Aeterna Christi Munera

Alabad al Señor

17.10.18 | 05:44. Archivado en Renacimiento

¡Feliz miércoles! A mitad de semanas como estamos quiero traerte música de nuestro país. Y una vez más recurro a un maestro que traigo de vez en cuando ya que su música me entusiasma y espero que ese entusiasmo también te llegue a ti. No digo nada cuando escribo que es uno de los grandes maestros de nuestro Renacimiento y del europeo y por ello su música nunca se nos acaba. Al contrario: parece que cada escucha atenta a sus composiciones abre nuevas puertas. Comprobémoslo.

Hoy te hablo de Cristóbal de Morales (1500-1553), compositor español nacido en Sevilla. Los documentos muestran que la ciudad de Sevilla es su lugar de nacimiento pero a él mismo le gustaba añadir el adjetivo «hyspalensis». Precisamente en un libro de dieciséis misas publicado en 1544 su nombre aparece como «Christophorus Morales Hyspalensis». Sabemos también que tenía una hermana que su padre murió más o menos cuando esta se casó en 1530. Se formó, musicalmente hablando, en la catedral de Sevilla con Francisco de Peñalosa, quien era maestro de coros allí entre 1507 y 1514. La técnica de composición de Peñalosa es aprecia en la de Morales. En 1535 se unió a la capilla papal de Roma e incluso llegó a tener un beneficio en la villa de Gibraltar y en otros varios lugares de España. Parece ser que fue profesor de Francisco Guerrero ya que este así lo dejó escrito. Morales empezó así un periplo en diversas catedrales hasta terminar como maestro de capilla del duque de Arcos en la localidad sevillana de Marchena. Intentó volver a Toledo, donde había trabajado anteriormente, pero no pudo a pesar de que era uno de los compositores más afamados del continente.

El increíble Morales nos trae hoy su increíble motete Jubilate Deo omnis terra. Está compuesto para seis voces y fue compuesto y publicado en 1538 para ser cantado para conmemorar la Tregua de Niza. El inicio de la obra tiene claros motivos marciales y un fuerte sentido estético. Las voces evolucionan con un movimiento muy marcado que sirven para delimitar los elementos principales de la fe católica. La fuerza de la obra es totalmente arrolladora y a la vez está compuesta con tal sutileza que solo puede asombrar. No estamos en presencia de una obra que muestre todas las características de Morales pero aún así es todo un monumento, lleno de hondura. Se unen aquí la música (o la Música, con mayúsculas) y la Historia, de la mano de uno de los sabios de la polifonía, solo igualado por Victoria, Lassus o Palestrina.

La partitura de la composición puedes descargarla aquí.

La interpretación es de Hespèrion XXI dirigido por Jordi Savall.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 13 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930