Aeterna Christi Munera

Una música hipnótica

13.08.18 | 05:51. Archivado en Barroco

¡Feliz lunes! Para comenzar esta semana de mediados de agosto, de esas que quedan algo diluidas entre tanto exceso de vacaciones o tanto agobio por tener que trabajar en verano, he decidido ofrecerte una música que te dejará como hipnotizado, por su belleza, y la primera consecuencia de ello es que volverás a escucharla otra vez, y quizá otra vez,... Eso me pasa a mí porque es tan bella, tan sosegada y a la vez tan sumamente elaborada que parece que casi lo tiene todo para ser la obra perfecta.

Su compositor es Johann Heinrich Schmelzer (c. 1620-23-1680), compositor austríaco nacido en Scheibbs. Disfrutó del favor del emperador Leopoldo II y fue nombrado director de la música para el mismo cuando en 1658 tuvo lugar su coronación en Frankfurt. El mismo emperador era compositor y a menudo preguntaba a Schmelzer diversas cuestiones y confiaba en él a la hora de interpretar su música. Como resultado de ello daba al compositor muchos regalos en forma de dinero y cadenas de oro. La música que compuso de forma más destacadamente fue la instrumental. Escribió casi en todos los géneros dramáticos y también compuso música de ballet y otros géneros, permitidos por la actividad musical de la corte. Todo lo fue unificando poco a poco en forma de suites de danzas para diversos conjuntos instrumentales. Una de sus colecciones más importantes son sus seis sonatas para violín, con un tratamiento muy virtuoso para este instrumento. En 1671 fue nombrado maestro de capilla de la corte imperial y solicitó al emperador ser considerado dentro de la nobleza, algo que le concedió. A partir de ese momento, su nombre pasó a ser Johann Heinrich Schmelzer von Ehrenruef, algo que heredaron sus hijos.

Hoy vamos a disfrutar de verdad con esta Ciaccona en La Mayor. Es una composición en forma de variaciones pero que, al contrario que otras que son de ritmo vivo, están desarrolladas de forma tranquila y sosegada, meditativa, sin perder esa capacidad de hipnotizarnos que tiene esta danza, con ese bajo tan característico. La obra está compuesta solo para violín y bajo continuo. Me parece algo distinto a lo habitual precisamente por eso. Parece más algún lamento para violín, muy al estilo del que cantan los irlandeses. En fin, una obra para ser disfrutada más escuchándola que hablando yo de ella mis torpes palabras.

La interpretación es de Hélène Schmitt (violín), Jan Krigovsky (violone), Stephan Rath (tiorba) y Jorg-Andreas Bötticher (clave).


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Barón dandy 18.08.18 | 14:02

    Qué auténtica maravilla. No conocía esta bellísima obra, cuánta paz produce. Aprendo y disfruto mucho con este blog. Feliz verano.

Viernes, 14 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31