Aeterna Christi Munera

El ministril nos canta

16.10.18 | 05:47. Archivado en Romanticismo

¡Feliz martes! Un ministril es una persona que, sobre todo en la antigüedad, tocaba instrumentos de viento o de cuerda. Hoy viene a hacerlo para nosotros un ministril, pero no lo hará con su voz, ni siquiera con un instrumento de viento. Es posible que la obra que te traigo hoy sea una de las más conocidas del compositor que nos acompaña, que te he traído por aquí en alguna que otra ocasión. Vamos a disfrutar de una música muy emocionante, perfecta para este martes.

Nos visita hoy Alexander Glazunov (1865-1936), compositor ruso nacido en San Petersburgo. Tras Tchaikovsky, es el compositor más destacado de su generación. Ha sido descrito como un clásico romántico y destaca por su uso del contrapunto, comparado incluso con Brahms. La crítica se cebó con él debido a que siempre se mantuvo apegado al estilo tradicional. Su obra, a pesar de todo, es mucho más amplia de lo que estas reducciones pueden ofrecer. Sus estudios con Rimsky-Korsakov le imprimieron un carácter que le marcó para toda la vida, y desde joven ya era un reputado compositor. En Weimar llegó a conocer a Liszt, quien también tuvo influencia en su música. En 1899 entró a trabajar en el conservatorio de San Petersburgo pero pronto dimitió debido a los tiempos turbulentos. Se exilió en París y allí comenzó a componer para el saxofón, un instrumento que fascinó al compositor. Compuso una gran cantidad de conciertos para varios instrumentos en los que demuestra un gran conocimiento de los mismos y sus capacidades técnicas. A pesar de que Glazunov ha sido calificado como poco ruso, es un compositor que no puede faltar en nuestras escuchas y disfrute.

Hoy te traigo su famoso Chant du Ménestrel, op. 71, obra para chelo y orquesta; fue compuesta en 1900 y el propio Glazunov se encargó de popularizar. Está embutida en un gran ambiente emotivo y expresivo, con la imagen del ministril (o trobador) tan llena de romanticismo. La melodía primera es quejosa y elegíaca, con el chelo cantando de una forma que nos desgarra. El compositor usa el acompañamiento orquestal de forma que arrope al solista. Su expresividad y su orquestación son ricas, con bellos solos de las maderas, sin estridencias ni momentos huecos. Todo el optimismo de la orquesta se ensombrece con la aparición del tema inicial, que termina de nuevo en el chelo y termina con un acorde en tono menor, dejándonos una profunda y bella sensación de melancolía.

La interpretación es de Mstislav Rostropovich (chelo) y la Orquesta Sinfónica de Boston dirigida por Seiji Ozawa.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 21 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930