Amistad Europea Universitaria

Azotar y azotes en El Quijote

Imagen: Los azotes de Sancho Panza por el desencanto de Dulcinea (1)

El tema de los "azotes de Sancho", subordinado al tema del "desencanto de Dulcinea", es muy importante en la composición de la trama temática del Quijote porque, a partir de la burla del mayordomo del Duque, don Quijote tendrá la nueva manía de pretender que Dulcinea va a ser desencantada cuando Sancho Panza se dé los azotes desencantadores prescritos.

• Con este mismo tema empieza Sancho la carta a Teresa de II.36.14: «Si buenos azotes me daban, bien caballero me iba; si buen gobierno me tengo, buenos azotes me cuesta». De manera semejante concluye su saludo a la aldea desde lo alto de una cuesta, cuando él y don Quijote la descubrieron de vuelta. La cual aldea, «vista de Sancho, se hincó de rodillas, y dijo: —Abre los ojos, deseada patria, y mira que vuelve a ti Sancho Panza tu hijo, si no muy rico, muy bien azotado.… Dineros llevo, porque si buenos azotes me daban, bien caballero me iba.», II.72 § 31-32. ® niños: "Niños de la doctrina" (1)

>> Sigue...


La verdad de la aldea en el Quijote

21.12.16 | 18:02. Archivado en Poética, Ética, Novela, Cervantes, El Quijote

La verdad de la aldea, donde don Quijote tiene nombre de Bueno, vence su locura por los libros de caballerías.

El propósito de los auténticos amigos de don Quijote, todos compatriotos suyos, es hacerle volver a su aldea para que allí se cure de su locura: «pareciéndoles que ya era tiempo de partirse, dieron orden para que, sin ponerse al trabajo de volver Dorotea y don Fernando con don Quijote a su aldea, con la invención de la libertad de la reina Micomicona, pudiesen el cura y el barbero llevársele, como deseaban, y procurar la cura de su locura en su tierra.», I.46.30.

Imagen: Entusiasmo de Sancho por su llegada con don Quijote a la aldea de ambos (1)

>> Sigue...


El Yo en el Quijote © 2016

02.12.16 | 11:55. Archivado en Antropología, Ética, Educación, Novela, Cervantes, El Quijote

En cierta manera el mito voluntarista de don Quijote, cuya máxima expresión es la frase “Yo sé quién soy”, inaugura la era de los anti-mitos.

>> Sigue...


Interarquetipos literarios en El Quijote.

19.11.16 | 20:09. Archivado en Novela, Cervantes, El Quijote

Texto ilustrado por Gustave Doré y pintado por Salvador Tusell: La condición y ejercicio del famoso hidalgo don Quijote de la Mancha.

"se enfrascó tanto en su letura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer se le secó el celebro, de manera que vino a perder el juicio."

El Q. I.1.4.

Légende de l'édition Française :

[Tome I. Première partie. Pl. en reg. p. 10 : Don Quichotte lisant et envahi par les personnages de ses livres de chevalerie.]

>> Sigue...


Avellaneda vs. Cervantes

Ilustración por Gustave Doré: Declaración ante escribano de don Alvaro Tarfe sobre la "Segunda parte de Don Quijote de la Mancha" compuesta por un tal Avellaneda (Tema de la autenticidad de El Quijote) ): «Entró acaso el alcalde del pueblo en el mesón, con un escribano, ante el cual alcalde pidió don Quijote, por una petición, de que a su derecho convenía de que don Álvaro Tarfe, aquel caballero que allí estaba presente [como personaje tránsfuga del plagio], declarase ante su merced cómo no conocía a don Quijote de la Mancha, que asimismo estaba allí presente, y que no era aquél que andaba impreso en una historia intitulada: Segunda parte de don Quijote de la Mancha, compuesta por un tal de Avellaneda, natural de Tordesillas.», II.72.27.

-oOo-

Si Avellaneda es un seudónimo es muy posible que su autor se inspirara de esta frase del Q.:

«¿qué podrá engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno», I.Pról.1.

Aún más: «Aquí pudiera ocurrir que tal vez el encontrarse el apellido Avellaneda en la ascendencia de Cervantes [la bisabuela de éste, doña Juana Avellaneda, conservó este apellido y no el de Arias de Saavedra, que era el de su padre] hubo de influir en la elección del que adoptó el continuador de Tordesillas en la segunda parte del QUIJOTE.», Clemencín, 1923.b.

Ahora bien, de las afirmaciones de Cervantes se deduce efectivamente que Alonso Fernández de Avellaneda es un seudónimo («no osa parecer a campo abierto y al cielo claro, encubriendo su nombre, fingiendo su patria, como si hubiera hecho alguna traición de lesa majestad», II.Pr.3) y que es aragonés («el lenguaje es aragonés», «el aragonés», «un aragonés, que él dice ser natural de Tordesillas», II.72.27). Es nuestra convicción y la de Martín de Riquer, Introd. a DQA, p. XXVIII.

>> Sigue...


Parodia y crítica de los agüeros en el Quijote

08.11.16 | 10:18. Archivado en España, Ética, Educación, Novela, Pintura, Cervantes, El Quijote

En el siglo XVI se produjo una eclosión de tratados reprobatorios y escépticos contra la magia negra y contra las supersticiones en general. En 1599 y 1600 se publicaron en Lovaina las "Disquisitionum magicarum" (De las disquisiciones mágicas), del jesuita Martín Antonio del Río (1551-1608), una de las obras más importantes sobre magia, brujería y demonología escritas en su época en Europa, que sería reeditada posteriormente en otras ciudades universitarias. Cfr. Enciclopedia Universal DVD ©Micronet S.A. 1995-2002.

Imagen: Sancho amigo, la noche se nos va entrando a más andar, y con más escuridad de la que habíamos menester.

Articulación diegética: Previsible entrada nocturna de don Quijote en El Toboso

Texto ilustrado por Gustave Doré e interpretado pictóricamente por Salvador Tusell:

"—Sancho amigo, la noche se nos va entrando a más andar, y con más escuridad de la que habíamos menester para alcanzar a ver con el día al Toboso, adonde tengo determinado de ir antes que en otra aventura me ponga, y allí tomaré la bendición y buena licencia de la sin par Dulcinea"

El Q. II.8.3.

>> Sigue...


Aventura del Retablo de Maese Pedro en El Quijote

03.11.16 | 19:45. Archivado en España, Ética, Novela, Cervantes, El Quijote

◊ Don Quijote no deja títere con cabeza, reprochando al titerero las mentiras de sus títeres ◊

Articulación diegética: Aventura del titerero o del Retablo de Maese Pedro

Texto ilustrado por Gustave Doré e interpretado pictóricamente por Salvador Tusell

" —No faltaron algunos ociosos ojos, que lo suelen ver todo, que no viesen la bajada y la subida de Melisendra, de quien dieron noticia al rey Marsilio, el cual mandó luego tocar al arma; y miren con qué priesa; que ya la ciudad se hunde con el son de las campanas, que en todas las torres de las mezquitas suenan.
—¡Eso no! —dijo a esta sazón don Quijote—. En esto de las campanas anda muy impropio maese Pedro, porque entre moros no se usan campanas, sino atabales, y un género de dulzainas que parecen nuestras chirimías, y esto de sonar campanas en Sansueña sin duda que es un gran disparate."

El Q. II.26.18-19.

Légende de l'édition française :

[Tome II. Seconde partie. Pl. en reg. p. 216 : Don Quichotte, Sancho Panza et les clients de l'hôtellerie regardant le spectacle de marionnettes de maître Pierre.] "J'ai grand' peur qu'on ne les rattrape et qu'on ne les ramène attachés à la queue de leur cheval".

>> Sigue...


La dolorosa conversión de Zoraida en El Quijote

Texto ilustrado por Gustave Doré:

Articulación diegética: Historia del Cautivo: Espanto, maldiciones, lamentos y perdón del padre de Zoraida.

" —¡Vuelve, amada hija, vuelve a tierra, que todo te lo perdono; entrega a esos hombres ese dinero, que ya es suyo, y vuelve a consolar a este triste padre tuyo, que en esta desierta arena dejará la vida, si tú le dejas!"

El Q. I.41.59.

Légende de l'édition française de cette illustration:

[Tome I. Première partie. Pl. en reg. p. 444 : Récit du captif. Agi-Morato, le père de Zoraïde, est débarqué sur le rivage.] Reviens, ma fille bien-aimée, disait-il; descends à terre, je te pardonne tout.

>> Sigue...


Hambre en El Quijote. Reedic.2016

17.10.16 | 17:40. Archivado en Novela, Alimentación, Cervantes, El Quijote

El hambre atraviesa el Quijote como necesidad por antonomasia, lo cual hace que en la fraseología esté obsesivamente asociada con la muerte.

Texto ilustrado por Gustave Doré:

Localización diegética en El Quijote: Se muestra cómo se portaba Sancho Panza en su gobierno.

"Cesó la música, sentóse Sancho a la cabecera de la mesa porque no había más de aquel asiento, y no otro servicio en toda ella. Púsose a su lado en pie un personaje, que después mostró ser médico, con una varilla de ballena en la mano. "

El Q. II.47.2.

Légende de l'édition française :

[Tome II. Seconde partie. Pl. en reg. p. 368 : Le médecin de "l'île" de Sancho Panza interdit à celui-ci toute nourriture.]

>> Sigue...


Barcelona en El Quijote

15.10.16 | 11:45. Archivado en Semántica, Pragmática, Poética, España, Novela, Cervantes, El Quijote

Texto ilustrado por Gustave Doré:

La entrada de don Quijote en Barcelona.

"Volvióse Roque; quedóse don Quijote esperando el día, así, a caballo, como estaba, y no tardó mucho cuando comenzó a descubrirse por los balcones del Oriente la faz de la blanca aurora, alegrando las yerbas y las flores, en lugar de alegrar el oído"

El Q. II.61.2.

Légende de l'édition française :

[Tome II. Seconde partie. Pl. en reg. chap. LXI : Don Quichotte et Sancho Panza sur la plage de Barcelone.] Don Quichotte attendit le jour à cheval.

Contexto del texto ilustrado:

Capítulo Sesenta y uno. De lo que le sucedió a don Quijote en la entrada de Barcelona, con otras que tienen más de lo verdadero que de lo discreto.

1. ... En fin, por caminos desusados, por atajos y sendas encubiertas, partieron Roque, don Quijote y Sancho con otros seis escuderos a Barcelona. Llegaron a su playa la víspera de San Juan en la noche, y abrazando Roque a don Quijote y a Sancho, a quien dio los diez escudos prometidos, que hasta entonces no se los había dado, los dejó, con mil ofrecimientos que de la una a la otra parte se hicieron.

2. Volvióse Roque; quedóse don Quijote esperando el día, así, a caballo, como estaba, y no tardó mucho cuando comenzó a descubrirse por los balcones del Oriente la faz de la blanca aurora, alegrando las yerbas y las flores, en lugar de alegrar el oído;

El Q. II.61.1-2.

>> Sigue...


España y los españoles en El Quijote

Imagen: Texto ilustrado por Gustave Doré:

Situación diegética: Encuentro de Sancho con su compatriota morisco Ricote, tras el fatigado fin y remate de su gobierno.

"Comenzaron a comer con grandísimo gusto y muy de espacio, saboreándose con cada bocado, que le tomaban con la punta del cuchillo, y muy poquito de cada cosa, y luego al punto, todos a una, levantaron los brazos y las botas en el aire; puestas las bocas en su boca, clavados los ojos en el cielo, no parecía sino que ponían en él la puntería"

El Q.II.54.16.

Légende de l'édition française :

[Tome II. Seconde partie. Fig. en bandeau du chap. LIV : Sancho Panza faisant ripaille avec six pélerins rencontrés en chemin.]

>> Sigue...


El ama de don Quijote

Es muy posible que a la muerte de una hermana de don Quijote, él, Alonso Quijano el Bueno, hubiera recogido en su casa a su sobrina huérfana y a la nodriza de ésta.

Su ama y su sobrina eran lo que más quería en el mundo el ingenioso hidalgo; razón por la cual la prueba más concluyente de que se volvió rematadamente loco era que:

«Diera él por dar una mano de coces al traidor de Galalón, al ama que tenía y aun a su sobrina de añadidura.

En efeto, rematado ya su juicio, vino a dar en el más estraño pensamiento que jamás dio loco en el mundo, y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumento de su honra como para el servicio de su república, hacerse caballero andante», I.1 § 4-5.

>> Sigue...


Sábado, 24 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930