Losantos y Vidal están enfermos

El 5 de julio de 1941 comenzaron a transcribirse las conversaciones de sobremesa de Aldof Hitler. En las animadas charlas en torno a la mesa tras la comida o la cena, el Führer departía animadamente con sus invitados sobre toda clase de temas. La iniciativa de que estas conversaciones fueran transcritas partió de Martin Bormann, jefe de la Cancillería del Partido Nazi y secretario personal de Hitler desde mayo de 1941, en sustitución de Rudolf Hess. Bormann argumentó entonces que las ideas vertidas por Hitler en estas informales tertulias serían “de un interés fundamental para el futuro”.

Sin duda inspirados por Martin Bormann, Federico Jimenez Losantos y César Vidal han decidido publicar sus particulares conversaciones, bajo el título de “El precio de la libertad”, libro en cuya promoción se afanan estos días. Este par de megalómanos, convencidos desde hace tiempo de ser una suerte de mesías bicéfalo para el liberalismo hispano, y seguros de ser la única esperanza de salvación de la nación y el pueblo español, están sin duda convencidos del fundamentalísimo interés para el futuro que tienen sus charletas de sobremesa.

Pero en esta ocasión han transgredido todos los límites tolerables: en una de sus charlotadas se refieren a Luis Fernando Pérez Bustamante, director de la web de información religiosa infocatólica.com como “hijo de puta” y lo que es peor, desvelan cuestiones relativas a la intimidad de Luis Fernando vinculadas con determinadas situaciones personales de algunos de sus familiares. Es el mismo Luis Fernando el que lo cuenta en su blog de Infocatólica:

“Hoy un buen amigo me llamó por teléfono y me dijo: “¿No sabes lo que dicen Losantos y Vidal de ti en su último libro?“. “Pues no”, respondí. Entonces me resumió lo que ustedes van a leer ahora. Le pedí que me lo transcribiera (C= César Vidal, F= Federico Jiménez Losantos):”

Pues bien, todo tiene un límite, y como quiera que hay determinadas acciones que de ninguna forma pueden seguir permaneciendo impunes, más cuando toda la ciudadanía está más que harta de que esa impunidad se dé por sistema entre los que están arriba y siempre a costa de los que estamos abajo, y considerando que el propio Luis Fernando no va a ejercer ningún tipo de acción legal contra este par de malnacidos enloquecidos de soberbia y megalomanía, yo por mi cuenta me propongo elaborar una alerta en change.org contra los anunciantes de libertaddigital.com, esradio y LDTV, y que los navegantes libres de toda la web decidan su destino.

Porque lo que no se puede tolerar por más tiempo es que cierto tipo de elefantes mediáticos, políticos, judiciales, empresariales, sindicales o financieros sean impunes sistemáticamente a cualquier clase de tropelía que quieran cometer, mientras los millones de españoles de a pie seguimos asistiendo a la meridenda de negros en que esos mismos indeseables han convertido nuestro país, merienda que estamos pagando nosotros a escote mientras ellos escapan libres de cualquier tipio de responsabilidad. Basta de impunidad, basta ya, sea del tipo que sea. Nada puede seguir saliendo gratis en este país.

PD: En change.org ya está disponible la alerta:

Pincha aquí

Sin categoría

Comments Closed

3 comentarios


  1. Cristina Falkenberg

    Gracias por la información, Don Alejandro. Desconocía la existencia del libro y tampoco conozco los hechos. Sin embargo no puedo dejar de compartir su desesperación final, esto por un lado, y por otro parece que ocurren cosas tan grave en España y se escribe tanto que desde luego a veces apetecería exigir que todo lo que se publicase buscase un fin práctico, realizable y positivo. Por lo que usted cuenta se queda uno con la duda de si el libro es realmente muy útil o no, y hay tanto que leer…!!

  2. Gracias, Alejandro. Dios te lo pague.

    Feliz Navidad. Me alegra comprobar que las cosas buenas que tienes se potencian con el paso del tiempo.

  3. Maite C

    Alejandro, como veo que has cerrado comentarios en tu última entrada, tengo que hacerlo en ésta para decirte que es urgente te pongas en contacto conmigo.