Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

II Domingo TO, C

19.01.19 | 10:52. Archivado en Comentarios Dominicales

II DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO, “C”

LECTURAS
(Is 62, 1-5; Sal 95; 1Co 12, 4-11; Jn 2, 1-11)

“Ya no te llamarán «Abandonada», ni a tu tierra «Devastada»; a ti te llamarán «Mi favorita», y a tu tierra «Desposada», porque el Señor te prefiere a ti, y tu tierra tendrá marido.” (Is 62, 4)

“En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda. Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: -«No les queda vino.» (Jn 2, 1-2).

COMENTARIO
Acabamos de celebrar el tiempo de Navidad. Como culmen de la revelación de Dios hecho hombre en el Hijo de María, la Iglesia nos presenta tres manifestaciones de la identidad divina de Jesús: la Epifanía, el día de Reyes; el Bautismo, el domingo pasado y las Bodas de Caná, este domingo.

En Caná de Galilea, Jesús realiza el primer signo por intercesión de su Madre, a la que llama “mujer”. En el contexto de la boda, la Liturgia de la Palabra nos trae como texto concurrente con el Evangelio, la profecía de Isaías, en la que se describe la relación de Dios con su pueblo como un verdadero desposorio.

>> Sigue...


Oración por todos

15.01.19 | 19:58. Archivado en Espiritualidad, Oración

MENSAJE DESDE LA ENTRAÑA, EN MI AÑO JUBILAR

A ti, si lo necesitas

Llega tu súplica herida,
el desencuentro en tu casa,
vértigo en tu pensamiento,
por noticia inesperada…

Y yo envuelto en el silencio,
en soledad, frío intenso,
intuyo tu espacio recio,
la quiebra de tus deseos.

Mis brazos elevo al cielo,
mi plegaria a tu desvelo.
Me sumo a tu fuerte angustia,
aunque no sepas, te quiero.

Parece fugaz respuesta
ante tu dolor secreto.
Más es gesto solidario,
que se derrama en consuelo.

>> Sigue...


Tiempo Ordinario. Nazaret

13.01.19 | 19:56. Archivado en Espiritualidad

¿ACASO DE NAZARET PUEDE SALIR ALGO BUENO?

Mi Nazaret, rincón del alma,
que oculta el corazón muy dentro,
por guardar secreto íntimo,
para que no surja desprecio.

Hasta ahí llega, no obstante,
visita del ser angélico,
Para decir con voz discreta,
mensaje de parte del cielo.

Se turba el ser, si da crédito
lo que perciben las entrañas.
¿Cómo es posible tal hecho,
Si se esconde en dolor el alma?

Puede más el saludo regio
Y aún más puede el don eterno,
que la excusa de la indigencia,
ante lo extraño del suceso.

>> Sigue...


Bautismo de Jesús

12.01.19 | 07:02. Archivado en Comentarios Dominicales

EL BAUTISMO DEL SEÑOR

EVANGELIO:
“Y sucedió que, cuando todo el pueblo era bautizado, también Jesús fue bautizado; y, mientras oraba, se abrieron los cielos, bajó el Espíritu Santo sobre él con apariencia corporal semejante a una paloma y vino una voz del cielo: «Tú eres mi Hijo, el amado; en ti me complazco» (Lc 3, 21.22).

COMENTARIO
En el Jordán, Jesús experimentó el amor de su Padre, experiencia que selló su vida y marcó su identidad. Durante todo su ministerio público nos demostrará la relación de intimidad con Dios, de quien se siente permanentemente amado. Esta moción espiritual seguirá siendo en la vida de los creyentes detonante, para optar por ser discípulos de Jesús.
Por el bautismo nos acontece la incorporación a la familia de Dios y se nos concede la posibilidad de invocar a Dios, como nos enseñó su Hijo, Jesús, con la oración del “Padre Nuestro”.

Sobrecoge el don, derramado por el Espíritu Santo en nuestro corazón, que nos permite llamar a Dios “Papá”.
Es muy expresiva la imagen con la que el papa Francisco describe la gracia bautismal. Él la compara a lo que supone plantar un árbol junto a la corriente de agua, que no teme la sequía y da fruto. Apuesta por el bautismo de los niños, porque significa insertarlos en la comunión de los santos. El agua que se derrama sobre la cabeza del bautizando, al mismo tiempo que lo sumerge, le da vida nueva.
En el rito bautismal se nos unge con aceite sagrado en el pecho, para fortalecernos contra el mal, y también se nos signa con el crisma, que nos convierte en miembros del pueblo santo de Dios, pueblo de sacerdotes, profetas y reyes.

>> Sigue...


Carta a los Reyes

05.01.19 | 07:09. Archivado en Comentarios Dominicales

EPIFANÍA DEL SEÑOR

LOS REGALOS DE LOS SANTOS REYES
Al permanecer en oración ante la imagen del Niño de Belén, en medio del silencio, contemplé las ofrendas que los Magos hicieron al Mesías: “Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas, lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra” (Mt 2, 10-11). Es clásica la interpretación de los dones y regalos que los tres Reyes Magos traen al Niño Jesús: el oro como a quien es Rey; el incienso, como a quien es Dios; la mirra, como a quien se hizo enteramente hombre.

Sin embargo, al meditar acerca de tan preciosos dones, me han venido a la memoria referencias bíblicas que trascienden el oro, el incienso y la mirra. Y puesto que la tradición familiar celebra el día de los regalos, me atrevo a pedir que los santos Reyes nos obsequien con los dones mejores.

CARTA A LOS REYES
Queridos Reyes Magos: Vosotros, que llevasteis el oro acrisolado al Rey de Reyes, concedednos el tesoro de la fidelidad, que vale más que el oro. “El temor del Señor es puro y eternamente estable; los mandamientos del Señor son verdaderos y enteramente justos. Más preciosos que el oro, más que el oro fino; más dulces que la miel de un panal que destila” (Sal 18, 10-11).

>> Sigue...


Programa de actividades 2019

02.01.19 | 00:21. Archivado en Programas y actividades

Programa de Actividades
Buenafuente, 2019

Enero
Día 08, Encuentro de oración en Madrid

Febrero
Día 05, Encuentro de oración en Madrid

Marzo
Día 5, Encuentro de oración en Madrid

Abril
Día 2 Encuentro de oración en Madrid
Día 17 de abril – 21, Encuentro de Pascua
30 de abril – 2 de Mayo, peregrinación a Fátima.
Centenario de la muerte de San Francisco Martos.

Mayo
Día 7, Encuentro de oración en Madrid

Junio
Día 4, Encuentro de oración en Madrid
Día 7-9 Encuentro de Pentecostés
Día 16-24, Ejercicios Espirituales, 1ª

>> Sigue...


Bendiciones en el Año Nuevo

31.12.18 | 22:30. Archivado en Comentarios Dominicales

SOLEMNIDAD DE LA MADRE DE DIOS, AÑO NUEVO, 2019

BENDICIÓN
“El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor te muestre su rostro y te conceda la paz” (Núm 6, 24-26).

EL SEÑOR TE BENDIGA Y TE PROTEJA
Como saludo, en el año nuevo, te envío mis mejores deseos. Para los que creen, la bendición y el cobijo entrañable de Dios se fundan en su Providencia divina, en su opción de venir a nuestro lado, y en la certeza de contar con su auxilio, que se expresa en las palabras del patriarca Isaac: “Que Dios te conceda el rocío del cielo, la fertilidad de la tierra, abundancia de trigo y de vino” (Gn 27, 28). Al comenzar el año y reiniciar cada uno su camino, te deseo lo que el anciano Tobías pidió para su hijo: “Que el Dios del cielo os proteja y devuelva sanos. Que su ángel os acompañe y proteja” (Tb 5, 17). María es la Bendita de Dios.

>> Sigue...


Sagrada Familia

29.12.18 | 13:26. Archivado en Comentarios Dominicales

30 DE DICIEMBRE, DOMINGO, FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA
(Eclo, 3, 2-6.12-14; Sal 127; Col 3, 13-21; Lc 2, 41-52)

REFERENCIAS FAMILIARES EN LOS EVANGELIOS
Los relatos evangélicos de la infancia de Jesús rezuman vida familiar. Jesús nació en el seno de una familia, creció bajo la mirada atenta de sus padres, y siempre tuvo junto a Sí la ternura entrañable de María, su madre, desde el nacimiento hasta la muerte.

A lo largo de su vida pública, Jesús escogió espacios familiares para vivir. Así lo hizo en Cafarnaúm, en casa de Pedro, donde habitaba el apóstol con su familia, y cuando bajaba a Judea, se hospedaba en Betania, en casa de los hermanos Marta, María y Lázaro, sus amigos.

A la hora de escoger a sus discípulos, llamó primero a unos que eran hermanos: Simón y Andrés, hijos de Juan; Santiago y Juan, hijos de Zebedeo.

>> Sigue...


Nos ha nacido un Hijo

25.12.18 | 12:16. Archivado en Comentarios Dominicales

¿QUÉ NOS HA PASADO?

“Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado” (Is 9).

Esta noche, la Palabra de Dios es reincidente, la liturgia machacona. Nos llaman la atención sobre algo que parece impropio que nos lo tengan que decir. A ninguna madre le tienen que avisar de que le ha nacido un hijo.
Además, se nos advierte en primera persona del plural, haciéndonos comunitariamente razón del acontecimiento: “Hoy nos ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor”. (Antífona del Salmo). El aleluya entona el motivo de alegría: “Os traigo una buena noticia, una gran alegría: nos ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor.” El ángel certifica, además, la identidad del Niño: «No temáis, os traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor.”

¿Qué nos pasa que nos tienen que decir algo tan propio? La humanidad ha dado a luz al Mesías. Somos beneficiados de una maternidad colectiva. La Virgen da a luz un hijo y le pone por nombre Emmanuel, que significa: “Dios con nosotros”.

Pero ¿por qué esta contundencia en el anuncio de un hecho que nos afecta tanto? El acontecimiento, que proclama el profeta, canta el salmista, y anuncian los ángeles, no se refiere a uno de nuestro pueblo, porque lo han condecorado, o le han dado un premio. No es que uno de nuestro país ha ganado una medalla olímpica. Nos ha sucedido a nosotros, en nuestra propia carne.

>> Sigue...


Regalo de Navidad

24.12.18 | 20:13. Archivado en Oración

MENSAJERO
¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae la Buena Nueva, que pregona la victoria, que dice a Sión: «Tu Dios es rey»!

Señora:

He salido obediente a tu susurro,
a la ermita por nombre de los santos.
He sentido tu camino histórico,
el que a la cueva de Belén te trajo.

Y me introduje en la espesura limpia,
el día que iba a florecer tu Verbo,
creyendo que iba solo en el camino,
pensé que hoy era bueno el desierto,

Recé, contemplé, percibí el silencio,
la soledad sonora se hizo ritmo,
el valle se incendió de sol naciente,
el bosque estremecido de rocío.

Y de pronto saltaron los recuerdos,
la promesa escuchada en tu mirada,
los senderos de joven recorridos,
la palabra cumplida de artesana.

Y quise presentarte en este día
a tantos que me expresan su esperanza,
de que seas visita en su intemperie,
como cuando subiste a la montaña.

>> Sigue...


Navidad. El Hombre

24.12.18 | 18:24. Archivado en Adviento

Pascua de Navidad

PERSONAJE: EL HOMBRE
En los días previos a la Navidad, hemos considerado los distintos protagonistas del acontecimiento que da origen al cristianismo. Las figuras del Precursor, de María, la madre de Jesús, de su esposo san José, de los ángeles y los pastores, y de manera especial la acción del Espíritu Santo, la voluntad de Dios Padre y su Hijo Jesucristo han sido nuestros motivos de contemplación. Hoy, el día Navidad, nos sorprendemos como el salmista: “Señor, Dios nuestro, ¿qué es el hombre, para que te acuerdes de él?” (Sal 8).

CONSIDERACIÓN
San Pablo nos asegura: “Cuando llegó la plenitud del tiempo, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley, para que recibiéramos la adopción filial” (Gal 4, 3-5). Y desde los primeros siglos, la Iglesia confiesa: “Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios…; que por nosotros los hombres, y por nuestra salvación, bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre” (Credo).

San Juan Pablo II, en su primera encíclica, nos sorprendió con su humanismo: “A través de la Encarnación, Dios ha dado a la vida humana la dimensión que quería dar al hombre desde sus comienzos y se la ha dado de manera definitiva” (Juan Pablo II, RH 1).

Amigo, no te felicito en esta Navidad con palabras protocolarias, ni con colores de espumillón barato. No deseo cantarte, a manera de romance, cuentos entrañables, ni compartir contigo un rato de amistad pasajero. Con la fuerza de la Palabra, en comunión con todos los que comparten la misma fe y con la firmeza de la voz autorizada de la Iglesia, te felicito porque por el nacimiento de Jesús, tú y yo nos hemos convertido en hijos de Dios, en hermanos, en realidad sagrada, en don para los demás.

>> Sigue...


Octavario de Navidad. El Niño Jesús

23.12.18 | 19:22. Archivado en Adviento

OCTAVARIO ANTES DE NAVIDAD, 24 DE DICIEMBRE

PERSONAJE BÍBLICO: EL NIÑO JESÚS
IMAGEN: EL NIÑO JESÚS
El Niño Jesús, pintura de Bartolomé Esteban Murillo, perteneciente al Museo del Prado, representa al Buen Pastor, que ha rescatado a la oveja perdida, y en vez de mostrarla enredada en la maleza, la presenta de pie, para indicar que ha recuperado la vida gracias el desvelo del pastor.

PERSONAJE: EL NIÑO DE BELÉN
Llegamos a la Nochebuena, y el personaje principal no es otro que el Niño Jesús, a quien el Precursor señaló como Cordero de Dios. Los pastores, como compañeros privilegiados y diestros en los trabajos del pastoreo, fueron los primeros que rindieron homenaje a quien se presentará como Pastor Bueno, que no abandona a sus ovejas. “Y sucedió que, cuando los ángeles se marcharon al cielo, los pastores se decían unos a otros: «Vayamos, pues, a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha comunicado». Fueron corriendo y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que les habían dicho los pastores. María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Y se volvieron los pastores dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho” (Lc 2, 15-20).

CONSIDERACIÓN
Son muchos los textos navideños que en la contemplación del nacimiento del Hijo de Dios en Belén adelantan escenas de la vida de Jesús, a modo de anticipación. De manera especial unen nacimiento y muerte del Señor.

Precisamente en la parábola de Buen Pastor, que describe la misión a la que será enviado el Niño de Belén, se afirma la radicalidad del amor del Buen Pastor: “Yo soy el Buen Pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas” (Jn 10, 11).

Jesús se asocia, desde su nacimiento, al grupo de los proscritos, de los que son mal considerados por no poder ir al templo, ni guardar el sábado. A nosotros nos puede parecer algo bucólico la presencia de los ganados, guardados al raso, pero las imágenes contienen un alto significado teológico, y adelantan la suerte que correrá el Niño Jesús cuando le acusen de quebrantar el sábado y de destruir el templo.

Es día de acudir deprisa, como los pastores, a ver a quién cantan los ángeles, adoran los pastores, embelesa a la Virgen Nazarena, sobrecoge a su esposo José y extasía a Dios mismo.

PROPUESTA
¿Cómo vas a pasar la Nochebuena? ¿Con expresiones familiares cristianas?


Sábado, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031