Amistad Europea Universitaria

Miguel de Cervantes y su tiempo: Crónica hispano-flamenca (1547-1617): quinquenio 02/14

Imagen ◊ María Tudor, reina de Inglaterra, segunda mujer de Felipe II = Marie Tudor, reine d'Angleterre, deuxième épouse de Philippe II = Mary Tudor, Queen of England, second wife of Philip II ◊

→ Antes de casarse con Felipe II, María Tudor había estado prometida con Carlos V, quien tuvo este retrato durante su retiro en el Monasterio de Yuste. ← (1)

-oOo-

Periodos historiográficos de esta "Crónica hispano-flamenca cervantina (1547-1617)", publicada aquí por quinquenios.

I. 1547 - 1563
II. 1564 - 1575
III. 1576 - 1585
IV. 1586 - 1598
V. 1599 - 1609
VI. 1610 - 1617

-oOo-

I. (1547 - 1563)

1552

Encarcelamiento y embargo de todos sus bienes, por deudas, del barbero-cirujano Rodrigo de Cervantes, padre de Miguel de Cervantes.

Lit. Núñez de Reinoso, Historia de los amores de Clareo y Florisea.

Vasco Díaz Tanco compone un libro en cuyo título resume la diversidad de tipos, fortunas y expectativas humanas de la época: Los seys aventureros de España, y cómo el uno va a las Indias, y el otro a Italia, y el otro a Flandes, y el otro está preso, y el otro anda entre pleitos, y el otro entra en religión. E cómo en España no hay más gentes destas seis personas sobredichas.

Pol. Derrota de Innsbruck. Carlos V revoca el Interim.

En abril llega a Trento la noticia de que el Duque Mauricio de Sajonia se ha apoderado de la ciudad de Augusta y de que el Emperador en Insbruk, donde está, corre gran peligro. Los padres conciliares se dispersan llenos de pavor, y el concilio es suspendido.

El Padre Francisco Javier, uno de los diez primeros compañeros de San Ignacio de Loyola, muere el dos de diciembre a las puertas de China.

1553

En enero, Rodrigo de Cervantes es puesto en libertad. En otoño, probablemente para huir del fracaso de Valladolid, los Cervantes se instalan en Córdoba, donde muy posiblemente han decidido vivir al amparo de la benevolencia del abuelo Juan. Es posible que el pequeño Miguel fuese allí alumno del colegio jesuítico de Santa Catalina.

El abuelo paterno de Miguel, Juan de Cervantes, era hijo de un mercader de paños del sur de Córdoba llamado Rodrigo, hijo a su vez de Pedro Díaz de Cervantes. Se graduó en leyes en la Universidad de Salamanca en la década de 1490 a 1500; llevó una vida de magistrado peripatético, que le llevó en 1523 a Cuenca como teniente corregidor, luego a Guadalajara, donde estuvo al servicio del duque del Infantado, don Diego Hurtado de Mendoza, desde 1527 hasta la muerte de éste en 1531, debiendo entonces abandonar Guadalajara y refugiarse en Alcalá de Henares. La razón de esta ruptura fue un conflicto con el nuevo duque, que por un tiempo le llevó a la cárcel de Valladolid, cuyo motivo fue su apoyo insistente a las exigencias de su hija María, que pretendía haber concebido una hija de sus relaciones con el hermano bastardo del joven duque, el clérigo don Martín de Mendoza, llamado el Gitano.

Acompañado únicamente por su hijo menor Andrés, que haría fortuna en Andalucía, y dejando el resto de su familia en Alcalá de Henares, Juan de Cervantes acabó su periplo en Córdoba y su provincia, donde trabajó entre 1541 y 1545 al servicio del duque de Sessa, que lo nombró alcalde mayor de Cabra, y posteriormente en la misma Córdoba como juez de las propiedades confiscadas por la Inquisición. Estaba casado con Leonor de Torreblanca, analfabeta, hija de un médico cordobés cuyo padre había sido recaudador de impuestos, y había tenido a su segundo hijo, Rodrigo, padre de nuestro autor, en 1509, cuando la familia residía ya en Alcalá de Henares.

Lit. Creación de la Universidad de Méjico.

Pol. María Tudor, que accede al trono inglés tras la muerte de Eduardo VI, negocia con el papa la vuelta de Inglaterra al catolicismo.

Carlos V vigoriza la Inquisición.

Ejecución de Miguel Servet en Ginebra el 28 de octubre.

1554

Nace Magdalena, hermana de Miguel, durante la estancia en prisión de su padre.

Lit. Publicación en Burgos, Alcalá de Henares y Amberes de las tres primeras ediciones de la obra picaresca "Lazarillo de Tormes". Aunque la obra aparece sin nombre de autor, cabe conjeturar que éste es un letrado anticlerical, si se tienen en cuenta las sátiras de temas eclesiásticos, sobre todo las referentes a la predicación seguida de venta de las bulas de indulgencias, a la avaricia de los clérigos y a su dureza de corazón.

Es muy posible que tras el anonimato se escondiera el propio secretario de letras latinas del emperador, Alfonso de Valdés, hermano del humanista Juan de Valdés, autor del Diálogo de la lengua. El anticlericalismo popular de esta novela, que inaugura un género, encuentra apoyo en el radical anticlericalismo de los letrados españoles y en su deseo sincero de poner la verdad, la bondad y el cristianismo del corazón por encima de las jerarquías de toda especie.

A través de los tres grandes episodios del ciego, del cura y del escudero, Lazarillo nos muestra, con la sátira de un puro observador irónico más bien que con espíritu de filósofo, el meollo de los valores, de los prototipos y de las tierras que atraviesa.

Pol. Apenas sube al trono de Inglaterra María Tudor, hija de Enrique VIII y de Catalina de Aragón, tía ésta de Carlos V, el embajador del Emperador en la corte de Inglaterra, Simón Renard, logra persuadirla de que se case con el príncipe Felipe, hijo del Emperador y regente de España. El 25 de julio, día del Apóstol Santiago, tiene lugar en Winchester este casamiento, a cuya negociación han participado el príncipe de Orange, favorito del emperador Carlos V, Hoogstraten y el conde de Egmont. Para que Don Felipe ostente el título de Rey en el momento de su casamiento, el Emperador le ha cedido el título de Rey de Nápoles.

La soberana suspende todas las leyes religiosas de Enrique VIII y de Eduardo VI. Reconciliación de Inglaterra con el papa.

Don Juan de Austria en Villagarcía.

El emperador Carlos V añade a su testamento una cláusula secreta, por la cual reconoce su paternidad de un hijo natural habido en Alemania, tras haber enviudado, de una mujer soltera:

"Demás de lo contenido en este mi testamento, digo y declaro que, por quanto estando yo en Alemania, después que enviudé, hube un hijo natural de una mujer soltera, el cual se llamaba Jerónimo… en qualquiera estado que tomare el dicho Jerónimo, encargo al dicho Príncipe mi hijo y al dicho mi nieto, y a qualquiera mi heredero, que, como dicho tengo, tubiere al tiempo que este mi testamento se abriese, que lo honre y mande honrar, y que le tenga el respeto que conviene, y que haga guardar, cumplir y executar lo que en esta cédula es contenido… se ha de guardar y de poner en efecto, como cláusula del dicho mi testamento. Hecha en Bruselas, a seys días del mes de Junio de 1554."

1555

Probablemente Miguel estudia en el colegio de Santa Catalina de los jesuitas en Córdoba, el primero de la nueva orden en Andalucía, dando así sus primeros pasos escolares y habituándose ya, con seis años, a los ambientes estudiantiles y picarescos que luego recrearía en su novelas. En El coloquio de los perros se hará referencia con gran entusiasmo a la calidad de la enseñanza de dicha orden.

Lit. Diego Ortúñez de Calahorra, El caballero del Febo.

Álvar Núñez Cabeza de Vaca, Naufragios.

Pol. El padre Francisco de Borja, de la Compañía de Jesús, asiste en su agonía a la Reina Juana la Loca, madre del Emperador Carlos V.

Paz de Augsburgo: El tratado de Augsburgo, que consagra el principio «cujus regio, ejus religio», pone formalmente fín a los conflictos creados en Alemania por la Reforma. Los príncipes y las ciudades libres adquieren el derecho de elegir su religión propia. A partir de ahora, sea quien sea el Emperador, tendrá que reconocer a los protestantes con la misma categoría oficial que a los católicos y tener trato frecuente y equitativo con ellos, si no quiere provocar el fin del Imperio. Estas decisiones son mal recibidas en Roma, donde se acusa al Emperador y a su hermano Fernando, que ha asumido en su nombre la presidencia de la dieta, de haberse ingerido en la resolución de cuestiones religiosas de la exclusiva competencia del Papa.

Muerte del papa Julio III, seguida de la de su sucesor Marcelo II, al cual sucede a su vez el cardenal Carafa bajo el nombre de Pablo IV.

El nuevo Papa es gran enemigo de los imperiales desde el saco de Roma, y considera a los españoles como «condenados, simiente de judíos y de moros». Furioso por la intriga seguida contra su elección por Don Felipe de España, concibe todo tipo de proyectos contra él, contra el Emperador, contra su familia austríaca y contra los españoles en general. Su deseo inmediato es echar de Italia a la chusma española y realizar una reforma radical y autoritaria de la Iglesia sin el Emperador español. Para ejecutar su propósito, crea Cardenal a su sobrino Carlo Carafa, un auténtico espadachín amoral y ambicioso, y lo instala en los apartamentos Borgia del Vaticano como su mano derecha. El Cardenal Obispo de Sigüenza, embajador español en Roma y testigo de la furia papal, escribe al Rey Don Felipe: «Cualquier razón, por fútil que sea, basta cuando no hay buena voluntad».

El 25 de octubre el Emperador Carlos V renuncia en Bruselas a la soberanía de Borgoña y de la Orden del Toisón de Oro. El soberano ha penetrado en la gran sala de Felipe el Bueno del palacio ducal de Bruselas, en la que tiene lugar la ceremonia, apoyando su mano derecha sobre el hombro del príncipe Guillermo de Orange, gesto simbólico que todo el mundo ha notado.

Tras la abdicación de Carlos y con el beneplácito de los Estados generales, tiene lugar la entronización del príncipe Felipe, su hijo, como nuevo duque de Borgoña. La asamblea, vivamente conmovida por las palabras y los gestos del soberano dimisionario, descubre con estupefacción que su nuevo soberano es incapaz de dirigirles la palabra ni en francés correcto ni en flamenco. En su lugar, toma la palabra en flamenco y en francés el obispo Antoine Perrenot de Granvelle, que pasa gran parte de su discurso a demostrar la lealtad de Don Felipe con respecto a su padre, para salir al paso de los que le acusan de haber provocado la abdicación. Sigue el renunciamiento de María de Hungría a su cargo de regente de los Países Bajos.

1556

Probablemente Miguel sigue estudiando con los jesuitas en Córdoba.

Después de la muerte del abuelo paterno, Juan de Cervantes, en marzo, la familia se queda sin la ayuda económica que el anciano les daba y se ve privada de la situación social derivada de sus relaciones con él. Prueba de ello es que la anciana doña Leonor, abuela de Miguel, se ve obligada a vender su único sirviente, “un esclavo de color castaño oscuro”, por setenta ducados, quedándose sólo con una sirvienta.

Lit. Melchor de Ortega, "Felixmarte de Hircania".

Fr. Luis de Granada, "Guía de pecadores".

Pol. Nueva abdicación de Carlos V y preparación del comienzo de su retiro en el monasterio de Yuste. El 16 de enero Carlos V renuncia en favor de su hijo Felipe II a sus títulos de soberano de Castilla y León y de las provincias de Ultramar, de soberano de la corona de Aragón, de soberano del reino de Sicilia y de vicario de los Estados de Italia. El nuevo soberano español «tiene la frente señoril, clara, espaciosa; los ojos grandes, despiertos, garzos, con mirar tan grave, que pone reverencia mirarlos» (Cabrera de Córdoba).

Se difiere la renuncia del título de Emperador en favor de Don Fernando de Austria, hermano de Don Carlos, a petición del propio interesado, porque el Papa Paulo IV ha dicho que no recibirá su obediencia, por ser hereje su hijo Maximiliano y el propio Fernando poco menos que hereje, pues tolera el escándalo en su propio hijo.

Felipe II es coronado como rey en Valladolid.

Muerte de Ignacio de Loyola, fundador de los jesuitas.

España entra en guerra contra el papa, y Francia aprovecha la oportunidad para aliarse con el pontífice en contra de España. Como la reina de Inglaterra es la esposa de Felipe II, este país se pone del lado de España.

Acompañado por sus hermanas, María de Hungría y Eleonor de Francia, el Emperador Carlos V embarca en los Países Bajos rumbo a España, donde tiene la intención de retirarse en el monasterio de los jerónimos de Yuste.

Las relaciones entre el Papa y el Rey Don Felipe van de mal en peor, especialmente desde que el Emperador parte para España. Se dice que el Papa ha incoado procedimiento de bula de destitución contra Don Felipe. También se dice que, por su lado, el Rey Don Felipe tiene ordenado que, si la bula de destitución llegare a España, el Nuncio sea expulsado inmediatamente y los asuntos eclesiásticos sean tratados sin hacer referencia a la Santa Sede.

El obispo fray Bartolomé de las Casas, Protector de los indios, se dirige al Rey para recordarle las veinte razones que hacen condenable la institución de la Encomienda y para anunciarle que los indios serán capaces de ofrecer cien mil ducados más sobre cualquier cifra propuesta por los encomenderos.

Fuente: Salvador García Bardón: Miguel de Cervantes y su tiempo
Crónica hispano-flamenca cervantina
Cronología razonada y circunstanciada

Diffusion Universitaire Ciaco, Louvain la Neuve, 1988, reedición 2016 en preparación.
_________________

(1) ◊ María Tudor, reina de Inglaterra, segunda mujer de Felipe II = Marie Tudor, reine d'Angleterre, deuxième épouse de Philippe II = Mary Tudor, Queen of England, second wife of Philip II ◊

→ Antes de casarse con Felipe II, María Tudor había estado prometida con Carlos V, quien tuvo este retrato durante su retiro en el Monasterio de Yuste. ←

Autor: Antonio Moro, hispanización del flamenco Anthonis Mor van Dashorst
Título: María Tudor, reina de Inglaterra, segunda mujer de Felipe II
Cronología: 1554
Estilo: Renacimiento
Técnica: Óleo
Soporte: Tabla
Medidas: 109 cm x 84 cm
Escuela: Flamenca
Tema: Retrato
Expuesto: Si
Procedencia: Colección Real (Real Alcázar, Madrid, bóvedas que caen a la priora-piezas pequeñas de las Bóvedas que salen a la Priora, 1686, s.n.; Real Alcázar, Madrid, piezas pequeñas de las bóvedas que salen a la Priora, 1700, nº 420; Palacio Real Nuevo, Madrid, primera sala de la Furriera, 1747, nº 69; Palacio Real Nuevo, antecámara de su majestad, 1772, nº 182; Palacio Real Nuevo, Madrid, pieza de comer, 1794, s.n.; Palacio Real, Madrid, pieza de comer, 1814-1818, s.n.).
Localización actual: Museo del Prado
Num. de catálogo: P02108
Detalle iconográfico: SaGaBardon

El Retrato de la reina María Tudor (1554) es uno de los más importantes retratos de Moro, de quien el Museo del Prado de Madrid guarda la más rica colección. Representa a la reina inglesa, que fue segunda esposa de Felipe II gracias a una boda concertada por razones políticas. El matrimonio duró sólo cuatro años, ya que ella falleció.

Hija de Enrique VIII y de Catalina de Aragón, María Tudor nació en 1516 y subió al trono de Inglaterra en 1553. En 1554 casó con Felipe II y murió en 1558.

Sentada sobre un rico sillón de terciopelo bordado, la Reina aparece vestida con traje gris rameado y sobretodo de terciopelo morado, rica indumentaria propia de su elevada condición, igual que las joyas que luce en el vestido, tocado, puños y cinturón. Del cuello cuelga un pinjante con una perla de lágrima. En la mano derecha sostiene una rosa encarnada propia de la familia Tudor y en la izquierda una pareja de guantes, símbolo asimismo de distinción.

El retrato reúne la minuciosidad descriptiva característica de la pintura flamenca y el majestuoso distanciamiento propio de la dignidad de la retratada, que Moro supo captar magistralmente y que servirá de modelo a futuros retratos cortesanos.

→ En esta obra los tonos son apagados, pero la perfección técnica en el dibujo y en la representación del rostro de la reina lo convierten en una verdadera obra maestra. De manera muy sutil, Moro consiguió embellecer y dignificar el aspecto poco atractivo de la reina, que en otras efigies aparece como pelirroja, de una palidez algo enfermiza y rasgos más enjutos y avejentados. ←

El retrato fue encargo de Carlos V al pintor, ya que la idea del casamiento de su hijo con ella fue idea del emperador. En el momento de su retirada a Yuste el emperador se llevó el cuadro consigo, señal del aprecio que le tenía. Consta que en 1600 ya estaba de vuelta en Madrid.

De este retrato existe una réplica o segundo ejemplar en el Isabella Stewart Gardner Museum de Boston; se atribuye a Moro con ayuda de taller.

Antes de casarse con Felipe II, María Tudor había estado prometida con Carlos V, quien tuvo este retrato durante su retiro en el Monasterio de Yuste. En 1600 ya se menciona en el Alcázar de Madrid.

Fuentes: Museo del Prado y Wikipedia

-oOo-

Fuente: Salvador García Bardón: Miguel de Cervantes y su tiempo
Crónica hispano-flamenca cervantina
Cronología razonada y circunstanciada

Diffusion Universitaire Ciaco, Louvain la Neuve, 1988, reedición 2016 en preparación.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 27 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031