Aeterna Christi Munera

Un instrumento precursor

13.12.18 | 05:49. Archivado en Barroco

¡Feliz jueves! Para este frío mes de diciembre puede ser buena idea dejarse rodear por una música cálida, de esas que te arrastran y te calientan el alma. Creo que es el caso de la de hoy. No sé si el maestro que la compuso ha estado ya por aquí o no antes pero es otro más a añadir a esa lista de músicos a repetir porque su música es de muy alta calidad. Y, como nos ocurre muy a menudo, será uno que seguro no conozcas porque no es de esos grandes nombre de siempre.

Nos visita hoy Christoph Graupner (1683-1760), compositor alemán nacido en Kirchberg. Nació en una familia de sastres pero con ocho años ya se le detectó su talento para la música. Entre 1696 y 1704 estudió en la «Thomasschule» de Leipzig (en la que dio clases Bach) y luego en su universidad, teniendo oportunidad de hacerse amigo de Telemann. Marchó a Hamburgo y se colocó como clavecinista en la ópera, dedicándose él también al género. En 1712 fue nombrado maestro de capilla del landgrave de Hesse-Darmstadt centrándose en el creciente negocio de la ópera. En Darmstadt contó con numerosos discípulos como Johann Friedrich Fasch. Compuso de una forma casi febril porque era uno de los compositores más prolíficos, casi tanto como su amigo Telemann. También destacaba por sus elegantes copias de los maestros contemporáneos, como los de la Escuela de Mannheim. En 1754 tuvo que poner fin a su carrera porque se quedó ciego.

Vamos a escuchar su Obertura en Si Bemol Mayor para chalumeau y orquesta, GWV 484. El sonido del chalumeau te sonará porque es el precursor del clarinete; el chalumeau era un instrumento muy de moda en la época del compositor. Se construía en varios tamaños y aquí se usa uno soprano. En realidad esta obertura es una suite ya que a la obertura el sí Graupner coloca luego una serie de danzas. Vemos la querencia del compositor por los pequeños motivos melódicos, juxtapuestos con verdadera mano maestra. Su carácter único también se aprecia en su obra; de este compositor se decía que «no era esclavo de ningún predecesor sino un genio por sí mismo». Una música de lo más sorprendente.

La partitura de la composición puedes conseguirla aquí.

La interpretación es de Gili Rinot (chalumeau) y la Accademia Daniel dirigida por Shalev Ad-El.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 21 de enero

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Enero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031