Aeterna Christi Munera

Bach, preludio coral BWV 686

16.12.18 | 07:15. Archivado en Barroco

¡Feliz domingo! Si el domingo pasado te traía una música que podemos calificar de miniatura, hoy te ofrezco una de las de sonoridad plena y típica de Bach, aunque no es ninguno de esos grandes preludios y fugas tan conocidos suyos. Si hay algo que hizo el maestro durante toda su vida fue asombrar a todo el que escuchase su música. Esto le gustaba especialmente hacerlo con sus composiciones para órgano. En el caso de la obra de hoy, seguro que maravilló a muchos, y lo hace con nosotros.

Un día más vamos a pasar un buen rato en compañía de Johann Sebastian Bach (1685-1750), compositor alemán nacido en Eisenach. Alguna vez te he contado que, en tiempos de Bach, en Leipzig, beber café era uno de los placeres de sus habitantes. De hecho, hasta él compuso una cantata llamada «Cantata del café». A partir de 1729 comenzó a dirigir interpretaciones en un pequeño local de la Katherinenstrasse de la localidad. Se trataba del famoso Café Zimmermann, aunque en Leipzig había otro, llamado «Zum Arabischen Coffe Baum», es decir, el café árabe, que se inauguró poco antes de que Bach llegase a Leipzig. Afortunadamente, tradición de tradiciones, el lugar aún se conserva en la ciudad, y además como cafetería. Tras la muerte del genio del barroco siguió sirviendo la bebida y sabemos que Robert Schumann era uno de sus visitantes más asiduos. Se supone (aunque no se tiene certeza absoluta) que Bach sería leal al Zimmermann pero seguro que se daba alguna escapadita (los viernes no, porque era cuando él interpretaba allí) al árabe para disfrutar de su, seguro que maravilloso, café.

Hoy te traigo su preludio coral «Aus tiefer Not schrei ich zu dir», BWV 686. Se trata de una obra de sonoridad poderosa, escrita en forma de motete en el llamado «stile antico». Es una obra a seis partes, es decir, las cuatro en los teclados y luego a dos voces en el pedal. Es una obra impresionante que requiere de una gran técnica para poder ser interpretada. Esas seis voces se arreglan en forma de contrapunto imitativo, con el cantus firmus situado sobre le bajo en valores largos. Es como si escucháramos un motete del siglo anterior pero interpretado al órgano, aunque compuesto (norma de la casa) de forma muy compleja y con una polifonía de lo más intrincado.

La partitura de la composición puedes descargarla aquí.

La interpretación es de Daniel Bruun al órgano.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 21 de enero

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Enero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031