El blog de Agustín Conchilla

Repudio económico y cultural del consistorio ilicitano a la obra de Miguel Hernández

17.07.11 | 16:48. Archivado en Artículos de opinión

Hoy no consideramos, a ciencia cierta, o desearíamos obviar, qué pensarán los auténticos seguidores hernandianos sobre la drástica decisión que ha lanzado el equipo de gobierno ilicitano, encabezado por su recientemente estrenado edil del PP: Mercedes Alonso.
Mercedes Alonso arrebata protagonismo cultural al consistorio ilicitano y elimina de un solo plumazo cualquier privilegio cultural que emergiera del silencio de la mordaza y del pasado; o renaciera entre los sectorialismos de la reciente historia y la contemporánea. Aunque con tan drástica decisión también se percibe que Mercedes Alonso pretende destacar en su política de austeridad para con el gasto del erario público, al menos en momentos tan delicados para la economía mundial, como es la que los pueblos y sus habitantes atravesamos en la actualidad. Así lo intenta justificar, al menos, evitando una sangría económica desorbitada en las arcas del consistorio. Aunque a saber si será, o no, por simplicidad de revancha económica y política, o por el excesivo arrope sectorial que las izquierdas salientes protagonizaran al conjunto del legado histórico-literario del poeta oriolano: Miguel Hernández Gilabert.
Un gasto, sin embargo, aprobado y contratado ya de antemano por el anterior equipo de gobierno, capitaneado por el socialista Alejandro Soler, en favor de la explotación consentida y cedida por los herederos legítimos en posesión de los derechos de autor. Y por la cantidad exuberante y nada despreciable de tres millones de euros que el alcalde saliente concediera a los familiares del mítico poeta: Lucía Izquierdo y su hija. Pese a ello, el legado literario no se entregaría en calidad de venta, sino de cesión transitoria, para promocionar la ciudad a través de la obra literaria hernandiana, en mera posesión de alquiler municipal, uso y disfrute temporal, no en propiedad indefinida del conjunto de la riqueza literaria que representa e identifica al poeta revolucionario. Un poeta singular que entre multitud de aciertos y fracasos, ya en 1937 materializara uno de sus grandes poemas: Aceituneros Altivos, en tierras andaluzas y sobre campos y olivares jienenses.
Aunque sobre todo, con la revocación del pago multimillonario a los herederos del poeta oriolano, no exentos de indemnización por quebrantamiento de contrato, en el partido entrante: PP, pudiera también percibirse una escena política diferente: de campanas históricas que suenan con más precisión en la parcialidad de lo radical que en lo cultural. En consecuencia, los últimos cambios políticos adentrados en distintas secciones ideológicas pudieran desmerecer la cultura literaria e intelectual, tal cual, por simplicidad e igualdad de calidades literarias. O será, quizás, por simpleza de olvido, renglón y punto aparte para alejarnos del recuerdo del pasado más turbulento e inmediato de nuestra era. El consistorio ilicitano anterior pretendía promocionar y sacar partido, en provecho turístico y cultural de la ciudad de Elche y de sus ciudadanos, promocionándose a través del conjunto de la obra hernandiana y con la imagen que remueve los recuerdos de la sociedad laboral que aún continúa atrayendo adeptos, seguidores. Aunque también a fingidores que se escudan en la simbología hernandiana para salir a la palestra, sacar pecho con un logotipo tan valioso como ajeno y lanzar sus productos al mercado editorial.

Agustín Conchilla


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 21 de febrero

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Febrero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728