Amistad Europea Universitaria

La sobrina de don Quijote (Reed. 2016)

16.09.16 | 18:40. Archivado en Las Américas, Ética, Educación, Novela, Cervantes, El Quijote, Mujer

Todos y cada uno de nosotros, cuando vemos desvariar a una persona que amamos, por ejemplo como víctima de la drogadicción, nos encontramos en la difícil obligación de imitar a la sobrina y al ama de la fábula cervantina, practicando con nuestro propio don Quijote el mismo tipo de síntesis entre antagonismo y solidaridad que practicaron ellas. (1)

sobrin-: sobrina: 60: [mi sobrina: 5; su sobrina [de don Quijote]: 13]; sobrinas: 3; sobrino: 8

sobrino (doc. 921, del lat. sobrinus 'hijo de la hermana', de soror 'hermana') m. y f. 'respecto de una persona, hijo de sus hermanos o primos': «SOBRINO. El hijo del hermano, nepos ex matre; sobrino, hijo de hermana, nepos ex sorore. Sobrina, hija de hermano, neptis ex fratre. Sobrina, hija de hermana, neptis ex sorore, quasi sororino.», Cov. 942.a.32.

|| sobrina [de don Quijote]: El narrador la mantiene en el anonimato hasta la hora de la muerte de don Quijote, en que éste, haciendo testamento, la llama dos veces Antonia en cláusulas condicionadas en su favor, mientras que Avellaneda la llama en su plagio Madalena y la hace morir desde el primer capítulo, siendo reemplazada por el ama.

Su función en el Quijote es indisociable de la del ama, con la cual forma una pareja comparable con la de don Quijote y Sancho, de la que si no son directamente las antagonistas, sí son los responsables familiares que envían en misión a quienes asuman este antagonismo, para oponerse eficazmente a las locuras de don Quijote y Sancho:

«Cuenta la historia que las voces que oyeron don Quijote, el cura y el barbero eran de la sobrina y ama, que las daban diciendo a Sancho Panza, que pugnaba por entrar a ver a don Quijote, y ellas le defendían la puerta:
—¿Qué quiere este mostrenco en esta casa? Idos a la vuestra, hermano, que vos sois, y no otro, el que destrae y sonsaca a mi señor, y le lleva por esos andurriales.», II.2 §1-2.

Entiéndase bien que se oponen a la pareja de caballero y escudero porque se oponen a las caballerías de don Quijote, que consideran una enfermedad, por favorecer la salud de su tío y amo Alonso Quijano el Bueno. Tenemos pues el caso de un antagonismo superficial, por delegación, combinado con un amor profundo, imposible sin solidaridad.

>> Sigue...


La pasión de Isabel Solá por su vida entregada

La pasión de una vida entregada

Isabel Solá, religiosa de Jesús-María, ha sido asesinada en Puerto Princípe (Haití). La noticia ha saltado a los medios, sacándola por un momento del anonimato de una vida apasionadamente entregada en gestos cercanos e implicaciones compasivas con quienes sufren. Os dejamos con la experiencia que ella misma compartía tras el terremoto que asoló Haití en 2011:

“Cuando volé hacia Haití hace tres años, recuerdo el desgarro que sentí por lo que dejé en África, el vértigo del salto que me tocaba dar hacia lo desconocido y a la vez recuerdo también *→ la libertad que me daba la decisión de dejarlo todo una vez más por ayudar a construir ese Reino que siempre creí que Dios tiene pensado para nosotros.

Lo que no me podía ni imaginar cuando volaba hacia Haití era todo lo que me esperaba en este pequeño y sufrido país. Y esas son las sorpresas y lecciones que Dios nos tiene preparadas.

>> Sigue...


Cardenio en El Quijote

Es evidente que Cervantes ha querido elaborar la figura de Cardenio como caso paralelo a la parodia que del caballero demente hace don Quijote en el c. I.25. En cierta manera, antes de presentarnos la locura voluntaria de don Quijote en Sierra Morena, se nos hace contemplar con cierta morosidad la locura de Cardenio, conocido en los parajes como el loco de Sierra Morena, locura que de toda evidencia don Quijote trata de explicarse.

El narrador nos procura el retrato de Cardenio según lo vió Don Quijote por la primera vez. Es de notar el carácter dinámico de la prosopografía, en particular de la primera secuencia, que sirve perfectamente la intención de la etopeya, que es presentar a un loco en libertad cual un ser humano fugaz e inaccesible, incluso para otro loco como don Quijote, que lo observa con vivo interés:

Ilustración por Gustave Doré de la visión de don Quijote:

«Yendo, pues, con este pensamiento, vió que por cima de una montañuela que delante de los ojos se le ofrecía iba saltando un hombre de risco en risco y de mata en mata, con extraña ligereza...», I.23.39.

>> Sigue...


Dorotea en El Quijote

Nótese cómo el narrador ha centrado la fuerza de su prosopografía en la captación cinematográfica de los cabellos al aire y de las manos en los cabellos:

«sacudiendo la cabeza a una y a otra parte, se comenzaron a descoger y desparcir unos cabellos, que pudieran los del sol tenerles envidia… Los luengos y rubios cabellos no sólo le cubrieron las espaldas, mas toda en torno la escondieron debajo de ellos, que si no eran los pies, ninguna otra cosa de su cuerpo se parecía: tales y tantos eran.», El Q.I.28.5-6

-oOo-

Dorotea es el prototipo de la mujer fuerte de El Quijote, por su hermosura, su inteligencia y su autoridad moral.

Dorotea, representada aquí por Aitana Sánchez Gijón (1), es por antonomasia la mujer hermosa e inteligente del Quijote, cuyos rubios cabellos, dotándola de luz y de movimiento, feminizan hasta tal punto su prosopografía, que hacen de ella la mejor encarnación de su etopeya. ® rubios cabellos.

• A Dorotea se la llama repetidamente hermosa y discreta. Ella y Zoraida son las dos únicas mujeres que reciben en El Quijote el calificativo de bellísimas: «bellísima Dorotea», I.28.15 y «bellísima Zoraida», I.41.33.

-oOo-

Dorotea: 113: [bellísima Dorotea: 1; desdichada Dorotea: 1; discreta Dorotea: 3; hermosa Dorotea: 5]

Dorotea (doc. s. XV, del gr. Dorothéa fem. de Doró-theos 'regalo de Dios'; Theodóra fem. de Theo-dóros 'divino regalo') f. 'don de Dios': «Dorotea vale dei donum.», Cov. 484.b.41; por antonomasia: Santa Dorotea de Cesaria, víctima de la persecución de Diocleciano. De la misma persecución fue víctima Santa Eulalia (de Mérida o de Sarriá) ® Olalla; el antropónimo femenino Dorotea alterna con su sinónimo ® Teodora • ® aldeanos vs. villanos vs. hidalgos. ® «Historia de Dorotea»

>> Sigue...


La Mujer en El Quijote

Dorotea es el prototipo de la mujer fuerte de El Quijote, por su hermosura, inteligencia y autoridad moral.

Dorotea, ilustrada aquí por Gustave Doré (1), es por antonomasia la mujer hermosa e inteligente del Quijote, cuyos rubios cabellos, dotándola de luz y de movimiento, feminizan hasta tal punto su prosopografía, que hacen de ella la mejor encarnación de su etopeya. ® rubios cabellos.

• A Dorotea se la llama repetidamente hermosa y discreta. Ella y Zoraida son las dos únicas mujeres que reciben en el Q. el calificativo de bellísimas: «bellísima Dorotea», I.28.15 y «bellísima Zoraida», I.41.33.

|| bellísima Dorotea: ¿Qué hombre sensible a los encantos femeninos y sensato ante los derechos de la mujer, no ha sentido al leer el Quijote el poder de seducción de esta mujer andaluza, que aún más que bella, siendo bellísima, es fuerte con la fortaleza del símbolo perfectamente encarnado? (® vasallo: Tu vasalla soy, pero no tu esclava)

• Dorotea atraviesa la primera parte de la historia de don Quijote como la mujer abandonada por don Fernando, que tiene el firme propósito de reencontrarlo, para hacer triunfar su derecho de esposa, recuperándolo como suyo, tras haber sido hecha suya por engaño.

>> Sigue...


Con las mártires del amor conyugal

Cuando la desesperación es más fuerte que el miedo, la mujer se queda tan sola, que puede perder el control hasta el punto de vengarse.

La sociedad tiene la obligación de evitar eficazmente por todos los medios, tanto legales como policiales y asistenciales, que la mujer se vea abocada a querer vengarse, por haber perdido confianza en la acción eficaz de la Justicia.

-oOo-

Agradezco y comparto este cartel y el texto que lo acompaña de nuestra querida amiga la pintora María Jesús Cascallana Martínez.

Admiro el cartel, compartiendo la campaña que apoya, tanto por su mensaje fundamental como por el arte iconográfico con que lo expresa formalmente.

◊ "Los hombres que maltratan a las mujeres amparándose en el amor que ellas les profesan" deben ser denunciados y sometidos a la acción de la justicia. ◊

-oOo-

Presentación del cartel por María Jesús Cascallana Martínez

>> Sigue...


LA FEMME (Regard de vieux) ° José-María de Llanos SJ, 1981, inédit.

Quelques jours avant la parution de "Azul y Rojo", biographie de José-María de Llanos, jésuite qui milita comme prêtre engagé dans les deux Espagnes, la bleue et la rouge, et opta pour le quartier le plus pauvre de Madrid, depuis le 24 décembre 1955, notre Ami Pedro-Miguel Lamet, Auteur de ce lumineux récit, nous offre cet article de José-María de Llanos SJ, destiné à son entourage le plus proche et resté inédit pour le grand public jusqu'à maintenant.

-oOo-

LA FEMME (Regard de vieux) ° José-María de Llanos SJ, 1981, inédit.

Et, vieux, il ne "la connut" pas, comme dit le Livre, bien sûr il l’a aimée, mais hier et de loin, alors il y a une perspective, mais à peine plus. C'est-à-dire, probablement il devine juste, parce que les hommes qui exercent ou ont exercé mettent tellement d'obscurité dans leur passion…

La Femme comme centre de l'humanité, comme sa progénitrice et son fondement, defenseure et "futuritrice" de ce que nous appelons société humaine ? Je dois l'expliquer parce que, comme je le dis, cela peut paraître exagéré. Et non, la marque de son centrisme et "socialitisme" est à comparer à celle de l'homme. En résumé, si lui a inventé ce qui lui plaît vraiment, toute guerre et ses différentes formes (depuis Abel et Caïn jusqu'à aujourd'hui), elle a avancé dans l'accouchement non seulement d'enfants, mais de société, de collectivité humaine où on se comprend et travaille ensemble. La femme est ce qui est social, l'homme ce qui est belliqueux.

>> Sigue...


A todas vosotras, nuestras Madres, en vuestro día.

Queridas Madres: A vosotras os debe la humanidad tanto su pasado como su presente y su futuro. Ninguno de nosotros, los seres humanos del planeta Tierra, hemos podido ni existir ni subsistir sin vosotras. Para todos nosotros, vosotras habéis sido nuestro seguro de vida, cuando la vida era para nosotros un peligro continuo de muerte.
.
Me asocio a todos vuestros hijos agradecidos, que son todos los humanos del planeta Tierra con entrañas filiales, para agradeceros tanto vuestra concepción y gestación como nuestra larga vida intrauterina, no siempre sin molestias para vosotras.
.
También os agradecemos vuestro parto, raramente sin dolor para vosotras, y nuestro feliz nacimiento, seguido de vuestro entrañable amamantamiento a favor de nuestra lactancia materna y de vuestra más que paciente educación de estos hijos vuestros de más en más rebeldes e independientes.
.
También os agradecemos todo lo que hicisteis por nuestra salud y por nuestra felicidad todo el tiempo que dependimos de vosotras tanto para vivir como para sobrevivir.
.
Queridas Madres: en mi nombre propio y en el nombre de todos vuestros hijos os abrazo y os beso con agradecimiento filial.

>> Sigue...


Doy la cara contra la violencia hacia la mujer

Querida María-Blanca: Comparto tu testimonio y el filme que lo acompaña, añadiendo como título mío: "Doy la cara contra la violencia hacia la mujer".

Un abrazo cariñoso y solidario, intentando compensar el enorme dolor que un hombre de mala fe te ha producido y animándote a que declares ante la justicia por la agresión de que has sido objeto.

Testimonio de María Blanca-Nieves Covalles Calera:

>> Sigue...


Soy una mamá humana: por eso doy leche humana a mis hijos

La mamá que ama a su bebé, lo amamanta siempre que puede hacerlo. Esta facultad es para ella una obligación, un placer y un derecho que la sociedad tiene el deber de respetar escrupulosamente.

Ella sabe como nadie que la mejor manera de alimentarlo y amarlo es amamantarlo.

También sabe que para el bebé el mamar es la mejor manera de amar y sentirse amado, porque lo es siendo alimentado. Como un náufrago recuperado de la muerte segura que le acecha en todo momento, se abraza a los pechos de su madre con cuya leche y ternura se alimenta amando y sintiéndose amado.

Si para la madre amamantar es amar, para el bebé mamar es ser y sentirse amado.

La madre que pudiendo hacerlo no se decide a dar de mamar a su bebé, renuncia a descubrise a sí misma, privándose de la manera más concreta e incomprensible de la apasionante obligación materna de amamantar. Esta obligación es tan exigente como placentera y calificadora, al ser distintiva de la mujer como "mamá":

-oOo-

María del Mar Gallardo me dijo el 17 Enero 2009, 20:03:

Mi querido Salvador: Te confieso que en el momento tan apurado que vivimos, con la enorme presión de las crisis de todo tipo, tu serie de artículos sobre el amamantamiento me sienta como un licor milagroso, que despierta en mí los sentimientos más profundos de amor por la vida.

No es un secreto para ti, que conoces tan bien los recovecos del alma y del cuerpo femeninos, que el deseo de engendrar y de amamantar es de los más fuertes que hay en lo más profundo de nuestro ser. Personalmente puedo testimoniar de que ese deseo no solamente lo experimento, sino que estoy dispuesta a hacer los mayores sacrificios para saisfacerlo.

Tengo la impresión de que si yo no amamantara, teniendo un bebé, me daría vergüenza de que mis pechos llamaran la atención sólo por otras razones, que evidentemente también comprendo. Pienso, por ejemplo, que si yo le gusto a un hombre porque mi pechos son bonitos y provocan su amor, me disgustaría que no acceptara que esos mismos pechos serían todavía más bonitos si él los viera como los de la futura madre de sus hijos, dipuesta a amamantarlos.

Como ves mi secreto es "un secreto a voces". Un beso por haberme dado la ocasión de expresarlo.

17 Enero 2009, 20:03

-oOo-

Soy una mamá humana: por eso doy leche humana a mis hijos
por Ileana Medina Hernández, Madre, periodista y bloguera

Primero fue Amparo Rubiales, luego Edurne Uriarte, hace unos días Celia Amorós. Hoy, el suplemento dominical del periódico El Mundo se atreve a dedicarle su portada al tema de la lactancia materna, comparando a las mujeres que amamantamos con vacas. El artículo lo firma Carmen Machado, y es evidente que no es nada objetiva, sino que pretende desprestigiar la lactancia materna.

Una portada vergonzosa, que quedará para siempre guardada en los archivos de la historia de la ESTUPIDEZ HUMANA, como constancia del desvarío al que puede llegar esta sociedad deshumanizada. Algún día -no muy lejano- se avergonzarán de ella.

En realidad, no sé si reírme o llorar. No me ofende en absoluto. "Ladran, Sancho, luego cabalgamos". Están quizás asustados, porque cada niño que mama es un niño que deja de consumir leche de bote y todos los aparatejos que conlleva, y un ser humano que será feliz y saciado en el futuro, y por tanto, más libre y difícil de manipular.

Hasta me alegra que al fin salga el debate a la prensa generalista. Pero este artículo de El Mundo podría incluso incurrir en un delito de atentado contra la salud pública.

Esta es la carta que he enviado al Director de ese periódico (obligada a 20 líneas):

Señor director:

Soy una mamá humana: por eso doy leche humana a mis hijos. Vaca será quien le da leche de vaca a los suyos. Las crías humanas merecen ser alimentadas con leche humana, no con leche para terneros.

Y ello no está reñido con trabajar: la misma Liga de La Leche ha publicado un libro muy importante sobre amamantar y trabajar: Las hijas de Hirkani. Somos multitud las mujeres que trabajamos y amamantamos, a pesar de todos los obstáculos que la sociedad patriarcal nos pone para ello.

Y si a las mujeres nos discriminan de nuestros empleos por amamantar, lo que hay que cambiar es al DISCRIMINADOR, no a las mujeres ni a la maternidad ni a la crianza. Es el sistema productivo-laboral el que tiene que cambiar para adaptarse a la maternidad, a la paternidad y a la crianza, y no al revés.

La lactancia no exime al hombre de la crianza, porque el padre puede ocuparse de todo lo demás: bañar, acariciar, jugar, masajear, vestir, comprar, apoyar, hacer las tareas domésticas... De lo que se trata es de que todos reforcemos el amor y el contacto con nuestros hijos. Ellos lo merecen, el futuro lo necesita.

El artículo publicado por su suplemento dominical es vergonzoso, discriminatorio, ofensivo y machista. Y quedará para siempre en los archivos de la historia de la estupidez humana.

La leche materna no sólo es mejor para los bebés, también es lo mejor para el planeta. El embarazo, el parto y la lactancia son parte de la sexualidad femenina, y como tal, las mujeres tenemos derecho a disfrutarlos, y a no ser discriminadas por ello.

Los argumentos en contra de la lactancia que se citan en el artículo son ridículos y muy mal fundamentados. Por ejemplo, el equipo más importante de España en investigación en materia de lactancia, ha dicho recientemente que el 90% de los medicamentos es compatible con la lactancia. Y si lactar puede ocasionar mastitis, no lactar aumenta las posibilidades de padecer cáncer de mama. No hay por donde cogerlo.

Saludos,

Ileana Medina Hernández
Madre, periodista y bloguera

Más artículos míos sobre lactancia, maternidad y feminismo:

La lactancia como aliada de las madres trabajadoras

Feminismo, maternidad y política: ¡cambiemos el mundo!

¿Qué es el instinto maternal?


Contra la explotación sexual

Hace tres días, el 23 de Septiembre, fue el Día Internacional Contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas. Fue el momento indicado para leer y comentar, en el portal Atrio, el artículo que el teólogo José Ignacio González Faus había publicado unos días antes en La Vanguardia.

En este artículo se nos recuerda que más del 90% de las mujeres que ejercen la prostitución en España, lo hacen a la fuerza. La mitad de esta multitud de "infelices forzadas" son auténticas esclavas, traídas desde sus países con engaños, literalmente secuestradas, sin documentación y obligadas, además, a pagar una supuesta deuda contraída por el pasaje a España. Otras acabaron prostituidas por culpa del paro, o por la necesidad de enviar dinero a la familia en Nigeria, Colombia u otros países pobres.

La jornada “laboral” de estas " infelices forzadas del sexo" es extenuante, además de estar expuestas a contraer el SIDA por puro capricho o comodidad del que paga y a mil humillaciones de clientes que, en el fondo, las tratan odiosamente porque se odian a sí mismos.

El Autor hace una petición casi desesperada, para que todos los diarios dejen de publicar anuncios de prostitución, camuflados bajo eufemismos de encuentros, contactos y demás.

El artículo acaba con una cita del Evangelio según San Mateo, ante la que José Ignacio González Faus se queda sin palabra:

Al despedirnos comentamos que hubo un “líder religioso” al que ambos intentamos seguir, que merecería el mayor aplauso y la mayor admiración aunque fuera sólo por haber dicho simplemente: “las prostitutas irán al Reino de los cielos delante de todos vosotros” (Mt 21,31).

-oOo-

Contra la explotación sexual
José Ignacio González Faus,
23-Septiembre-2010

Llevo diez años colaborando en este diario. Pensé varias veces en un artículo como el de hoy; pero temía que no lo publicaran o me agradecieran los servicios prestados. Y he aquí que ahora comienza el tema a romper el cascarón de silencio en el que estaba encerrado…

El próximo 23 de septiembre se celebra el día contra la trata de seres humanos. Con este motivo me dirijo hoy a toda la prensa escrita que, a la hora de escribir sus editoriales, nunca deja de proclamar altos criterios éticos (aunque suele tolerar las críticas aún menos que la santa madre iglesia). Quisiera hacer una petición casi desesperada, para que todos los diarios dejen de publicar anuncios de prostitución, camuflados bajo eufemismos de encuentros, contactos y demás.

La trata de mujeres constituye una de las esclavitudes más ominosas de nuestro tiempo. La prostituta de hoy ya no es la Manon Lescaut del s. XVIII; ni siquiera la Sonia de Dostoyevski del XIX. Según testimonio de Iñaki Gabilondo, en un telediario de la 4, más del 90% de las mujeres que ejercen la prostitución en nuestro país, lo hacen a la fuerza. La mitad son auténticas esclavas, traídas desde fuera con engaños, secuestradas, sin documentación y obligadas, además, a pagar una supuesta deuda contraída por el pasaje a España. Otras acabaron así por culpa del paro, o por la necesidad de enviar dinero a la familia en Nigeria o Colombia. Su jornada “laboral” es extenuante, expuesta a mil humillaciones de clientes que, en el fondo, se odian a sí mismos, y a contraer el SIDA por puro capricho o comodidad del que paga. Debajo del dibujo que insinúa unos pechos o una sonrisa laten verdaderos torrentes de lágrimas; y más al fondo se mueven unas mafias tan crueles y poderosas como las del narcotráfico. Podemos defender la libertad sexual, pero contribuir a una esclavitud sexual en nombre de la libertad sexual es pura hipocresía. Y publicar anuncios que dicen: “quince jóvenes deliciosas, precios anticrisis” degrada la dignidad de la mujer y de quien publique ese anuncio.

Sin embargo, tanto el mundo de la progresía como el de la moralidad antigua tienden un pudoroso velo sobre este drama. Hacemos campañas extemporáneas contra un burka absurdo pero muy minoritario, y no movemos un dedo para evitar que tengan que quitarse la ropa infinidad de pobres criaturas que no son propiedad de un marido machista y celoso sino de una mafia tiránica y avarienta. Damos horrorizados cifras de violencia de género, pero callamos sobre esta otra violencia igualmente sexista. Dedicamos páginas y páginas al mundial de fútbol: si le duele tal o cual músculo a alguno de nuestros ídolos a punto para el próximo partido; pero ni una palabra sobre el transporte obligado de mujeres a Sudáfrica para relajar a jugadores millonarios e hinchas locos, extenuados por el esfuerzo. Por suerte, la ministra de igualdad parece que está ¡por fin! ocupándose del tema; con mucho retraso pero más vale tarde que nunca. Y hablo de retraso porque éste es un problema mucho más urgente que el aborto (que a ella le parecía “ya superado”); y más urgente que dedicar, en plena crisis económica, varios miles de euros a un estudio sobre la estimulación sexual femenina (¿o es que lo hizo pensando entretener a las mujeres que habrán de gastar menos durante la crisis?)…

Quede claro que no estoy hablando en general de legalizar o no la prostitución. Ese es otro tema más amplio. Ahora se trata sólo de una parte de él que es un auténtico terrorismo interesadamente oculto. No sé calcular cuántas pérdidas supondría para los diarios renunciar a estos anuncios: me dicen que más de las que sospecho. Pues estoy dispuesto a renunciar a la modesta contribución que percibo por mis artículos, si ello puede aliviarles algo… También sé que suprimir esos anuncios no solucionaría el problema de la trata de mujeres, pero creo que aumentaría nuestra dignidad. Y si no, me atrevo a preguntar a cualquier director o accionista de un periódico qué haría si uno de esos anuncios fuese de su propia hija.

Hace poco me vi con una muchacha admirable de un instituto secular que se dedica, entre otras cosas, a ayudar a estas mujeres. Me contó que había venido hasta muy cerca del lugar donde estábamos citados, acompañada por una chica de su barrio que iba a hacer la calle. “Tú vas a ver a un amigo y yo voy a hacer de puta”, le dijo al separarse. Y al contármelo se le asomaba una lágrima a los ojos, a pesar de tanto y tanto como lleva visto. Al despedirnos comentamos que hubo un “líder religioso” al que ambos intentamos seguir, que merecería el mayor aplauso y la mayor admiración aunque fuera sólo por haber dicho simplemente: “las prostitutas irán al Reino de los cielos delante de todos vosotros” (Mt 21,31).

Y termino con esa frase: porque añadir algo sería estropearla.

Fuente: Atrio

-oOo-

José Ignacio González Faus

(Valencia, 1935) Teólogo español. Jesuita (1950) y sacerdote (1963); desde 1968 es profesor en la facultad de teología de Barcelona. Conocedor de Latinoamérica, defiende la aspiración popular a la libertad y a la justicia. Entre sus obras, cabe mencionar La humanidad nueva. Ensayo de cristología (1974); Acceso a Jesús (1979); Clamor del Reino (1982); El proyecto hermano (1989); AL TERCER DIA RESUCITO DE ENTRE LOS MUERTOS (2003); COMPRENDER A KAROL WOJTYLA (2005); EL ROSTRO HUMANO DE DIOS: DE LA REVOLUCION DE JESUS A LA DIVINIDAD DE JESUS (2007); ETTY HILLESUM: UNA VIDA QUE INTERPELA (2008)

.


Beso nupcial de Victoria de Suecia con corona

22.06.10 | 23:58. Archivado en Europa, Sociogenética, Antropología conyugal, Geopolítica

La princesa heredera Victoria de Suecia, ciñendo la corona de una de sus antepasadas más ilustres, aunque desgraciada en amor por razones dinásticas, la emperatriz Josefina de Francia, estrecha con fuerza y besa emocionada la mano de su esposo, Daniel Westling. Apenas había terminado la ceremonia de su boda, celebrada en la catedral de San Nicolás de Estocolmo, tras ocho años de fiel e interminable noviazgo, precisamente interminable por razones dinásticas.

Fuente de la foto: El País, Gestos, 19-06-2010.

Victoria de Suecia declaró llena de emoción desde el balcón del palacio real de Estocolmo:

“Soy increíblemente feliz. Quiero dar las gracias al pueblo sueco por haberme dado a mi príncipe”.

Una vez llegados al balcón del palacio real, tras su recorrido en carroza por Estocolmo, la princesa Victoria y su marido, convertido ya en príncipe Daniel, saludaron a los centenares de suecos que se concentraron en los alrededores del palacio para felicitarles por su boda.

Victoria tomó la palabra, para expresar su alegría y agradecerles las felicitaciones por su matrimonio, riendo satisfecha al referirse con énfasis por la tan esperada primera vez a Daniel como su "esposo". Lo hizo jugando con los pronombres personales y posesivos como se juega con el agua compartiendo el placer de refrescarse juntos bajo un surtidor común:

"Queridos, queridos amigos: en primer lugar, quiero dar las gracias al pueblo sueco por haberme dado a mi Príncipe... Nosotros, mi esposo y yo... estoy increíblemente feliz y muy agradecida de que muchos queráis estar aquí y celebrar con nosotros. Es una enorme experiencia. Este día es, hasta ahora, el más importante en nuestras vidas, y contar con vuestro apoyo significa más para nosotros de lo que podáis imaginar. Es algo increíble. Hoy es un día que llevaremos en nuestros corazones por el resto de nuestras vidas. Gracias"

El simbolismo de la corona

La princesa ceñía, durante su boda y durante el recorrido del cortejo nupcial por Estocolmo, la corona de su antepasada la emperatriz Josefina, regalo de su marido el emperador Napoleón Bonaparte. No es una simple diadema, sino una robusta corona que ciñe bien la cabeza, porque Napoleón quiso que su mujer compartiera con él la gloria del coronamiento papal. Ella, por su parte, obtuvo que la presencia del Papa en París sirviera para formalizar ante la Iglesia su vida de pareja con el emperador.

¿Forma parte Victoria de esta saga imperial francesa, que tanto ha condicionado la historia europea?

En efecto, Victoria es varias veces heredera de estos ancestros imperiales franceses, entre los cuales destacan la primera pareja real de su dinastía, Juan Bautista con su esposa Désirée, y la abuela materna de Óscar, el rey de la segunda pareja, que era precisamente la emperatriz Josefina.

El patronímico de la actual familia real de Suecia es Bernadotte, por su primer ancestro francés, Juan Bautista Bernadotte, cuyo nombre dinástico como soberano de Suecia es Carlos XIV. Este primer rey francés de la nueva dinastía sueca fue adoptado por el rey Carlos XIII de Suecia, tras haber sido elegido por el Riksdag sueco. La nueva dinastía desciende también, desde su segunda generación, de la primera esposa de Napoleón, la emperatriz Josefina de Beauharnais, por su hijo Eugenio de Beauharnais, hijo adoptivo de Napoleón, que siempre lo trató como tal, y padre de la princesa Josefina de Beauharnais-Leuchtenberg. Esta princesa, nieta de la emperatriz Josefina, vínculo familiar que recuerdan su nombre y su primer apellido, se casó con Óscar Bernadotte, hijo y heredero de Juan Bautista Bernadotte con el nombre dinástico de Óscar I.

La sorprendente elección por el Riksdag sueco de este general de división, mariscal del imperio francés y príncipe de Pontecorvo, casado con Désirée Clary, la primera novia de Napoleón, gran amigo del por entonces emperador y cuñado de su hermano mayor, José Bonaparte, parece que se debió a que un sector influyente del ejército sueco, previendo futuras tensiones con Rusia, quería que el sucesor de la dinastía sueca, por entonces sin heredero ni crédito dinástico, fuera un soldado de conocido prestigio como lo era Bernadotte. Otro motivo que invocan los historiadores, para explicar esta adopción, es que Bernadotte era muy popular en Suecia, debido a la caballerosidad con la que había tratado a los prisioneros suecos durante la última guerra con Dinamarca.

El 21 de agosto de 1810, Juan Bernadotte fue elegido Príncipe de la Corona por el Riksdag. El 02 de noviembre del mismo año hizo su entrada solemne en Estocolmo, y el 05 de noviembre fue adoptado por el Rey Carlos XIII bajo el nombre de “Carlos Juan”.

A pesar de las reticencias de la corte y dinastía reinante de Holstein-Gottorp, cuyo penúltimo rey Gustavo IV Adolf había sido destronado y reemplazado por su tío Carlos XIII, el nuevo Príncipe francés fue pronto muy popular, convirtiéndose en el hombre más poderoso de Suecia, no precisamente por su empleo de la fuerza militar -que también cuando fue necesario, incluso contra Napoleón-, sino por su enérgico apoyo a una política de paz: desarrolla la instrucción pública, la agricultura, la industria y el comercio. Su política de « reformas conservadoras » le permite el ponerse al servicio de sus súbditos. En el mismo sentido, durante su reinado se abre, en 1832, el Canal Göta que comunica el Océano con el mar Báltico. Su divisa como rey sería: « L'amour de mon peuple est ma récompense », una divisa que parece haber inspirado a Victoria su agradecimiento al pueblo sueco por haberle dado el príncipe de su elección.

No es de extrañar que la nueva dinastía sueca, de origen francés, se haya distinguido desde entonces por su decidido apoyo a la paz mundial, uno de cuyos símbolos más conocidos y apreciados actualmente es el Premio Nobel de la Paz, que los reyes de esta dinastía Bernadotte entregan cada año solemnemente en Estocolmo a los laureados por su Real Academia Sueca.


Jueves, 24 de mayo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031