El blog de Agustín Conchilla

Abusos de las grandes fortunas

23.01.13 | 17:17. Archivado en Artículos de opinión

ABUSOS DE LAS GRANDES FORTUNAS

El presidente de los centros comerciales denominados Mercadona invertirá tres millones de euros anuales para impulsar el Proyecto Lanzadera que dedicará a nuevos, cualificados y previamente seleccionados emprendedores. Se da la circunstancia, además, de que sobre la chepa del presidente de Mercadona recae la tercera fortuna más grande de España, aseveran fuentes editoriales. Pese a ello, todo el monte no es de Orégano ni el trato laboral que subyace a las grandes firmas induce a la transparencia de quienes se mofan de hacer y verter el bien sobre la humanidad. Consecuentemente encontramos que se cuecen habas muy coronadas que proliferan sobre las plataformas de distribución; así como en otros centros de contingentes alimentarios que se elevan por diferentes secciones de la geografía española e imponen condiciones de penuria y sometimiento a conductores y transportistas en general. No en vano, sin embargo, concluye el esfuerzo individual del camionero que tras un largo e incierto recorrido asegura la mercancía en los estantes del mercado y garantiza el consumo al ciudadano/a.

No es menos cierto que los transportistas de mercancías por carretera acceden a los muelles de carga y descarga ataviados con las EPIS: zapatos de seguridad, guantes y chaleco reflectante, confiesan algunos de los transportistas entrevistados. Si embargo, -ya lo expresa el dicho popular- en todos los hogares se cuecen habas y aunque los centros más representativos del territorio español se muestren como vírgenes en santuario, la realidad es muy distinta en cuanto que funcionan al margen de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales e imponen a los conductores el uso de artilugios reflectantes para mera visión expositiva.

Por el contrario, algunas de las grandes plataformas de alimentación obligan a los conductores de camiones pesados a entrar en los muelles equipados con las mencionadas prendas y después les exigen la carga y descarga de la mercancía que transportan o en contrario extraen lo más agrio de la posición dominante y rechazan la mercancía o la retrasan, a saber de cada momento... A tal fin, las grandes firmas conminan a la descarga y ordenamiento al propio transportista en instalaciones de los muelles de las plataformas mientras el personal interno vigila y controla los movimientos sin participar en las tareas, a lomos de carretillas elevadoras de última tecnología, añaden los entrevistados. Para ello, sin embargo, entregan máquinas paleteras de movilidad mecánica de inferior rango a los transportistas, para cuyo uso no reciben ningún tipo de instrucción ni adiestramiento de seguridad.

Algunas de las grandes cadenas alimentarias venden la burra de la generosidad a través de los medios de comunicación mientras imponen gravámenes a los camioneros transportistas. Camioneros al fin y al cabo que se mueven y exponen a la peligrosidad constante del asfalto y de la climatología cuando dedican semanas completas a la carretera en situación de distancia familiar. Además, con el único objetivo, a parte de la propia subsistencia, de asegurar la mercancía que a posteriori habría de consumir el ciudadano/a, confiesan transportistas consultados.

EL trabajo extraordinario (de peones cargadores) a que varias de las grandes cadenas alimentarias someten a los camioneros, sin embargo, extralimita la existencia o inexistencia de pactos previos y vulnera el art. 15/2009 de 11 de noviembre sobre el Contrato de Transporte Terrestre de Mercancías por Carretera. Del mismo modo contradice el art. 22.2 de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT): En los servicios de transporte de mercancías por carretera de carga completa las operaciones de carga de las mercancías a bordo de los vehículos, así como las de descarga de éstos, serán por cuenta, respectivamente, del cargador o remitente y del consignatario, salvo que expresamente se pacte otra cosa antes de la efectiva presentación del vehículo para su carga o descarga. Igual régimen será de aplicación respecto de la estiba y desestiba de las mercancías.

A consecuencia sobreviene, persiste, se bate y se cuece un caldo de cultivo en las carreteras que alimenta el peligro inminente del que el articulado de la Seguridad Vial intenta protegernos, por exceso de imposición y cansancio. Por el contrario, los conductores de vehículos pesados (articulados de 40 Tm) deberían, a ello les conmina la LOTT, de aprovechar los tiempos de carga y descarga para el descanso personal que a posteriori asegurarían la conducción y evitarían el riesgo que un exceso de trabajo y cansancio conllevarían para el tránsito de la propia seguridad vial.

Agustín Conchilla Márquez
Escritor y vicepresidente de coop. ttes


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 23 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031