Amistad Europea Universitaria

Gabo, amigo fiel de Fidel, 1/2

06.03.07 | 18:57. Archivado en Las Américas, Poética

Gabriel García Márquez, universal y cariñosamente conocido como Gabo (1), escribió su artículo "El Fidel Castro que yo conozco", para celebrar el ochenta aniversario de su amigo Fidel. Granma internacional lo publicó en La Habana el 4 de Agosto de 2006.

Si tiene la curiosidad de verificar en Internet, mediante el buscador Google, cuántas copias recogen hoy mismo este artículo de Gabo, obtendrá en 0,13 segundos 17.800 resultados. Esta realidad editorial masiva es ya un argumento suficiente para probarle el interés que se siente en todo el mundo por la fiel amistad de Gabo por Fidel.

Me ha parecido que una hermosa manera de celebrar el ochenta aniversario del propio Gabo, era el descubrir en el seno de su elogio al "Fidel Castro que él conoce", la crónica de un futuro anunciado para Cuba, cuidadosamente incrustada en el texto como un diamante, cuya luz, con ser diminuta, no deja de ser pura y brillante. Se la presento aquí como prueba de que la amistad de Gabo por Fidel no ha nacido ni vivido a costa del pueblo cubano, sino en su favor. Afirmar lo contrario, como lo hacen torpemente algunos, es acusar a Gabo de haber traicionado su innegable vocación de abogado de todos y de cada uno de los inocentes de nuestro tiempo, ignorando que su escritura es la implacable crónica de la muerte anunciada de cada uno de estos inocentes, representado por el Justo por antonomasia, víctima de la cobardía de su propio pueblo.

"Su visión de América Latina en el porvenir, es la misma de Bolívar y Martí, una comunidad integral y autónoma, capaz de mover el destino del mundo."

"Jamás ha rehusado contestar ninguna pregunta, por provocadora que sea, ni ha perdido nunca la paciencia. Sobre los que le escamotean la verdad por no causarle más preocupaciones de las que tiene: El lo sabe. A un funcionario que lo hizo le dijo: Me ocultan verdades por no inquietarme, pero cuando por fin las descubra me moriré por la impresión de enfrentarme a tantas verdades que han dejado de decirme. Las más graves, sin embargo, son las verdades que se le ocultan para encubrir deficiencias, pues al lado de los enormes logros que sustentan la Revolución los logros políticos, científicos, deportivos, culturales, hay una incompetencia burocrática colosal que afecta a casi todos los órdenes de la vida diaria, y en especial a la felicidad doméstica."

"Cuando habla con la gente de la calle, la conversación recobra la expresividad y la franqueza cruda de los afectos reales. Lo llaman: Fidel. Lo rodean sin riesgos, lo tutean, le discuten, lo contradicen, le reclaman, con un canal de transmisión inmediata por donde circula la verdad a borbotones. Es entonces que se descubre al ser humano insólito, que el resplandor de su propia imagen no deja ver. Este es el Fidel Castro que creo conocer: Un hombre de costumbres austeras e ilusiones insaciables, con una educación formal a la antigua, de palabras cautelosas y modales tenues e incapaz de concebir ninguna idea que no sea descomunal."

"Sueña con que sus científicos encuentren la medicina final contra el cáncer y ha creado una política exterior de potencia mundial, en una isla 84 veces más pequeña que su enemigo principal. Tiene la convicción de que el logro mayor del ser humano es la buena formación de su conciencia y que los estímulos morales, más que los materiales, son capaces de cambiar el mundo y empujar la historia."

El Fidel Castro que yo conozco
POR GABRIEL GARCIA MARQUEZ

Gabriel García Márquez en la red

-oOo-

(1) Gabriel José de la Concordia García Márquez periodista, editor y escritor colombiano (*Aracataca (Magdalena), 1927, y no 1928 como se creyó durante mucho tiempo); conocido universalmente como Gabo. También ha incursionado en el cine, principalmente como guionista. Wikipedia.

Gabo es la forma hipocorística sincopada de Gabito, a su vez síncopa del diminutivo Gabrielito o de Gabrielito Joselito

"Los Años Extraviados es un testimonio más de la influencia apabullante que Gabriel García Márquez ha ejercido en tantas generaciones de escritores, incluida la llamada “Generación sin nombre”, a la que pertenecen algunos de los poetas colombianos nacidos en los años cuarenta, entre ellos José Luis Díaz-Granados. No obstante, en el libro, esa influencia no se muestra en el lenguaje ni el estilo, muy alejado del realismo mágico de Gabo, sino en la presencia permanente y cariñosa, tanto en la obra, como en la vida del autor, de Gabito García, un joven escritor y periodista, sobrino de la tía Dilia, recién llegado de Europa, casado con la bella Mercedes, quien acaba de publicar La Hojarasca, luego sigue con El Coronel no tiene quien le Escriba y se desaparece del entorno de Faustino para preparar Los Funerales de la Mamá Grande, Gabito García, ese primo al que José Luis tanto admira y quien influyó en él hasta el punto de que, cuando lo conoció, abandonó el bachillerato para dedicarse a la literatura. Y con éxito, pues la obra de Díaz-Granados no solo es buena sino que le ha merecido reconocimientos internacionales: fue finalista del Premio Rómulo Gallegos en 1986 con su novela Las puertas del infierno y en el 2004 ganó en Chile la medalla “Centenario Pablo Neruda.” Patricia Lara Salive, La bohemia bogotana de los años 60, eskpe.com.

-oOo-

Gabriel García Márquez en la red


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 29 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031