado de un complejo proceso de tradición y redacción.
d.- Los Evangelios de la Infancia de Mt y Lc:
*Panorama general: un estilo de narración diferente, bien concatenada.
*Una comparación entre ambos Evangelios: coincidencias y divergencias llamativas.
*El Antiguo Testamento en los Evangelios de la Infancia.
*los Evangelios de la Infancia como oberturas del Evangelio.
e.- Escasa presencia de María en el Nuevo Testamento.

B.2.- Selección de textos para el ejercicio de la Lectio

1.- Lc 1,26-38: El anuncio a María: propuesta de Dios y aceptación humana.

2.- Mt 1,18-25: José, “padre legal” del hijo de María. Ella es el templo.

3.- Lc 2,1-19: Nacimiento de Jesús y adoración por los pastores. María medita en su Corazón.

4.- Lc 2,41-52: María buscando a Jesús: ante un misterio inabarcable.

5.- Jn 2,1-12: Caná: María acelera la hora de Jesús.

6.- Mc 3,31-35: Más allá del parentesco humano.

Indicaciones
La aportación por participar en el curso es voluntaria.


Jueves, 13 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos