Aeterna Christi Munera

Candelabro de siete brazos

21.09.18 | 05:43. Archivado en Siglo XX

¡Feliz viernes! Termina esta semana laboral y este mes de septiembre va avanzando poco a poco. Si lo hace con música, mucho mejor, ¿verdad? Para el día de hoy he decidido ofrecerte una bella música, llena de encanto y de una religiosidad muy especial a pesar de que no es vocal. No pasa nada cuando el compositor tiene muy claro lo que quiere componer y tiene la suficiente habilidad y arte para llevarlo a cabo. Creo que nuestro maestro de hoy lo consigue con creces.

Hoy, nuestro visitante es Darius Milhaud (1892-1974), compositor francés nacido en Marsella. Es uno de los compositores más prolíficos del siglo XX. Nació en una familia judía y aprendió violín desde su juventud. Estudió en el conservatorio de París con Widor, d'Indy y Gedalge y pronto se centró en el piano. Durante la Primera Guerra Mundial trabajó en la delegación francesa de Río de Janeiro y allí se asoció con Paul Claudel, que era ministro. Ya en París entró a formar parte del grupo de Los Seis, guiado por Jean Cocteau. En Estados Unidos se dedicó a dar clases pero también a componer de forma prolífica e intensa. Su salud le hizo retirarse a Suiza. En su producción, amplísima y variada, destaca la música politonal, es decir, que usa distintos centros tonales, aunque también mostró una gran habilidad con otras técnicas del siglo XX. Con contrapunto era especialmente claro y estaba bien construido. Llegó a componer dos cuartetos de cuerdas que podía superponerse e interpretarse simultáneamente con un octeto.

Te propongo disfrutar de su suite El candelabro de siete brazos, op. 315., obra para piano. La compuso en París y sus partes llevan como título el nombre de diversas fiestas judías: Rosh Hashanah, Yom Kippur, Sukkot, Hanukkah, Purim, Passover y Shavuot. Tras terminarla la envió a Estados Unidos para ser presentada al embajador israelí. Milhaud la escribió en el espacio de una semana en 1951. La composición está llena de religiosidad aun siendo una obra plenamente instrumental pero que no carece de una sentida inspiración. Debió suponer una gran emoción para el compositor cuando se estrenó esta obra en 1952 durante su primer viaje a Israel.

La interpretación es de Mattia Peli al piano.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 15 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31