Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

VII Domingo del Tiempo Ordinario.

18.02.17 | 11:43. Archivado en Comentarios Dominicales

Levítico 19, 1-2. 17-18; Sal 102; Corintios 3, 16-23; Mateo 5, 38-48

SANTIFICADOS Y MISERICORDIOSOS

Dos mensajes destacan en las lecturas de este domingo:
El primero consiste en la revelación de nuestra identidad, lo que somos por gracia: “Sois templos de Dios y el Espíritu de Dios habita en vosotros”. “Vosotros sois de Cristo y Cristo de Dios”. Y esta identidad nos la otorga y asegura la misericordia divina: “Él rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura”. “Aleja de nosotros nuestros delitos”.

El segundo mensaje se deriva del primero. Si hemos recibido tanto, es de justicia tratar a los demás como nos trata Dios a nosotros. “No odiarás de corazón a tu hermano”. “No te vengarás ni guardarás rencor a tus parientes, sino que amarás a tu prójimo como a ti mismo”. “Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os aborrecen y rezad por los que os persiguen y calumnian”.

>> Sigue...


VI Domingo T.O. La voluntad de Dios

11.02.17 | 10:52. Archivado en Comentarios Dominicales

(Eclesiástico 15, 16-21; Sal 118; 1 Corintios 2, 6-10; Mateo 5, 17-37)

LA VOLUNTAD DE DIOS

Es sabiduría conocer la voluntad divina, y el autor sagrado afirma que “es prudencia cumplir la voluntad de Dios”. Quizá interpretamos estas enseñanzas en orden a actuaciones concretas, a mandamientos que debemos cumplir, y sin duda, una dimensión de la enseñanza conlleva el cumplimiento positivo de lo que sabemos es bueno.

Hay otra dimensión de la voluntad divina: el abrazo que debemos dar a lo que acontece, más allá de que lo hayamos deseado o procurado. Los hechos nos traen también resonancias del querer de Dios. El salmista canta: “Dichosos los que caminan en la voluntad del Señor”-

Puede parecer exagerada la afirmación de que en todo debemos ver la mano de Dios, y de que en todos los acontecimientos, leídos desde la fe, cabe encontrar manifestaciones de su voluntad. San Pablo nos ofrece una explicación del principio de ver en todo la huella divina: “Hablamos, entre los perfectos, una sabiduría que no es de este mundo”.

>> Sigue...


Carta de Febrero. Tiempo de Gracia

05.02.17 | 20:45. Archivado en Cartas de Buenafuente

CARTA DE BUENAFUENTE
Febrero, 2017

TIEMPO DE GRACIA

Durante los meses de invierno, en estos páramos de la serranía del Alto Tajo se experimenta, de manera dramática, la emigración de sus gentes por razón de la intemperie, la soledad, el frío y la distancia a los centros de salud.

Toda circunstancia aciaga y adversa, sin embargo, se puede convertir en tiempo propicio para consolidar la determinación interior y objetivar las opciones identificativas de la vida. En Buenafuente es más recio el desierto, el silencio, el encuentro con la soledad, el tú a tú con Dios en los espacios naturales cubiertos de escarcha.

>> Sigue...


V Domingo T.O. Sois Luz

04.02.17 | 10:51. Archivado en Comentarios Dominicales

“SOIS SAL, SOIS LUZ”

Hoy se nos propone la figura del justo que se apiada y presta, y la de aquel que con corazón magnánimo comparte sus bienes y da pan a los hambrientos y vestido al desnudo. Sin duda que la misericordia se demuestra con hechos concretos y no con ideologías o discursos especulativos.

Aunque el árbol se conoce por sus frutos, el árbol mismo también es importante. Precisamente al justo se lo compara con el árbol plantado junto a la acequia, al borde del agua. Esta permanencia del árbol junto al manantial posibilita que no se seque, ni que pierda su lozanía y verdor.

Por bueno que sea el esqueje de árbol frutal que se plante, si no se cuida, difícilmente va a tener posibilidad de ofrecer frutos. Este argumento lo aplicamos a las palabras que Jesús dirige a los suyos, cuando de manera axiomática les dice: “Sois sal, sois luz”. Quienes hemos sido bautizados, hemos recibido la identidad de ser luz, de ser justos, ser como árbol bueno. Debemos cuidar este don, porque si no sazonamos ni iluminamos, hemos perdido o pervertido la identidad, nos hemos apartado del manantial, del fuego que nos calienta y alumbra.

>> Sigue...


IV Domingo del T.O. Códigos de felicidad

29.01.17 | 09:45. Archivado en Comentarios Dominicales

IV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Sofonías 2, 3; 3, 12-13; Sal 145; 1 Corintios 1, 26-31; Mateo 5, 1-12ª)

CÓDIGOS DE FELICIDAD

Hoy se nos ofrece como mensaje evangélico uno de los textos más emblemáticos, el discurso de Jesús, que pronunció en el monte, a la manera mosaica, dando a conocer el nuevo código. Es en una composición un tanto paralela a la promulgación de los mandamientos.

No obstante las proposiciones de felicidad que hace Jesús, la manera de comprender mejor sus palabras es si las interpretamos como la revelación de su propia identidad. Porque si leemos las bienaventuranzas como títulos de bendición, al margen de la vida de Jesús, se hacen totalmente violentas y extrañas. ¿Quién se atreve a decirle al que sufre que está siendo bendecido?

Solo cuando contemplamos que Aquel que tuvo hambre y se dio en comida - “Tomad y comed” -, que quien tuvo sed se dio a Sí mismo como bebida - “Tomad y bebed” - , que el despojado de todo fue quien nos revistió con su túnica, y el que lloró nos ofreció consuelo…, solo entonces nos podemos sentir ungidos con la posibilidad de asociarnos a la entrega del Maestro y gozar del privilegio de ser de sus discípulos.

>> Sigue...


III Domingo del T. O. Las llamadas

21.01.17 | 09:41. Archivado en Adviento, Comentarios Dominicales

LA LLAMADA

Estamos en los primeros domingos del Tiempo Ordinario, tenemos ante nosotros el año apenas estrenado, y la Palabra de Dios nos propone el pasaje evangélico de la llamada de los primeros discípulos, y su actitud inmediata de seguir a Jesús, dejando redes, casa, familia…

Puede parecer una escena irreal, porque es difícil comprender que de una forma tan inmediata alguien pueda decidir una opción totalmente radical. Debemos interpretar que el texto evangélico compendia el relato. Seguro que los pescadores de Galilea ya habrían tenido noticias de Jesús de Nazaret, y que la opción de seguirlo no es posible sin sentir históricamente la llamada.

De una u otra manera, en el discernimiento vocacional para las distintas formas de vida cristiana, debe haberse registrado un sentimiento de llamada, con la concurrencia de circunstancias objetivadoras que ayuden a comprender la opción de vida como una obediencia y no como una decisión inventada.

>> Sigue...


II Domingo T.O. Desde el seno materno

14.01.17 | 10:43. Archivado en Adviento, Comentarios Dominicales

II DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Is 49,3.5-6; Sal 39; 1 Co 1,1-3: Jn 1, 29-30

DESDE EL SENO MATERNO

Sin duda, tanto la lectura del profeta Isaías, como el texto evangélico que hoy nos propone la liturgia dominical, tienen un claro sentido cristológico. Jesús es quien personaliza la visión del profeta: “Tú eres mi siervo, de quien estoy orgulloso”. “Te hago luz de las naciones para que mi salvación llegue hasta el confín de la tierra”. Y Juan el Bautista señala a Jesús no solo como Mesías, o como Cordero de Dios, sino como Hijo de Dios.

Aunque acabamos de iniciar el Tiempo Ordinario, es imposible perder la memoria del misterio que acabamos de celebrar en los días de Navidad y Epifanía. Es a la luz del nacimiento y manifestación de Jesús como se comprenden mejor los textos de este día.

Aunque el núcleo del mensaje es la presentación de Jesucristo como merecedor de nuestro seguimiento, también es posible leer los pasajes citados aplicándonoslos sin vana pretensión, sino precisamente desde el acontecimiento revelado en la persona de Jesús.

>> Sigue...


Tiempo Ordinario. Epifanías

10.01.17 | 09:30. Archivado en Espiritualidad

EPIFANÍAS

Los Santos Reyes salieron de su tierra tras la estrella para buscar al Mesías. Salir del lugar de origen, de toda endogamia mental, ideológica, cultural, hasta religiosa, da posibilidad de encontrar y de experimentar acontecimientos luminosos, que de otra forma se ignoran.

Una de las realidades más evidentes, que salta a la vista, cuando uno sale de su metro cuadrado, es la riqueza de la diversidad. Aunque se sufre intemperie por dejar el cálido lugar doméstico, si se camina con deseos de encontrar la manifestación más noble, se gusta sin embargo el reflejo de los dones derramados por doquier.

Desde la presencia silenciosa y orante de quienes viven en los claustros a la belleza que se muestra en los museos de arte; desde la trascendencia que inspiran los templos, especialmente los artísticos, a la fuerza y vitalidad de cuantos caminan por las calles en pleno invierno; desde la profesionalidad de los agentes públicos a la solidaridad de gestos sencillos y domésticos; desde la ternura y la delicadeza en los adornos navideños al asombro y la alegría de los niños que contemplan los belenes y esperan los regalos; desde el estremecimiento emocionado ante el canto polifónico sagrado a la atención discreta y eficaz de los que trabajan en los distintos servicios sociales, se contempla la diversidad enriquecedora.
Al salir de mi estancia habitual, he podido sentir y contemplar la riqueza de dones y carismas que se guardan en el corazón y son la razón de actuaciones humildes y de obras meritorias; de expresiones sin protagonismo y de verdaderas obras de arte.

>> Sigue...


Tiempo Ordinario. Resonancias de Navidad

09.01.17 | 10:41. Archivado en Espiritualidad, Comentarios Dominicales

Resonancias de Navidad

Con motivo de un viaje a Colonia para dar un retiro espiritual a las religiosas del Amor de Dios, he querido acercarme a la iglesia evangélica de Martín Lutero, con motivo de celebrarse este año el 500 aniversario de la Reforma. Es un espacio diáfano, sin adorno alguno, salvo un hermoso órgano. Pero me sorprendió el gran lienzo que colgaba en el ábside, que lo cubría enteramente, dedicado a los mártires y víctimas de las guerras.

Los colores cárdenos, rojos, violáceos, oscuros difuminados sobre todo el campo pictórico dejaban intuir el cuerpo de Cristo en la Cruz. El autor griego Cristos Costuras, como si quisiera recoger tanta sangre derramada, ha plasmado en un inmenso campo matices que, si se detiene la mirada, se llega a sentir el sobrecogimiento.

>> Sigue...


Plantados junto al manantial

06.01.17 | 22:32. Archivado en Comentarios Dominicales

EL BAUTISMO DE JESÚS

Leemos en la Biblia que “el hombre justo es como el árbol plantado junto a la corriente, no se marchitan sus hojas y cuanto emprende tiene buen fin” (Jr 17, 8). Al contemplar a Jesús metido en el río Jordán, he unido las imágenes. Solía aplicar la figura del árbol junto a la acequia a los que tenemos por justos, y nadie más justo que Jesucristo. San Pedro así lo llama en el discurso de Pentecostés: “Vosotros renegasteis del Santo y del Justo” (Act 3, 14).

Si el árbol plantado junto a la corriente da buen fruto, ningún árbol ha estado más próximo al manantial que brota del lado derecho del santuario, según el profeta Ezequiel, que el árbol de la Cruz, regado por el borbotón de agua que salta hasta la vida eterna, manantial de gracia, que nace del costado de Jesucristo.

Si los frutos de los árboles que crecen a las orillas del caudal sagrado llegan a la sazón, ningún árbol ha dado mejor fruto maduro que el árbol de la Cruz, según canta el himno litúrgico. “Oh Cruz fiel, árbol único en nobleza! Jamás el bosque dio mejor tributo en hoja, en flor y en fruto. ¡Dulces clavos! ¡Dulce árbol donde la Vida empieza con un peso tan dulce en su corteza!”

>> Sigue...


Descubrir la señal

04.01.17 | 20:05. Archivado en Comentarios Dominicales

DESCUBRIR LA SEÑAL

Son muchos los que discuten si hubo o no estrella que condujera a los Magos a Belén, y más bien se inclinan a pensar que es un género literario para atraer la atención sobre lo que realmente sucedió, que unos personajes extranjeros, venidos de muy lejos, y guiados, según ellos, por una luz, se presentaron en Belén para adorar al Hijo de Maria, a quien reconocieron como Mesías, Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo, el Salvador, y le ofrecieron oro, incienso y mirra.

Independientemente del trasfondo histórico y del contenido revelador del pasaje evangélico, es evidente que aquello que para algunos era un fenómeno astronómico, para otros fue manifestación de la noticia más esperada, el nacimiento del Mesías.

Cada día nos encontramos en las mismas circunstancias que los Reyes Magos, porque cada día acontecen signos, señales, estrellas, luces que para unos son casualidad, fenomenología antropológica o cósmica, pero a otros les conceden ver en cada realidad una noticia trascendente, y viven en medio de los mismos acontecimientos que los demás, pero con la certeza de saberse acompañados por la presencia invisible del que ha prometido estar y venir con nosotros hasta el fin del mundo.

>> Sigue...


Oración a la Madre de Dios

31.12.16 | 23:07. Archivado en Comentarios Dominicales

ORACIÓN A LA MADRE DE DIOS

Señora, Santa María: El día que te invocamos como Madre de Dios, al igual que lo han hecho los cristianos desde el siglo III, recuerdo unas palabras que me decía mi madre: “Madre solo hay una”. “Para una madre no sirven razones”. Desde esta memoria de las enseñanzas entrañables, acudo ante tu presencia para felicitarte y felicitarme, por saberte mi madre.

Si la mujer que nos da a luz a este mundo es con toda razón nuestra madre, tú, la que trajiste al mundo al mismo Hijo de Dios, te has convertido en madre de todos los hijos de los hombres, de todos los que hemos sido hechos por Dios a imagen del Primogénito, de tu Hijo amado.

Gracias a tu maternidad divina, y según el encargo que recibiste de tu Hijo cuando estabas con Él junto a la Cruz, te puedo llamar con toda razón madre. Así te invoca el pueblo cristiano: “¡Dios te salve, reina y madre de misericordia!”

>> Sigue...


Lunes, 20 de febrero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728