Editado por

Alejo Vidal-QuadrasAlejo Vidal-Quadras

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
Sindicación
Blogs
Fratría

Fratría

El dichoso cáncer (y Claves de la vida 69)

Andrés Ortíz-Osés

Atrévete a orar

Atrévete a orar

Célibes y casados pueden estar “enamorados de Cristo y de su Iglesia”

Rufo González Pérez

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

POSICIÓN QUE TENEMOS ANTE NUESTROS BIENES Y POSESIONES

Francisco Baena Calvo

Punto de vista

Punto de vista

Cataluña y Franco

Vicente Torres

Amistad Europea Universitaria

Amistad Europea Universitaria

María-José Peña: Los costes de la democracia

Salvador García Bardón

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

El artículo de The Guardian de Mahmoud Abbas ilustra la deshonestidad de la “narrativa palestina”. por Adam Levick

Doctor Shelanu

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Carrefour lanza la mayor bodega online de España con más de 1.200 artículos

Juan Luis Recio

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

Argumentos contra quienes niegan la existencia de un cambio climático

Alejandro Córdoba

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Fina y José? ¡Impar pareja!

Ángel Sáez García

Opinión

Opinión

Forcadell volverá a la cárcel si reincide en la matraca de la independencia.

Opinión

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

El amor, separatista, es ciego

Antonio Pérez Henares

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

La coherencia de muchos sacerdotes secularizados.

Josemari Lorenzo Amelibia

La Biblia Compartida

La Biblia Compartida

Mal generalizado, pecado ecológico

Javier Velasco y Quique Fernández

El blog de Antonio Piñero

El blog de Antonio Piñero

Héroes y dioses. Historia breve de la política religiosa del dios-hombre (y IV) (937)

Antonio Piñero

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

Camino hacia el fanatismo / 1

Asoc. Humanismo sin Credos

No más mentiras

No más mentiras

La "mejor" profesión hoy es ser político: Hay que no tener escrúpulos

Antonio García Fuentes

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Constitución Gaudium et Spes

Francisco Margallo

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El difícil retorno a la legalidad (21)

Vicente A. C. M.

Mi vocación

Mi vocación

Alabar al Señor

Sor Gemma Morató

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Estado de Jalisco reconoce oficialmente estudios eclesiásticos; sacerdote de la Arquidiócesis de México es pionero en título teológico

Guillermo Gazanini Espinoza



El zafarrancho reformador

Permalink 13.02.08 @ 08:17:15. Archivado en Política

En situación tan preocupante, la esperanza de salvación gracias a una sentencia clara y tajante del Tribunal Constitucional sobre los recursos interpuestos contra el nuevo Estatuto catalán, es de una decepcionante fragilidad. La norma fundamental de la autonomía catalana ha sido aprobada por una amplísima mayoría del Parlamento de dicha Comunidad, ratificada por otra mayoría, bien que bastante más exigua, en las Cortes, y refrendada por los ciudadanos de Cataluña en una consulta que, aunque de magra participación y escasa legitimación social, tiene innegable fuerza legal.

Los magistrados del Supremo Intérprete de la Constitución tendrían que ser héroes de leyenda para, pese a la presión que sobre ellos ejerce el largo proceso previo de superación de obstáculos que ha recorrido el bodrio jurídico de marras, actuar de acuerdo con su imperturbable, pura y objetiva conciencia y recto criterio, sin consideración alguna ajena a la impecable aplicación de la ley.

El baile de recusaciones, querellas internas y medidas legislativas ad hoc del Gobierno, sin olvidar la extraña tardanza en hincarle el diente a tan duro hueso, hablan elocuentemente de las miserias que contaminarán el esperado veredicto.

Lo asombroso en este panorama desolador es que la cúpula del Partido Popular, única fuerza en estos momentos de tribulación que sostiene un discurso nacional consistente, todavía no haya interiorizado primero y traducido a sus mensajes públicos después, la proximidad del precipicio al que nos conduce la mezcla de relativismo moral, improvisación frívola y sectarismo rencoroso del inefable personaje que encabeza la mayoría parlamentaria y el Gobierno.

Cuando se observa que todavía hace pocas semanas voces autorizadas del sanedrín dirigente de la principal fuerza de la oposición contemplaban en respuesta a preguntas de los medios, la posibilidad de reproducir la fórmula de gobernabilidad utilizada en 1993, 1996 y 2004, es decir, el pacto programático de legislatura con los nacionalistas, se llega a la conclusión de que verdaderamente los dioses ciegan a los que quieren perder.

En tanto el candidato del centro-derecha y su equipo no rompan con obsoletas inercias del pasado y abandonen el coyunturalismo cortoplacista para entrar de lleno en un esquema interpretativo y una estrategia acordes con la dramática realidad de esta hora sombría, será imposible encontrar el camino de salida del lodazal en el que chapoteamos impotentes. Una Constitución puede ser destruida, quebrantada, reformada total o parcialmente, interpretada o temporalmente suspendida.

De estas variadas suertes, la nuestra de 1978 ha sido sin excusa posible objeto de quebrantamiento. El Presidente del Gobierno y el tripartito le han partido el espinazo usando como maza el nuevo Estatuto de Cataluña.

El rosario de reformas estatutarias subsiguientes ha ahondado en el problema al ocultar la magnitud del desafuero perpetrado y al copiar con mayor o menor grado de mimetismo los abusos contenidos en esa monstruosidad desmesurada de doscientos veintisiete artículos, de la que se ha dicho con ingenio que presenta "cuerpo de reglamento y alma de constitución".

La Infección particularista ha invadido al Partido Socialista, pero el Partido Popular, pese a su más potente sistema inmunológico, tampoco ha salido indemne de la epidemia y sus barones autonómicos, con mando en plaza o con expectativas de alcanzarlo, se resisten al giro copernicano que una Nación desorientada demanda para enderezar su rumbo y sanar su maltrecho organismo.

Pág. 1 2 3 4 5 6 7

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital