Aeterna Christi Munera

Madre, pide a tu hijo

18.08.18 | 05:47. Archivado en Siglo XX

¡Feliz sábado! Espero que si puedes disfrutar del fin de semana lo hagas a tope y descanses. Si estás de vacaciones espero que estés aprovechando para disfrutar. ¡Qué bella súplica esta! Le pedimos a la Virgen que pida a su hijo por nosotros ya que seguro que está más cerca de él y le hará más caso por ser su madre. Ese es uno de los grandes papeles de la Virgen: el de mediadora entre Jesús y nosotros. Hoy nos agarramos a eso y le pedimos que le diga a su hijo que nos echa una mano, que nunca viene mal.

Y musicalmente se encargará de ello Arnold Bax (1883-1953), compositor británico nacido en Londres. Sus comienzos no fueron fáciles ya que no sabía bien hacia dónde dirigirse, algo habitual tras la Primera Guerra Mundial. Su romanticismo se vio enriquecido con la música misteriosa de Debussy y Ravel, lo que más le dirigió hacia el posromanticismo. Estudió en la Royal Academy y a la vez se interesó por la poesía de Yeats así como por la cultura celta. Ese exotismo y esa fantasía las fue reflejando en sus primeras obras, llenas de exuberancia y cromatismo. Sus paisajes eran impresionistas y estaban llenos de misterio. No logró ser muy reconocido debido a que dos grandes contemporáneos suyos, Elgar y Vaughan Williams, lo ensombrecían todo, de forma que sus obras eran poco interpretadas hasta que Adrian Boult lo descubrió y comenzó a llevarlo a los conciertos con su orquesta de la BBC. A pesar de todo, algún crítico, en la década de 1960 lo tachaba de «miope y estúpido». En 1932 conoció a Sibelius y se hicieron muy amigos, aunque no influyó demasiado en su música. Terminó muriendo en su adorada Irlanda mientras estaba de vacaciones allí, en Cork.

Una de sus obras más famosas es para coro, y se titula Mater ora filium, compuesta para doble coro. No abundan en su producción las composiciones para coro pero aun así las hay muy buenas, como esta. Está dedicada a Charles Kennedy Scott, quien la estrenó. La obra está basada en un antiguo villancico procedente de un manuscrito del Balliol College de Oxford y es todo un tour de force para los cantantes. El versículo que da título a la obra se canta al principio a modo de coral y poco a poco va retornando a modo de estribillo. Bax adorna la melodía de forma que cada línea va haciéndose más compleja hasta llegar a los aleluyas a ocho voces que aparecen casi al final. Un radiante amén conclusivo, también a este número de voces, que se despliega hasta tres octavas y media pone un luminoso fin a la obra.

La partitura de la composición puedes conseguirla aquí.

La interpretación es del Emerald Ensemble.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Carlos 23.08.18 | 13:38

    Mater Ora Filium
    Mater ora filum
    Ut post hoc exilium
    Nobis donet gaudium
    Beatorum Omnium
    Amen
    [Translation:
    Mother pray thy son
    that, after his exile,
    he may grant us the joy
    of all the blessed ones.
    Amen.]
    Fair Maiden, Who is this bairn
    That thou barest in thine arm?
    Sir, it is a kinges son
    That in Heaven above doth wone.
    Mater ora filium…
    Man to father He had none
    But himself God alone
    Of a maiden He would be born
    To save mankind that was forlorn.
    Mater ora filium…
    The kings brought him presents
    Gold, myrrh, and frankincense
    To my son full of might. Alleluia.
    King of kings and Lord of Right.
    Mater ora filium…
    Fair Maiden, Pray for us
    Unto thy Son, Sweet Jesus
    That He may send us of His grace.
    In heav’n on high to have a place.
    Mater ora filium…
    Carol (from a Manuscript at Balliol College, Oxford...

Jueves, 20 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930