Aeterna Christi Munera

Percusión gloriosa

09.07.18 | 06:15. Archivado en Contemporánea

¡Feliz lunes! Espero que hayas pasado buen fin de semana y te dispongas a aprovechar la que hoy empezamos. Si estás de vacaciones, espero que las sigas disfrutando. ¡Aprovéchalas! Vamos a inaugurar la semana con una obra que es impresionante pero que así a primera escucha puede resultar algo durilla. El sonido de la percusión siempre ha atraído a los compositores y en de la música contemporánea se le saca muchísimo partido a la sonoridad que este tipo de instrumentos tiene. Es lo que hace la compositora de hoy.

Varias veces nos ha acompañado Sofia Gubaidulina (1931), compositora tártara nacida en Chistopol. Tras recibir las primeras enseñanzas de piano y composición en el conservatorio de Kazán, estudió esta última disciplina en el de Moscú con Nikolai Peiko y luego se graduó con Vissarion Shebalin. Hasta 1992 vivió en Moscú pero luego trasladó su residencia a las afueras de Hamburgo. Su carrera como compositora está decisivamente influida por su relación con su tercer marido, el musicólogo Pyotr Meshchaninov. Este enseñaba que la octava debía dividirse no en doce notas sino en 72 y para él la música evolucionaba por eras. La compositora confiesa que la tristeza está en el corazón mismo de su obra, esa tristeza rusa que está tan llena de dolor. Esa tristeza la puso en contacto con T. S. Eliot. «Su pensamiento sobre el tiempo (ese pasado, presente y futuro que se contiene uno al otro) golpeó mucho mi pensamiento místico sobre la eternidad». Y sigue dando más motivos de su tristeza: «Toda mi obra es solo un intento. Sé que cuando escribo nunca alcanzaré miss esperanzas en ello, y por eso es triste». Sabias pero a la vez terribles palabras.

De esta importantísima mujer en el panorama actual te ofrezco su concierto Glorious Percussion, obra de 2008. Gubaidulina siempre ha mostrado un gran interés por la percusión, tanto tradicional como exóticas y este concierto le permitió poner en práctica todas sus inquietudes. La percusión aparece en dos facetas: dando color a la trama orquestal pero también en violenta oposición a ella. El tratamiento suele ser delicado y tímbricamente claro, alejándose un poco del virtuosismo. Así es como atrae al auditorio: captando su atención por medio de lo suave y de formas serenas, ofreciéndole unos sonidos exquisitos. Todo un viaje tímbrico.

La interpretación es de la Orquesta Filarmónica de Berlín dirigida por Gustavo Dudamel.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 21 de agosto

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Agosto 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031