Aeterna Christi Munera

Dios Santo

21.08.18 | 05:53. Archivado en Renacimiento

¡Feliz martes! La composición de hoy es impresionante, propia de la Semana Santa quizá, pero que puede disfrutarse obviamente en cualquier momento. Una de las grandezas de la música es que casi toda ella es atemporal en el sentido de que puede disfrutarse en cualquier circunstancia. Porque, ¿qué nos impide escuchar, por ejemplo, las pasiones de Bach fuera del Viernes Santo aunque fuesen compuesta para ese día? Lo importante es el mundo que la música crea en nuestro más profundo interior.

Hoy nos visita Thomas Tallis (c. 1505-1585), maestro británico nacido probablemente en Kent. Fue caballero de la Capilla Real y participó de forma plena en periodo de cambio de la liturgia inglesa. Primero trabajó en Dover como organista, luego pasó a Londres pero su puesto se perdió cuando Enrique VIII disolvió los monasterios. Tras su paso por Canterbury se unió a la Capilla Real y compuso para ella el resto de sus días, sirviendo para Enrique VIII, Eduardo VI, María Tudor e Isabel I. Se le recompensó otorgándosele el monopolio de la impresión de música junto con su discípulo William Byrd. En su producción prevalece el estilo inglés con las voces sobreagudas dominando el conjunto vocal, sobre todo en sus primeros motetes. A pesar de los convulsos cambios que le tocó vivir nunca dejó de ser respetado. Tanto sus obras en inglés como aquellas compuestas en latín gozan de una calidad más que alta de forma que hacen de Thomas Tallis uno de los compositores más destacados de su tiempo. Sorprendentemente, se conserva muy poco de su música instrumental, a pesar de que durante casi cincuenta años una de sus actividades principales fue tocar el órgano.

De este inmenso maestro te traigo su antífona Sancte Deus, a cuatro voces, compuesta durante el reinado de Enrique VIII. Tallis dota a la composición de unas características poco habituales ya que por momentos el bajo canta sobre la voz de tenor y el contratenor casi va tan agudo que el triplex. Se sugiere como fecha de composición las décadas de 1530 o 1540, momento en que la devoción a la Virgen fue casi prohibida y se hizo la Jesús, a quien la obra está dirigida. La obra la divide Tallis en varias secciones pero no conforman una gran longitud. Hace cierto uso de la fermata y concluye esta gloriosa composición con un amén final que nos recuerda a esos espectaculares finales con que solía dotar sus grandes antífonas.

La partitura de la obra puedes conseguirla aquí.

La interpretación es del Coro del New College de Oxford.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 18 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930