Aeterna Christi Munera

Hoy nos cantan los soldados

25.06.18 | 05:55. Archivado en Romanticismo

¡Feliz lunes! Otra semana que empieza y que será la última de junio y dará comienzo al mes de julio. Espero que la aproveches y tengas buenos momentos en ella. Ojalá la música que te traigo hoy lo sea. Seguro que la vas a disfrutar porque además es muy conocida. Es posible que alguna vez la hayas tarareado sin saber siquiera a qué obra mayor pertenece. Hoy, por tanto, vamos a quedarnos unos minutitos en compañía de una obra importante y de un compositor no menos destacado.

Se trata de Charles Gounod (1818-1893), compositor francés nacido en París. Es posible que lo que más te suene de Gounod sea el arreglo de una obra de Bach convertida en ave maría, pero sus obras más famosas son sus dos óperas «Fausto» y «Romeo y Julieta». Compuso para casi todos los géneros musicales más importantes, excepto para el de concierto, y su éxito fue variado. El medio en el que se sentía más cómodo es el de la voz, en música tanto sacra como profana. Su estilo era conservador y siempre estaba atento a la melodía. Gounod recibe claras influencias de Bizet, Saint-Saëns y Massenet y no puede decirse que crease ningún movimiento. Sin embargo, su fina melodía hacen de él un compositor muy apreciado. Sus orquestaciones son verdaderas obras maestras y se han convertido en obras muy interpretadas. Era tan apreciado que, cuando murió, sus funerales fueron multitudinarios. Saint-Saëns tocó el órgano y Fauré dirigió a la orquesta y el coro.

Como te he comentado, su obra más famosa es la ópera «Fausto». Fue estrenada en 1859 y su libreto tiene vagas referencias a la obra de Goethe. La obra no fue inicialmente bien recibida e incluso fue rechazada por la ópera de París porque no daba juego en las escena. En el acto cuarto, Valentín, un soldado, regresa de la guerra con su compañía y comprueba cómo su hermana Margarita ha dado a luz un hijo de Fausto que mata a Valentín. Cuando la compañía vuelve, lo hace con los tonos marciales que hoy vamos a escuchar. Primero, Deposons les armes y luego el famoso coro Gloire immortelle de nos aïeux. La melodía, marcial y llena de fuerza, es una de las obras más conocidas de Gounod.

La partitura de la obra puedes conseguirla aquí (página 39).

La interpretación es del Coro del Teatro Nacional de la Ópera de París y la Orquesta de París dirigidos por Georges Pêtre.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 15 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930