Aeterna Christi Munera

Dos monumentos nacionales

11.07.18 | 07:14. Archivado en Siglo XX

¡Feliz miércoles! Si sigues este muy humilde blog sabrás que por aquí no se habla de arquitectura ni de arte, no. Por tanto, no te voy a hablar de ningún tipo de lugar, cuadro, escultura o similares de las que pueblan nuestro país y de las que tenemos que sentirnos orgullosos. Sí vamos a estar un rato en compañía de un compositor nuestro, del cual también tenemos que sentirnos orgullosos. Su nombre te vendrá a la mente cuando te diga que es uno de los más importantes representantes de nuestra música del pasado siglo XX.

Se trata de Joaquín Rodrigo (1901-1999), compositor español nacido en la localidad valenciana de Sagunto. Es uno de los compositores españoles más laureados, famoso, famosísimo, por su «Concierto de Aranjuez». Debido a la difteria se quedó ciego con tres años pero eso no le impidió dedicarse a la música, que estudió con Antich en Valencia y con Dukas en París. Allí trabó amistad con Manuel de Falla. Durante la Guerra Civil tuvo que exiliarse a Francia y Alemania casi en la indigencia. En este último país dio clase a los ciegos. Cuando acabó el triste conflicto español pudo volver a nuestro país. Componía en braille y luego cuidadosamente iba dictando la música a un copista. Su éxito vino en 1940 cuando compuso su «Concierto de Aranjuez», que pronto se hizo famoso en todo el mundo, sobre todo su segundo movimiento. En 1991 fue nombrado marqués de los jardines de Aranjuez y allí donde estuvo llevó a España no solo en el corazón sino en la nómina del arte de mayor calidad. El gobierno de Francia también lo nombró caballero de la legión de honor. En fin, ¿qué se puede decir de Rodrigo que no sea palabras que seguro no están a la altura de su inmenso arte?

La siempre disfrutable música de Rodrigo viene representada hoy por su Concierto madrigal para dos guitarras y orquesta. Fue comenzado a componer en 1966 y casi parece más una suite que un concierto ya que está dividido en diez pequeños movimientos, muchos de ellos basados en el madrigal renacentista «Felices ojos míos». El carácter modal de esta obra dota a la composición de Rodrigo de un carácter antiguo (que no anticuado), lleno de un sentir popular que la recorre de principio a fin. Solo con la lista de los diez movimientos te puedes hacer una idea del carácter de la obra y de cómo, una vez más, Rodrigo se apropia y embellece las más preciosas melodías de nuestro pasado musical. Esos movimientos son: Fanfare, Madrigal, Entrada, Pastorcico, tú que vienes, Pastorcico, tú que vas; Girardilla, Pastoral, Fandango, Arietta, Zapateado y Caccia a la española. ¡Pura luz musical!

La interpretación es de Alfonso Moreno y Deborah Mariotti (guitarras) con la Orquesta Sinfónica de Londres dirigida por Enrique Bátiz.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 15 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031