Aeterna Christi Munera

Una magna sinfonía

07.01.19 | 05:40. Archivado en Siglo XX

¡Feliz lunes! Espero que esta semana que ahora comienza, y en la que es probable que retomes tu actividad normal, esté llena de vida y de salud. Quizá pegaría hoy poner algo relacionado con la Epifanía que celebrábamos ayer pero hace tiempo que quiero traerte la composición de hoy y no puedo contenerme más. Salió de las manos de un maestro conocido (si acaso) por una sola obra pero que cuando escuches esta seguro que te entran ganas de más y más de él.

Se trata de Charles Ives (1874-1954), compositor estadounidense nacido en Danbury. Su padre era director de una banda e influyó musicalmente en su hijo de forma capital. Este pronto mostró dotes para la música y con doce años tocaba el órgano y empezó a componer con trece. En 1894 fue a Yale a estudiar música pero su profesor Horatio Parker no lo estimuló demasiado. Ives componía música muy poco convencional por lo que recibió pocos apoyos. A pesar de todo, nunca dejó ese estilo experimentador. Siguió componiendo mientras vendía seguros y sus obras se hicieron populares hasta el punto que incluso Gustav Maher estuvo a punto de estrenar su tercera sinfonía. En sus obras de madurez usa la técnica del collage, de las citas, de la redistribución espacial de los instrumentos, la modulación métrica y la densidad sonora, con amplios bloques de acordes. La dificultad intrínseca que contienen muchas de sus obras ha motivado que no sean demasiado interpretadas pero te garantizo que escuchar la música de Ives es toda una experiencia. Nunca dejó de ser un compositor amateur, que usaba técnicas de componer sin saber bien qué estaba haciendo. Eso hace que aun hoy día haya mucho (muchísimo) de lo que aprender en su música.

La impresionante de hoy es su Sinfonía n.º 2, obra en cinco movimientos compuesta entre 1897 y 1902. Con el tiempo dijo que era una de sus obras más «suaves» ya que no contiene ese campo disonante tan característico suyo. La obra fue el punto culminante en su carrera que le hizo un compositor respetable, es decir, más apegado a la tradición. Una de las características más impresionante de la sinfonía es que cita multitud de composiciones y temas populares que, aunque hoy día le cueste a nuestros oídos, seguro en tiempos de Ives el auditorio era capaz de reconocerlos sin problemas. Siempre que escucho esta obra me impresiona el uso de los trombones por parte de Ives, que entran siempre de una forma que casi pone el vello de punta.

Los movimientos son:

1. Andante moderato
2. Allegro
3. Adagio cantabile
4. Lento (maestoso)
5. Allegro molto vivace

La interpretación es de quienes estrenaron la obra: la Orquesta Filarmónica de Nueva York dirigida por Leonard Bernstein.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 19 de febrero

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Febrero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728