Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

II Domingo T.O. Desde el seno materno

14.01.17 | 10:43. Archivado en Adviento, Comentarios Dominicales

II DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
(Is 49,3.5-6; Sal 39; 1 Co 1,1-3: Jn 1, 29-30

DESDE EL SENO MATERNO

Sin duda, tanto la lectura del profeta Isaías, como el texto evangélico que hoy nos propone la liturgia dominical, tienen un claro sentido cristológico. Jesús es quien personaliza la visión del profeta: “Tú eres mi siervo, de quien estoy orgulloso”. “Te hago luz de las naciones para que mi salvación llegue hasta el confín de la tierra”. Y Juan el Bautista señala a Jesús no solo como Mesías, o como Cordero de Dios, sino como Hijo de Dios.

Aunque acabamos de iniciar el Tiempo Ordinario, es imposible perder la memoria del misterio que acabamos de celebrar en los días de Navidad y Epifanía. Es a la luz del nacimiento y manifestación de Jesús como se comprenden mejor los textos de este día.

Aunque el núcleo del mensaje es la presentación de Jesucristo como merecedor de nuestro seguimiento, también es posible leer los pasajes citados aplicándonoslos sin vana pretensión, sino precisamente desde el acontecimiento revelado en la persona de Jesús.

>> Sigue...


Tiempo Ordinario. Epifanías

10.01.17 | 09:30. Archivado en Espiritualidad

EPIFANÍAS

Los Santos Reyes salieron de su tierra tras la estrella para buscar al Mesías. Salir del lugar de origen, de toda endogamia mental, ideológica, cultural, hasta religiosa, da posibilidad de encontrar y de experimentar acontecimientos luminosos, que de otra forma se ignoran.

Una de las realidades más evidentes, que salta a la vista, cuando uno sale de su metro cuadrado, es la riqueza de la diversidad. Aunque se sufre intemperie por dejar el cálido lugar doméstico, si se camina con deseos de encontrar la manifestación más noble, se gusta sin embargo el reflejo de los dones derramados por doquier.

Desde la presencia silenciosa y orante de quienes viven en los claustros a la belleza que se muestra en los museos de arte; desde la trascendencia que inspiran los templos, especialmente los artísticos, a la fuerza y vitalidad de cuantos caminan por las calles en pleno invierno; desde la profesionalidad de los agentes públicos a la solidaridad de gestos sencillos y domésticos; desde la ternura y la delicadeza en los adornos navideños al asombro y la alegría de los niños que contemplan los belenes y esperan los regalos; desde el estremecimiento emocionado ante el canto polifónico sagrado a la atención discreta y eficaz de los que trabajan en los distintos servicios sociales, se contempla la diversidad enriquecedora.
Al salir de mi estancia habitual, he podido sentir y contemplar la riqueza de dones y carismas que se guardan en el corazón y son la razón de actuaciones humildes y de obras meritorias; de expresiones sin protagonismo y de verdaderas obras de arte.

>> Sigue...


Tiempo Ordinario. Resonancias de Navidad

09.01.17 | 10:41. Archivado en Espiritualidad, Comentarios Dominicales

Resonancias de Navidad

Con motivo de un viaje a Colonia para dar un retiro espiritual a las religiosas del Amor de Dios, he querido acercarme a la iglesia evangélica de Martín Lutero, con motivo de celebrarse este año el 500 aniversario de la Reforma. Es un espacio diáfano, sin adorno alguno, salvo un hermoso órgano. Pero me sorprendió el gran lienzo que colgaba en el ábside, que lo cubría enteramente, dedicado a los mártires y víctimas de las guerras.

Los colores cárdenos, rojos, violáceos, oscuros difuminados sobre todo el campo pictórico dejaban intuir el cuerpo de Cristo en la Cruz. El autor griego Cristos Costuras, como si quisiera recoger tanta sangre derramada, ha plasmado en un inmenso campo matices que, si se detiene la mirada, se llega a sentir el sobrecogimiento.

>> Sigue...


Plantados junto al manantial

06.01.17 | 22:32. Archivado en Comentarios Dominicales

EL BAUTISMO DE JESÚS

Leemos en la Biblia que “el hombre justo es como el árbol plantado junto a la corriente, no se marchitan sus hojas y cuanto emprende tiene buen fin” (Jr 17, 8). Al contemplar a Jesús metido en el río Jordán, he unido las imágenes. Solía aplicar la figura del árbol junto a la acequia a los que tenemos por justos, y nadie más justo que Jesucristo. San Pedro así lo llama en el discurso de Pentecostés: “Vosotros renegasteis del Santo y del Justo” (Act 3, 14).

Si el árbol plantado junto a la corriente da buen fruto, ningún árbol ha estado más próximo al manantial que brota del lado derecho del santuario, según el profeta Ezequiel, que el árbol de la Cruz, regado por el borbotón de agua que salta hasta la vida eterna, manantial de gracia, que nace del costado de Jesucristo.

Si los frutos de los árboles que crecen a las orillas del caudal sagrado llegan a la sazón, ningún árbol ha dado mejor fruto maduro que el árbol de la Cruz, según canta el himno litúrgico. “Oh Cruz fiel, árbol único en nobleza! Jamás el bosque dio mejor tributo en hoja, en flor y en fruto. ¡Dulces clavos! ¡Dulce árbol donde la Vida empieza con un peso tan dulce en su corteza!”

>> Sigue...


Descubrir la señal

04.01.17 | 20:05. Archivado en Comentarios Dominicales

DESCUBRIR LA SEÑAL

Son muchos los que discuten si hubo o no estrella que condujera a los Magos a Belén, y más bien se inclinan a pensar que es un género literario para atraer la atención sobre lo que realmente sucedió, que unos personajes extranjeros, venidos de muy lejos, y guiados, según ellos, por una luz, se presentaron en Belén para adorar al Hijo de Maria, a quien reconocieron como Mesías, Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo, el Salvador, y le ofrecieron oro, incienso y mirra.

Independientemente del trasfondo histórico y del contenido revelador del pasaje evangélico, es evidente que aquello que para algunos era un fenómeno astronómico, para otros fue manifestación de la noticia más esperada, el nacimiento del Mesías.

Cada día nos encontramos en las mismas circunstancias que los Reyes Magos, porque cada día acontecen signos, señales, estrellas, luces que para unos son casualidad, fenomenología antropológica o cósmica, pero a otros les conceden ver en cada realidad una noticia trascendente, y viven en medio de los mismos acontecimientos que los demás, pero con la certeza de saberse acompañados por la presencia invisible del que ha prometido estar y venir con nosotros hasta el fin del mundo.

>> Sigue...


Oración a la Madre de Dios

31.12.16 | 23:07. Archivado en Comentarios Dominicales

ORACIÓN A LA MADRE DE DIOS

Señora, Santa María: El día que te invocamos como Madre de Dios, al igual que lo han hecho los cristianos desde el siglo III, recuerdo unas palabras que me decía mi madre: “Madre solo hay una”. “Para una madre no sirven razones”. Desde esta memoria de las enseñanzas entrañables, acudo ante tu presencia para felicitarte y felicitarme, por saberte mi madre.

Si la mujer que nos da a luz a este mundo es con toda razón nuestra madre, tú, la que trajiste al mundo al mismo Hijo de Dios, te has convertido en madre de todos los hijos de los hombres, de todos los que hemos sido hechos por Dios a imagen del Primogénito, de tu Hijo amado.

Gracias a tu maternidad divina, y según el encargo que recibiste de tu Hijo cuando estabas con Él junto a la Cruz, te puedo llamar con toda razón madre. Así te invoca el pueblo cristiano: “¡Dios te salve, reina y madre de misericordia!”

>> Sigue...


Portal 7: Feliz Año 2017

31.12.16 | 18:56. Archivado en Espiritualidad

NUEVO AÑO 2017

Es costumbre social y de buena educación desearnos la mayor ventura al inicio de un nuevo año. Aunque parezcan palabras estereotipadas y fórmulas un tanto manidas, quién no pronuncia ante los amigos y ante cualquier persona conocida: “¡Feliz Año Nuevo!”

En la mirada al horizonte del tiempo venidero, cabe adelantar posibles nuevas que nos ofrezcan los meses futuros. En este sentido se buscan efemérides, aniversarios, razones que acompañen los mejores anhelos. En este sentido, no es indiferente que comencemos el año con la mirada puesta en la Virgen María, la Madre de Dios, en el centenario de sus apariciones a los tres pastorcillos en Fátima.

Pero me atrevo a hacer una exégesis esperanzadora por la numeración del Año Nuevo, desde el significado simbólico de los números en la Biblia. Si analizamos dígito a dígito el 2017, encontramos el 2, el 1 y el 7. Todos estos números contienen, además de un valor cuantitativo, un significado sagrado.

El número dos significa el tú, el hombre, el otro, la alteridad, la relación esencial de toda persona, e incluso la Encarnación de Dios, su Hijo hecho hombre, las dos naturalezas, y desde este significado nuestra posible plenitud al poder relacionarnos con el Tú divino, con quien se ha hecho carne para que los humanos podamos tratar con Él como hermanos.

>> Sigue...


Portal 6, Despojo de lo viejo

30.12.16 | 20:54. Archivado en Espiritualidad

DESPOJO DE LO VIEJO

“Pensemos solamente, a modo de ejemplo, en la obra de misericordia corporal de vestir al desnudo (cf. Mt
25,36.38.43.44). Ella nos transporta a los orígenes, al jardín del Edén, cuando Adán y Eva se dieron cuenta de que estaban desnudos y, sintiendo que el Señor se acercaba, les dio vergüenza y se escondieron (cf. Gn 3,7-8).

Sabemos que el Señor los castigó; sin embargo, él «hizo túnicas de piel para Adán y su mujer, y los vistió» (Gn 3,21). La vergüenza quedó superada y la dignidad fue restablecida. Miremos fijamente también a Jesús en el Gólgota. El Hijo de Dios está desnudo en la cruz; su túnica ha sido echada a suerte por los soldados y está en sus manos (cf. Jn 19,23-24); él ya no tiene nada. En la cruz se revela de manera extrema la solidaridad de Jesús con todos los que han perdido la dignidad porque no cuentan con lo necesario.” (Francisco, MetM 19).

En algunos lugares de Italia es costumbre echar al fuego lo viejo, e incluso tirarlo por el balcón para que lo recoja el camión de la basura.

Al terminar el año, además de lo adecuado de hacer un balance, es momento propicio para despojarse de lo caduco, de todo lo que no aprovecha. En este sentido, te invito:
“Despójate del hombre viejo, del vestido del egoísmo, que te esclaviza con pensamientos negativos sobre los demás e incluso sobre ti mismo.

Despójate de tus pecados. Atrévete a reconocer tu debilidad. Abre la puerta de tu corazón al perdón y a la misericordia.

Despójate de las palabras vanas, de los discursos vacíos, de la lengua maldiciente, de los términos gruesos y hasta groseros, y toma el lenguaje positivo, educado y sensible.

Despójate de todo juicio externo e incluso de los internos, respeta la identidad sagrada de cada persona. Deja que sea Dios el único juez de cada uno.
Hay que llegar a sentirse desnudo para acoger el gesto espléndido de la misericordia.

Dios, al tomar nuestra naturaleza y asumir nuestra carne, nos posibilita el mejor revestimiento, el de considerarnos hijos de Dios por la túnica con la que cubre nuestra vergüenza.

Qué significativas son, también para nosotros, las antiguas palabras que guiaban a los primeros cristianos: «Revístete de alegría, que encuentra siempre gracia delante de Dios y siempre le es agradable, y complácete en ella. Porque todo hombre alegre obra el bien, piensa el bien y desprecia la tristeza [...] Vivirán en Dios cuantos alejen de sí la tristeza y se revistan de toda alegría». (MetM 3).


Portal 5. Sagrada Familia

29.12.16 | 15:52. Archivado en Espiritualidad

LA SAGRADA FAMILIA

“Nazaret es la escuela donde empieza a entenderse la vida de Jesús, es la escuela donde se inicia el conocimiento de su Evangelio. Se nos ofrece además una lección de vida familiar. Que Nazaret nos enseñe el significado de la familia, su comunión de amor, su sencilla y austera belleza, su carácter sagrado e inviolable, lo dulce e irreemplazable que es su pedagogía y lo fundamental e incomparable que es su función en el plano social” (Pablo VI, 5 de enero 19664).

A la luz de la Sagrada Familia de Nazaret, vemos las posibilidades que ofrece vivir en familia, a la manera de Jesús, María y José.

La familia es el icono de la vida de Dios, relación de amor permanente interpersonal.

La familia es el espacio donde cada persona es valorada por ella misma, por lo que es, y no solo por lo que hace.
La familia es la casa a la que se puede volver siempre, sin miedo al reproche, a pesar de los éxodos y las emancipaciones.

En la familia se experimenta la gratuidad del amor y la generosidad permanente que superan la ley de la reciprocidad.

En la familia siempre hay tiempo para una conversación personal, para mirar a los ojos y para escuchar atentos la dificultad de cada miembro.

En la familia cristiana se hace presente el modo de vida de Jesús, el Hijo de Dios, en su paso por nuestro mundo.

En la familia siempre se encuentra el espacio cálido donde restaurar las heridas del corazón.

Un código para la convivencia familiar lo dicta el Papa: “Permiso, Gracias y Perdón, tres palabras clave en las familias” (Francisco).


Portal de Navidad, 4, La octava

28.12.16 | 19:21. Archivado en Espiritualidad

LA OCTAVA

En música se habla de octava para referirse a la nota más alta, y en Liturgia, celebramos en Navidad y en Pascua de Resurrección, durante ocho días, el misterio del nacimiento de Jesús, de su muerte y resurrección, verdades cumbre de la revelación. Celebremos la octava de Navidad a manera de una nota sostenida que alcanza el tono más alto y la vibración más emocionante.

En la resonancia de la octava, el día 26 de diciembre, la Iglesia celebra el martirio del primer mártir, San Esteban, y con ello nos ofrece el núcleo de la fe cristiana, el Misterio Pascual, el nacimiento, pasión, muerte y resurrección del Señor.

Los villancicos que cantamos al Niño de Belén se refieren a los dos misterios. La letra de uno de ellos dice: “Dime Niño de quién eres, y si te llamas Jesús. Soy amor en el pesebre y sufrimiento en la cruz”. Otro villancico, muy popular, canta: “Campana sobre campana, y sobre campana tres, en una cruz, a esta hora, el Niño va a padecer”.

En la Eucaristía acontece el misterio de la muerte y resurrección del Señor. El altar se cubre con los lienzos de la pasión, la sabanilla; y con los pañales de Belén, los corporales.

Estamos en el día octavo, en el último día de la creación, el día pleno, en el que celebramos la salvación de la humanidad. Por este motivo la Liturgia nos dice una y otra vez: “Hoy ha nacido el Salvador”. Y así cada día, y desde esta verdad, todo es diferente.


Portal de Navidad, 3 Los cinco sentidos

27.12.16 | 19:20. Archivado en Adviento

LOS CINCO SENTIDOS

San Ignacio, en los Ejercicios Espirituales, invita a poner los cinco sentidos al contemplar el nacimiento de Jesús:

“1º punto. El primer punto es ver las personas con la vista de la imaginación, meditando y contemplando en particular sus circunstancias, y sacando algún provecho de la vista. (122)

2º punto. El 2º: oír con el oído lo que hablan o pueden hablar, y reflitiendo en sí mismo, sacar dello algún provecho (123)

3º punto. El 3º: oler y gustar con el olfato y con el gusto la infinita suavidad y dulzura de la divinidad del ánima y de sus virtudes y de todo... (124)

4º punto. El quarto: tocar con el tacto, sí como abrazar y besar los lugares donde tales personas pisan y se asientan, siempre procurando de sacar provecho de ello (125).”

Para atender a la recomendación ignaciana, he salido a los caminos y me he encontrado con los pastores a la hora en que sestean las ovejas; y me vino a la memoria el verso del Cantar de los Cantares: “Dime, amado mío, dónde pastoreas, | dónde sesteas al mediodía, | para que no sea como una errante, | tras los rebaños de tus compañeros”.

Y he comprendido que para encontrar el amor del alma hay que buscarlo con sosiego y descanso.


Portal de Navidad, 2. Asombro

25.12.16 | 15:21. Archivado en Espiritualidad

ASOMBRO

Si te parece que hoy amanece igual que ayer, a pesar de ser Navidad, sin embargo por este día sabemos que el alba es figura de la Luz del cielo, del Sol que nace de lo alto, Jesucristo.

Si al mirar a tu entorno compruebas que todo sigue igual que ayer, sin embargo, por este día hemos conocido que todo obedece a una Providencia divina, y cada momento revela una Historia de Salvación.

Si te encuentras por diversas causas con la experiencia de soledad, te puedo asegurar, aunque no lo sientas, que Dios se ha hecho Emmanuel, y nos acompaña durante toda la travesía de la existencia.

>> Sigue...


Jueves, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sindicación