Aeterna Christi Munera

Unamos nuestra alegría

14.09.18 | 05:49. Archivado en Renacimiento

¡Feliz viernes! Para ir terminando esta semana labora te propongo disfrutar de una obra polifónica impresionante y que no es demasiado conocida. Creo que el compositor de ella tampoco lo es. Entre tanto polifonista y tan bueno es posible que se nos pasen nombres que incluso no dejan de ser grandes. Si asiduamente visitas este blog, sabrás que me gusta traer tanto a los grandes compositores conocidísimos como a otros no tanto. Ahí está la variedad y la sorpresa de la música.

Hoy nos acompaña John Sheppard (c. 1515-1558), compositor británico del que no se conoce su lugar de nacimiento. Aunque hoy no es conocido como se debiera, probablemente era el compositor inglés más importante de su tiempo. Por ejemplo, el también compositor Thomas Morley le alabó cuarenta años después de su muerte. Sheppard mismo dijo que en 1534 ya estaba componiendo durante el reinado del rey Eduardo. En 1543 estaba trabajando como profesor de los niños de coro del Magdalen College de Oxford. En 1553 se unión a la capilla real en un puesto que mantuvo hasta su muerte. Un año más tarde intentó conseguir un doctorado en Oxford pero parece que nunca lo consiguió. Su música era tan conocida que presentó directamente a la reina María su música, en cuyos funerales se vio envuelto con su música. También se encargó de la de la coronación de Isabel I, y el compositor murió casi un mes después de este acontecimiento. Era tan afamado que se atrevió a solicitar una tumba en la Abadía de Westminster.

El maestro Sheppard nos trae hoy su himno Sacris solemniis, que podría traducirse por «Sumando nuestro gozo al de esta fiesta». Se trata de un himno de laudes para las vísperas del Corpus Christi. Se trata de una obra soberbia en la que las voces sobreagudas («treble» y «mean») se desdoblan hasta hacer que el coro cuente con ocho voces en total. El maestro muestra su arte componiendo cuando disfraza el canto llano y lo despliega entre las voces superiores y las inferiores creando así un efecto antifonal. Se trata de una composición en este estilo típico de la música de la época tudor: con una polifonía luminosa, con interesantes disonancias y en la que las voces agudas tienen un especial protagonismo. Una obra maravillosa.

La interpretación es de The Byrd Ensemble dirigido por Markdavin Obenza.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 22 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031