Aeterna Christi Munera

Esencia española

13.11.18 | 05:55. Archivado en Barroco

¡Feliz martes! Pasará con otros países, evidentemente, pero captar musicalmente la esencia española creo que es bastante difícil. Pero de vez en cuando hay maestro que han sabido hacerlo casi como si fuera uno de nosotros. Es que en realidad, el maestro de hoy casi llegó a ser tan español como nosotros. Vivió mucho tiempo aquí y murió en España. En su legado musical podemos disfrutar de una música en la que vemos cómo los españoles cantan y bailan de una forma que solo podemos calificar de magistral.

Lo mismo has adivinado que me estoy refiriendo a Domenico Scarlatti (1685-1757), compositor italiano nacido el Nápoles pero que vivió mucho tiempo en España, muriendo en Madrid. Su padre, Alessandro, le guio en sus inicios musicales y el hijo compuso igualmente óperas, cantatas, etc., pero hoy es conocido por sus 555 sonatas para clave, que escribió más o menos entre 1719 y 1757. Precisamente su padre le buscó su primer empleo como organista de la corte napolitana y luego viajó a Venecia donde conoció a Handel. Hizo amistad con el embajador portugués, el marqués de Fontes y hizo que Scarlatti fuese nombrado maestro de la capilla real del rey Juan V de Portugal y profesor de la familia real, sobre todo de la princesa María Bárbara. Cuando se casó con Fernando VI se marchó a Madrid y ahí fue Scarlatti. Ya había publicado por entonces algunas de las sonatas (como «Essercizi») pero poro a poco escribió más. Scarlatti compuso óperas que fueron un éxito dentro de la vida cultural madrileña por lo que casi se instaló en la capital como uno más. Murió en la calle Leganitos y eran tan querido que los madrileños le llamaban don Domingo Escarlata. Todo un hijo adoptivo que supo captar como nadie los ritmos y las melodías de nuestro país.

Esto se pone de manifiesto en la Sonata en Do Mayor, K. 159. La obra (marcada como «Vivacissimo») está llena de toda la jovialidad y alegría del joven Scarlatti, algo que no abandonó nunca sino que estuvo presente en casi todas las sonatas. Esta en realidad no es de su etapa española sino que fue publicada en Venecia en 1752 pero, ¿quién no diría que no escucha el vivo sonido de las calles madrileñas de la época aquí? Se abre con un tema lleno de optimismo escrito en forma descendente. Poco a poco la música va emergiendo de forma que los teclados alcanzan un ritmo endiablado, lleno de danza por todos los sitios. La estructura es la habitual: bipartita con repetición de cada parte y en general bastante breve. Una obra que deleita nuestros sentidos pero que es todo un reto para el intérprete tocarla con el ritmo necesario para contagiarnos.

La partitura de la obra puedes conseguirla aquí.

La interpretación es de Luc Beauséjour al clave.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 10 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31