Editado por

Alejo Vidal-QuadrasAlejo Vidal-Quadras

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
Sindicación
Blogs
El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Pobreza y capital, valor y vida humana. ¿Sigue teniendo valor el marxismo? (F. Mateo Acín)

Xabier Pikaza Ibarrondo

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

DIOS ES PURIFICADO EN EL MÁS PROFUNDO CENTRO DEL ALMA

Francisco Baena Calvo

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

Nicolás Maduro No Quiere El Mazo sino El Diván Por @Angelmonagas

Angel Monagas

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

4.000

Miguel Ángel Violán

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

VENID BENDITOS DE MI PADRE

Tomas Muro Ugalde

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

"La economía, como un tiro" (en el bebe)

Chris Gonzalez -Mora

El mundo descifrado

El mundo descifrado

CAOS de la Iglesia católica en España

Ángel Manuel Sanchez

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

FERVOR, NO CAERÁS EN LA RUTINA

Josemari Lorenzo Amelibia

Punto de vista

Punto de vista

UGT pide algo que ya se le da

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

El restaurante Desencaja distinguido con un Sol Repsol

Juan Luis Recio

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Fusilamientos en la red

Manuel Molares do Val

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

No a la indiferencia sobre la crisis ambiental

Guillermo Gazanini Espinoza

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

CAMINO HACIA EL FANATISMO / 3

Asoc. Humanismo sin Credos

Entre unidad, caridad y verdad

Entre unidad, caridad y verdad

Jesucristo, Rey del universo

Pedro Langa

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

Las primaveras de Tarancón y Francisco

Alejandro Córdoba

La Biblia Compartida

La Biblia Compartida

Jesús se identifica con el necesitado

Javier Velasco y Quique Fernández

Cree en la Universidad

Cree en la Universidad

Con y como los niños...

José Moreno Losada

Tierra liberada

Tierra liberada

Delicada, complicada justicia

Koldo Aldai

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

Los Tercios de Flandes

Antonio Pérez Henares

No más mentiras

No más mentiras

Venezuela antes y después del dictador o tirano Chávez

Antonio García Fuentes



Alimentando a la fiera

Permalink 04.12.07 @ 15:08:01. Archivado en Política

Muy tristes tardes a todos, porque no pueden ser buenas para ninguno de los que estamos aquí mientras acabamos de dar cristiana sepultura a un heroico servidor del Estado y en un hospital francés agoniza otro compatriota fulminado por el rayo de la infamia, también guardia civil, también joven, entusiasta, generoso, valiente, entregado a defendernos de la insania criminal que ya nos ha costado más de ochocientas vidas y que no cesa en su empeño sangriento.

El mero pensamiento de que un Gobierno de España ha alimentado a esta fiera durante cuatro años, ha dado alas a sus delirios, le ha facilitado el retorno a las instituciones de las que había sido expulsada por la justicia democrática, le ha permitido volver a disponer de financiación pagada por sus posibles víctimas y se ha reunido con ella en su infecto cubil para elevarla al rango de interlocutor político, provoca tal náusea en cualquier conciencia que mantenga un rastro de dignidad y de decencia, que el reiterado empate técnico que arrojan los sondeos de cara a la cita electoral de marzo nos confirma lo que Ortega escribiera hace casi un siglo, que España es un dolor enorme, profundo, difuso, del que parece imposible escapar.

Y ese dolor lacerante y a la vez vivificante nos reúne hoy de nuevo para honrar a dos españoles ejemplares.



Uno, presente en esta sala, pletórico de facultades, respaldado por una trayectoria admirable y con un largo futuro por delante, nuestro amigo y compañero de tantas fatigas y batallas por la libertad, Jaime Mayor, el otro, vivo en nuestro recuerdo emocionado, patriota entregado al ideal que compartimos, trabajador infatigable con la palabra y con la pluma, con los gestos y las acciones, siempre enamorado de España, de su historia, la verdadera, de sus tierras y sus gentes, a las que dedicó su existencia sin un momento de vacilación o de desánimo, Gabriel Cisneros, padre de la Constitución, padre de sus hijas, padre intelectual de tantos jóvenes a los que en la madurez de su pensamiento y su experiencia orientó con tanto tino en el laberinto de las responsabilidades públicas.

Raúl yace exánime y a Fernando el alma se le escapa como un hálito menguante, y su tránsito y su martirio impregnan esta sala y el reconocimiento que damos a Jaime y a Gaby, que Dios tenga en su gloria. Porque a Gaby un 3 de julio de 1979 casi lo mataron las mismas hienas que anteayer atacaron en Capbreton y Jaime, al igual que no pocos de los que habéis acudido a honrarle en esta ocasión, ha estado y está en el punto de mira de ETA hace tanto tiempo que cada minuto de sus continuos quehaceres, flanqueado por la sombra protectora de sus escoltas y amurallado por el amor de su familia y el afecto de sus amigos, es una muestra de coraje y de entereza que a todos los que hemos tenido la suerte de trabajar a su lado nos estimula y nos sostiene.

Permitidme ahora que mi recuerdo vuele hacia Gaby, hacia las muchas conversaciones, esperanzas, impresiones, convicciones e inquietudes que tuve el honor de compartir con él.

No es extraño que Gaby fuese uno de los grandes protagonistas de la transición. Si se pudiera encarnar en una persona el espíritu benéfico, casi milagroso, que sopló sobre el solar patrio en aquellos días extraordinarios, esa persona sería sin duda Gaby Cisneros.

Incapaz de sentir rencor, permanentemente dispuesto a comprender las razones ajenas sin abandonar las propias, acertado en el vocablo, certero en el análisis, preciso en el argumento, afable en el trato, elegante en la crítica, valeroso sin aspavientos, desprendido hasta la imprudencia, en definitiva, un caballero de pies a cabeza, nadie como Gaby podía representar ese episodio estelar de nuestro devenir colectivo que fue el paso sereno de la dictadura a la democracia, del autoritarismo a la libertad, del enfrentamiento a la concordia, del odio a la convivencia en paz, piedad y perdón.

Al preparar esta mañana lo que os estoy diciendo en este acto, sabiendo que debía referirme a él, he querido hablar con Gaby, escuchar su verbo mesurado y rico para poder evocarle con cercanía y exactitud. Y lo he hecho. Sí, lo he hecho.

He buscado en mi biblioteca y he abierto este libro, que contiene siete textos de los siete ponentes constitucionales, publicado con motivo del vigésimo aniversario de nuestra vigente Norma Fundamental.

El mejor de los siete es, de largo, el de Gaby. He recorrido con el corazón apretado su prosa tersa, noble y tensa, he entrado como quién cruza el umbral de un templo en las cuarenta páginas de examen retrospectivo y lúcido que escribió al hilo de aquel aniversario y he constatado con asombro que las desgracias que nos afligen en estos días aciagos, Gaby las había previsto y las había temido.

La voladura de la Ley de leyes mediante la transformación fraudulenta de los poderes constituidos en constituyentes, la ofensiva secesionista desatada, la apertura de grietas en el casco de la nave constitucional forzando su elasticidad hasta más allá del límite razonable, la imposición de lenguas autóctonas en detrimento de la común, el regreso del ansia revanchista, la sangría de competencias que ha dejado al Estado al borde de la inoperancia, el triunfo de la irracionalidad de lo aborígen sobre la racionalidad de las Luces, la traición al gran pacto civil de 1978, el riesgo real de disgregación y de colapso, todo lo encontraréis en este repaso implacable que Gaby hizo de su propia obra en la Ponencia Constitucional y de los resultados tangibles de su aplicación práctica.

Por eso no sorprende que en una entrevista impresionante que concedió a Papeles de Ermua poco antes de su muerte, Gaby propugnase una reforma constitucional, y no menor, dijo Gaby, y yo lo subrayo, no menor, como único camino ya de preservarla y defenderla.

En la transición se aproximaron dos orillas, la de la izquierda y la de la derecha, en un movimiento transido de grandeza y de voluntad de reconciliación. Hoy España cruje porque los nacionalistas y el actual equipo dirigente del PSOE no pertenecen a ninguna orilla, sino que habitan otro planeta, un globo yermo de relativismo moral, engaño compulsivo, frenesí ideológico, rencor mezquino y sed incontrolada de poder.

Por eso, Gaby, con la clarividencia que aflora en la inminencia del final, llamó a una reforma de la Constitución no menor, es decir, la ajustada a su artículo 168. Hemos alcanzado un punto del que es imposible salir con paños calientes, retoques o maquillajes. No me resisto a mencionar un caso concreto.

La simple supresión de la palabra “transferencia” en el artículo 150.2 manteniendo el término“delegación” no es suficiente. Hay que suprimir el artículo completo y lo demás son monsergas.

¿De qué se tiene miedo? ¿Qué intereses creados se procura salvar en perjuicio de la fortaleza del Estado?

¿O es que no hemos aprendido nada de lo sucedido en 1993, 1996 y de los despropósitos iniciados en 2004?

La Nación sufre un ataque sin precedentes de sus enemigos interiores y únicamente podrá sobrevivir si se le permite expresar claramente su voluntad mayoritaria. Para ello, la reforma constitucional ha de apuntalar las vigas carcomidas por treinta años de tarea incesante de las termitas.

Pero parece que algunos o no se enteran de la gravedad de la situación o no quieren enterarse.

Sin embargo, no será porque no se les haya advertido. A partir de aquí que cada uno asuma su responsabilidad.

Gaby cierra sus consideraciones sobre el vigésimo cumpleaños de la Constitución con unos hermosos y célebres versos de Espriu.

“Els homes no poden ser si no són lliures”. El ser que los nacionalistas identitarios reclaman obsesivamente va contra el propio ser porque ahoga la libertad. Nosotros, al luchar pacífica y democráticamente por que España siga siendo, proclamamos y reclamamos esa libertad que la transición nos devolvió y que nos quieren arrebatar, la libertad que sólo nos puede garantizar una Nación de ciudadanos iguales ante la ley, iguales en derechos y en oportunidades, la Nación española, democrática, abierta, plural e integradora, la Nación a la que Gaby consagró su vida.

Jamás permitiremos que España desaparezca porque ello equivaldría a consentir que Raúl Centeno y el resto de mártires de la libertad asesinados por ETA y, por supuesto, Gaby Cisneros, murieran dos veces. Yo no sé lo que harán otros, pero tengo la absoluta seguridad de que todos los que estamos aquí esta noche en respuesta a la convocatoria del Foro Ermua bajo ningún concepto ni en ninguna circunstancia lo vamos a tolerar.


Bookmark and Share

Comentarios:
Si existe nacionalismo criminal es el de usted. Sus ideas son las que oprimen a otras identidades. Ya sabe el que siembra vientos recoge tempestades. No se pueden pisar los derechos que tienen todos los pueblos a autodeterminarse, y esperar a que todos se comporten como borregos. Ustedes mandaron a este “héroe” al matadero, mientras ustedes se quedan con los despachos y los sueldos. Son ustedes los políticos los responsables de esta situación. Solo engañan a los que quieren ser engañados.
Enlace permanente Comentario por libertario 17.01.11 @ 09:11
Hola Sr. Vidal!
Me alegra mucho poder dirigirme a Usted.

Quiero dar a conocer cuatro cosas que llevo dentro.

1. Para hacer revolucionarios sangrientos se necesita antes hacer revolucionarios.

2. Para hacer revolucionarios se neceisita hacer proletarios.

3. Para hacr proletarios se necesita hacer parados.

4. Para hacer parados se necesita destruir el tejido industrrial.

5. Para destruir el tejido industrial
se debe destruir el sistema finaciero.

Me da la impresion de que estamos inmerosos en alguna parte de eese proceso.

Desde otro punto de vista:

1. Cualquier producto qque este en nuestro entorno, boligrafo, ventana, coche, etc la puede hacr China 60% mas barato, incluido el container hasta España. Que fabrica ( puestos de trabajo) queremos montar? Estariamos locos.

2. Un puesto de trabajo medio cuesta 50.000 € para 5.000.000- da una sum...
Enlace permanente Comentario por Ezequiel Bonnet Serret 10.06.10 @ 19:10

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital