Amistad Europea Universitaria

Energía solar cubana

22.08.06 | 12:12. Archivado en Las Américas, Energías renovables

El caserío de montaña San Narciso se alumbra, estudia, trabaja y divierte exclusivamente con electricidad fotovoltaica. Cada vivienda tiene dos paneles solares, baterías, luminarias, televisor y radiograbadora. (foto: Fabio Fajardo)

El marco geográfico de acción de este proyecto es el asentamiento rural San Narciso, caserío rural de las Montañas de Trinidad, el cual se ubica en el camino que se comunica con el terraplén Las Moscas-Cumanayagua, al Este de Loma Helechal, y a 16 km al Sur Suroeste de su cabecera municipal. Esta comunidad pertenece al Consejo Popular Las Moscas, municipio Cumanayagua, provincia de Cienfuegos.

La intervención persigue lograr la reducción a escala local de las emisiones de gases de efecto invernadero a partir de la adopción de la energía solar fotovoltaica como tecnología más apropiada para la electrificación de este asentamiento rural y el fortalecimiento de la participación y concienciación comunitaria a partir de la capacitación de los actores locales en temas relacionados con la protección del medio ambiente, el cambio climático, así como el uso eficiente y ahorro de energía.

Entre sus resultados e impactos esperados se destacan la eliminación del consumo de 28000 litros de combustible anualmente, la eliminación de las emisiones de 80 TM anuales de dióxido de carbono y otros gases de combustión, así como de residuales de hidrocarburos vertidos en el suelo y la contaminación sónica. Se creará un vivero para la reforestación del área y se construirán fogones eficientes.

Serán beneficiarios directos del proyecto toda la población residente en este asentamiento, en total serán 20 viviendas, en las cuales habitan 50 personas de ellas 18 hombres, 23 mujeres y 9 niños. La duración total del proyecto será de 1 año.

Justificación ante las Naciones Unidas del PROYECTO de Electrificación solar fotovoltaica del asentamiento rural San Narciso en el ecosistema montañoso de Guamuhaya

CUB/05/009 (Programa para el Desarrollo: Pequeñas Donaciones)

-oOo-

Ofrezco estas informaciones con el deseo de mantener vivo el recuerdo de mi hermano José-Amós, cuyo amor por el pueblo cubano le llevó a servir personalmente la causa de su gente trabajadora, en un proyecto de cooperación hispano-cubano, durante cuyo desarrollo encontró la muerte, en el momento más luminoso de su vida.

-oOo-

Premio ambiental a comunidad que se alumbra con energía solar

POR ALBERTO D. PEREZ

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente 2006, el caserío de montaña San Narciso —que se alumbra, estudia, trabaja y divierte exclusivamente con electricidad fotovoltaica— ha sido galardonado con el premio “Comunidad Responsable por el Medio Ambiente” que otorga en la sureña provincia de Cienfuegos la delegación territorial del Ministerio cubano de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA).

Cada una de las 21 viviendas de esta comunidad cafetalera de montaña disfruta de un sistema de energía alimentado por el Sol, instalado mediante un proyecto que financió el Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (SGP/GEF), institución internacional cuyo portafolio de proyectos de asistencia a Cuba es administrado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Las viviendas fueron dotadas de dos paneles solares, baterías y cinco luminarias financiadas por el SGP/GEF y un televisor y radiograbadora adquiridos por la Organización No Gubernamental CUBASOLAR.

Como precedente para aquilatar las bondades de este sistema de energía limpia sirvió la electrificación fotovoltaica de la Escuela y de una Sala de Video de San Narciso, financiada por el Gobierno cubano.

Coincidiendo con el otorgamiento de ese galardón, llegó a San Narciso por primera vez el servicio telefónico, un nuevo paso para acercar los adelantos tecnológicos a esa remota aldea de montaña.

El premio otorgado por el CITMA a San Narciso reconoce el aporte comunitario a la eliminación de contaminantes atmosféricos que emite la producción eléctrica a base de combustibles fósiles. Gracias a ese sistema fotovoltaico, el ambiente en San Narciso es uno de los más puros en todo el Caribe.

La comunidad está enclavada en un macizo montañoso, conocido con el nombre indígena de Guamuhaya —Tierra de Agua en idioma aborigen—, donde el cultivo de café es la principal fuente económica. Le siguen la producción agrícola, de frutales y madera en bolos.

El Programa de Pequeñas Donaciones del GEF llegó a San Narciso en abril del 2005 y en diciembre de ese mismo año ya estaba el caserío totalmente electrificado. El proyecto ha promovido también la siembra de árboles frutales y maderables.

La electrificación fotovoltaica en San Narciso es uno de los nueve proyectos que en el Centro y Este de Cuba financia el Fondo para el Medio Ambiente Mundial. Todos ellos están vinculados al ahorro energético, generación de energía limpia, conservación y protección de la biodiversidad y los suelos.

El doctor Fabio Fajardo, coordinador nacional del Programa, informó a Granma Internacional que desde su inicio, en enero de 2005, han sido asignados $250 000 a nueve comunidades de Guantánamo, Granma, Las Tunas y Cienfuegos, con excelentes resultados.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 24 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930